El primer Mundialito del Real Madrid

diciembre 15, 2014 Deja un comentario

Real madridEl Real Madrid comienza esta semana su andadura en el Mundialito de clubes, una competición de la que los blancos no guardan un buen recuerdo. Sólo han disputado la edición del año 2000, pero acabaron cuartos el torneo.

La FIFA se sacó el torneo de la manga en enero del año 2000 y su intención era la de que sustituyera a la Copa Intercontinental, que enfrentaba al campeón de Europa con el de Sudamérica. Sin embargo, no consiguió eso hasta mucho más tarde y aquella temporada convivieron ambos torneos. Algo que provocó un un auténtico caos en algunos calendarios. Buena prueba de ello puede dar el Manchester United, campeón de Europa de entonces, que tuvo que renunciar a competir en la FA Cup por participar en el Mundialito.

El Real Madrid acudió al torneo como invitado de la FIFA por ser el campeón de la Intercontinental de 1998. Completaban el cartel del campeonato los campeones de Europa, Oceanía, Sudamérica, Asia, África, Norte y Centroamérica. Además del Corinthians, que acudió como invitado de la FIFA por ser el campeón de Brasil y disputarse el torneo en el país sudamericano.

El formato del torneo era totalmente distinto al actual y consistía en dos grupos de cuatro equipos cada uno en el que los primeros clasificados pasaban a disputar la final y los segundos una final de consolación por el tercer puesto. El Madrid quedó encuadrado en el grupo A junto a Corinthians, Raja Casablanca y Al-Nassr.

Los blancos hicieron su debut en el torneo contra estos últimos, a los que derrotaron por 3-1 con más apuros de los esperados. Sin embargo, la buena noticia que dejó el partido a los merengues fue que Nicolás Anelka, por entonces fichaje más caro de la historia de los madridistas, marcara su primer gol en partido oficial.

En la segunda jornada, el equipo dirigido entonces por Vicente del Bosque se vio las caras contra el Corinthians. Una victoria les dejaba con un pie en la final y una derrota casi les alejaba de manera definitiva de ella. Al final ni lo uno ni lo otro. El encuentro quedó 2-2 y todo quedó para la última jornada. En parte porque con empate en el marcador, Geremi falló un penalti.

Real MadridA ella llegaron Real Madrid y Corinthians empatados a puntos y a diferencia de goles, por lo que los blancos debían de ganar al Raja Casablanca por un gol más de lo que lo hicieran los brasileños contra el Al-Nassr para meterse en la final. Los madridistas jugaron teniendo en su contra que el Corinthians antes de jugar su partido ya iba a saber qué habían hecho los merengues.

Al final el Raja dio más guerra de la esperada y los españoles sólo pudieron ganarles por un pírrico 3-2. Ello unido a la victoria del Corinthians por 2-0 les envió a la final de consolación contra el Necaxa. Los blancos no se tomaron muy en serio este partido, de hecho alinearon a varios suplentes, y durante el encuentro dieron la sensación que más que el tercer puesto del Mundialito, lo que buscaban era que el árbitro decretara el final del partido y pudieran regresar a España.

El partido quedó 1-1 y el Necaxa se hizo con el tercer puesto gracias a que se impuso en la tanda de penaltis. Unas penas máximas en las que, como dato curioso, Samuel Eto’o marcó el primer gol de los blancos. Corinthians se hizo con el título tras ganar en la final al Vasco da Gama y el torneo no dejó muy buenas sensaciones, no sólo para el Real Madrid, ya que no se volvió a disputar hasta el año 2005 y con un formato muy renovado.

Cuando Diego Godín fue traspasado por 30 euros

diciembre 8, 2014 Deja un comentario

GodínDiego Godín es uno de los mejores defensas de la actualidad tras el espectacular 2014 que ha completado con el Atlético de Madrid. Por ello, si alguien quiere sacarlo del Vicente Calderón tendrá que rascarse el bolsillo y pagar un buen pellizco. Algo que contrasta con el primer traspaso del jugador uruguayo, que se cerró en 30 euros.

Fue en el año 2003. Godín jugaba entonces en las categorías inferiores de Defensor y el club le comunicó al central que no contaba con él y que no pondría ningún inconveniente si decidía marcharse a otro equipo. Esta decisión dejó en estado de shock al hoy jugador rojiblanco, que hasta llegó a pensar en dejar fútbol justo cuando a su carrera casi ni le había dado tiempo a despegar.

“Tuve un momento cuando quedo libre en Defensor, que fue a finales de 2002 (en realidad fue en 2003), me dijeron que ya no iba a tener los viáticos que nos daban ni la casita, que si tenía otro equipo interesado ellos no iban a poner problema. Me fui a mi ciudad, a Rosario, y yo no sabía qué hacer. Estaba un poco desmotivado y ahí fue donde estuvo mi familia. Ellos siempre estuvieron, pero ahí mi padre, sobre todo, fue el que estuvo más detrás mío. Me empujó y me incentivó a que hiciera lo que más me gustara. A mí me gustaba el fútbol. Ha sido mi vida, es mi vida y por un tropezón no iba a tirar todo”, declaró recientemente en una entrevista concedida a ‘Fiebre Maldini’.

De hecho, fue su padre el que gestionó su posterior fichaje a Cerro. “Defensor lo dejó libre y el padre le pidió a un amigo, que es hincha del club, si podía conseguir que le hicieran un lugar por seis meses porque estaba estudiando en Montevideo y quería seguir entrenando. Llegó seis meses y se quedó para hacer historia, porque Godín convirtió de cabeza el gol 100 de los clásicos” indicó Alfredo Jaureguiberry, expresidente del club uruguayo.

Por ello, Cerro pagó a Defensor la cantidad de 37 dólares (30 euros) por hacerse con los servicios del central. Cifra que suena a irrisoria viendo el rendimiento y la brillante carrera que ha tenido el charrúa desde entonces.

Charlie Austin, de albañil a goleador de la Premier League

diciembre 1, 2014 Deja un comentario

Charlie AustinCharlie Austin es una de las grandes revelaciones de esta temporada en la Premier League, ya que con sus goles en el QPR está llamando la atención de muchos equipos. Sin embargo, seguro que si hace cinco años le hubieran dicho al delantero que estaría jugando en la máxima categoría del fútbol inglés le habría tildado de loco. La razón era simple: se ganaba la vida como albañil y el fútbol no era más que hobby, ya que jugaba en las catacumbas del fútbol británico.

Austin jugó de pequeño con Theo Walcott, pero las carreras de ambos tomaron caminos totalmente opuestos. Mientras que Walcott firmó un millonario contrato con el Arsenal cuando sólo era un adolescente, a Charlie parecía que se le cerraban las puertas del fútbol profesional cuando a los 15 años el Reading le descartó. La razón que le dieron es que pensaban que era algo “bajito”, algo curioso porque el chaval no tardó en pegar el estirón y actualmente mide 188 centímetros.

Comenzó entonces a buscarse la vida de otra manera y su padre decidió emplearle en su fábrica de ladrillos como albañil, donde le tocaba comenzar la jornada a las 5:30. Sin embargo, pese a estar molido por el trabajo, el gusanillo del fútbol le siguió picando y por ello continuó jugando en lo que se podría denominar casi como las ‘cloacas’ del fútbol inglés, con campos enfangados y rivales que le cosían a patadas.

De ahí fue a parar al Poole Town, de la Novena División. Allí se hinchó a marcar goles, hizo 34 en otros tantos partidos, y llamó la atención del Swindon Town de la Ligue One, equivalente a la Segunda B española. Tras impresionar en una prueba, el Swindon le fichó y allí siguió compaginando su trabajo de albañil con marcar goles. De hecho, hizo 31 en 54 partidos, lo que le valió para que el Burnley, que estaba en Segunda, le contratara.

Pese a que los inicios con los ‘clarets’ no fueron sencillos, al final acabó haciendo 45 goles en los 90 partidos que jugó en este equipo, algo que le valió para que el Hull City, de la Premier League, intentara su contratación. Sin embargo, la vida le dio un nuevo palo y los ‘tigers’ le acabaron descartando por temer que fuera a sufrir una lesión grave en las rodillas. Ésto provocó que fichara por el QPR, al que con sus tantos logró ascender a la Premier League, categoría en la que hoy brilla.

