La crisis del fútbol holandés

septiembre 25, 2017 Deja un comentario

Holanda desde que revolucionara el fútbol el pasado siglo con el fútbol de la Naranja Mecánica o el Ajax de Johan Cruyff, por poner un par de ejemplos, ha sido un referente en cuanto a estilo de juego y calidad. Por ello, sorprende la alarmante crisis que pasa tanto a nivel de clubes como de selección.

El conjunto nacional desde que acabara tercero en el Mundial de Brasil, en el que dejó para el recuerdo importantes triunfos contra equipos como España o la propia anfitriona, no ha levantado cabeza debido a que no ha sabido encontrar reemplazo a la generación de los Arjen Robben, Wesley Sneijder y compañía.

De hecho, ya se quedaron fuera de la última Eurocopa pese a que el torneo amplió el número de equipos participantes pasando de 24 a 32 plazas. Un hecho que provocó que selecciones como las de Hungría, Gales, Irlanda del Norte o Islandia, que llevaban mucho o no se habían asomado nunca a una fase final, lograran el billete para Francia 2016.

Sin embargo, Holanda no pudo aprovechar esta circunstancia tras quedar cuarta de su grupo. Una cuesta abajo que está evidenciando de nuevo en la clasificación para el Mundial de Rusia. Los tulipanes son actualmente terceros en su grupo y si bien no tienen muy lejos la primer y segunda plaza, cuatro y tres puntos respectivamente, da la sensación de que los tulipanes han llegado vivos a estas dos últimas jornadas es más por deméritos de sus rivales que por méritos propios.

Antes era habitual ver a los mejores jugadores holandeses en clubes punteros europeos, algo que ha dejado de suceder en los últimos años. Del último once que sacaron en partido oficial solo cuatro de ellos puede decirse que jueguen clubes top europeos y, aun así, podría decirse que es un dato algo engañoso.

Jasper Cillessen es suplente en el Barcelona, Arjen Robben, pese a seguir disfrutando de minutos en el Bayern, está en la recta final de su carrera y ni Daley Blind (Manchester United) ni Georginio Wijnaldum (Liverpool) son considerados como futbolistas top.

La cantera holandesa sigue sacando jugadores pero mucha prensa especializada considera que la razón por la que ya no salen generaciones tan brillantes de futbolistas puede ser debido a que los clubes neerlandeses cuando juegan Europa lo hacen de manera diferente a cuando lo hacen a nivel local y eso les hace perder competitividad.

Lo peor de todo es que esa traición al estilo en las competiciones continentales tampoco se ha convertido en buenos resultados. El subcampeonato del Ajax en la última Europa League no ha sido más que un mero espejismo. De hecho, para la temporada que acaba de empezar únicamente tienen dos representantes en las fases de grupos: Feyenoord (Liga de Campeones) y Vitesse (Europa League).

Ambos accedieron a la liguilla de manera directa salvándose de unas fases previas que este verano han sido especialmente crueles con los equipos de la Eredivisie. El Ajax fue eliminado primero en la penúltima ronda de la previa de la Champions por el Niza, que le hizo jugar una previa de la Europa League contra un Rosenborg que le hizo morder el polvo.

El PSV, el equipo holandés más regular en lo que se refiere a participaciones europeas en los últimos años, dijo adiós a las competiciones continentales por esta temporada un 3 de agosto tras haber sido incapaz de superar al Rijeka en ninguno de los dos partidos que les enfrentaron (1-0 y 0-1). El equipo de Eindhoven no se quedaba sin disputar una fase grupos de un torneo europeo, o una ronda ya en el mes de septiembre, desde la temporada 73/74.

El Utrecht, por su parte, vio se ahogó cuando ya atisbaba la orilla en su clasificación para la Europa League después de caer en la prórroga contra el Zenit de San Petersburgo de Roberto Mancini después de haber superado antes, no sin su debido sufrimiento, dos rondas previas.

Unos resultados que ponen en evidencia una crisis que, lo peor de todo, de la que no se vislumbra su fin a corto plazo.

