El día en el que la Juventus conoció a Leo Messi

messi juventus 2005La final de la Liga de Campeones esta temporada nos va a deparar un Barcelona vs Juventus. Por ello, en las siguientes semanas vamos a dedicar los post del blog a historias especiales que han rodeado os duelos entre culés y bianconeri.

Comenzamos recordando un duelo que, aunque se tratara de un amistoso, sirvió para que tanto la Juventus como el mundo se dieran cuenta de que el Barça tenía un diamante entre sus filas: Leo Messi.

El partido se disputó el 24 de agosto de 2005, cuando los azulgranas decidieron invitar al conjunto italiano a disputar el trofeo Joan Gamper. Pese a la entidad del rival, Frank Rijkaard, el entrenador de los catalanes en aquella época, sorprendió alineando en aquel partido de titular a un joven de 18 años del filial: Leo Messi.

La apuesta le salió redonda al holandés, ya que el joven argentino volvió loca a la experimentada defensa de la ‘Vecchia Signora’. Tanto, que cuando Rijkaard decidió cambiar a Messi, el Camp Nou aplaudió a rabiar a ese joven semidesconocido, al que por entonces sólo se le conocía por haber marcado un gol al Albacete, que tan bien había jugado contra el campeón del  Serie A.

Los hinchas no fueron los únicos que quedaron alucinados con la ‘Pulga’. Fabio Capello, el entrenador de la Juve por aquel entonces, también quedó maravillado con el juego del delantero. “Lo había visto con la selección juvenil argentina y ya me pareció un gran jugador. Pero otra cosa es verlo en este estadio, con esta camiseta, ante tanta gente. Nunca había visto un jugador de tanta calidad”, señaló el italiano tras el encuentro.

La cosa no quedó ahí, ya que, años más tarde, en una entrevista en la Cadena SER, el propio Capello reconoció que esa misma noche pidió a Rijkaard que le cediera a Messi para la Juventus: “En un momento en el que el juego estaba parado me aproximé a Frank Rijkaard y le dije: ‘Vosotros no podéis ponerlo porque tenéis tres extranjeros, ¿por qué no me lo prestas para la Juventus durante un año y que luego vuelva con vosotros?’. Rijkaard me contestó: ‘Vamos a aclarar la situación en tres o cuatro meses y por eso no puedo hacerlo’. Por esa razón tardó Messi en debutar. Yo conocía el valor de mis laterales y cuando vi a Messi jugar entendí que era un ‘extra jugador’. Vi que Messi puede hacer cosas que a otros no se les ocurre”.

Por este motivo, abajo reproducimos de manera íntegra dicho partido. ¡A disfrutar!

Barcelona 2: Valdés (Jorquera, min.46), Gabri (Belletti, min.75), Puyol, Oleguer (Edmílson, min.46), Van Bronckhorst, Márquez, Van Bommel, Iniesta (Eto’o, min.68), Leo Messi (Giuly, min.90), Ronaldinho (Deco, min.46) y Larsson (Maxi López, min.86).

Juventus 2: Abbiati, Zebina (Balzaretti, min.46), Kovac, Cannavaro, Pessotto (Zalayeta, min.87), Camoranesi (Olivera, min.80), Vieira, Giannichedda, Chiellini (Blasi, min.46), Del Piero (Mutu, min.46) e Ibrahimovic (Trezeguet, min.46).

Goles: 0-1, min.11: Del Piero, de penalti. 1-1, min.67: Iniesta. 2-1, min.70: Van Bronckhorst. 2-2, min.79: Trezeguet, de penalti.

La huelga indefinida de la AFE de 1982

AFEEn plena semana en la que el fútbol español puede hacer historia metiendo por segundo año consecutivo tres equipos en las dos finales europeas de la temporada, puede convertirse también en la vergüenza del continente debido a la huelga con la que la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y Federación Española de Fútbol (FEF) con la que amenazan parar las dos últimas jornadas de Liga y la final de la Copa del Rey. Una situación que recuerda mucho a la que se vivió en el fútbol español en 1982.

