Cuando Marcelino rechazó al Valencia en 2008

septiembre 26, 2016 Deja un comentario

marcelino_racingLa semana ha sido muy convulsa para el Valencia. Los ché antes de jugar contra el Alavés el jueves despidieron a Pako Ayesterán y se han visto de nuevo en la obligación de buscar un nuevo técnico. En la pole se colocó Marcelino, pero parece que por temas legales el asturiano no podrá sentarse en el banquillo de Mestalla. Se da la circunstancia que cuando el entrenador español tuvo en su mano dirigir al conjunto valencianista le rechazó.

Fue en la primavera de 2008. Tras haber firmado varios años muy notables al frente del Recreativo de Huelva, Marcelino era uno de los técnicos de moda al superar lo hecho con los onubenses en el Racing de Santander. Los cántabros de la mano del técnico asturiano luchaban por meterse en competiciones europeas, un hito histórico para el club.

En esas apareció el Valencia. Los che, para variar en los últimos años, se encontraban en plena crisis deportiva. Los de Mestalla despidieron a Quique Sánchez Flores después de que bajo la batuta del madrileño hubieran ganado 6 de los primeros nueve partidos de la Liga. El recambio del madrileño fue Ronald Koeman, que hundió a un equipo que pasó de luchar por estar en la zona noble de la tabla con no descender.

Por ello, el Valencia pensó en Marcelino para devolver la ilusión a su afición la siguiente temporada. Los ché llegaron a un principio de acuerdo con el técnico asturiano. Le ofrecieron un proyecto ambicioso, plenos poderes en la parcela deportiva, un buen sueldo y desprenderse de varios de los jugadores con los que el técnico no quería contar.

Sin embargo, los valencianistas hicieron números y las cifras no les cuadraban. Por ese mismo motivo, cuando se reunieron con Marcelino de nuevo para que firmara el contrato que le uniera a la ciudad del Turia, el proyecto que le pusieron sobre el papel era totalmente distinto al que le habían ofrecido anteriormente.

La prioridad del Valencia había pasado a ser terminar el Nuevo Mestalla y, claro, eso no iba ser barato. Por ello, los rectores del club no fueron capaces de asegurar a Marcelino que iban a poder mantener a sus estrellas (David Villa, David Silva, Joaquín, Juan Mata…), no iba a tener plenos poderes en la parcela deportiva y tampoco le podían confirmar que iban a poder dar salida a los futbolistas con los que no iba a contar el asturiano.

Marcelino, que según la prensa de la época ya estaba muy mosqueado con el club por la filtración que habían hecho a ‘Superdeporte’ con las negociaciones, se quedó muy sorprendido con todos los cambios y, como no le gustó que el club un día le dijera una cosa y luego otra, optó por rechazar la oferta valencianista.

Marcelino acabó en el Zaragoza, que acababa de descender a Segunda, y el Valencia acabó fichando a Unai Emery, que había destacado en el Almería. Las trabas legales, la Liga no deja a Marcelino entrenar a otro equipo español porque el Villarreal le hizo una ficha federativa antes de despedirle, parece van a evitar que el técnico asturiano y el Valencia vuelvan a cruzar sus caminos.

Cuando Griezmann rechazó al Barça

septiembre 19, 2016 Deja un comentario

antoine-griezmannEste miércoles se disputa uno de los partidos más atractivos que se puede ver en estos momentos: Barcelona – Atlético de Madrid. Uno de los jugadores que más atención despertará en el encuentro no cabe duda que será Antoine Griezmann, un jugador que en su día rechazó fichar por el conjunto culé.

Fue al finalizar la temporada 2009/2010 cuando el Barça puso por primera vez sus ojos en el jugador galo. El francés comenzaba a despuntar en una Real Sociedad que aquella campaña logró regresar a Primera División era tres campañas en Segunda.

El Barcelona tanteó al hoy futbolista del Atlético de Madrid con la intención de incorporarlo primero a su filial y, si seguía con el plan establecido, subirlo al primer equipo en un breve periodo de tiempo. Sin embargo, a Griezmann no le gustó para nada que el Barça le quisiera solo para jugar en el segundo equipo.

“Yo quería jugar en el primer equipo. No sé si realmente me querían (…) Cuando el Barça me contactó, ellos hablaron con mis agentes y no pasó nada. Yo ya jugaba en Segunda División con la Real. No quería jugar en otro equipo de Segunda División”, declaró Antoine a RTL en 2015 cuando fue preguntado al respecto.

Los azulgranas no se dieron por vencidos y, viendo el buen rendimiento que ofreció el francés en su debut en Primera, volvieron a intentarlo. Sin embargo, los azulgranas no variaron en su planteamiento de la temporada anterior: querían a Griezmann para jugar en el filial, algo que, nuevamente, no gustó a Antoine, que ya había probado las mieles de jugar en la máxima categoría y no quería volver a Segunda.

“Es agradable ver que un equipo como el Barça se interesa por mí. Eso significa que estoy haciendo las cosas bien. Reconozco que algunos dirigentes del Barça han llamado a mi representante, pero no me voy.Tengo que jugar y no me gustaría ser suplente. Por eso, prefiero quedarme uno o dos años más en la Real Sociedad”, señaló Griezmann al respecto en 2011.

Finalmente el Barça fichó aquel verano de 2011 a Kiko Femenía, que sí aceptó bajar a jugar a Segunda después de haberlo hecho en Primera, y no volvió a jugar en la máxima categoría hasta la actual campaña, algo que precisamente era lo que quería evitar Griezmann, que ha visto como tras su no al Barça se ha catapultado su carrera profesional.

El fichaje de Cristiano Ronaldo por el Sporting de Lisboa

septiembre 12, 2016 Deja un comentario

ronaldo joven sporting lisboaEsta semana comienza la Liga de Campeones en una primera jornada en la que el Real Madrid, actual campeón del torneo, se estrenará contra el Sporting de Lisboa. Entre el equipo madrileño y el lisboeta hay un importante nexo de unión: Cristiano Ronaldo, ya que el luso inició su carrera como profesional en el equipo verdiblanco.

Ronaldo fichó por el Sporting en 1997. Cristiano, que en esos momentos destacaba en el Nacional, tenía doce años y salía por primera vez de su isla natal para probar suerte en la gran capital del país, Lisboa.

Al actual jugador del Real Madrid, tal y como relata el libro ‘Cristiano Ronaldo – Historia de una ambición sin límites’, le hacía más ilusión hacer una prueba por el Benfica, equipo del que eran seguidores tanto su padre como su hermano.

Sin embargo, su madre era una gran hincha del Sporting y, ello unido a Luis Figo, su ídolo de infancia, había salido de su cantera, provocó que finalmente se decantara por hacer la prueba por el equipo verdiblanco.

Ronaldo sporting portugalCristiano tenía mucha confianza de sí mismo y lo bordó en la prueba. Tanto que Aurelio Pereira, director de la cantera, estaba decidido a ficharle: “No sólo me impresionó su talento. Se veía ya que el chico era muy bueno, que el balón era una extensión de su cuerpo, que jugaba bien con las dos piernas, que era muy rápido y que iba bien de cabeza. Pero sobre todo impresionaba la determinación que tenía, su personalidad y su coraje en el campo. Desde el punto de vista psicológico, parecía indestructible. No tenía miedo de nada ni siquiera de los jugadores mayores que él. Tenía una capacidad de liderazgo que sólo tienen los grandes. Tanto que sus compañeros, de regreso a los vestuarios, lo buscaban para ser sus amigos. En una palabra lo tenía todo, sólo podía mejorar”.

El problema entonces estaba en sacar a Ronaldo del Nacional, que no estaba por la labor de dejar escapar a una de las joyas de su cantera de manera gratuita. El equipo de Madeira adeudaba al Sporting unos 22.000 euros y les hizo una propuesta: si les condonaban la deuda, dejarían salir a CR7.

Desde Lisboa no estaban dispuestos a pagar por un jugador de 12 años, por lo que al principio la propuesta les pareció una locura. Sin embargo, ya en verano, Pereira insistió en a los rectores del club en que merecía la pena aceptar la propuesta del Nacional: “A pesar de que parezca exagerado lo que se paga por un muchacho de apenas 12 años, tiene un gran talento, mostró sus grandes cualidades en las pruebas que pasó ante nuestros entrenadores. Será una buena inversión para el futuro”. 

Las palabras de Pereira convencieron a los dirigentes pues acabaron perdonando la deuda al Nacional e hicieron uno de los mejores negocios de su historia, ya que años después vendieron al futbolista al Manchester United por cerca de 17 millones de euros.

El Barça, una mina de oro para el Valencia

septiembre 5, 2016 Deja un comentario

alcacerUno de los fichajes que se cerró durante los últimos días del mercado de verano fue el de Paco Alcácer al Barcelona a cambio de 30 millones de euros más variables. La llegada del internacional español al Camp Nou deja clara una marcada tendencia en los últimos años: la de futbolistas que dejan Mestalla para recalar en la Ciudad Condal.

En los últimos seis años han recalado en el Barça hasta cinco futbolistas procedentes del Valencia: David Villa, Jordi Alba, Jeremy Mathieu, André Gomes y el ya citado Alcácer. A todos ellos también se les puede añadir el nombre de Gerard López, que en el año 2.000 fichó por el conjunto azulgrana procedente de la entidad valencianista.

El hacerse con todos estos futbolistas, además, no ha sido precisamente económico para los culés, pues la suma total pagada por los seis jugadores anteriormente citados es de un total de 160 millones, a saber: Gerard 21, Villa 40, Alba 14, Mathieu 20, Gomes 35 (más objetivos) y Alcocer 30 (más objetivos).

Esto ha convertido al Valencia en una especie de Arsenal (el conjunto inglés desde el año 2000 ha vendido al Barça a numerosos futbolistas a precio de oro: Overmars, Petit, Henry, Cesc, Song…) a la española para el Barça, ya que los chés de media han ingresado 29,2 millones de euros por cada jugador que han colocado en el Camp Nou. Una cifra que podría subir con los variables de André Gomez y Paco Alcácer.

Sin embargo, a tenor de los resultados deportivos, al Barça no siempre le han resultado muy rentable los fichajes hechos procedentes de Mestalla. Gerard, para empezar por el primero que inició esta curiosa saga de ‘sablazos’, jamás fue en el Camp Nou el jugador que brilló en el Valencia y que fue uno de los artífices de que estos últimos llegaran a la final de la Champions en el 2000.

Villa, por su parte, no puede decirse que fracasara en su etapa azulgrana pero siempre quedó la sensación de que, quizás, se esperaba más de un paso por el Camp Nou en el que fue de más a menos. La prueba de ello es que el asturiano fue prácticamente regalado al Atlético de Madrid en el verano de 2013. Aunque también es cierto que seguro que los azulgranas dan por amortizado su fichaje por el gol que marcó en la final de la Liga de Campeones en 2011.

Alba, en tanto, puede ser de los jugadores de esta saga que más jugo ha sacado el Barça y, curiosamente, ha sido de los más baratos que le ha costado. Aunque, al igual que pasó con Villa, en el Barcelona hay la sensación de que podría haber ofrecido aún mucho más de lo que ha mostrado hasta ahora. En esa línea podría entenderse el fichaje de Digne por los culés este verano, con el objetivo de que el lateral catalán no se duerma en los laureles que transitaba las pasadas campañas por no tener competencia en su puesto.

Mathieu, por último, es un jugador que todavía muchos se extrañan que esté en el Camp Nou. Su paso por el Barcelona hasta la fecha se muestra muy irregular, pero Luis Enrique, su gran valedor, tiene mucha confianza en él y eso le ha salvado de marcharse del conjunto azulgrana.

Schweinsteiger, el esquiador que se dedicó al fútbol

agosto 29, 2016 Deja un comentario

SchweinsteigerEl verano de 2016 no ha sido el mejor para Bastian Schweinsteiger. Repudiado por Jose Mourinho en el Manchester United, también dejó la selección alemana, con la que no pudo ganar la Eurocopa de Francia. Es por ello que, quizás, en los últimos meses haya pensado que podía estar mejor de esquiador que de futbolista.

No hay que olvidar que, años atrás, la carrera de Bastian parecía más encaminada a ser esquiador que futbolista. De hecho, el futbolista germano nació en un ambiente propicio para ello.

Creció en Oberaudorf, un pueblo en las laderas de los Alpes en las que lo más redondo que había eran las bolas de nieve. Por ello, los esquíes se convirtieron pronto en su mejor amigo. De hecho, se hinchó a ganar carreras y campeonatos.

En algunas de ellas tuvo como rival a Felix Neureuther, un esquiador alemán que ha llegado a ser profesional y competir en los Juegos Olímpicos de invierno pero que nunca pudo derrotar a Schweinsteiger en una competición.

La vida de Bastian iba pues encaminada a ser esquiador hasta que unos millonarios se instalaron en Oberaudorf y decidieron crear un campo de fútbol en el pueblo. Ahí fue donde le inocularon el ‘veneno’ del balón.

Schweinsteiger comenzó a jugar, y destacar, en el Rosenheim. Algo que compaginó con los esquíes hasta que de preadolescente el Bayern se cruzó en su camino. El equipo muniqués le hizo una oferta para incorporarse a sus equipos inferiores, pero había una condición: tenía que dejar esquíes.

Tras mucho pensarlo, decidió apostar por el fútbol. No hay duda que no se equivocó, aunque también es verdad que tras un verano como el actual quizás en algún momento haya pensado que, quizás, habría llevado una vida más tranquila de esquiador.

Cuando el Oporto rechazó a André Gomes

agosto 22, 2016 Deja un comentario

andre gomesAndré Gomes ha sido uno de los hombres de este verano. El luso ganó la Eurocopa con su país y media Europa se lo rifó. Finalmente el centrocampista se decantó por el Barça rechazando así ofertas de Real Madrid, Chelsea o Juventus, entre otros. Una circunstancia difícil de prever ocho años antes.

Y es que André Gomes comenzó su carrera en el Oporto, equipo del que era seguidor, a los nueve años. El medio entró en el club blanquiazul en infantiles y fue poco a poco progresando en las categorías inferiores. De hecho, llegó a ser capitán de los Dragoes. Sin embargo, a los 15 años recibió un golpe muy duro a sus aspiraciones de triunfar en el club de sus amores: el Oporto le descartó y tuvo que buscarse equipo.

Por ello, se tuvo que marchar al modesto Pasteleira en 2008. Allí mostró un gran fútbol y provocó que el Boavista, el otro gran club de la ciudad de Oporto, le fichara para sus categorías inferiores. Allí permaneció dos años, hasta que en 2011 fichó por el Benfica, un club de una categoría muy superior al Boavista.

En el conjunto encarnado combino actuaciones en el primer equipo con participaciones en el filial hasta que llegó el momento de tomarse la revancha con su ‘querido’ Oporto. Fue el 16 de abril de 2014, cuando el Benfica eliminó al Oporto en las semifinales de Copa gracias a un gol de André Gomes.

Un jugador que, quizás, de haber seguido de blanquiazul podría haber llegado a ser un estandarte del club. Lo único que podría haber cambiado de su trayectoria actual es que, probablemente, conociendo a Pinto da Costa, el traspaso millonario se habría dado cuando se marchó de Portugal y no en España.

Cuando el Betis pudo fichar Bergkamp

agosto 15, 2016 Deja un comentario

Dennis BergkampEl fútbol está lleno de fichajes que pudieron ser y que finalmente no se dieron. Algunos, especialmente tras verlos desde la perspectiva del paso del tiempo, mucho más llamativos que otros. Es el caso de Denis Bergkamp que estuvo muy cerca de fichar por el Betis a mediados de los 90.

Fue concretamente en 1996. Bergkamp, que a principios de esta década había destacado como uno de los jugadores más prometedores del viejo continente en el Ajax, llevaba varios años de capa caída. El delantero tulipán fichó por el Inter de Milan en 1993 después de que los neroazzurri pagaran unos 12 millones de euros, aproximadamente, al Ajax. Una cantidad que en aquella época era considerada un dineral.

Sin embargo, Denis no se terminó de adaptar al férreo y táctico fútbol italiano y en 1995 puso rumbo al Arsenal después de que los gunners abonaran unos 8 millones de euros por hacerse por sus servicios. El primer año de Bergkamp, sin ser malo, fue un poco irregular, lo que provocó que el Arsenal estuviera dispuesto a vender al jugador si le llegaba alguna oferta interesante.

En esas apareció el Betis. Los verdiblancos ya habían tratado de fichar un año antes, pero no pudieron igualar la oferta del Arsenal. Los béticos llegaron a cerrar un principio de acuerdo con los ingleses para hacerse con el holandés. Este último consistía en pagar unos dos millones de euros y meter en la operación al croata Robert Jarni.

Todo parecía hecho a falta de la confirmación oficial. Es más, algunos medios españoles lo dieron como un acuerdo ya cerrado, inamovible. Sin embargo, a última hora el ambas partes, a día de hoy se desconocen los motivos, se echaron atrás y Bergkamp no acabó en el Benito Villamarín. ¿Os imagináis lo que hubiera sido ver a Denis con la camiseta verdiblanca?