Anuncios

Un día en el nuevo Metropolitano

septiembre 18, 2017 Deja un comentario

Estadio MetropolitanoEl post de esta semana va a ser algo distinto a lo habitual por aquí. Al igual que os trasladé cómo fue la despedida del Vicente Calderón, en la entrada de hoy toca relatar cómo fue el primer día en el nuevo Metropolitano, me niego a hablar aquí del estadio poniendo el nombre chino delante.

Para empezar, tengo que reconocer que a mí, personalmente, la llegada al nuevo campo no me hacía mucha ilusión. Sin embargo, es verdad que, conforme se acercaba el día del estreno y veía las fotos que iba subiendo el Atlético en sus distintas redes sociales, me empezó a picar el gusanillo por conocer la nueva casa rojiblanca.

Llegó el sábado y el primer acierto del Metropolitano es que lo tienes a un minuto nada más salir del metro y que el ver el nuevo estadio junto a la bandera con el nuevo logo ese que se inventaron, bien colocada, impresiona. Provoca que la primera sensación sea muy positiva.

El Atleti se nota que ha cuidado los detalles y tanto el paseo de las leyendas como el nada más acceder a lo que son las inmediaciones veas el lema de ‘Coraje y corazón’ llama mucho la atención… para bien.

Otro acierto del Metropolitano es el gran espacio que hay a los alrededores para que la gente pueda hacer sus previas sin tener que cortar calles del barrio de Las Musas, cosa que no sucedía en el Vicente Calderón. Eso va a provocar que seguro, tal y como sucedió ayer, que mucha gente que no puede permitirse ir a todos los encuentros      puedan empaparse del ambiente y vivir la experiencia Metropolitano.

A la fachada, puro hormigón, quizás le falte un poco de alma y de color. Aunque imagino que eso serán cosas que se irán solucionando conforme vaya terminando la mudanza, ya que fue inevitable encontrarse también algunos detalles de que al estadio en su estructura un mes más de obra no le hubiera venido mal pero había que estar para el 16 de septiembre sí o sí. Imagino que son detalles que poco a poco van a irse puliendo.

Primer partido Metropolitano

Una vez hablado del exterior, toca hacerlo del interior. La primera sensación que tuve al ver fue la de: “esto es otra liga”. Es más, al verlo entiendes que cuando Simeone hablaba de dar un salto de calidad se refería a que el equipo tiene que estar a la altura del Metropolitano. Es decir, el estadio te lanza claramente un mensaje al verlo, que no es otro que el de que quiere ser grande. Eso no se hace con plantillas que se conforman con las migajas que puedan dejar el resto o con jugar la Europa League, se logra con un equipo que lucha y levanta títulos.

La llegada de los paracaidistas antes del partido y los juegos artificiales del final también fueron detalles muy bien cuidados por el club. Sin embargo, también es verdad que dentro del estadio hubo detalles que evidenciaban que al Metropilitano aún le faltan unas semanas para poder verle en todo su esplendor (muchos aseos estaban fuera de servicio, por poner un ejemplo). Por cierto, el techo es verdad que es muy llamativo y tiene muy logrado lo del cambio de color, pero viéndolo en propia persona me da que eso que anunciaron de que si llueve nadie se moja, va a ser que no.

Sin embargo, lo que más me llamó la atención de mi primera experiencia del Metropolitano es la acústica. El Frente Atlético y todo el fondo sur es verdad que animó como nunca, pero sus cánticos no retumbaban tanto como en el Calderón y, en ocasiones, se hacía difícil seguirles. Eso es algo que me parece muy grave, ya que el Atleti llevó a su terreno en el pasado muchos partidos espoleado por la fuerza de su gente y en el Metropolitano da la sensación, al menos en el primer partido, que va a costar un poco más que llegue a los jugadores ese torrente de voces.

Por ello, me marché del estadio más con la sensación de que el Atleti jugó en un campo neutral al que se desplazó en masa su afición que de que hubiera jugado como local. Le faltaba el alma del Vicente Calderón. Es verdad que el tiempo todo lo cura, pero va a costar no echarle de menos cada 15 días.