El 29 de marzo de aquel año, la AFE anunció que iba a convocar una huelga indefinida a partir del 11 de abril. Esto significaba que no se iban a disputar ni las tres últimas jornadas de Liga ni la final de la Copa del Rey, sólo partidos internacionales y de la selección española. A finales de aquella temporada se disputaba el Mundial, que se iba a celebrar en España, por lo que la huelga, de producirse, provocaría por motivos de calendario que fuera imposible volver a reubicar todos los partidos suspendidos.

Por ello, Mundo Deportivo en su edición del 30 de marzo de 1982 entendía que la huelga podía ser una “mancha histórica” para el fútbol español y la consideraba “anticonstitucional” y “casi delictiva”: “Increíble, pero cierto. La dialéctica del chantaje funciona en este país hasta entre los privilegiados. De la mano del inefable Quino y del senador socialista Cabrera Bazán, la AFE ha logrado que los inconscientes jugadores de nuestro futbol de élite vayan a una huelga salvaje, inoportuna, anticonstitucional y casi, casi, delictiva”.

hUELGA 1982Las razones para convocar la huelga eran dos: la AFE pedía que se pagara el dinero que se le adeudaba a los jugadores y la creación de un fondo de garantía social. El País también se hizo eco del asunto ese mismo día, pero de una manera más moderada que Mundo Deportivo. Aunque aportó luz al asunto al asegurar que la huelga no podía realizarse con la administración española a efectos de “formalización legal”: “Subsisten otros dos problemas cuyo frente no es la Federación Española de Fútbol, sino los, ministerios de Trabajo, por el tema de la ordenanza laboral, y el de Hacienda, por el tema fiscal que afecta a los jugadores. Sin embargo, a efectos de formalización legal el planteamiento de la huelga no puede realizarse con la Administración”.

Una vez que la AFE hizo oficial la huelga al presentar toda la reglamentación necesaria, ABC no dudó en afirmar el 31 de marzo de 1982 que el fútbol estaba “herido”: “Tras el escopetazo y la perdigonada de la convocatoria de huelga, ahora vienen los tratamientos de recuperación. El fútbol está herido. La sangre sale a borbotones por el agujero económico y los cirujanos del deporte se han encontrado con el problema extra de coser a toda urgencia las zonas afectadas”.

Finalmente sólo hubo una jornada de huelga. Sin embargo, si que hubo partidos. Debido a la imposibilidad de reubicar los partidos en el calendario por la disputa del Mundial de 1982, que para más inri se celebraba en España, los clubes decidieron que los jugadores que fueran a la huelga serían sustituidos por juveniles. Sin embargo, fueron muy pocos los futbolistas que secundaron el parón. De hecho, fue un número tan pequeño que la huelga se desconvocó y así se pudieron jugar todos los partidos en el plazo que estaban marcados en el calendario.

Cuando Materazzi fue el pichichi del Carpi

Materazzi CarpiUna de las noticias más importantes que nos ha dejado la actualidad futbolística durante las últimas semanas ha sido el ascenso por primera vez en toda su historia del modesto Carpi a la Serie A en Italia. Los ‘biancorossi’ no son muy conocidos más allá de sus fronteras, pero guardan curiosas historias en su trayectoria, como cuando Marco Materazzi fue su pichichi.

Fue en la temporada 96/97. El hoy histórico jugador italiano contaba con 23 años recién cumplidos y no era más que una de las tantas promesas que había por aquel entonces había en el fútbol transalpino. Militaba por aquel entonces en el Perugia, equipo que acababa de ascender a la Serie A y que veía aún a Materazzi un poco verde para la máxima categoría.

Por ello, decidieron cederle al Carpi, que jugaba entonces en la Serie C, el equivalente a la Segunda División B española. Allí Materazzi se convirtió en una de las estrellas del equipo porque, además de ofrecer un gran nivel en defensa, se destapó como un inesperado goleador. De hecho, en 18 partidos marcó siete goles.

Unos números y un rendimiento que llamaron la atención al Perugia, que tras verle en acción no lo dudó ni un instante: tenían que repescar al jugador en el mercado de invierno. Por ello, la aventura del Materazzi en el Carpi tornó a su fin en enero, cuando volvió al Perugia. En su vuelta al conjunto del grifone, el central logró cumplir uno de sus grandes sueños: debutar en la Serie A. Materazzi jugó su primer partido en la máxima categoría el dos de febrero de 1997 en un encuentro que parecía ser un guiño del destino: Perugia – Inter (2).

