Cuando Pavel Nedved pudo fichar por el Atlético

julio 27, 2015 Deja un comentario

Pavel NedvedHablar de Pavel Nedved es hacerlo de uno de los mejores jugadores checos de todos los tiempos y de uno de los emblemas históricos de la Juventus de Turín. Sin embargo, la historia del centrocampista pudo haber sido bien diferente de la que conocemos de haber completado su fichaje por el Atlético de Madrid.

Nos trasladamos a enero de 1999. Nedved jugaba en la Lazio equipo que mantenía unas excelentes relaciones con el ‘Atleti’. Especialmente desde que a finales de agosto de ese mismo año los rojiblancos vendieran a Christian Vieri al conjunto italiano. Lo que pocos recuerdan es que en esa operación el Atlético se guardó un derecho preferencial de compra por Nedved.

En aquella época, el técnico del conjunto madrileño era el italiano Arrigo Sacchi, al que le encantaba Nedved. Por ello, cuando en invierno se volvió a abrir el mercado de fichajes, pidió al club que hiciera un esfuerzo por contratar al centrocampista checo.

Cuando empezaron a negociar ambos equipos, la Lazio lo tenía claro: quería la vuelta de Vladimir Jugovic, había jugado en el conjunto romano hasta la pasada temporada, y una importante suma de dinero. El Atlético se negó a meter al serbio en la operación, por ello decidió convencer a la Lazio con una importante suma de dinero: 3000 millones de pesetas (18 millones de euros).

Nedved AtléticoPara poner en relevancia esa cifra, hay que destacar que hasta ese momento sólo el Barcelona había superado en España esa cifra por fichar a un jugador con los 4.000 millones (24 millones de euros) que pagó al Deportivo de la Coruña por Rivaldo. Ni el Real Madrid, para el que ahora esa cifra casi sería considerada como calderilla, había pagado tanto dinero por un jugador.

La Lazio aceptó la oferta de los colchoneros. Sin embargo, cuando todo parecía preparado para que Nedved jugara en el Vicente Calderón, el checo se descolgó pidiendo un salario astronómico que el Atlético le negó. “Nedved dijo que no quería irse de Roma si no era a cambio de un contrato tan suculento que hubiera roto moldes en el Vicente Calderón. Lo que pedía Nedved hubiera roto el equilibrio que existe en el vestuario del Atlético”, declaró entonces Miguel Ángel Gil Marín, el directivo del Atlético que llevó personalmente las negociaciones.

“El pago de las comisiones del traspaso hacía inviable esta operación. Ahora Nedved continuará en un gran club como la Lazio y el Atlético seguirá siendo un gran equipo”, añadió. ¿Qué habría sido del Atlético y de la carrera del propio Nedved de haber jugado en el Vicente Calderón? Siempre nos quedará la duda.

Italia, el renglón torcido de Alcides Ghiggia

julio 20, 2015 Deja un comentario

Ghiggia ItaliaEl pasado jueves falleció el uruguayo Alcides Ghiggia, el único superviviente que quedaba del equipo charrúa que obró el ‘Maracanazo’ en 1950, en el que Uruguay logró la gesta de derrotar a Brasil en su propia casa con el propio Ghiggia como principal héroe. Sin embargo, el brillante futbolista no solo jugó con la selección uruguaya, también lo hizo con la italiana, con la que no tuvo tanta suerte.

Ghiggia obtuvo fama mundial tras el ‘Maracanazo’. Por ello, pese a que en aquella época no era muy habitual ver a jugadores uruguayos cruzar el charco, el fútbol europeo se enamoró de él y lo quiso reclutar para sus filas, aunque muchos equipos se interesaron más con la intención de exhibirlo como mero trofeo que porque estuvieran interesados en él por sus condiciones futbolísticas.

Finalmente el equipo que se hizo con los servicios del campeón del mundo fue la Roma y Ghiggia, que se enamoró tanto de la ciudad como del país, se nacionalizó italiano. La selección italiana no desaprovechó la ocasión y le convocó para que ayudara a su nuevo país a clasificarse para el Mundial de 1958 en el triangular que tenía que jugar contra Irlanda del Norte y Portugal.

El resultado que obtuvo Italia en el debut de Ghiggia demostró que la aventura del héroe uruguayo con los italianos no iba a ser tan exitosa como lo había sido con los charrúas, ya que perdió en Lisboa con Portugal de manera clara: 3-0.

En su segundo partido defendiendo a Italia, Ghiggia logró marcar, aunque no sirvió para que los transalpinos ganaran, ya que empataron a dos contra Irlanda del Norte. Aquel choque no tuvo validez oficial porque el árbitro húngaro István Zsolt no pudo llegar a tiempo para dirigir el partido debido a la inmensa niebla que se dio sobre el aeropuerto de Londres. El encuentro lo arbitró un colegiado local, por lo que fue considerado de carácter amistoso y se acordó que se volvería a jugar más adelante.

Para ver el primer triunfo de Ghiggia con Italia hubo que esperar 22 de diciembre de 1957, fecha en la que Italia le devolvió la moneda a Portugal con una victoria por 3-0 en Milán. El que los lusos empataran posteriormente con Irlanda del Norte, provocó que a Italia le valiera el empate en el partido que le restaba jugar con los norirlandeses para sellar su billete para el Mundial.

Sin embargo, Italia quedó por primera vez fuera de una Copa del Mundo tras caer 2-1. Se da la curiosa circunstancia de que podría decirse que ahí Ghiggia probó de su propia medicina, ya que en el famoso ‘Maracanazo’ a Brasil también le valía con un empate para salir campeona y el gol del uruguayo lo evitó.

Pese todo, Ghiggia jugó un partido más con Italia. Fue el 28 de febrero de 1958 en un amistoso en Roma contra España que se saldó con empate a uno. De este modo, el paso de Ghiggia por la selección italiana se saldó con dos derrotas, otros tantos empates y una victoria que dejaron a Italia por primera y única vez hasta la fecha fuera del Mundial. Mal sabor de boca para uno de los jugadores más importantes de los mundiales.

El reto de Casillas: acabar con el gafe del portero español en Portugal

julio 13, 2015 Deja un comentario

CasillasLa noticia del último fin de semana, y quizás del verano, no cabe duda que ha sido la marcha de Iker Casillas del Real Madrid y su posterior fichaje por el Oporto. El guardameta tiene ante sí un nuevo desafío y un reto: acabar con el gafe que persigue a los porteros españoles en Portugal.

Y es que en los últimos años no han sido pocos los guardametas que han ido a la liga lusa en busca del éxito que se les había negado en su país sin conseguir su objetivo. Uno de los primeros porteros españoles que decidió probar fortuna en el país vecino fue Miguel Mora.

El catalán, cansado de ser un simple actor secundario en Segunda División, decidió en el año 2001 fichar por el Uniao de Madeira. Sin embargo, en este equipo no dispuso de todos los minutos que él hubiera querido y, por ello, se marchó al Río Ave. En este equipo dispuso de un mayor protagonismo, aunque casi todas sus titularidades fueron cuando el conjunto estaba en Segunda, ya que cuando jugó en Primera solía estar en el banquillo. Por ello, no se puede decir que fracasó pero tampoco que tuviera un éxito rotundo en Portugal.

Otro de los guardametas españoles pioneros en jugar en el país vecino fue José Belmán, que recaló en el año 2001, como Mora, en Portugal tras haber jugado antes una campaña en el Gillingham FC. Un caso verdaderamente sorprendente, ya que si por aquella época era difícil ver a un español jugar en el extranjero, más complicado era aún que hubiera jugado en dos ligas foráneas. Belmán recaló en el Nacional de Madeira, en el que estuvo hasta el año 2008. Sin embargo, pese a pasarse tantas temporadas en el conjunto isleño, casi no jugó y el banquillo fue su sitio habitual. Pese a ello, dejó un buen recuero en el club, algo que le valió para ejercer en éste dos años de entrenador de porteros: de 2010 a 2012.

Otro ejemplo de portero español que tampoco vivió muchos días de gloria en Portugal fue Dani Mayo, que acudió en 2006 al Sporting de Braga en busca de los minutos que se le habían negado en el Deportivo de la Coruña. Sin embargo, en el país luso tampoco logró ser protagonista y, por ello, en 2008 acabó volviendo a España.