Aficionados en el Metropolitano

Categorías:Fútbol, Uncategorized

¿Por qué algunos equipos pueden jugar en una liga diferente a la de su país?

septiembre 11, 2017 Deja un comentario

Conforme se va acercando el uno de octubre, una de las dudas deportivas que sugiere la posible independencia de Cataluña de España es saber dónde jugarán los equipos catalanes si se llega a consumar esta última. Por ello, en este post se va a explicar cómo está la situación actualmente y las razones por las que algunos equipos europeos juegan en campeonatos distintos al suyo.

Para empezar, hay que explicar que en España, con la Ley del Deporte tal y como está actualmente, si se diera la independencia de Cataluña sus equipos tendrían que dejar de competir en España. Es más, la Federación Española de Fútbol (FEF) establece que únicamente podrán competir en territorio español los equipos que estén inscritos en una federación autonómica que pertenezca a la FEF y la catalana en el momento en el que la propia Cataluña se independizara dejaría de hacerlo.

EL CASO DEL FC ANDORRA

Uno de los casos a los que se agarran aquellos que quieren la independencia de Cataluña y al mismo tiempo que sus equipos sigan compitiendo en España es el del FC Andorra, que es el del país que su propio nombre indica. El conjunto del país de los Pirineos compite en España porque cuando se fundó, en 1942, no existía una federación de fútbol en Andorra y, por tanto, tampoco tenían liga propia.

En 1994 se fundó esta última, que fue reconocida oficialmente tanto por FIFA como por UEFA en 1996. En ese momento Andorra creó su propio campeonato y logró tener selección propia. Al FC Andorra, que en la década de los noventa vivió una de sus mejores épocas jugando en Segunda B, no le interesaba jugar en la recién creada liga de su país que tenía un nivel muy amateur.

Por ello, debido a que llevaba más de 50 años jugando en España y su voluntad era la de seguir compitiendo ahí, se hizo una excepción en la Ley del Deporte con los equipos andorranos que viene recogido en la disposición adicional decimoséptima. De ahí la razón de que el FC Andorra a día de hoy siga compitiendo en España y que el Morabanc Andorra de baloncesto, por poner otro ejemplo, no compitan en su país natal. Hay que remarcar que esta excepción de la Ley del Deporte señala que es únicamente válida para los equipos de Andorra y no señala nada de otros países, por lo que no valdría para conjuntos catalanes.

EL CASO DE AS MÓNACO

El caso del AS Mónaco siempre es muy comentado cuando se habla sobre el futuro de los Barça, Espanyol y compañía en una Cataluña independiente. Los monegascos juegan en la liga francesa desde la fundación de esta última debido a que los galos acogieron al conjunto del Principado porque allí no tenían liga propia.

Pese a que muchas veces se comente lo contrario, Mónaco sí que dispone de federación y selección propia de fútbol. Sin embargo, pese a sus múltiples intentos, la FIFA y la UEFA no les han reconocido oficialmente y sin este reconocimiento es como si no existieran. Por ello, al no tener una federación profesional, liga propia y selección, que al no ser reconocida es amateur, la Federación Francesa puede acogerles. Eso  sí, desde Francia cada vez están más estrictos con el Mónaco para que al ser un Principado no tengan ventajas fiscales respecto al resto de equipos que tributan con las leyes francesas.

EL CASO DE LOS EQUIPOS GALESES EN INGLATERRA

En Inglaterra hay hasta cinco equipos galeses jugando las competiciones inglesas, siendo el caso del Swansea, que milita en la Premier League, y el Cardiff, que compite en la Championship, los casos más importantes. Estos equipos juegan en Inglaterra debido a que Gales no tuvo liga propia hasta 1992.

En dicho año a los equipos galeses les ofrecieron dos posibilidades: podrían unirse a la recién creada liga galesa o seguir en Inglaterra. Todos escogieron esta última opción debido a que temían que el nivel de su liga natal iba a ser muy flojo y consideraban que para ellos era mejor seguir compitiendo en Inglaterra. En este blog ya hemos hablado de alguno de los equipos de la liga galesa como el The New Saints.

Respecto a Inglaterra también cabe destacar el caso del Celtic y el Glasgow Rangers. Ambos, debido a que la liga escocesa no es todo lo competitiva que ellos quisieran, en muchas ocasiones han tratado de unirse a la Premier League, pero siempre han obtenido la negativa por respuesta.

EL CASO DE LOS EQUIPOS DE LIECHTENSTEIN

Posiblemente, este sea el caso más curioso de todos los relatados. Liechtenstein es el único país con licencia FIFA y UEFA que no cuenta liga propia. Por ello, es bastante habitual ver a equipos de este país jugando en Suiza. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ya que Suiza ha impuesto unas normas curiosas para los equipos foráneos.

Un equipo de Liechtenstein nunca podrá ganar la liga. En el caso de que eso pasara, el campeón pasaría a ser el equipo suizo que acabara en segundo lugar. Lo mismo sucede si un equipo de Liechtenstein se clasifica para competición europea, nunca disputará un torneo continental representando a Suiza.

Categorías:Fútbol, Uncategorized

La previa de la Champions y la maldición italiana

agosto 14, 2017 Deja un comentario

Una de las últimas imágenes que nos dejó la última temporada de la Serie A fue la de los jugadores de la Roma celebrando como si de un título se tratase el gol de Diego Perotti en el útlimo minuto que daba el triunfo a los capitalinos contra el Genoa (3-2) y que posibilitaba que los romanistas jugaran la Liga de Campeones sin necesidad de disputar previas. Puede resultar exagerado pero no lo es, ya que desde el año 2013 ningún equipo italiano supera la fase previa de la máxima competición continental.

El último equipo transalpino en salir airoso de esta fase del torneo y selló su pase a la fase de grupos fue el Milan en 2013. Los rossoneri empataron a uno en la ida con el PSV Eindhoven y derrotaron por 3-0 al conjunto holandés en la vuelta. Desde entonces todo han sido batacazos para el fútbol italiano en esta fase de la competición.

Uno de ellos, precisamente, estuvo protagonizado por el Napoli, que esta temporada será el encargado de acabar con esta peculiar maldición. Fue en la temporada 2014/2015, al equipo celeste le tocó en suerte el Athletic de Bilbao en la previa y no le fue muy bien.

En la ida en San Paolo el resultado final fue de 1-1, lo que les complicó mucho la vida para la vuelta. En el nuevo San Mamés, pese a que los italianos se adelantaron en el marcador, el Athletic mandó a la Europa League a los napolitanos al imponerse por 3-1.

En la campaña 2015/2016 el turno italiano en la previa fue para la Lazio, que se vio las caras con el Bayer Leverkusen. El 1-0 de la ida hizo que los laciales tuvieran muchas esperanzas en volver a la Champions, pero el conjunto alemán hizo trizas estas últimas al imponerse en su feudo por 3-0.

El último equipo en tratar de romper esta maldición fue la Roma. El conjunto de Francesco Totti se vio las caras con el Oporto de Iker Casillas.  El 1-1 que se trajeron los italianos de Portugal les hizo ser muy optimistas de cara a la vuelta ante su público. Sin embargo, tal y como le pasó a su eterno rival un año antes, se llevaron un buen chasco en el último partido de la eliminatoria. El Oporto ganó 0-3 en Roma y certificó su pase a la fase de grupos.

El Napoli luchará este año por acabar con este gafe pero no lo tendrá fácil, ya que delante se verá las caras con el Niza de Mario Balotelli que ya ha dejado en la cuneta al Ajax, actual subcampeón de la Europa League.

Cuando Neymar estuvo cerca de fichar por el West Ham

agosto 7, 2017 Deja un comentario

No cabe duda de que el nombre más destacado de la actualidad futbolística durante los últimos días ha sido Neymar después de que el París Saint-Germain haya batido todos los récords tras pagar 222 millones de euros por hacerse con los servicios del internacional brasileño. Lo que pocos recuerdan actualmente es que en su momento el ya ex jugador del Barça pudo fichar…. ¡por el West Ham!

Fue en el año 2010. El West Ham, después de la buena experiencia que tuvo con los fichajes de Javier Mascherano y Carlos Tévez, vigilaba muy de cerca el mercado sudamericano por si volvía a surgir alguna buena oportunidad de mercado.

Una de las que detectó el equipo de ojeadores de los ‘hammers’ fue Neymar, que por aquel entonces empezaba a destacar en el Santos con 17 años y que había sido el enésimo futbolista brasileño que recibía en sus inicios el apodo del ‘nuevo Pelé’.

Por ello, los londinenses decidieron ofrecer 15 millones de euros al Santos por hacerse con sus servicios, tal y como reconoció públicamente el propio director deportivo del club, Pedro Luiz Nunes.

Sin embargo, el Santos rechazó la propuesta inglesa dejando muy claras sus intenciones: “Nosotros no estamos abiertos a negociar por Neymar. Solo dejará el Santos si algún club abona su cláusula de rescisión”.

Esta última ascendía a unos 30 millones de euros, aproximadamente. El West Ham tomó la respuesta del Santos como el típico tira y afloja en este tipo de negociaciones y subió su oferta a 18 millones de euros.

La respuesta del Santos a esta propuesta volvió a ser negativa y el West Ham decidió terminar las negociaciones debido a que no estaba dispuesto a tirar la casa por la ventana por un futbolista que en esos momentos solo era un proyecto de crack y cuyo rendimiento en Europa era toda una incógnita.

Se da la curiosa circunstancia que, de haber aceptado el Santos la propuesta de los Hammers, Neymar quizás hubiera tenido problemas en obtener el permiso de trabajo en Inglaterra toda vez que todavía no había debutado con la selección absoluta.

Villar, Kennedy, Laporta y Pedraz

julio 24, 2017 Deja un comentario

El futbol español está en estado de shock desde que el pasado martes 18 julio Ángel María Villar fuera detenido y pusiera así fin, casi de manera definitiva a 29 de años, al frente del fútbol español. Un tiempo que ha estado marcado por la tiranía con la que el dirigente vasco ha llevado la Federación.

Sin embargo, pocos recuerdan que Villar, nada más ser elegido como presidente de la federación española, ya dejó claras sus intenciones: la Federación debía de estar a su servicio y no al revés.

Fue el 29 de julio de 1989. Villar se convirtió en el presidente más joven en la historia de la Federación Española, tenía 38 años, tras una dura campaña de dos meses en las que tuvo como rivales a Eduardo Herrera y a Manuel Meler. Este último se retiró el mismo día de los comicios y el duelo en las urnas lo dirimió con Herrera, al que se impuso por 216 votos frente a 182.

Nada más ser elegido en su puesto, Villar parafraseó a John Fitzgerald Kennedy diciendo las siguientes palabras: “No penséis lo que os va a dar el Gobierno, sino lo que vosotros le podéis dar al Gobierno”.

Visto con la perspectiva del tiempo, nadie puede negar que el vasco no fuera con la verdad por delante aquella noche: a lo largo de su mandato como presidente se preocupó más de lo que le podían dar los demás a la Federación que al revés.

De hecho, en todos estos años de tiranía del ‘Villarato’ solo estuvo una vez en la cuerda floja con opciones reales de perder su asiento privilegiado. En 2004 Gerardo González, ex secretario general de la Federación con el propio Villar, le disputó muy seriamente las elecciones a la presidencia.

La gran baza de González era que contaba con el apoyo de los clubes tanto de Primera como de Segunda División, la Liga de Fútbol Profesional al completo. Sin embargo, este apoyo a última hora se resquebrajó e hizo perder mucha fuerza a su candidatura. Uno de los que bajó del barco de González casi con la papeleta en la mano fue Joan Laporta, entonces presidente del Barça.

Laporta negó su apoyo a González porque consideraba a Villar un candidato “equidistante” y a González le veía muy en sintonía con el Real Madrid.Villar no se puede decir que sea del Madrid ni que sea del Barça, mientras que el otro candidato se había manifestado muy próximo a uno de nuestros rivales directos en la Liga (Real Madrid)”, señaló.

Villar ganó finalmente aquellas elecciones tras obtener 98 votos, por los 78 que obtuvo su adversario. Parecía que si entonces no había caído no lo iba a hacer nunca. Así fue hasta esta pasada semana, en la que se puso fin a 29 años en los que se pasó de parafrasear a Kennedy, ser salvado por Laporta a ser detenido por orden del juez Santiago Pedraz.

*Jorge Pérez no fue candidato a la presidencia de la Federación Española en 2017 debido a que no presentó los avales.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas:

Belfast Celtic, el equipo al que dejaron morir por ser católico

julio 17, 2017 Deja un comentario

El pasado viernes el Celtic de Glasgow empezó con buen pie su andadura por la actual Liga de Campeones tras imponerse por 0-2 al Linfield norilardés. Un triunfo que sirvió a los escoceses para poner pie y medio en la siguiente ronda y para honrar a un equipo del que ya no muchos se acuerdan: el Belfast Celtic.

Irlanda del Norte vive desde hace unos años un periodo de paz en el que la tiranía del IRA que gobernaba las calles con mano de hierro parece, al menos sobre el papel, haber quedado en el pasado. Un pasado que también arrastra un cadáver deportivo: el Belfast Celtic.

El club norilandés fue fundado en 1891 y lucía una camiseta verde con rayas horizontales, al igual que sus homónimos del Celtic de Glasgow. Una de las señas de identidad de este equipo es que representaba a los católicos nacionalista, algo que en un país de mayoría protestante unionista no sentó nada bien.

De hecho, en gran parte de la sociedad norilandesa no sentó nada bien que el Belfast Celtic se convirtiera pronto en un símbolo del país. Es más, fue el primer equipo de Irlanda del Norte en jugar un partido internacional fuera de su propio país al hacer a principios del siglo XX una gira por la ya extinta Checoslovaquia.

La popularidad del Belfast Celtic llegó a ser tal que en muchos partidos llegó a congregar hasta a 40.000 personas, una cifra inalcanzable hoy en día en cualquier partido de la liga local. Sin embargo, tal y como comentaba antes, en una sociedad formada en su mayoría por protestantes y unionistas no sentaban nada bien sus triunfos.

Es por ello, que los duelos con el Linfield, su eterno rival, se convertían en una batalla en todos los sentidos. Era una especie de Old Firm escocés pero aún más salvaje. Buena muestra de ello fue el histórico partido que protagonizaron ambos equipos en el Boxing Day de 1948 en Windsor Park.

El Belfast Celtic iba ganando el partido hasta que en el último minuto el Linfield logró llevar las tablas al marcador. La locura se desató entre la hinchada del equipo que acaba de lograr la igualada que saltó al terreno de juego a celebrar el empate y a pegar a los jugadores del Celtic.

Sí, has leído bien, a pegar. El defensa Robin Lawler y el portero Kevin McAlinden recibieron heridas graves, pero la peor parte se la llevó el delantero Jimmy Jones, al que pegaron hasta dejaron inconsciente y al que rompieron una pierna. Fuera del estadio también hubo una auténtica cacería contra los hinchas del Celtic y lo peor de todo es que los hechos sucedieron ante la permisiva mirada de la policía local.

Después del partido, todavía con el miedo en el cuerpo, el Belfast Celtic decidió irse a Estados Unidos a realizar una gira. Su etapa por Norteamérica fue la última en la que compitieron como equipo, ya que a su vuelta a Irlanda del Norte la directiva optó porque el equipo dejara de jugar los torneos locales por miedo a que tanto algún jugador como aficionado volviera a sufrir acciones como en las del Boxing Day de 1948.

Con su desaparición dijo adiós un club que ganó 14 ligas y 8 copas. Por ello, el triunfo del Celtic de Glasgow del pasado viernes contra el Linfield no fue una victoria más, fue un homenaje al Belfast Celtic al que aquella sociedad norilandesa no respetó y dejó morir.

Categorías:Fútbol, Uncategorized