De ahí al final de la temporada, jugó trece partidos más en los que marcó dos goles, lo que supone que en total aquella temporada hizo nueve goles. Una cifra sobresaliente para un defensa. Sin embargo, la llegada de Materazzi en el mercado de invierno no pudo evitar que al final de temporada el Perugia descendiera a la Serie B.

¿Y qué pasó con el Carpi? Tampoco acabó la temporada con buen sabor de boca. Notó la baja de Materazzi, pese a ello, luchó hasta el final por el ascenso. De hecho, en el último partido de la temporada, un playoff contra el Monza, le valía el empate para sellar el ascenso debido a su buena clasificación en la liga regular. Sin embargo, el Carpi fue incapaz de sacar unas tablas y tras perder 3-2 dijo adiós al ascenso. En aquel Monza había otro jugador que años más tarde, como Materazzi, también haría carrera en la Serie A: Christian Abbiati.

La madición del 9 del Milan

abril 27, 2015 Deja un comentario

imageEste fin de semana el Milan sumó una nueva decepción esta temporada tras perder 2-1 con el Udinese. Los rossoneri suman 43 puntos tras 32 jornadas disputadas, una puntuación bajísima. De hecho, hay que remontarse hasta la temporada 97/98 para ver a los milanistas con unos números tan bajos. Algo que puede asociarse a la maldición del 9 que persigue al conjunto lombardo desde que Filippo Inzaghi se retiró.

El actual entrenador del Milan, colgó las botas el 13 de mayo de 2012 después de una victoria de los milanistas por 2-1 contra el Novara. Pippo dijo adiós al fútbol como una auténtica leyenda, ya que marcó 315 goles en los 694 partidos oficiales.. Sin embargo, su éxito provocó que tras él ponerse la camiseta rossonera con el 9 a la espalda pesara mucho, demasiado.

Desde su retirada, hasta cuatro jugadores han intentado, sin éxito, hacer olvidar a Inzaghi luciendo el 9 a la espalda en San Siro: Alexandre Pato, Alessandro Matri, Fernando Torres y Mattia Destro. El primero en probar fortuna fue Pato. El brasileño optó para temporada 2012/2013 cambiar el 7 que llevaba luciendo desde su llegada a Italia por el reto de llevar el 9.

No le salió bien la jugada al sudamericano, jugó sólo siete partidos en los que únicamente logró 2 goles. Ambos en Champions contra Málaga y Anderlecht. Por ello, no extrañó que en enero de 2013 regresara a su Brasil natal.

El siguiente que intentó triunfar en el Milan con el 9 a la espalda fue Matri. El delantero italiano llegó al conjunto norteño en el verano de 2013. Sus números con la camiseta rossonera no fueron nada positivos: un gol en 18 partidos. Por ello, los milanistas en enero le mandaron rumbo a la Fiorentina sin pena alguna.

imageFernando Torres fue el siguiente de la lista en intentarlo. Sin embargo, entre que ‘El Niño’ lleva ya varios años lejos de su mejor nivel y que no tuvo mucha continuidad como titular, tampoco logró que acabara la maldición del 9. Tras diez partidos en los que sólo hizo un gol, el Milan aceptó de buen grado que el de Fuenlabrada regresara al Atlético de Madrid en Navidad.

Matri fue el que tomó el relevo de Torres en el Milan luciendo el 9. Sin embargo, sus números no han sido muy superiores a los del español: dos goles en ocho partidos. Paradojas de la vida, uno de los que más está sufriendo está maldición de la camiseta 9 del Milan que dejó el Pippo Inzaghi es el propio Inzaghi.

La única remontada de Guardiola

abril 20, 2015 Deja un comentario

imageEl 3-1 que endosó el Oporto al Bayern de Múnich el pasado miércoles fue la gran sorpresa de la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. El resultado deja en una posición complicada al conjunto alemán, ya que se verá obligado a remontar en casa y ganar a los lusos, como mínimo, por dos goles de diferencia si quiere estar en semifinales. Sin embargo, a Guardiola no se le dan bien lo de las remontadas.

De hecho, desde que el de Santpedor es entrenador sólo ha remontado una eliminatoria de las cinco (Cuatro con el Barça -Sevilla (2), Inter y Chelsea- y una con el Bayern -Real Madrid-) en las que en el partido de ida logró un resultado adverso. Fue en la Supercopa de España de 2010, cuando el Barcelona de Pep logró dar la vuelta, precisamente, al resultado de 3-1 cosechado en el Sánchez Pizjuán.

El partido de ida se disputó el 14 de agosto de 2010. Un mes antes, España se había proclamado campeona del mundo en Sudáfrica y aquel equipo contaba con bastantes jugadores del Barça (Víctor Valdés, Gerard Piqué, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Sergio Busquets, Pedro y David Villa). Guardiola, consciente de aquel Mundial había sido el broche a una larga temporada, premió a sus futbolistas con un mes de vacaciones.

Eso conllevó que los internacionales españoles prácticamente acabaran de deshacer las maletas cuando llegó el partido de ida de la Supercopa. Como no tenían aún la forma física necesaria como para afrontar aún un partido oficial, Guardiola decidió dejarles fuera de la convocatoria y en el Sánchez Pizjuán jugó con un equipo de circunstancias. Que Rubén Miño fuera el portero titular o Zlatan Ibrahimovic el nueve del equipo, en un momento en que estaba más fuera que dentro del club, es claro reflejo de ello. Tuvo Guardiola tan pocos jugadores disponibles que hasta tuvo que colocar a Maxwell, lateral izquierdo y en partidos esporádicos interior zurdo, de extremo en la delantera.

Además, decidió dejar en el banquillo a Leo Messi, que también llevaba muy pocos entrenamientos. El Barcelona comenzó ganando el partido gracias a un tanto de Zlatan Ibrahimovic, el último que marcó con la camiseta azulgrana en partido oficial, pero en la última media hora de partido el Sevilla marcó tres goles y se llevó una ventaja muy golosa para el Camp Nou. Hay que señalar como otra anécdota curiosa de dicho encuentro, que Thiago, hoy futbolista del Bayern, fue uno de los jugadores que se aprovechó de las ausencias que tenían los culés para jugar aquel partido. El hispano-brasileño jugó la segunda parte.

Por aquel entonces, Guardiola no había remontado ninguna eliminatoria contra el Barça y el Sevilla ya sabía lo que era ganar una eliminatoria a los catalanes tras haberse impuesto en el partido de ida, como habían hecho en los octavos de final de la Copa de 2010 (2-3 y 0-1). Sin embargo, para ese partido los azulgranas ya sí que contaron con todas sus estrellas y acabaron conquistando la Supercopa al vencer 4-0. Los azulgranas llevaron el partido por la vía rápida y al descanso ya ganaban por 3-0 a un Sevilla que tiró la toalla muy pronto. ¿Será Guardiola capaz de repetir este martes esa noche?

Del Piero, ‘Principe’ de Mónaco

abril 13, 2015 Deja un comentario

Del Piero MonacoEste martes Juventus y Mónaco van a disputar en el estadio del conjunto italiano uno de los cuatro partidos correspondientes a la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. El último precedente que enfrentó a ambos equipos encumbró a Alessandro Del Piero en una de sus mejores noches europeas, ya que contra los monegascos marcó su primer ‘hattrick’ en la máxima competición continental.

El precedente data de la temporada 97/98. Sin embargo, la eliminatoria entre ambos no correspondió a los cuartos de final como ahora, sino que se vieron las caras en las semifinales de la Champions. La Juve por aquel entonces tenía un auténtico equipazo formado, entre otros, por el citado Del Piero, Pippo Inzaghi, Zinedine Zidane, Edgard Davids o Paolo Montero. Su objetivo en la competición era claro: sacarse la espina de haber perdido la final de la temporada anterior contra el Borussia Dortmund.

Tras dejar en la cuneta al Dynamo de Kiev de Andriy Shevchenko en cuartos de final, a los italianos les tocó en suerte en semifinales el Mónaco. La escuadra del Principado aquella temporada llegó por primera vez en toda su historia a las semifinales de la máxima competición continental.

Del Piero MonacoLos monegascos se convirtieron en la revelación europea de esa campaña. Especialmente tras ganarse el respeto de todos al eliminar en cuartos de final en el mismísimo Old Trafford a un Manchester United que empezaba a dar forma al equipo que ganaría el triplete en 1999. Aquel Mónaco tenía en plantilla a jugadores que hoy en día son considerados como auténticas leyendas vivas del fútbol francés como Fabien Barthez, Thierry Henry o David Trezeguet.

Sin embargo, Del Piero hizo trizas su sueño de seguir haciendo historia en la Champions con un partido soberbio en la ida de la semifinales en Delle Alpi, el uno de abril de 1998. ‘Pinturicchio’ abrió el marcador a los 34 minutos con un excelente lanzamiento de falta que se coló por toda la escuadra, pese a los intentos de Barthez de intentar alcanzarlo. El delantero de la ‘Vecchia Signora’ siguió con su gran noche haciendo un gol de los llamados psicológicos, ya que en el minuto 45 hizo el 2-1 con un gol de penalti.

Gracias a otra pena máxima, Del Piero firmó su primer ‘hattrick’ en la Champions al establecer a los 61 minutos un provisional 3-1. La Juventus dejó casi sentenciada la eliminatoria al ganar aquel partido por 4-1. Ya en el partido de vuelta, el propio Del Piero se encargó de apagar las ilusiones de remontada monegascas al hacer el momentáneo 2-2 y hacer así estéril el triunfo final del conjunto del Principado por 3-2.

Sin embargo, Del Piero en la final no lució tanto y el Real Madrid ganó la ansiada séptima gracias a un gol de Pedja Mijatovic (1-0). El delantero italiano tuvo que conformarse con ser el máximo goleador de la competición con 10 tantos y haber sido en semifinales el ‘Principe’ de Mónaco.

110 años de Boca Juniors

BocaEl pasado 3 de abril un gigante del planeta fútbol cumplió años: 110. Una cifra redonda para un club acostumbrado a triunfar tanto en Argentina como en Sudamérica. Sin embargo, su origen fue, cuando menos, curioso.

Aquel 3 de abril de 1905 varios muchachos del barrio del Boca, en Buenos Aires, se reunieron con un claro objetivo: fundar un equipo con el que hacer frente a River Plate. A esta casi improvisada reunión se unieron varios chicos del Independencia, a los que se convenció de fusionarse con el equipo de nuevo creación.

Elegir nombre no fue nada sencillo. En un principio se propusieron nombres como ‘Hijos de Italia’ o ‘Defensores de Italia’ debido a que muchos eran descendientes de emigrantes transalpinos. Sin embargo, estos nombres se descartaron y se pusieron sobre la mesa otros: ‘Boca’ o ‘Defensores de la Boca’. Tampoco convenció ninguno de ellos.

Así fue hasta que, tal y como cuenta el libro ‘366 historias del fútbol mundial que deberías saber’, Pedro Moltedo, uno de los chicos reunidos, vio la luz: ‘Boca Juniors’. ‘¿Por qué Juniors?’, le preguntaron. Les dijo que Juniors significaba jóvenes en inglés, como lo eran ellos, y que poner una palabra en este idioma daba distinción y era un homenaje a los creadores del fútbol.

La elección de la camiseta tampoco fue sencilla. De hecho, jugaron su primer partido con una camiseta azul celeste que no convenció y se plantearon cambiarla. Estaban con dudas sobre qué colores vestir hasta que quedó claro cuando vieron un barco que venía de Suecia: quedaron prendados de la bandera escandinava.

Sin embargo, el modelo definitivo, para variar, tardó en cuajar. Se vistieron los colores suecos de diversas maneras: sobre fondo amarillo, con cruz, con raya vertical, horizontal… Así hasta que finalmente se quedaron con el modelo que visten actualmente y comenzaron a escribir 110 años de una historia legendaria

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores