La revancha de Manuel Pellegrini

abril 25, 2016 Deja un comentario

Esta semana vuelve la Liga de Campeones. Uno de los duelos que más morbo crea es el Manchester City – Real Madrid, especialmente porque Manuel Pellegrini, técnico de los Citizens, tiene la oportunidad de dejar fuera al equipo que dirigió en la temporada 2009/2010 y en el que no fue muy bien tratado.

Si bien es cierto que la temporada de Pellegrini al frente del equipo blanco no fue la mejor, quizás recibió demasiadas críticas y no se le dejó trabajar lo suficiente, ni con sus ideas, como para poder sacar un rendimiento óptimo de la plantilla madridista. Para empezar, en plena pretemporada fue ninguneado por parte de Florentino Pérez cuando el máximo mandatario blanco decidió traspasar a Wesley Sneijder al Inter de Milán y a Arjen Robben al Bayern de Múnich en contra de la opinión del chileno. El tiempo le dio la razón a este último, pues los dos jugadores holandeses fueron de los más destacados en el curso 2009/2010.

También hay que señalar que el Madrid el verano de la llegada de Pellegrini hizo hasta ocho fichajes, todos de un altísimo nivel eso es cierto, y, por muy Real Madrid que seas, todos requerían de un periodo de adaptación. Además, hay que señalar que, al poco de comenzar la temporada, Cristiano Ronaldo se lesionó durante un mes y los blancos supieron sobrevivir bien sin el luso, algo que ahora se antoja complicado.

El Real Madrid finalizó segundo La Liga, solo superado por el brillante Barcelona de Pep Guardiola que se encontraba haciendo historia en esos momentos, tras firmar 96 puntos, el mejor registro hasta entonces en el club de Chamartín. En Champions el club madrileño cayó en octavos de final a manos del Olympique de Lyon. Si bien es cierto que todos esperaban más del Madrid en la competición, es cierto que el Real Madrid, contando la temporada del chileno, llevaba seis años seguidos cayendo en octavos de final de la máxima competición europea. La prueba de que no es tan sencillo llegar lejos en Europa en un gran club es que José Mourinho, por poner un ejemplo, también cayó en octavos de final de la Champions en su primera campaña en el Inter.

El mayor lunar de Pellegrini en el Real Madrid fue la derrota por 4-0 contra el Alcorcón, entonces en Segunda B, en la Copa del Rey que acabó dejando a los blancos fuera del torneo del KO a las primeras de cambio tras un ridículo histórico. Ridículo que hicieron otros también en sus primeras campañas, como el 5-0 que encajó un técnico luso contra su máximo rival, por poner otro ejemplo, pero que no recibieron tantas críticas como las que tuvo que encajar Pellegrini.

La prensa estuvo todo el año pidiendo su cabeza, haciendo un infierno de su paso por Chamartín, con titulares del tipo: “Líderes a pesar de Pellegrini”, “Estas despedido, Manolo” o “Los candidatos (a relevar a Pellegrini) tienen algo en común: son técnicos ganadores”. 

Aquí os dejo un resumen de la dureza con la que la prensa trató a Pellegrini en su año en el Santiago Bernabéu:

MARCA PELLEGRINI

MARCA PELLEGRINI2

MARCA PELLEGRINI3

MARCA PELLEGRINI4

MARCA PELLEGRINI5

MARCA PELLEGRINI6

MARCA PELLEGRINI7

MARCA PELLEGRINI 8

¿Se motivará Pellegrini con estas portadas para este martes? Desde luego que nadie podrá reprochárselo

El sueño del Norwich del 93

abril 18, 2016 Deja un comentario

Norwich-City_2193923aCada semana que pasa deja la sensación de que que el Leicester está más cerca de conseguir la machada de ganar la Premier League. Un logro que podría considerarse como histórico, ya que la Premier League ha sido dominada en los últimas décadas por los considerados como equipos top (United, Chelsea, City, Arsenal…) y parecía imposible para cualquiera entrar en esa amalgama de equipos. El caso más parecido que se recuerda en el torneo inglés al que están protagonizando los ‘zorros’ de Claudio Ranieri fue el del Norwich de 1993, que rozó el título.

Seguro que muchos de los que están leyendo estas líneas consideran que me estoy olvidando del Blackburn Rovers de 1995, que, si bien es verdad que el título que conquistó en 1995 fue tan histórico como sorprendente, fue un conjunto diseñado para ganar la Premier a base de muchos millones. Esto último es lo que les diferencia del Leicester actual o el Norwich del 93, equipos que, en un principio estaban hechos para pelear por evitar el descenso.

