Rodax, ¿el “negocio” de Gil con el Espanyol?

noviembre 24, 2014 Deja un comentario

imageLa parroquia rojiblanca anda aún algo revuelta después de que Paulo Futre, primero en el diario ‘Record’ y después en ‘Marca’, afirmara que Jesús Gil, presidente del Atlético de Madrid mientras jugó el luso en el Vicente Calderón, le pidió que transmitiera a sus compañeros rojiblancos que se dejaran ganar en el último partido de la Liga 90/91 contra el Espanyol, en el que éstos se jugaban la permanencia y el Atleti nada, debido a que tenía un “negocio” con los catalanes. ¿Sería la venta de Gerhard Rodax a los periquitos el “negocio” que no quería Gil que se le viniera abajo por el descenso de los catalanes?

El Espanyol – Atlético de la discordia, que acabó con victoria por 3-1 y consecuente permanencia de los locales, se disputó el nueve de junio de 1991. Sin embargo, Jesús Gil estuvo la semana del partido, concretamente el día cinco, en Barcelona. La razón oficial de la visita fue la entrevista que le hizo aquel día TV3 al máximo mandatario rojiblanco debido a a que había sido elegido recientemente como presidente de Marbella, Málaga.

Gil, que eso de esconderse de las cámaras no iba con él, durante su estancia en la Ciudad Condal se dejó ver con José Luis Núñez, presidente del Barcelona por aquel entonces, y reconoció a la prensa deportiva catalana que el fichaje de Rodax por el Espanyol podría estar cerca: “El Espanyol es uno de los cuatro clubes interesados en Rodax”. Aunque, según desveló Mundo Deportivo, los periquitos, si bien reconocían que estaban interesados en el futbolista, dejaron claro que sólo habían estudiado la contratación del austriaco debido a que el Atlético les había “ofrecido” al jugador.

Pese a que el Espanyol se quedó en Primera, Rodax no fichó por el conjunto blanquiazul aquel verano. Es más, después de aquel verano el futbolista regresó a Austria y si estuvo cerca de fichar por un club español ése fue el Real Oviedo. Lo que sí es cierto es que la previa del Espanyol – Atlético estuvo rodeada de mucha polémica porque se especuló en la prensa que los rojiblancos no iban a jugar con sus mejores futbolistas, algo que irritó mucho a equipos como el Zaragoza o el Mallorca, que también se jugaban la permanencia en la última jornada.

Es más, Jesús Gil habló del tema en su ya comentada visita a Barcelona entre semana: “Me llaman desde Mallorca y Zaragoza y me dicen que el Atlético va a decidir quiénes promocionan. Lo que tenían que haber hecho estos presidentes es hablar claro, como lo hago yo, para marcar unas pautas de comportamiento y no quejarse después”.

“Yo ya he empezado a ver correr los maletines con primas a terceros, como les pueden llegar a los jugadores del Atlético. Nunca entraría en este juego. Deben entender que Ivic tiene todo un problema para el domingo. Si juega con suplentes corre el riesgo de dar una mala imagen o quizá lo contrario, porque estos quieren demostrar que se puede contar con ellos. Sin ir más lejos, ayer Orejuela hizo el partido de su vida. Es uno de los mejores de la plantilla y apenas se ha contado con él. Y si juegan los titulares, como se van a reservar para la Copa, igual lo hacen peor”, añadió. Saquen ustedes sus propias conclusiones.

41 años del gol de la vergüenza

noviembre 17, 2014 Deja un comentario

imageEl año 1973 fue uno de los más negros en la historia de Chile debido al golpe de Estado que dio Augusto Pinochet y que acabó con el gobierno de Salvador Allende, que se quitó la vida al ver lo que se proponían Pinochet y sus secuaces. Aquel año en lo deportivo estuvo protagonizado por el gol de la vergüenza que marcó Chile para clasificarse para el Mundial de 1974.

El destino, tan caprichoso siempre, quiso que la selección chilena se viera las caras en una eliminatoria con la URSS semanas después del golpe de Estado para poder clasificarse para la Copa del Mundo de 1974. Tras pensárselo mucho, Chile decidió que iba a jugar la eliminatoria, ya que pensaban que el fútbol podría servir como arma para tratar de acallar las fuertes críticas que estaba recibiendo el país sudamericano por los atroces hechos que estaban protagonizando Pinchochet y cia.