Sin embargo, el éxito actual de Austin no va a hacer que éste se olvide de que no hace mucho era albañil. “Recuerdo un día, cuando tenía 17 años, que estaba trabajando en un sitio que se llama Overton. A las dos de la tarde estábamos empapados y me sentía como si tuviera la espalda de cristal. No me podía ni doblar y estaba cubierto de barro. Si alguna vez me canso del fútbol, me acordaré de ese día”, declaró recientemente a ‘The Independent’.

Rodax, ¿el “negocio” de Gil con el Espanyol?

noviembre 24, 2014 Deja un comentario

imageLa parroquia rojiblanca anda aún algo revuelta después de que Paulo Futre, primero en el diario ‘Record’ y después en ‘Marca’, afirmara que Jesús Gil, presidente del Atlético de Madrid mientras jugó el luso en el Vicente Calderón, le pidió que transmitiera a sus compañeros rojiblancos que se dejaran ganar en el último partido de la Liga 90/91 contra el Espanyol, en el que éstos se jugaban la permanencia y el Atleti nada, debido a que tenía un “negocio” con los catalanes. ¿Sería la venta de Gerhard Rodax a los periquitos el “negocio” que no quería Gil que se le viniera abajo por el descenso de los catalanes?

El Espanyol – Atlético de la discordia, que acabó con victoria por 3-1 y consecuente permanencia de los locales, se disputó el nueve de junio de 1991. Sin embargo, Jesús Gil estuvo la semana del partido, concretamente el día cinco, en Barcelona. La razón oficial de la visita fue la entrevista que le hizo aquel día TV3 al máximo mandatario rojiblanco debido a a que había sido elegido recientemente como presidente de Marbella, Málaga.

Gil, que eso de esconderse de las cámaras no iba con él, durante su estancia en la Ciudad Condal se dejó ver con José Luis Núñez, presidente del Barcelona por aquel entonces, y reconoció a la prensa deportiva catalana que el fichaje de Rodax por el Espanyol podría estar cerca: “El Espanyol es uno de los cuatro clubes interesados en Rodax”. Aunque, según desveló Mundo Deportivo, los periquitos, si bien reconocían que estaban interesados en el futbolista, dejaron claro que sólo habían estudiado la contratación del austriaco debido a que el Atlético les había “ofrecido” al jugador.

Pese a que el Espanyol se quedó en Primera, Rodax no fichó por el conjunto blanquiazul aquel verano. Es más, después de aquel verano el futbolista regresó a Austria y si estuvo cerca de fichar por un club español ése fue el Real Oviedo. Lo que sí es cierto es que la previa del Espanyol – Atlético estuvo rodeada de mucha polémica porque se especuló en la prensa que los rojiblancos no iban a jugar con sus mejores futbolistas, algo que irritó mucho a equipos como el Zaragoza o el Mallorca, que también se jugaban la permanencia en la última jornada.

Es más, Jesús Gil habló del tema en su ya comentada visita a Barcelona entre semana: “Me llaman desde Mallorca y Zaragoza y me dicen que el Atlético va a decidir quiénes promocionan. Lo que tenían que haber hecho estos presidentes es hablar claro, como lo hago yo, para marcar unas pautas de comportamiento y no quejarse después”.

“Yo ya he empezado a ver correr los maletines con primas a terceros, como les pueden llegar a los jugadores del Atlético. Nunca entraría en este juego. Deben entender que Ivic tiene todo un problema para el domingo. Si juega con suplentes corre el riesgo de dar una mala imagen o quizá lo contrario, porque estos quieren demostrar que se puede contar con ellos. Sin ir más lejos, ayer Orejuela hizo el partido de su vida. Es uno de los mejores de la plantilla y apenas se ha contado con él. Y si juegan los titulares, como se van a reservar para la Copa, igual lo hacen peor”, añadió. Saquen ustedes sus propias conclusiones.