Aunque sin duda el caso con más reseñable de porteros españoles en Portugal fue el de Roberto. El guardameta fichó por el Benfica, probablemente el equipo luso con mayor exigencia, en un traspaso récord de los lisboetas, que pagaron casi nueve millones de euros al Atlético de Madrid por hacerse con sus servicios. Por ello, las expectativas estuvieron muy altas en su contratación. Sin embargo, algunos fallos en sus primeros partidos y que la prensa lusa fuera a degüello contra el meta por el costo de su fichaje, provocaron que su confianza se resintiera y que no rindiera en el Benfica como lo había hecho anteriormente en su cesión al Zaragoza. Por ello, acabó dejando el club luso el siguiente verano para volver al club maño precisamente.

Sin embargo, Iker Casillas no tiene que irse muy lejos para ver el caso de un portero español que no acabara de triunfar en Portugal, ya que en el propio Oporto tiene uno: Andrés Fernández. El portero navarro fichó por los dragones el pasado verano y la pasada campaña casi no dispuso de oportunidades para demostrar su valía. De hecho, no fue incluido en la lista para jugar la Liga de Campeones y desde Portugal se especula con que sus días en el país luso este verano van a tornar a su fin. ¿Acabará Iker con este peculiar gafe? Desde luego que no hay mejor portero para un reto así.

Cuando Jorge Sampaoli le ganó el pulso al Cholo Simeone

SampaoliJorge Sampaoli es uno de los técnicos de moda. La cotización del técnico argentino ha subido especialmente después de que el pasado fin de semana lograra ganar la Copa América con Chile. Un logro que, quizás, no hubiera conseguido de no ganar en las navidades de 2010 el pulso al Cholo Simeone por ser técnico de la Universidad de Chile.

Y es que nadie duda de que el trabajo realizado por Sampaoli con la ‘U’ resultó clave para que la Federación Chilena de Fútbol se decantara por él como el sustituto de Marcelo Bielsa. Esta historia pudo ser diferente de haber elegido la Universidad de Chile a Simeone como técnico.

Pongámonos en antecedentes y contexto. Diciembre de 2010, el uruguayo Gerardo Pelusso dimitió como técnico de la ‘U’ tras un año en el que el equipo bajo su mandato había ido de más a menos. Los azules se pusieron manos a la obra en busca de un nuevo técnico el primero que sonó con mas fuerza fue el de Jorge Sampaoli, que en aquel entonces dirigía al Emelec ecuatoriano y que conocía el fútbol chileno de su paso por el O’Higgins.

Sin embargo, cuando las negociaciones estaban muy bien encarriladas con Sampaoli, Leonardo Rodríguez, un histórico de la ‘U’, propuso un nombre a la directiva del conjunto chileno: Diego Simeone, que en esos momento se encontraba sin equipo después de haber dirigido a San Lorenzo.

Rodríguez utilizó su amistad con el Cholo para que el técnico argentino accediera a viajar a Chile para negociar con la Universidad. Algo que demuestra la buena amistad del ahora entrenador del Atlético de Madrid con Leonardo, ya que hasta ese momento Simeone tenía una máxima: si un equipo estaba interesado en sus servicios éste tenía que ir hacia él a presentarle su proyecto y no al revés.

Sin embargo, el encuentro entre el Cholo y los directivos de la ‘U’ no transcurrió como se esperaba y, finalmente, estos últimos anunciaron que habían elegido a Sampaoli como el nuevo técnico del conjunto azul. Una decisión que, según reflejó la prensa sudamericana en aquel momento, no gustó nada a Simeone, que se consideraba con mucho mejor currículo que Sampaoli.

Leonardo Rodríguez también mostró su sorpresa y su malestar por no poder ver a su amigo entrenando en Chile: “Me llama la atención que la U llame y haga viajar a un DT como Simeone, que tiene ofrecimientos del Atlético de Madrid y de otras partes del mundo, y se termine inclinando por Sampaoli. Hablé con Federico Valdés (el presidente en ese entonces) y le dije que era una gran oportunidad y que a lo mejor nunca más podría llegar un técnico así a Chile. No hubo un acuerdo en lo global, lo económico, refuerzos, proyección, en todo”.