Al igual que pasó con el Leicester, el verano de aquel Norwich también fue bastante movidito. La afición de los ‘canarios’ estaba bastante molesta con el equipo después de que este último en la anterior campaña salvara la categoría por los pelos, acabó tres puntos por encima del descenso tras haber ganado únicamente ocho partidos.

Para colmo de ellos, en ese verano Robert Fleck, la estrella y máximo goleador del equipo, fue vendido al Chelsea y el club nombró como entrenador a Mike Walker, que casi no contaba con experiencia como entrenador y que venía de dirigir al filial del Norwich. Todo hacía presagiar que si ya habían sufrido el año anterior en la actual campaña, la 92/93, temporada en la que se disputó la primera edición de la Premier League, lo iban a pasar peor que nunca.

Sin embargo, el equipo desde el primer partido de liga dio un golpetazo sobre la mesa y disipó todas las dudas tras imponerse al Arsenal por 2-4 en Highbury tras levantar un 2-0 adverso al Arsenal. El equipo se lo creyó y llegó a liderar la tabla con ocho puntos de ventaja antes de las navidades. Sin embargo, el equipo comenzó a acusar la presión de estar en lo más alto de la tabla  y perdió el liderato en favor del Manchester United.

Norwich vs United 93Las pocas opciones de levantar la Premier pasaron entonces por volver a engancharse a la lucha por el título ganando a los ‘Diablos Rojos’ en casa. Sin embargo, el Norwich perdió 1-3 a manos del United de Eric Cantona y en abril de 1993 el sueño de levantar el título llegó a su fin. El equipo acusó el golpe, pues hizo un final de campaña un tanto irregular y finalmente acabó la temporada en tercera posición, que entonces pudo sonar un tanto decepcionante debido al gran número de jornadas en las que lideraron la tabla pero que es hasta la fecha la mejor clasificación que ha obtenido el Norwich en la Premier.

No todos los cuentos tienen final feliz, aunque aquel tercer puesto le valió al Norwich para jugar la Copa de la UEFA la temporada siguiente y protagonizar otra enormes machada, la de eliminar al todopoderoso Bayern de Múnich.

Castilho, el portero que se cortó un dedo

abril 11, 2016 Deja un comentario

CastilhoSuele decirse que para jugar de portero no solo vale ser válido, también hace falta un pizca de locura para estar en la portería. Uno de los guardametas que mejor pueden representar este extremo es Carlos José Castilho, que fue capaz de cortarse parte de un dedo con tal de seguir jugando.

Hablar de Castilho es hacerlo de uno de los grandes mitos del fútbol brasileño. Sí, has leído bien, el fútbol brasileño también incluye entre sus mitos a algunos porteros. Carlos José se ganó este status siendo el mejor guardameta que ha defendido la portería del Fluminense en toda su historia.

Jugó con el Flu casi 700 partidos (697) dejando su meta a cero en 255 partidos. La carrera de Castilho, ‘Leiteira’ (afortunado en portugués) como le apodaron muchos hinchas, fue una lucha contra lo establecido, un sprint de romper pronósticos. Para empezar, comenzó en el mundo del fútbol jugando de extremo.

Sin embargo, no le vieron las cualidades adecuadas como para que pudiera tener mucho futuro ahí y el modesto Olaira de Rio decidió probarle de portero. La apuesta no pudo ser mejor, ya que Castilho brilló como pocos defendiendo la portería, lo que le valió su fichaje por el Fluminense en 1946, cuando contaba con 19 años.

En el Flu, como ya hemos relatado antes, se convirtió en una auténtica leyenda. Algo que tuvo mucho mérito teniendo en cuenta, además, con el Castilho, o San Castilho como los hinchas del Fluminense también le bautizaron, era daltónico y le costaba diferenciar algunos colores.

Sin embargo, lo que provocó que al fútbol brasileño en general, y a los aficionados del Flu en particular, que su nombre jamás se le olvide y haya quedado grabado a fuego es lo que hizo en 1957. Castilho aquel año no se había encontrado nada cómodo en la portería debido a que había acumulado hasta cinco lesiones en el meñique de su mano izquierda.

Hay que recordar que en aquella época los porteros jugaban sin guantes, lo que les hacía más propensos a lesiones. De hecho, Castillho llegó a lesionarse por una sexta vez en la misma zona que ya hemos relatado antes. Los médicos le aconsejaron que debía parar y operarse el meñique izquierdo, algo que le obligaba a estar sin jugar durante dos meses.

El guardameta se negó a hacerlo, ya que consideraba que era mucho tiempo el Flu, en plena lucha por el título, le necesitaba más que nunca. Por ello, propuso a los médicos cortarse parte de su meñique zurdo. Los galenos le tildaron de loco y le pidieron que, por favor, pensara que la vida era algo más que el fútbol y que, por ello, tuviera en cuenta que era una decisión tenía consecuencias irreversibles.

estatua castilhoEl meta no hizo caso. Para él el Fluminense era su vida y si tenía que sacrificar parte de su meñique por su equipo no iba a tener dudas. Así lo hizo y tras únicamente ¡¡¡¡DOS SEMANAS!!!! volvió a jugar con el conjunto brasileño, con el que logró ganar el título.

Y es que el rendimiento del portero no bajó desde que se cortó parte de meñique. Buena prueba de ello es que fue integrante de la selección brasileña en los mundiales de 1958 y 1962, también estuvo convocado en 1950 y 1954.

Por cosas así, en el estadio del Fluminense se puede ver desde 2007 un busto de Castilho que tiene la siguiente leyenda: “Sudar la camiseta, derramar lágrimas y dar sangre por Fluminense, muchos lo han hecho. Sacrificar un pedazo del propio cuerpo sólo uno: Castilho”.

Cuando el Villarreal pudo fichar a Figo

Luis Figo InterEn este blog somos muy aficionados de hablar de fichajes que pudieron ser pero que al final, por una causa u otra, no acabaron cerrándose. Uno de ellos y que poca gente recuerda fue el de Luis Figo por el Villarreal.

La llegada del luso al conjunto amarillo pudo darse en 2005. Por aquel entonces el equipo de El Madrigal había hecho historia al clasificarse por primera vez en toda su historia para la Liga de Campeones de la mano del chileno Manuel Pellegrini en el banquillo.

El Villarreal tenía por aquel entonces un equipo muy potente en el que destacaban futbolistas como Diego Forlán y Juan Román Riquelme. Por ello, Juan Roig, presidente de los de Castellón, quería premiar a su equipo por la clasificación para la Champions con una ‘bomba’.

En esas se puso a tiro la llegada de Figo. El portugués tenía libertad por parte del Real Madrid para negociar con el equipo que quisiera toda vez que había sido suplente en las últimas jornadas de Liga y el club blanco ya le había dejado claro que a sus 32 años no le iba a renovar el contrato que le unía al conjunto de Chamartín hasta 2006.

Sin embargo, finalmente el interés del Villarreal en hacerse con los servicios de Figo se quedó simplemente en lo que podría decirse como el sueño de una noche de verano. Los amarillos nunca llegaron a formalizar una oferta toda vez que el sueldo del jugador portugués, unos seis millones de euros aproximadamente, era inaudible para un club que ya había hecho un esfuerzo importante para mantener a Forlán y Riquelme.

Además, otros equipos como el Olympique de Marsella y el Inter de Milán también estaban muy interesados en su  fichaje. Finalmente fueron los italianos los que acabaron contratando al extremo luso y, casualidades de la vida, Inter y Villarreal se vieron las caras en los cuartos de final de la Champions con victoria para los españoles.

Cuando Cruyff pudo fichar por el Real Madrid

marzo 28, 2016 Deja un comentario

Johan_Cruijff_(1965)El pasado 24 de marzo el fútbol se quedó un poco huérfano al conocer la muerte de Johan Cruyff. El holandés hizo grande al balompié en general y al Ajax y al Barcelona en particular. Sin embargo, su historia con el club blaugrana estuvo muy cerca de truncarse debido a que el malogrado futbolista tulipán estuvo muy cerca de fichar por el Real Madrid en su momento.

Fue en 1973. Cruyff era una de las grandes figuras del momento debido a que con su fútbol mágico había guiado al Ajax a ganar tres veces seguidas la Copa de Europa (71, 72 y 73 ), lo que provocó que los dos grandes colosos del fútbol español se ‘pegaran’ por hacerse con los servicios del holandés. El Barcelona llevaba varios años detrás del jugador, pero en el fútbol español no se permitieron fichajes de futbolistas extranjeros hasta aquel verano del 73.