41 años del gol de la vergüenza

noviembre 17, 2014 Deja un comentario

imageEl año 1973 fue uno de los más negros en la historia de Chile debido al golpe de Estado que dio Augusto Pinochet y que acabó con el gobierno de Salvador Allende, que se quitó la vida al ver lo que se proponían Pinochet y sus secuaces. Aquel año en lo deportivo estuvo protagonizado por el gol de la vergüenza que marcó Chile para clasificarse para el Mundial de 1974.

El destino, tan caprichoso siempre, quiso que la selección chilena se viera las caras en una eliminatoria con la URSS semanas después del golpe de Estado para poder clasificarse para la Copa del Mundo de 1974. Tras pensárselo mucho, Chile decidió que iba a jugar la eliminatoria, ya que pensaban que el fútbol podría servir como arma para tratar de acallar las fuertes críticas que estaba recibiendo el país sudamericano por los atroces hechos que estaban protagonizando Pinchochet y cia.

De esa manera la selección chilena se plantó en la Unión Soviética y logró el 26 de septiembre de ese mismo año sacar un valioso empate a cero contra el país comunista. Unas tablas que, tal y como reconoció el periodista Hugo Gasc, el único reportero chileno que cubrió aquel partido, llegaron gracias a que Chile había convencido al árbitro del encuentro para que les echara una mano: “Por suerte el árbitro era un anticomunista rabioso. Junto a Francisco Fluxá, el presidente de la delegación, lo habíamos convencido de que no nos podía dejar perder en Moscú, y la verdad es que su arbitraje nos ayudó bastante”.

El partido de vuelta se debía de jugar el 21 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, lugar que el régimen de Pinochet había convertido en una especia de cárcel gigante. Eso no había pasado desapercibido para la URSS, que pidió a la FIFA jugar la vuelta en terreno neutral. El máximo organismo decidió entonces hacer una visita al estadio chileno antes de dar una opinión sobre el tema. De esta manera, el 24 de octubre Abilio D’Almeida, vicepresidente de la FIFA, y Helmuth Kaeser, secretario general de la organización futbolística, inspeccionaron el Estadio Nacional.

Pese a que en las entrañas del campo se encontraban escondidos hasta 7000 prisioneros, la FIFA, demostrando una vez más la mafia que es, dio el ok para que se jugara el partido al no ver justificadas las peticiones de la URSS. Es más, D’Almeida intentó tranquilizar al ejército chileno por las críticas que estaba recibiendo por parte de toda la prensa internacional. La FIFA, una vez más, de traca.

Tras conocer la noticia, la URSS emitió un comunicado en el que señalaba que no se iba a presentar a disputar el partido: “Por consideraciones morales los deportistas soviéticos no pueden en este momento jugar en el estadio de Santiago, salpicado con la sangre de los patriotas chilenos (…) La Unión Soviética hace una resuelta protesta y declara que en las actuales condiciones, cuando la FIFA, obrando contra los dictados del sentido común, permite que los reaccionarios chilenos le lleven de la mano, tiene que negarse a participar en el partido de eliminación en suelo chileno y responsabiliza por el hecho a la administración de la FIFA”.

Llegó el 21 de noviembre y la URSS cumplió con su palabra y no se presentó al partido. Sí que lo hizo la selección chilena, que hizo ante los 18.000 espectadores que se citaron en el Estadio Nacional una pantomima que quedó para la historia. Sacaron de centro y, como no había rival delante, los jugadores chilenos avanzaron en el terreno de juego tocando el balón entre ellos hasta que Francisco Valdés, capitán del equipo, marcó a puerta vacía. La FIFA dio el partido por ganado a Chile por 2-0 y los chilenos se clasificaron para el Mundial con un un gol vergonzoso que no pudieron ver los 7.000 prisioneros que estaban en las entrañas del Estadio Nacional.

El muro de Berlín y la caída del Hansa Rostock

noviembre 10, 2014 Deja un comentario

imageSe acaban de cumplir 25 años de la caída del muro de Berlín, un hecho que sirvió para unir a la RDA con la RFA y que sirvió para hacer más fuerte a Alemania. Sin embargo, tras este cuarto de siglo cabe destacar el hundimiento que han sufrido los equipos que formaban la RDA, siendo el caso del Hansa Rostock el mejor ejemplo.

El Rostock fue el último equipo que se proclamó campeón en la extinta RDA, allá por el año 1991. Aquella temporada, además de ganar la Oberliga, también logró conquistar la Copa de la Liga. Para la siguiente temporada los equipos de la RDA debían incorporarse a la estructura de fútbol de la RFA y el Rostock junto al Dynamo Dresden fueron los únicos de la Alemania Democrática que pudieron superar los requisitos para ser inscritos en la Bundesliga.

Sin embargo, su paso por la máxima categoría del fútbol alemán no fue tan exitoso como había sido su último año en la Oberliga. Nunca llegó a pelar por los puestos de privilegio de la tabla, ya que su mejor clasificación fue el quedar en la sexta plaza en varias ocasiones. Se convirtió en un equipo ascensor que subía y bajaba de la Bundesliga casi con la misma asiduidad.

Así fue hasta que en 2008 su situación pasó de ser gris a totalmente negra. En aquel año, el Hansa Rostock descendió hasta la Bundesliga 2. Su paso por esta categoría fue transitorio, pero en el peor de los sentidos. En 2010 descendieron a la Bundesliga 3 y en 2011 recuperaron su puesto en la categoría de plata para regresar un año después a la categoría de bronce. Ahí siguen con más pena que gloria, ya que ahora ocupan el puesto 16 en una categoría compuesta por 20 equipos con el líder a 13 puntos y el colista a cinco.

Su futuro, al menos a corto plazo, no es muy prometedor. Circunstancia que dista mucho de la de 1991, justo cuando habían logrado ser un equipo campeón de la RDA la unificación alemana les ‘condenó’ a la renuncia de una gloria que ha acabado sentenciándoles en las catacumbas del fútbol germano.

Durán Durán, el nexo de unión entre Malmoe y Atlético

noviembre 3, 2014 Deja un comentario

imageMalmoe y Atlético de Madrid se van a ver las caras este martes en la Liga de Campeones en un partido que va a enfrentar al actual subcampeón contra uno de los equipos más débiles, en principio, de la competición. Sin embargo, ambos conjuntos tienen algo importante en común: Antonio Durán Durán.

Tras destacar en la década de los 40 como delantero en el Córdoba, el canario fichó por el Atlético de Madrid. Sin embargo, en el Vicente Calderón Ben Barek le cerró las puertas de la titularidad y, pese a firmar buenos números en los partidos que jugó, tuvo que hacer las maletas para buscar fortuna en otro equipo.

Pese a ello, Durán aprovechó el tiempo en la capital de España, ya que allí conoció a su mujer: Ulla, una sueca que ejerció de asistente y traductora de su compañero Henry Carlsson. Por eso cuando en 1954 decidió colgar las botas se marchó a vivir a Suecia con su esposa.

Allí encontró trabajo en una fábrica, pero como aún le picaba el gusanillo por el fútbol comenzó a ejercer de entrenador en un equipo modesto al que patrocinaba la empresa en la que trabajaba. El balompié en aquellos años en Suecia tenía una estructura casi amateur, por lo que le sentó bien la llegada de Durán Durán a los banquillos.

imageDe hecho, el español tuvo una carrera meteórica en el país escandinavo y pronto fue fichado por el Malmoe, uno de los clubles más populares del país y que entonces, en 1964, llevaba diez años sin ganar un título. Sin embargo, fue llegar Durán y el conjunto sueco ganó la liga, lo que provocó que al año siguiente disputaran la Copa de Europa. El destino, siempre tan caprichoso, quiso que el Malmoe jugara contra el Atlético de Madrid.

Aquella eliminatoria la perdió el conjunto sueco, que en los ocho años que tuvo a Durán en el banquillo ganó cinco títulos y recuperó toda su gloria. Una gloria que precisamente pudo haber sido mayor si un árbitro no hubiera sido tan casero en una eliminatoria de Copa de Europa que disputaron en 1969 contra el Milan y en la que pusieron contras las cuerdas a todo un gigante europeo.

Durán dejó el Malmoe en 1972, pero el fútbol sueco coincide en que el español puso las bases del equipo que llegó a la final de la Copa de Europa en 1979. Por ello, este martes tanto los suecos como el Atlético tienen más en común de lo que se creen.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: , ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.