De esa manera la selección chilena se plantó en la Unión Soviética y logró el 26 de septiembre de ese mismo año sacar un valioso empate a cero contra el país comunista. Unas tablas que, tal y como reconoció el periodista Hugo Gasc, el único reportero chileno que cubrió aquel partido, llegaron gracias a que Chile había convencido al árbitro del encuentro para que les echara una mano: “Por suerte el árbitro era un anticomunista rabioso. Junto a Francisco Fluxá, el presidente de la delegación, lo habíamos convencido de que no nos podía dejar perder en Moscú, y la verdad es que su arbitraje nos ayudó bastante”.

El partido de vuelta se debía de jugar el 21 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, lugar que el régimen de Pinochet había convertido en una especia de cárcel gigante. Eso no había pasado desapercibido para la URSS, que pidió a la FIFA jugar la vuelta en terreno neutral. El máximo organismo decidió entonces hacer una visita al estadio chileno antes de dar una opinión sobre el tema. De esta manera, el 24 de octubre Abilio D’Almeida, vicepresidente de la FIFA, y Helmuth Kaeser, secretario general de la organización futbolística, inspeccionaron el Estadio Nacional.

Pese a que en las entrañas del campo se encontraban escondidos hasta 7000 prisioneros, la FIFA, demostrando una vez más la mafia que es, dio el ok para que se jugara el partido al no ver justificadas las peticiones de la URSS. Es más, D’Almeida intentó tranquilizar al ejército chileno por las críticas que estaba recibiendo por parte de toda la prensa internacional. La FIFA, una vez más, de traca.

Tras conocer la noticia, la URSS emitió un comunicado en el que señalaba que no se iba a presentar a disputar el partido: “Por consideraciones morales los deportistas soviéticos no pueden en este momento jugar en el estadio de Santiago, salpicado con la sangre de los patriotas chilenos (…) La Unión Soviética hace una resuelta protesta y declara que en las actuales condiciones, cuando la FIFA, obrando contra los dictados del sentido común, permite que los reaccionarios chilenos le lleven de la mano, tiene que negarse a participar en el partido de eliminación en suelo chileno y responsabiliza por el hecho a la administración de la FIFA”.

Llegó el 21 de noviembre y la URSS cumplió con su palabra y no se presentó al partido. Sí que lo hizo la selección chilena, que hizo ante los 18.000 espectadores que se citaron en el Estadio Nacional una pantomima que quedó para la historia. Sacaron de centro y, como no había rival delante, los jugadores chilenos avanzaron en el terreno de juego tocando el balón entre ellos hasta que Francisco Valdés, capitán del equipo, marcó a puerta vacía. La FIFA dio el partido por ganado a Chile por 2-0 y los chilenos se clasificaron para el Mundial con un un gol vergonzoso que no pudieron ver los 7.000 prisioneros que estaban en las entrañas del Estadio Nacional.

El muro de Berlín y la caída del Hansa Rostock

noviembre 10, 2014 Deja un comentario

imageSe acaban de cumplir 25 años de la caída del muro de Berlín, un hecho que sirvió para unir a la RDA con la RFA y que sirvió para hacer más fuerte a Alemania. Sin embargo, tras este cuarto de siglo cabe destacar el hundimiento que han sufrido los equipos que formaban la RDA, siendo el caso del Hansa Rostock el mejor ejemplo.

El Rostock fue el último equipo que se proclamó campeón en la extinta RDA, allá por el año 1991. Aquella temporada, además de ganar la Oberliga, también logró conquistar la Copa de la Liga. Para la siguiente temporada los equipos de la RDA debían incorporarse a la estructura de fútbol de la RFA y el Rostock junto al Dynamo Dresden fueron los únicos de la Alemania Democrática que pudieron superar los requisitos para ser inscritos en la Bundesliga.

Sin embargo, su paso por la máxima categoría del fútbol alemán no fue tan exitoso como había sido su último año en la Oberliga. Nunca llegó a pelar por los puestos de privilegio de la tabla, ya que su mejor clasificación fue el quedar en la sexta plaza en varias ocasiones. Se convirtió en un equipo ascensor que subía y bajaba de la Bundesliga casi con la misma asiduidad.

Así fue hasta que en 2008 su situación pasó de ser gris a totalmente negra. En aquel año, el Hansa Rostock descendió hasta la Bundesliga 2. Su paso por esta categoría fue transitorio, pero en el peor de los sentidos. En 2010 descendieron a la Bundesliga 3 y en 2011 recuperaron su puesto en la categoría de plata para regresar un año después a la categoría de bronce. Ahí siguen con más pena que gloria, ya que ahora ocupan el puesto 16 en una categoría compuesta por 20 equipos con el líder a 13 puntos y el colista a cinco.

Su futuro, al menos a corto plazo, no es muy prometedor. Circunstancia que dista mucho de la de 1991, justo cuando habían logrado ser un equipo campeón de la RDA la unificación alemana les ‘condenó’ a la renuncia de una gloria que ha acabado sentenciándoles en las catacumbas del fútbol germano.

Durán Durán, el nexo de unión entre Malmoe y Atlético

noviembre 3, 2014 Deja un comentario

imageMalmoe y Atlético de Madrid se van a ver las caras este martes en la Liga de Campeones en un partido que va a enfrentar al actual subcampeón contra uno de los equipos más débiles, en principio, de la competición. Sin embargo, ambos conjuntos tienen algo importante en común: Antonio Durán Durán.

Tras destacar en la década de los 40 como delantero en el Córdoba, el canario fichó por el Atlético de Madrid. Sin embargo, en el Vicente Calderón Ben Barek le cerró las puertas de la titularidad y, pese a firmar buenos números en los partidos que jugó, tuvo que hacer las maletas para buscar fortuna en otro equipo.

Pese a ello, Durán aprovechó el tiempo en la capital de España, ya que allí conoció a su mujer: Ulla, una sueca que ejerció de asistente y traductora de su compañero Henry Carlsson. Por eso cuando en 1954 decidió colgar las botas se marchó a vivir a Suecia con su esposa.

Allí encontró trabajo en una fábrica, pero como aún le picaba el gusanillo por el fútbol comenzó a ejercer de entrenador en un equipo modesto al que patrocinaba la empresa en la que trabajaba. El balompié en aquellos años en Suecia tenía una estructura casi amateur, por lo que le sentó bien la llegada de Durán Durán a los banquillos.

imageDe hecho, el español tuvo una carrera meteórica en el país escandinavo y pronto fue fichado por el Malmoe, uno de los clubles más populares del país y que entonces, en 1964, llevaba diez años sin ganar un título. Sin embargo, fue llegar Durán y el conjunto sueco ganó la liga, lo que provocó que al año siguiente disputaran la Copa de Europa. El destino, siempre tan caprichoso, quiso que el Malmoe jugara contra el Atlético de Madrid.

Aquella eliminatoria la perdió el conjunto sueco, que en los ocho años que tuvo a Durán en el banquillo ganó cinco títulos y recuperó toda su gloria. Una gloria que precisamente pudo haber sido mayor si un árbitro no hubiera sido tan casero en una eliminatoria de Copa de Europa que disputaron en 1969 contra el Milan y en la que pusieron contras las cuerdas a todo un gigante europeo.

Durán dejó el Malmoe en 1972, pero el fútbol sueco coincide en que el español puso las bases del equipo que llegó a la final de la Copa de Europa en 1979. Por ello, este martes tanto los suecos como el Atlético tienen más en común de lo que se creen.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: , ,

Cuando Valdés se tiró un farol con Van Gaal

octubre 27, 2014 Deja un comentario

Valdés Van GaalEl Manchester United ha sorprendido al anunciar que Víctor Valdés acabará de recuperarse de su lesión bajo la supervisión de los médicos del club inglés, dejando una puerta abierta a que se pueda incorporar a la disciplina de los ‘Diablos Rojos’ cuando se recupere. Nuevamente los caminos entre Louis Van Gaal y el portero catalán se vuelven a unir.

El técnico holandés conoce al guardameta de su segunda etapa en el Barça, en la temporada 2002/2003. Valdés era por entonces un joven de 20 años que estuvo cerca de abandonar el club en verano para poner rumbo al Villarreal, pero finalmente el que acabó en El Madrigal fue Pepe Reina. Algo que provocó que Valdés se convirtiera en el tercer portero de la plantilla azulgrana.

Van Gaal dio mucha bola a Valdés en pretemporada. Tanto que en rueda de prensa llegó a señalar que el catalán partía con las mismas opciones de ser el meta titular del Barcelona que Robert Enke y Roberto Bonano, los otros dos porteros del equipo y que contaban con mucha experiencia a sus espaldas. La prensa no se lo tomó en serio, pero el técnico holandés demostró que no iba de farol cuando llegó el primer partido oficial de la temporada, la previa de Champions contra el Legia de Varsovia, y el titular fue Valdés.

El guardameta también tuvo ese privilegio cuando llegó la Liga. Sólo fue suplente en la Copa del Rey, donde jugó Robert Enke. Sin embargo, el rendimiento de Valdés fue un tanto irregular, ya que acusó la presión de jugar tan joven en un equipo que ni mucho menos tenía la solidez del Barça actual, y Van Gaal, que no se casa con nadie, de la noche a la mañana le relegó al Barça B.

Van Gaal ValdésLa decisión del técnico holandés no gustó al portero. De hecho, su enfado fue tan grande que se ausentó de los entrenamientos y se negó a jugar con el segundo equipo, que por entonces militaba en Segunda B. Se rumoreó entonces que Valdés quería forzar su salida del equipo, pero ningún club se atrevió a pagar los seis millones de euros de cláusula de rescisión que tenía por aquel entonces.

Finalmente el farol le salió mal al portero, que pidió perdón al club y a Van Gaal por su comportamiento aceptando también regresar al filial. “Víctor entendió que lo degradaban, pero luego recapacitó”, dijo Josep María Orobitg, representante del portero por aquel entonces. “No había ningún interés por marcharse del Barcelona ni había ningún club detrás”, reconoció.

Con el tiempo Valdés regresó a los entrenamientos del primer equipo, pero nunca más volvió a jugar un partido oficial mientras Van Gaal dirigió al Barça, que despidió al holandés en enero. Una vez que el Barcelona cayó eliminado de la Liga de Campeones, en cuartos de final contra la Juventus, Radomir Antic, técnico de los azulgranas, decidió que Valdés recuperara la titularidad en las últimas jornadas de Liga. El resto ya es historia.

Cuando el Barça rechazó a Luis Enrique

octubre 20, 2014 Deja un comentario

Luis EnriqueNo cabe ninguna duda de que uno de los protagonistas de esta semana va a ser Luis Enrique debido al ‘Clásico’ que se va a disputar en el Santiago Bernabéu y a la gran animadversión que causa la figura del asturiano en el Real Madrid después de que en su etapa como jugador dejara el club blanco para fichar por el Barça. Lo que pocos conocen es que el club catalán descartó a Luis Enrique de joven.

En 1988, cuando contaba con 18 años, el asturiano despuntaba en el CD La Braña marcando goles como churros. Eso provocó que varios clubes se interesaran en sus servicios. Uno de ellos fue el Barcelona, que, debido a la insistencia que puso Isidoro Sánchez, ojeador de la entidad catalana en Asturias, le ofreció una prueba al joven Luis Enrique.

El ahora técnico culé viajó a la Ciudad Condal para hacer las pruebas con el conjunto azulgrana tras recibir el ok tanto de sus padres como del CD La Braña. Sin embargo, a Luis Enrique le traicionaron los nervios desde un primer momento en su viaje a Barcelona. Las cosas le empezaron a ir mal cuando, nada más llegar a la capital catalana, perdió el billete de vuelta que tenía de avión y el Barça le tuvo que comprar otro.

Sobre el terreno de juego le pasó lo mismo. “Era un martes, y nada más empezar el entrenamiento, empezó a notar molestias en los abductores, algo extraño, porque nunca había tenido lesiones en esa zona. Desde el club le dijeron que no se preocupase, que se tomase un respiro el miércoles y el jueves, porque el viernes estaba programado un partido de entrenamiento con el Juvenil. Aquellas molestias fueron por culpa de los nervios”, explicó Isidoro en una entrevista a ‘Sport’.

Luis EnriqueTras descansar unos días, llegó el viernes y a Luis Enrique le tocó probarse en el partido de juveniles que tenía programado el Barça. La actuación del asturiano en aquel encuentro, en el que también participó el malogrado Tito Vilanova, no fue muy destacada debido nuevamente a los nervios. Tanto que el Barcelona le descartó.

Luis Enrique volvió al CD La Braña y al final de esa temporada se marchó al Sporting de Gijón. El resto de la historia desde su paso por el Santiago Bernabéu hasta su llegada al Camp Nou ya es por todos conocido. Aunque también es cierto que la de morbo que nos habríamos ahorrado de haber fichado el Barça a Luis Enrique en 1988.

Cuando el Eibar ganó a Xavi Hernández

octubre 13, 2014 Deja un comentario
Xavi en 1999

Xavi en 1999

El Eibar jugará este sábado en el Camp Nou contra el Barcelona en uno de los partidos más esperados desde que se sorteó el calendario de Liga, ya que el morbo es grande por ver a uno de los equipos más potentes de Europa enfrentarse a uno de los más modestos de todo el continente. Uno de los pocos jugadores de la primera plantilla catalana que sabe lo que es enfrentarse al conjunto vasco es Xavi, quien, además, no guarda buen recuerdo de ello.

Cuando el actual capitán del Barça jugó por última vez contra el Eibar no era ni mucho menos la leyenda que es actualmente. Su enfrentamiento contra el conjunto armero fue el sábado cinco de junio de 1999. Por aquel entonces Xavi no era más que un joven de 19 años que intercalaba sus intervenciones en el primer equipo del Barcelona con partidos en el Barça B.

Por aquellas fechas el Barcelona ya había ganado la Liga, por lo que Louis Van Gaal, el técnico del conjunto culé entonces, permitió que Xavi jugara las últimas jornadas de la campaña 98/99 en el filial debido a que éste se jugaba su permanencia en Segunda División. A falta de tres fechas para la conclusión del campeonato, el Barça B estaba en puestos de descenso y tenía la salvación a tres puntos.

La jornada 40 se presentaba crucial para el filial azulgrana, ya que tenían que visitar Ipurúa con el objetivo de ganar sí o sí. Un triunfo, además de acercarles a la permanencia, también serviría para dejar prácticamente desahuciado al Eibar, que también se encontraba en descenso, pero en su caso a seis puntos de la salvación. Xavi llegó al partido casi cuando el árbitro se disponía a pitar el inicio del encuentro, ya que aquella semana se encontraba convocado con la selección española sub-21 en Soria y recibió un permiso especial de la Federación para disputar el crucial encuentro.

El Eibar de la temporada 98/99

El Eibar de la temporada 98/99

El Eibar hizo valer su condición de local y se adelantó en el marcador nada más comenzó la segunda parte gracias a un gol de Golo. El tanto desquició al Barça B, puesto que hasta dos jugadores del filial azulgrana fueron expulsados posteriormente debido a que veían que se les escapaba una ocasión de oro. Con este panorama Aitor Aguirre dio la puntilla al Barcelona B con el tiempo ya cumplido, aunque para entonces Xavi ya no estaba en el terreno de juego, ya que fue cambiado en el minuto 72. Aquel partido también lo jugó otra leyenda azulgrana como es Carles Puyol, que sí que disputó los 90 minutos de encuentro.

Aquel partido dejó muy tocado al Barça B, que finalmente perdió la categoría al ser sólo capaz de ganar uno de los dos partidos que le restaban. En tanto, el Eibar sí que ganó todos los partidos que le quedaban de Liga y obró el milagro de la permanencia. Por ello, este sábado Xavi quizás quiera tomarse la revancha de aquel partido, ya que si el Barça B hubiera ganado aquel encuentro en Ipurúa habría logrado la permanencia en Segunda División y el actual capitán culé no se habría llevado una de sus primeras decepciones como culé.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.