Una de las razones por la que Sampaoli ganó la partida a Simeone fue por su mayor conocimiento del fútbol chileno. “No conocía a casi ningún jugador de la U, mientras Sampaoli conocía a cada integrante del plantel, incluidos los jugadores de la Sub 14 en adelante, y ese fue uno de los puntos clave para optar por uno y descartar a Simeone”, comentó un directivo, del que no se especifica el nombre, a ‘La Tercera’.

La prensa chilena señala también que el aspecto económico también fue importante en la decisión. Mientras Simeone solicitó un sueldo cercano al millón de dólares, el de Sampaoli era la mitad. Aquella decisión marcó a ambos técnicos, ya que Sampaoli inició en la Universidad de Chile su leyenda en el país chileno y Simeone supo rehacerse convirtiéndose en uno de los técnicos más cotizados del fútbol europeo.

Oporto, una máquina de hacer dinero con los delanteros

junio 29, 2015 Deja un comentario

El Atlético de Madrid está un paso de dar uno de los golpes del mercado de fichajes cerrando la contratación de Jackson Martínez. El agente del colombano ya ha dicho que va a recalar en el Vicente Calderón y sólo hace falta que los clubes hagan oficial el acuerdo, aunque se especula con un traspaso de 35 millones de euros. Una cifra que confirma al club luso como una máquina de hacer dinero con sus delanteros: compra barato y vende carísimo.

Jackson Martínez es un buen ejemplo de ello. Como toda estrella que vende el Oporto, el delantero llegó a Portugal siendo casi un auténtico desconocido. El colombiano llegó al conjunto del dragón en 2012 procedente del Jaguares mexicano, equipo en el que había hecho 36 goles en 68 partidos y que le traspasó por 8,8 millones de euros.

Jackson, curiosamente, llegó al club blanquiazul para sustituir a Radamel Falcao, colombiano que, como él, que había dejado Portugal para fichar por el Atlético. Los rojiblancos pagaron por el ‘Tigre’ 40 millones después de que el Oporto hubiera fichado a Radamel del River Plate por 5,5 millones.

Otro delantero del que el Oporto sacó mucha rentabilidad económica tras haberle sacado mucho provecho deportivo, fue Lisandro López. El argentino llegó a Do Dragao en 2005 después de que se hubieran desembolsado por él 2,3 millones. Cuatro años después fue vendido al Olimpique de Lyon por 22.

Otro buen ejemplo de compra a un desconocido y vende a una estrella fue Hulk. El Oporto rescató al brasileño del Tokyo Verdy japonés en 2008 por 22 millones de euros y lo vendió cuatro años más tarde por 60. Cuatro delanteros por los que el Oporto pagó 38,6 millones y por los que ha recaudado 157. Es decir, ha obtenido un beneficio de casi 120 millones de euros. Lo dicho, brillante ejemplo de gestión y una máquina de hacer dinero.

Los últimos cachorros de plata

junio 22, 2015 Deja un comentario

Escudo AthleticEl Athletic de Bilbao B está muy cerca de regresar a la Segunda División tras 19 años de ausencia en la categoría de plata después de haber derrotado este fin de semana al Cádiz por 2-0 en la ida de la última eliminatoria de ascenso a Segunda. Por ello, este post va a recordar a los últimos ‘cachorros’ del conjunto vasco que jugaron en la categoría de plata.

La última vez que el Bilbao Athletic, como también se conoce al filial bilbaíno, jugó en Segunda División fue en la temporada 95/96. Aquella temporada los rojiblancos estaban dirigidos por Manu Sarabia, toda una leyenda del club que ya había dirigido, y salvado, al Athletic B en Segunda la anterior campaña.

Sin embargo, aquella campaña comenzó torcida para el final desde el principio, puesto que no logró ganar su partido hasta la jornada 13. Para aquel entonces, los pequeños cachorros habían sumado ocho derrotas, siete de ellas de manera consecutiva en las primeras jornadas, y cuatro empate.

Pese a ello, el equipo demostró carácter y logró acabar la primera vuelta fuera de los puestos de descenso. Finalizó 14º con 20 puntos, por aquel entonces las victorias sólo se contaban por 2 tantos, a uno del descenso.

Todo parecía bien encarrilado para el Bilbao Athletic, pero a los pequeños cachorros se les atragantó el final de temporada, ya que sólo sumaron una victoria en los últimos nueve partidos y firmaron su descenso al finalizar la campaña 18º con 40 puntos a cuatro de la salvación. El Athletic B bajó después de estar en la categoría de plata desde 1988.

Pese al dramático final, varios jugadores de aquel equipo tuvieron posteriormente protagonismo en el primer equipo: Imanol Etxeverría, Felipe, César Caneda o Edu Alonso. Otros, sin cumplir su sueño de triunfar en San Mamés, sí que desarrollaron una carrera en Primera División: Jon Pérez Bolo, Sergio Corino, Ibón Begoña o José Félix Guerrero, el hermanísimo de Julen. Por otro lado, hubo algunos que, sin jugar Primera, fueron importantes en Segunda: Iban Espadas, Katxorro o Mikel Kortina.

Otro de los jugadores importantes de aquel equipo fue Gaizka Garitano, el entrenador del Eibar las últimas temporadas y que como jugador también participó en Primera División, aunque en su caso fue precisamente en el máximo rival del Athletic: la Real Sociedad.

1988

Cuando Ferguson prefirió a un Scholes retirado antes que a Pogba

junio 15, 2015 Deja un comentario

Paul+Pogba+Manchester+UnitedNadie tiene ninguna duda de que Paul Pogba va a ser uno de lo grandes objetos de deseo del actual mercado de fichajes tras la gran temporada que ha protagonzado en la Juventus. Uno de los equipos que le pretenden es el Manchester United, que podía ahora mismo disfrutar de su juego si en su día Sir Alex Ferguson hubiera confiado algo más en el jugador galo.

Pogba llegó a Old Trafford en 2009, cuando contaba con 16 años. Los ojeadores de los Diablos Rojos habían visto en el joven francés un auténtico diamante en bruto y no dudaron en hacer una desorbitada oferta al jugador para arrebatárselo al Le Havre. El conjunto galo, consciente de que le arrebataban a una potencial estrella, denunció el caso ante la FIFA por considerar como “ilegal” el contrato que había ofrecido al futbolista por tratarse de un menor de edad.

Como suele pasar en estos casos, la FIFA hizo la vista gorda, se lavó las manos y permitió que el jugador desembarcara en Inglaterra. Pogba firmó un contrato hasta el año 2012 y comenzó a jugar en los equipos inferiores del equipo británico. Allí comenzó a confirmar lo que ya apuntaban los ojeadores: se trataba de un jugador de un enorme potencial y con un expléndido futuro. Todo ello provocó que varios grandes clubes de Europa pusieran su radar sobre Pogba.

En enero de 2012, cuando faltaban doce meses para que acabara el contrato del galo con el United, una plaga de lesiones asoló al centro del campo de los Diablos Rojos. Sir Alex Ferguson decidió entonces que, en lugar de dar una oportunidad a Pogba, que rozaba ya los 19 años, lo mejor era recuperar a Paul Scholes. El mítico centrocampista inglés tenía 37 años recién cumplidos y se había retirado del fútbol profesional en junio de 2011. Sin embargo, Scholes aceptó la llamada de Ferguson y se volvió a calzar las botas.

Pogba entendió eso como una traición y como una falta de confianza en él por parte del club. La llegada de Scholes, unido a que Mino Raiola, agente del francés, andaba como loco por mover al jugador para llevarse una jugosa comisión, provocó que el galo tomara una decisión: no iba renovar por el United. Que Pogba jugara en aquella temporada siete partidos con el primer equipo y Scholes 21, es un claro reflejo de que el francés tampoco se equivocaba mucho.

Sir Alex Ferguson intentó como loco renovar a Pogba, pero ya era tarde y el futbolista acabó fichando por la Juventus de Turín. El jugador ha señalado que le quedó grabado un día en el que el United jugaba contra el Blacburn Rovers y que, asolado por las bajas en el medio, Fergunson prefirió poner una dupla formada por Rafael y Park ante que alinear al galo. ¿Dará el centrocampista, convertido ya en una estrella, una segunda oportunidad al equipo de Old Trafford y mostrará en ellos la confianza que no tuvieron en él en su día?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores