Cuando el Badajoz soñó con fichar a Maradona

agosto 6, 2018 Deja un comentario

Hablar de Diego Armando Maradona es hacerlo de uno de los jugadores más grandes de la historia del fútbol, sino el que más. Por ello, muchos equipos soñaron en ficharle en algún momento. En el blog ya hablamos de que el Sheffield United estuvo cerca de hacerse con sus servicios cuando el Pelusa no era más que un adolescente. Pues bien, hoy toca hablar de otro club que tanteó su contratación: el Badajoz. Sí, habéis leído bien.

Para hablar de esta historia hay que trasladarse hasta el verano de 1998. El Badajoz vive por aquel entonces uno de los mejores momentos de su historia: está asentado en Segunda División y en la campaña 97-98 firmó su mejor puesto en la categoría, un quinto puesto que le dejo a solo uno de disputar la promoción de ascenso a Primera.

Marcello Tinelli, uno de los presentadores más populares de Argentina, cae en la tentación de jugar al PC Fútbol en la vida real y compra el club pacense por 500.000 dólares. Además, lo hace con un objetivo muy ambicioso: ascender al Badajoz a Primera. No hay que olvidar que el fútbol extremeño vivía por aquel entonces su edad de oro tras los ascensos a la máxima categoría de Mérida y Extremadura.

Para conseguir el objetivo, Tinelli decide traer al club a un montón de jugadores argentinos cuyo máximo reconocimiento era que habían pasado sin pena ni gloria por la máxima categoría de su país. Pese a ello, la ilusión se disparó en Badajoz y los blanquinegros lograron tener para la campaña 98/99 5600 abonados, récord histórico de la entidad y una cifra a la que nunca más ha vuelto a acercarse.

Sin embargo, a Tinelli le faltaba la guinda al proyecto. Le quedaba por traer una estrella que liderara y abanderara al club. Por ello, el presentador pensó en Maradona. Diego en esos momentos se encontraba sin equipo debido a que estaba retirado, puesto que había jugado su último partido oficial el 25 de octubre de 1997 con Boca Juniors.

Los rumores provocaron la euforia en la hinchada pacense, que soñaba con ver al 10 en su equipo. Sin embargo, Guillermo Cóppola, representante del jugador se encargó de bajar pronto la euforia y, pese a que reconoció que había hablado con dirigentes del Badajoz, señaló que si Maradona jugaba con el club blanquinegro solo sería un partido: el del estreno del Nuevo Vivero, nuevo campo del Badajoz.

“Sólo jugaría un partido el 4 del mes próximo (diciembre) en la inauguración del estadio del Badajoz, pero todavía no está confirmado. Lo cierto es que Maradona arregló las diferencias que tenía con Tinelli y ahora todo es posible”, señaló el representante a la prensa al ser preguntado por el tema.

Al final, como era de esperar, ni lo uno ni lo otro. Badajoz se quedó con las ganas de ver a Maradona tanto en Liga como en el debut del nuevo estadio. Tinelli entonces intentó escudarse en que el exinternacional albiceleste estaba retirado y que por eso no interesaba al club. Sin embargo, no cejó en su empeño de traer una estrella argentina al Badajoz y negoció los fichajes de Claudio Caniggia y Jorge Burruchaga. Ambos rechazaron enrolarse al proyecto de Tinelli y lo máximo que consiguió este último fue un acuerdo con Mauricio Macri, por entonces presidente de Boca juniors, para que los bonaerenses les cedieran jóvenes promesas.

Como era de esperar en un equipo compuesto por jugadores y un cuerpo técnico que no conocía para nada la Segunda División de España, el Badajoz ni se acercó aquella temporada 98/99 a los puestos de ascenso. Ni esa temporada ni hasta octubre de 2001, fecha en la que Tinelli se cansó de su juguete y vendió el club, en una operación en la que intermedió, tal y como cuenta la prensa de la época, Javier Tebas.

El Badajoz por entonces arrastraba una deuda importante que acabó con su desaparición. Actualmente, tras ser refundado, intenta resurgir de sus cenizas en la Tercera División aunque pocos se acuerdan ya de que para el equipo sonó ni más ni menos que Diego Armando Maradona.

 

 

Anuncios
Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: , ,

Cuando Lukaku pudo fichar por el Atlético de Madrid

Bélgica está siendo una de las grandes sensaciones de este Mundial. Uno de los jugadores que más están destacando con los ‘Diablos Rojos’ es Romelu Lukaku, que está destacando tanto por sus goles, lleva cuatro hasta el momento, como por lo que está ayudando en lo que es el juego colectivo. Lukaku ha desarrollado la mayor parte de su carrera en Inglaterra, pero estuvo muy cerca de jugar en España de la mano del Atlético de Madrid.

Fue en el verano de 2014. El ariete había hecho un magnífico año en las filas del Everton, en el que jugó en calidad de cedido por el Chelsea, y ya había manifestado su intención de jugar lejos de Stamford Bridge para la campaña 14/15 porque veía que con José Mourinho al frente de los blues iba a tener pocas oportunidades.

El conjunto inglés, que en aquellos momentos se encontraba negociando con el Atlético los fichajes de Diego Costa y Filipe Luis, decidió ofrecer a los rojiblancos la cesión de Romelu para tratar de abaratar la llegada de los dos jugadores colchoneros, tal y como relató la prensa en su momento. El Atleti, que veía que por mucho que alargara las negociones el futuro de Diego Costa estaba fuera del Vicente Calderón y que también se había quedado ya sin David Villa, estaba rastreando el mercado de delanteros y no vio con malos ojos esta opción.

Finalmente, cuando el acuerdo entre Atlético y Chelsea era todo un hecho para que el belga jugará de rojiblanco un año en calidad de cedido, se vino al traste toda la operación y desde el club rojiblanco se abortó la operación. La razón de ello fue que a Diego Pablo Simeone no le acababa de convencer la opción del ahora ariete del Manchester United, tal y como comentó El Confidencial’ en su momento.

El técnico argentino prefería otro perfil de jugador con más experiencia y, por ello, aquel verano el Atlético acabó fichando a Mario Mandzukic y rechazó a Romelu Lukaku, que siguió en Inglaterra y ya parece difícil que pueda jugar en España, aunque nunca se sabe…

Categorías:Fútbol, Uncategorized

Cuando el Celta pudo fichar a Hirving Lozano

junio 25, 2018 Deja un comentario

Hirving Lozano está siendo una de las revelaciones del Mundial después de confirmar con México la buena temporada que ha hecho en el PSV Eindhoven. Un hecho que ha provocado que el ‘Chuky’ ya esté en la agenda de alguno de los más grandes de Europa. Es más, en los últimos días ha sonado como futurible para el Barça. El mexicano, casualidades del destino, estuvo ya cerca de jugar en la liga española esta última temporada.

El verano de 2017 Pachuca, equipo en el que jugaba Lozano, tuvo que ceder a sus deseos de retener al delantero azteca y abrió una subasta para traspasar al futbolista, que deseaba recalar en Europa. La Real Sociedad y el Celta de Vigo fueron de los primeros equipos en interesarse por el jugador. Sin embargo, los vascos decidieron buscar otro objetivo después de ver lo que pedía Pachuca.

El conjunto mexicano solicitaba 15 millones por vender el 80% de los derechos federativos de Lozano. El Celta, que no se había retirado de la puja, estaba dispuesto a pagar un importante traspaso pero consideraba excesivos los 15 millones que pedía Pachuca.

Por ello, los gallegos ofrecieron 10 millones por hacerse con el ariete. El Pachuca consideró muy baja la oferta y rechazó la propuesta viguesa. “Nos gustaría tenerlo, por supuesto que sí. Es un jugador que hemos visto y seguido mucho desde hace tiempo y sería bueno contar con él en el equipo, pero vamos a esperar a ver qué sucede”, declaró Carlos Mouriño, presidente del equipo español cuando fue preguntado al respecto por la prensa mexicana

Mientras los celestes y los aztecas estaban con el tira y afloja y parecía que estaban condenados a entenderse, entró en escena el PSV. Los holandeses no se anduvieron con chiquitas y ofrecieron 24 millones de euros, aproximadamente, por el jugador. El Pachuca aceptó la oferta y el Celta se enteró de que tenía que buscarse un nuevo un objetivo en el mercado de fichajes debido a que México anunció en una ruda de prensa durante la Copa Confederaciones que el Chuky se marchaba a Holanda.

Lozano, tras su buena temporada y excelente Mundial, apunta a que si este verano deja el PSV no lo hará por menos de 35 millones y el Celta pudo haberlo fichado el pasado verano por 15….

Lopetegui, del Wolverhampton al Real Madrid

junio 12, 2018 Deja un comentario

Retomamos la actividad en el blog después de un pequeño parón, mis más sinceras disculpas a todo, con la que promete ser una de las noticias del año: el fichaje de Julen Lopetegui por el Real Madrid. Por ello, en este post vamos a recordar cómo ha cambiado la trayectoria del técnico vasco en los últimos años, ya que ha pasado de poder dirigir al Wolverhampton, en la Championship (segunda división inglesa), a entrenar al actual campeón de Europa.

Para recordar lo cerca que estuvo Lopetegui de dirigir en Inglaterra hay trasladarse hasta el verano de 2016. Por aquel entonces el vasco se encontraba sin equipo después de que el Oporto le hubiera despedido en enero de ese mismo año en el que era su segundo año en Portugal y su primera experiencia tanto dirigiendo en el extranjero como a un club de que jugaba en primera división.

Para entender todo mejor, hay que saber que el representante de Julen por aquel entonces, y actual, no era otro que Jorge Mendes, agente conocido por sus contactos en medio mundo y por ser tener la habilidad de ser capaz incluso de colocar a un ciego como piloto de avión.

Mendes ofreció al Wolverhampton los servicios del técnico vasco. El Wolves iba a comenzar la temporada 16/17 en la Championship. Sin embargo, eso no era un inconveniente para el futuro entrenador del Real Madrid, al que le atraía la posibilidad de dirigir en Inglaterra y al que le gustaba mucho el proyecto que le ofrecían con vistas de una fuerte estructura e inversión que permitiera al club volver a la Premier League a corto plazo.

Todo parecía hecho. Es más, algunos medios españoles llegaron a dar por confirmada la llegada de Julen a la Championship. Sin embargo, en el último momento apareció España, sin entrenador por la marcha de Vicente del Bosque, para ofrecerle el cargo de seleccionador debido a su buena experiencia en las categorías inferiores de la Roja y Lopetegui tuvo que dar marcha atrás a su proyecto inglés.

De hecho, el técnico nunca negó que casi dirige en Gran Bretaña en la temporada 16/17. “Estuve muy cerca del Wolves. Ellos fueron muy amables conmigo y yo estuve bastante interesado, pero las cosas suceden en el modo en el que suceden”, declaró en una entrevista concedida a Sportsmail en clara referencia a la llamada de la selección española.

Dos años más tarde, la vida le ha cambiado totalmente a Lopetegui, que ha pasado de tener en mente el planificar partidos en la Championship a pensar en lo máximo con el Real Madrid. Por cierto, el Wolverhampton, al que no le fue muy bien en la temporada 16/17, acaba de ascender a la Premier League esta campaña de la mano de Nuno. ¿Sabéis quién es el agente del exentrenador del Valencia? Correcto, Mendes. Todo en orden.

BONUS TRACK: EL ANUNCIO DEL FICHAJE DE LUIS ARAGONÉS POR EL FENERBAHÇE

El anuncio del fichaje de Julen Lopetegui por el Real Madrid ha traído también mucha polémica sobre si era el momento adecuado de hacerlo oficial y porque lo más agoreros ya empiezan a pronosticar que a España le irá mal en el Mundial debido a que el vasco estará más pensando en sus obligaciones en el Santiago Bernabéu que como seleccionador.

Conviene recordar a lo que piensan esto último que la última vez que España vivió una situación parecida no solo no le afectó su rendimiento en un gran campeonato, sino que acabó ganándolo.

Fue en el año 2008. En plena Eurocopa, días antes de que la Roja jugara su primera semifinal de un gran torneo en 24 años, el Fenerbahçe tuvo la genial idea de anunciar que Luis Aragonés sería el entrenador del equipo turco en la temporada 2008/2009. Como estos acuerdos no se consiguen de la noche a la mañana, es bastante probable que el Sabio de Hortaleza negociara con el Fenerbahçe en plena Euro. ¿Descentró esta circunstancia a España? Todo lo contrario, ganó la Eurocopa desplegando un fútbol espectacular, especialmente recordada es la semifinal contra Rusia dos días después del anuncio, y comenzó un ciclo histórico. ¿Repetiremos este verano?

Cuando Iniesta estuvo cerca de fichar por el Atlético de Madrid

abril 30, 2018 Deja un comentario

No cabe duda de que la noticia más destacada en el planeta fútbol la última semana fue el anuncio que hizo Andrés Iniesta en el que comunicaba la actual iba a ser su última temporada en el Barça y que la próxima campaña jugará fuera de Europa. Por ello, en este post vamos a rescatar cuando el manchego estuvo cerca de fichar por el Atlético de Madrid.

Para hablar de este frustrado fichaje tenemos que trasladarnos hasta el año 2006. Por aquel entonces el Barça estaba buscando un central para la siguiente campaña y tenía un nombre que sobresalía por encima del resto: Luis Amaranto Perea.

El colombiano había cautivado a los técnicos azulgranas tras un encuentro en el Camp Nou correspondiente a la temporada 04-05 en el que el Atlético se impuso por 0-2 al Barcelona tras una exhibición en la parcela defensiva por parte del central sudamericano.

Cuando los culés preguntaron en el Vicente Calderón qué cantidad querían a cambio del colombiano, recibieron una respuesta totalmente sorprendente: estaban dispuestos a desprenderse de Perea a cambio de que el Barcelona les diera al prometedor Iniesta, que empezaba a asomar la cabeza en el primer equipo.

El Barça era reacio a dejar escapar al centrocampista manchego, pero, tal y como señaló el Diario AS, estaban dispuestos a acceder a la propuesta rojiblanca a cambio de que se incluyera una opción de recompra los 2-3 primeros años de Iniesta en el Manzanares.

El medio español por aquel entonces tenía muy complicado el ser titular debido a que tenía por delante a jugadores como Deco o Xavi Hernández. Sin embargo, una de las razones por las que Iniesta finalmente no acabó dejando el Camp Nou fue porque Frank Rijkaard, entrenador por aquel entonces de los barcelonistas. Se había negado totalmente a dejar escapar al centrocampista. De hecho, el holandés años atrás abortó con un contundente no el interés de equipos como Mallorca, Betis o Zaragoza por el futbolista.

Cuando Wenger rechazó al Bayern de Múnich

abril 23, 2018 Deja un comentario

No hay ninguna duda de que la noticia más llamativa que nos ha dejado la última semana ha sido el anuncio por parte del Arsenal de que Arsene Wenger ya no entrenará al conjunto londinense la próxima temporada tras haber estado 28 al frente de lo ‘Gunners’. Sin embargo, la historia de amor del alsaciano con el club inglés podría haber sido bien distinta de haber aceptado alguno de los ofrecimientos que recibió por parte del Bayern de Múnich antes de acabar en el Reino Unido.

El primero de ellos se produjo en el verano de 1994. Franz Beckebauer, ya por aquel entonces máximo mandatario del conjunto bávaro, estaba convencido de que Wenger era el técnico ideal para dirigir al Bayern. El galo tenía muy buen cartel en Europa por el buen trabajo que estaba llevando a cabo en el Mónaco desde 1987. Es más, en la temporada 1993/1994 había llevado a los monegascos a alcanzar unas históricas semifinales de la Liga de Campeones.

A Wenger le gustó el proyecto que le presentó el Bayern. Por ello, estaba dispuesto a aceptar la oferta alemana. Sin embargo, había un problema: al entrenador galo todavía le restaba una temporada de contrato con el Mónaco. Wenger habló entonces con el presidente del club del Principado para que le dejara salir rumbo a la Bundesliga. Pese a ello, la respuesta por parte de la entidad fue clara: no podía salir, tenía que respetar su contrato.

Wenger, hombre leal al Mónaco por la confianza que le había dado este último desde 1987, prefirió no entrar en disputas con el club y aceptó resignado el tener que cumplir la temporada que le restaba de contrato, ya que antes de que apareciera el Bayern en escena tenía claro que esa campaña iba a ser la última que iba a estar al frente de los rojiblancos.

El técnico francés admitió esto último, tal y como recoge el libro ‘Arsene Wenger: The Inside Story of Arsenal Under Wenger’: “La primera vez que dije no al Bayern fue cuando estaba en el Mónaco. Me restaba un año de contrato en el Mónaco y no quería ampliarlo, por lo que fui a preguntar al presidente. Ellos me dijeron que no me iban a dejar ir, por lo que respeté mi contrato y dije no”.

Casualidades de la vida, el inicio de aquella temporada por parte del Mónaco no fue el mejor y, cuando los monegascos marchaban en noveno lugar, antes de las navidades, Wenger fue despedido. Sin embargo, esa mala experiencia en la campaña 94/95 no provocó que el Bayern de Múnich se olvidara de él. Más bien todo lo contrario, ya que los alemanes volvieron a ofrecerle ser su entrenador para la campaña 95/96.

“Antes de que se marchara a Japón, Franz Beckenbauer y yo fuimos a Niza a hablar con él (Wenger) y todo parecía muy claro. Pero al final del día él decidió ir mejor a Japón. Nos quedamos muy sorprendidos. De Japón se fue al Arsenal, pero siempre que buscamos un nuevo entrenador para el Bayern siempre teníamos a Wenger presente. Él es una persona seria, muy fuerte y tienen muy buena idea sobre el juego.

A lo largo de los años hemos vuelto a considerarle en algunas ocasiones. Él se ha mantenido muy leal al Arsenal, lo que demuestra un carácter fantástico. Pero sí, es verdad que nosotros le hemos querido para el Bayern en un par de ocasiones”, ha llegado a reconocer Uli Hoeness.

Quién sabe si Wenger hubiera dicho sí entonces al Bayern si el club que hubiera cambiado para siempre habría sido el alemán y no el Arsenal. Nunca lo sabremos.

El derecho de retención, la ley que ayudó al Sporting disfrutar más años de Quini

marzo 12, 2018 Deja un comentario

Una de las noticias que más han conmocionado al planeta fútbol en las últimas semanas ha sido la muerte de Enrique Castro ‘Quini’, prolífico goleador que jugó en el Sporting de Gijón y Fútbol Club Barcelona. Sin embargo, viendo las cifras anotadoras del asturiano resulta sorprendente que diera el salto al club azulgrana cuando tenía 30 años y no antes. Por ello, en este post vamos a explicar la razón por la que los rojiblancos pudieron retener durante tanto tiempo al delantero sin que se marchara a un equipo que luchara por títulos.

Si bien es cierto que Quini siempre amó al Sporting, el ariete quiso probar fortuna en un club con mayores ambiciones en varias ocasiones pero la respuesta de la entidad asturiana siempre fue la misma: NO. Esta situación a día de hoy sorprende, ya que cuando hay un caso similar el futbolista suele cambiar de equipo utilizando diversas estrategias: pago de la cláusula de rescisión, declarándose en rebeldía, no renovando su contrato…

Sin embargo, todas estas opciones no podían llevarse a cabo en la década de los 70, época en la que Quini vivió sus mejores años como futbolista, debido a que los clubes disponían de un derecho de retención. ¿En qué consistía este último? Cualquier entidad podía renovar de manera unilateral el contrato de un futbolista sin tener el consentimiento de este último siempre que le subiera la ficha un 10%.

En una época en la que no existían las cláusulas de rescisión, esto suponía que si el equipo con el que el jugador tenía firmado un contrato no tenía voluntad alguna de vender el futbolista podía estar ligado a dicho equipo hasta que este último quisiera sin tener en cuenta lo que pensara el profesional.

Esa fue la razón por la Quini no dio el salto antes a un club más grande, dicho con todo el respeto hacia el Sporting. El Barcelona en la década de los 70 llamó varias veces a la puerta del delantero, pero los rojiblancos siempre se acogieron al ya mencionado derecho de retención para poder mantener a su estrella en El Molinón.

El derecho de retención estuvo vigente en España desde 1969 hasta 1979. El final de esta ley que podíamos considerar casi como esclavista, llegó gracias a la fuerza que hizo la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) a finales de los 70 para poder primero regularla y posteriormente derogarla. ¿Quién sabe lo que pudiera haber aumentado la leyenda de Quni sino hubiera existido el derecho de retención? Nunca lo sabremos. Una lástima.