Sin embargo, el Real Madrid se supo mover mejor que los catalanes en los despachos y logró apalabrar el fichaje con el conjunto de Amsterdam  por 30 millones de pesetas (180.000 euros, aproximadamente). Todo parecía encaminado para que Cruyff vistiera de blanco y jugara en el Santiago Bernabéu, pero al holandés no le gustó que el club llegara a un acuerdo para su venta a otro equipo sin consultarle y se negó a poner rumbo a la capital de España.

El Ajax decidió aprovechar la situación para convertir el traspaso en una subasta entre Madrid y Barça con el objetivo de sacar mucho más de los 30 millones de pesetas que había acordado inicialmente con los merengues. Sin embargo, a los madridistas no les gustaron las maneras en las que llevaron los holandeses las negociaciones y decidieron retirarse dela puja si el precio final de venta subía del primero que se había hablado.

“Yo tuve apalabrado a Cruyff por 30 millones de pesetas, pero no iba a pagarle 12.000 dólares por temporada, cantidad que le ha puesto el Barcelona. Quizás estuve tímido, lo reconozco, al no ofrecer 180 millones. La culpa fue mía, pero… ¿qué hubieran dicho los socios? ¡Que me gasto los millones que no tenemos! En 1967, Miguel Muñoz ya nos hizo un informe en el que nos aconsejaba fichar a Cruyff. Tenía veinte años e iba camino de ser un fenómeno, pero que conste que me parece estupendo que se lo haya llevado el Barcelona. Cruyff es un futbolista que dará esplendor a nuestro fútbol en favor del club catalán”, declaró meses más tarde Santiago Bernabéu.

Comenzó entonces un tira y afloja entre el Barça y el Ajax en el que estos últimos se descolgaron pidiendo inicialmente 100 millones de pesetas (600.000 euros), una cantidad que los catalanes se negaron a pagar. El traspaso corría serio peligro, lo que provocó que el propio Cruyff amenazara con retirarse si el Ajax no accedía a venderle al conjunto blaugrana. “O voy al Barça o cuelgo las botas”, llegó  a decir el holandés según ‘Mundo Deportivo’.

Finalmente, afortunadamente para el mundo del fútbol en general y el Barça en particular, los holandeses llegaron a un acuerdo con los azulgranas por 60 millones de pesetas (360.000 euros, aproximadamente) y comenzó la historia de amor de Johan con el Barcelona. ¿Os imagináis lo que hubiera pasado si finalmente hubiera fichado por el Real Madrid?

DEP

Cuando el Leicester se vio las caras con el Atlético de Madrid

marzo 21, 2016 Deja un comentario

El Leicester es esta temporada el equipo de moda debido a que cada jornada está más cerca de lograr romper todos los pronósticos y alzarse con la Premier League. Lo que si que parece seguro es que el año que viene, sean campeones o no, jugarán la Liga de Campeones. Allí podrían verse las caras con el Atlético de Madrid, equipo al que ya se enfrentaron en la Copa de la UEFA de la temporada 97/98 y cuya eliminatoria vamos a repasar en este post.

El Leicester ganó en la campaña 96/97 la Copa de Liga, lo que les permitió jugar por primera vez en toda su historia la Copa de la UEFA, aunque no era la primera vez que les tocó jugar una competición continental, ya que en la temporada 60/61 disputaron la ya extinta Recopa. Curiosamente, en aquel torneo fueron eliminados por el Atleti en la primera ronda, aunque la eliminatoria que vamos a recordar en este post es la de la UEFA.

Tras el sorteo que emparejó a ambos conjuntos, todo el mundo dio como favorito para la eliminatoria al Atlético, especialmente porque se sabía muy poco del Leicester. “Sé que están en la Copa de la UEFA porque ganaron la Copa de la Liga, pero nunca me dio de un rival inglés”, explicó Clemente Villaverde, representante del Atleti en Ginebra, tras conocer el emparejamiento.

La ida se jugó en el Vicente Calderón el 16 de septiembre de 1997.  Se esperaba que el Atleti, pese a las bajas que contaba en defensa (Santi, Aguilera y López), sentenciara en el Vicente Calderón. Sin embargo, los rojiblancos sufrieron muchísimo más de lo esperado. Marshall hizo saltar todas las alarmas adelantando a los ‘zorros’ a los once minutos.

Al Atlético le costó desplegar su juego y tuvo que esperar a los últimos minutos del choque para remontar. Juninho hizo el empate a los 69 tras aprovechar una buena asistencia dentro del área de Christian Vieri y el italiano logró el definitivo 2-1 de penalti dos minutos después. “Después de ir a remolque cualquier triunfo viene bien, pero, tal y como se desarrolló el partido, pudimos ganar por más goles”, declaró Radomir Antic, técnico de los colchoneros.

En la vuelta, el Leicester estaba convencido de que podía remontar y en la previa apeló al ambiente que se iba a vivir en su campo para tratar de asustar al Atlético. “Sólo Juninho ha vivido el tipo de atmósfera que les espera a los jugadores del Atlético cuando salten al campo”, dijo Lennon. “Estamos convencidos de que ganaremos y de que será la noche más alucinante que han vivido nuestros seguidores”, añadió Fenton.

Sin embargo, el zorro finalmente no fue tan fueron como lo pintaban y el Atlético tiró de experiencia para llevarse un encuentro en el que el Leicester le puso más ganas que juego. A los 50 minutos de juego la expulsión de López pareció dar alas a los ‘zorros’, pero Marshall también se fue a los vestuarios antes de tiempo ocho minutos después por doble amarilla y todo se calmó.

La entrada de José Mari dinamitó el partido. Dos cabalgadas del sevillano acabaron en los goles de Juninho y Kiko con los que el Atlético sentenció la eliminatoria. El 0-2 puso fina los sueños europeos del Leicester. ¿Volverán a verse las caras la próxima temporada?

El Atlético y el gafe holandés

marzo 14, 2016 Deja un comentario

UnknownEl Atlético de Madrid juega este martes en el Vicente Calderón la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones contra el PSV Eindhoven tras haber empatado a cero en el partido de ida. Los ‘colchoneros’, en principio, parten con ventaja para lograr el billete a cuartos, pero para conseguirlo deberán antes acabar con el gafe holandés.

Y es que los rojiblancos nunca han logrado eliminar a un equipo tulipán en los cuatro intentos anteriores que tuvieron. La primera vez que el Atleti se enfrentó a un equipo holandés fue en la Copa de Europa de 1971, concretamente en la semifinales, y su rival fue el Ajax. En la ida los madrileños se impusieron por 1-0, pero en la vuelta cayeron por 3-0. En favor de los atléticos hay que reseñar que aquel Ajax ha sido uno de los equipos más importantes de la historia, ya que contaba con grandes figuras como Johan Cruyff.

Las dos siguientes ocasiones en las que el Atlético jugó una eliminatoria contra un equipo de los Países Bajos fueron ambas contra el Groningen en la ya extinta Copa de la UEFA, ambas en la primera ronda del torneo. En 1983 los rojiblancos ganaron en la ida por 2-1, pero acabaron capitulando por 3-0 en la vuelta. La siguiente vez que se vieron las caras fue en 1988. El Groningen se impuso 1-0 en la ida. En la vuelta los madrileños ganaron por 2-1, pero cayeron eliminados por el valor doble de los goles fuera de casa.

La última vez que el Atleti se vio las caras con equipo holandés en una eliminatoria continental fue en 1997, en la primera participación de los colchoneros en la Liga de Campeones. Los rojiblancos se vieron las caras en los cuartos de final con el Ajax, que había llegado a la final de las dos anteriores ediciones del torneo llegando a ganar una de ellas. La suerte fue muy cruel con los españoles en aquella eliminatoria.

Portada Marca Atleti - AjaxTras empatar a uno en Ámsterdam, todo parecía de cara cuando Kiko adelantó al Atlético en el Vicente Calderón antes del del descanso. Sin embargo, las cosas se torcieron en la segunda mitad. Carlos Aguilera tuvo que salirse del terreno de juego porque se le salió una lentilla y Marc Overmars aprovechó su ausencia para asistir a Roland de Boer para estableciera el 1-1. En el minuto 75, el colegido decretó penalti a favor del Atleti, pero Van der Sar adivinó las intenciones a Juan Eduardo Esnaider y el partido se fue a la prórroga.

Nada más comenzar ésta, Dani, que años más tarde jugaría en el Atlético, puso el 1-2 con un soberbio golazo desde fuera del área. El Atleti no se rindió y puso las tablas en el marcador con un penalti que, esta vez sí, transformó Milinko Pantic. Sin embargo, con los colchoneros volcados en ataque, Babangida hizo el definitivo 2-3 casi con el tiempo cumplido.

Por suerte para los rojiblancos no hay mal que 100 años dure y esperemos que a la quinta sea la vencida. De hecho, la única vez que el Atleti se vio las caras con el PSV en Champions en el Calderón el triunfo fue para los españoles (2-1). Además, el PSV nunca ha ganado en España un partido de competición europea.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores