Español y del Barça, buen negocio para el Chelsea

agosto 31, 2015 Deja un comentario

Ferrer/ChelseaEl fichaje de Pedro por el Chelsea ha sido una de las contrataciones más destacadas de este verano. Con ella el equipo inglés pretende repetir una fórmula que la ha salido muy bien hasta el momento: español y procedente del Barcelona igual a buen negocio para los blues.

El primer futbolista que inició esta senda fue Albert Ferrer. Tras haber sido descartado por Louis Van Gaal en el Barcelona, el catalán no dudó en hacer las maletas rumbo a Stamford Bridge en el verano de 1998 en una época en la que casi ningún jugador español se atrevía a fichar por un conjunto extranjero.

El Chelsea pagó poco más de 3 millones de euros por hacerse con sus servicios. Un dinero que rentabilizó especialmente en la primera campaña del lateral español en Londres, ya que Ferrer fue una pieza clave para que los blues lograran acabar terceros la temporada 98/99 y se clasificaran por primera vez en toda su historia para la Liga de Campeones.

De hecho, Ferrer recibió aquella campaña la distinción de ‘Jugador revelación de la Premier League’. Aunque también es cierto que Ferrer fue perdiendo protagonismo en el equipo en las siguientes temporadas hasta que decidió colgar las botas en el Chelsea en el año 2003. Con todo ello, logró tres títulos en la época pre-Abramovich.

La otra vez que un jugador español fichó por los blues tras recalar procedente del Barcelona fue la pasada campaña cuando Cesc Fábregas no dudó en fichar por el Chelsea pese a su pasado como jugador del Arsenal. El centrocampista fue una pieza clave en la Premier League que conquistaron los londinenses de la mano de Jose Mourinho.

Es importante destacar el matiz de jugador español, ya que cuando el que llegó a Stamford Bridge fue un jugador del Barcelona de una nacionalidad diferente a la española el resultado siempre fue de fracaso absoluto. Ahí están los ejemplos de Winston Bogarde, Bolo Zenden, Emmanuel Petit y Deco, que pasaron con más pena que gloria por Stamford Bridge o, en el mejor de los casos, como Juliano Belletti, que pasó por el club inglés sin pena ni gloria.

Eso sí, los blues tuvieron su propia ‘vendetta’ particular con el Barça con el traspaso de Eidur Gudjohnsen al Barcelona en 2006. El islandés no firmó grandes números en el Camp Nou, algo aún más reseñable si se tiene en cuenta que los culés descartaron a Diego Forlán para contratar a Gudjhonsen.

¡Cómo hemos cambiado, Athletic!

agosto 24, 2015 Deja un comentario

Athletic 1984El pasado martes Bilbao entera se echó a la calle para festejar que el Athletic Club había conquistado la Supercopa de España tras imponerse por un global de 5-1 al Barcelona y había puesto así a 31 largos años sin títulos. Un tiempo en el que ha cambiado mucho el conjunto vasco.

Buena prueba de ello es que únicamente tres integrantes de la actual plantilla de los rojiblancos (Gorka Iraizoz, Ariz Aduriz y Carlos Gurpegui) habían nacido cuando los leones conquistaron su último título: la Copa del Rey de 1984. El mayor cambio que han sufrido los bilbaínos en todo este tiempo es que han pasado de ser uno de los clubes más punteros de La Liga a ser un equipo en la era más reciente con más pasado que presente.

Cuando el Athletic ganó Liga y Copa en 1984 era el segundo equipo con más títulos nacionales, solo superado por el Real Madrid. Los rojiblancos tenían en sus vitrinas un total de 31 campeonatos que se dividían en 8 Ligas y 23 Copas. El Madrid, por su parte, tenía cuatro más (20 Ligas y 15 Copas).

El conjunto que mejor ha aprovechado la sequía de títulos del Athletic ha sido el Barcelona. Los culés, que hoy tanto por triunfos como presupuesto parecen a años luz de los vizcaínos, tenían en 1984 un palmarés de 9 Ligas y 19 Copas. Es decir, bastante parejo al de los vascos. Sin embargo, los catalanes en la actualidad se han destacado como el segundo equipo con más títulos de Liga (23) y les han ‘robado’ el honor de ser los ‘reyes de la Copa’ al sumar 27 entorchados del ko.

Otro de los equipos que ha logrado despegarse del Athletic en lo que a títulos de Liga se refiere, es el Atlético de Madrid, que suma 10 hasta el momento cuando en aquel lejano 1984 estaban igualados con los vascos a 8. Los colchoneros, además, han logrado en este tiempo sumar cinco Copas del Rey a su palmarés contabilizando un total de 10.

Final Copa 1984El romanticismo de jugar únicamente con jugadores de la tierra y no abrirse, tal y como hicieron el resto de equipos, a fichar jugadores extranjeros ha provocado que el Athletic haya dejado de hablar de tú a tú a Real Madrid, Barcelona o Atlético en este largo periodo de sequía. La estadística, además de los títulos, es demoledora: solo lograron acabar seis veces entre los cinco primeros entre 1984.

Un año en el que Javier Clemente dejó su sello en el Athletic, tal y como se puede apreciar en unas declaraciones que hizo el técnico a ‘El País’ en aquella época: “Otra cosa que me hace gracia es eso de que no damos espectáculo. El fútbol no es un circo. Supongo que serlá cuestión de gustos, pero para mí es mucho más espectacular un gol por la vía directa, tras un pase desde 40 metros, que esas jugadas complicadas, con pasecitos, toques de tacón y tal. En definitiva, la gracia del fútbol consiste en alcanzar esa simplicidad, en conseguir que lo difícil parezca sencillo. Dicen algunos que nuestro sistema es muy rudimentario, que todo consiste en envíos largos de Goikoetxea. Primero, eso no es cierto. Pero si todo fuera tan simple como dicen, ¿por qué no hacen ellos lo mismo? ¿O es que no quieren ser campeones?”.

Hasta en eso ha cambiado el Athletic, ya que ahora, afortunadamente, de la mano de Ernesto Valverde ha optado por realizar un fútbol más elaborado.

España, territorio maldito para el Mónaco

agosto 17, 2015 Deja un comentario

Monaco-betisEste miércoles se verán las caras en Mestalla el Valencia y el Mónaco en una de las eliminatorias estrellas de la fase previa de la Liga de Campeones. Si el conjunto del Principado quiere eliminar a su rival tendrá que superar el gafe que le persigue en tierras españolas, donde únicamente ha ganado uno de los ocho partidos oficiales que ha disputado.

La única victoria del Mónaco en suelo español data del 8 de diciembre de 2004, cuando los monegascos golearon por 0-5 a un Deportivo de la Coruña que había iniciado una cuesta abajo irrefrenable que le llevaría años más tarde a la Segunda División.

El resto de encuentros se saldaron con un balance de seis derrotas y un empate para el Mónaco. Las tablas las cosechó contra el Real Valladolid en la ida de los cuartos de final de la Recopa 89/90, cuando lograron sacar un cero a cero del José Zorrilla.

La mayor derrota que ha encajado el Mónaco en España fue el 4-1 que le endosó el Mallorca el dos de marzo del año 2000 en la ida de los octavos de final de la Copa de la UEFA. El conjunto balear remontó el tanto inicial de Marco Simone en el minuto dos y se aprovechó de la expulsión de Rafael Márquez en el minuto 53.

La eliminatoria que ha jugado el Mónaco en España que más se parece a la que va a tener que disputar con el Valencia esta campaña, fue la que tuvo con el Real Betis en la temporada 05/06 y que correspondió también a la fase previa de la Liga de Campeones. El conjunto sevillano eliminó a los monegascos tras imponerse 1-0 en el Benito Villamarín y empatar a dos en Louis II.

De todos modos, el Valencia ya sabe lo que es ganar al Mónaco en competición europea, lo hizo el 17 de septiembre de 1980, cuando los ché derrotaron al Mónaco por 2-0 en la ida de la primera ronda de la Recopa. Por ello, los valencianistas tienen motivos como para ser optimistas en esta eliminatoria.

Toledo, el nexo de unión entre el cuerpo técnico del Barcelona y Sevilla

agosto 10, 2015 Deja un comentario

Emery ToleroBarcelona y Sevilla se jugarán el próximo miércoles el primer título europeo de la temporada: la Supercopa. Entre ambos equipos hay muchas diferencias, pero también varios nexos de unión. Uno de ellos es que el que mantiene Unai Emery, técnico de los hispalenses, con José Ramón de la Fuente, entrenador de porteros del Barcelona, ya que ambos en su época de jugadores estuvieron muy cerca de ascender al Toledo a Primera División.

Fue en la temporada 98/99. Emery iniciaba por aquel entonces su tercera temporada en el conjunto manchego tras recalar allí procedente de la Real Sociedad mientras que De la Fuente sumaba su cuarta campaña defendiendo la portería del conjunto de El Salto del Caballo.

Dirigidos por Gregorio Manzano, el equipo toledano, en el que tanto Emery como De la Fuente eran habituales en el once titular, firmó un gran arranque de campaña y luchó por el ascenso con otros equipos como el Sevilla, el Málaga, el Rayo Vallecano o Las Palmas.

De la Fuente ToledoA falta de cinco jornadas para el final, el equipo de Emery y De la Fuente tenía en su mano el ascenso, ya que dependían de sí mismos. En aquella época ascendían de manera directa los dos primeros clasificados mientras que el tercero y el cuarto tenían que jugar una promoción de ascenso. Pues bien, a falta de cinco jornadas para el final del campeonato, el Toledo era tercero, una posición que les colocaba en ascenso directo, ya que segundo era el Atlético B, que por su condición de filial no podía ascender.

Sin embargo, el rendimiento del Toledo en las últimas jornadas fue desastroso, puesto que sumaron cuatro derrotas y una victoria. Unos números que les dejaron sin ascenso directo y sin la posibilidad de jugar la promoción. El Toledo finalizó la temporada en séptima posición con 65 puntos, algo que dejó a Emery y De la Fuente sin completar la gesta de llevar a los manchegos a la máxima categoría. Es probable que antes del Barça – Sevilla ambos se encuentren y recuerden cuando estuvieron cerca de subir al Toledo a la máxima categoría.

Cádiz-Güiza, a la tercera llegó la vencida

agosto 3, 2015 Deja un comentario

 

guiza cádizEl fichaje de Dani Güiza por el Cádiz ha sido uno de los más sonados del actual mercado tanto por la polémica que ha generado como por el hecho de ver a todo un campeón de Europa jugar en Segunda B. Sin embargo, la unión entre el club gaditano y el delantero jerezano podía haberse llevado a cabo hace bastantes años, ya que en hasta dos ocasiones estuvo el ariete muy cercano a firmar por el conjunto del Ramón de Carranza.

La primera de ellas fue en la temporada 2002/2003. Güiza por aquel entonces militaba en el Mallorca B y tanto Cádiz como Barcelona se interesaron sus servicios. Finalmente el que se hizo con el internacional español fue el Barça, que lo mandó a jugar con su equipo filial.

Sin embargo, un par de años más tarde, el propio Güiza reconoció en una entrevista en ‘La Voz’ que se arrepentía de no haber fichado entonces por el Cádiz: “Creía que lo del Barça era una oportunidad única y ahora me arrepiento un poco de no haber fichado por el Cádiz. Habría conseguido un ascenso y a lo mejor jugaría en Primera. Además, a cualquier futbolista le gustaría jugar en el Cádiz. Allí se quiere a todo el mundo”.

La siguiente oportunidad en la que el destino de Güiza y el Cádiz pudo unirse fue en el verano de 2005. El conjunto gaditano acababa de ascender a Primera División y buscaba reforzarse con un delantero. Uno de los nombres en los que se fijaron fue en el jerezano, que venía de firmar una brillante campaña en Segunda División en el Ciudad de Murcia, equipo que estaba presidido por Quique Pina.

Sin embargo, el Cádiz consideró excesivas las pretensiones del conjunto murciano y Güiza acabó fichando finalmente por el Getafe. Algo que el propio delantero acabó confirmando en una entrevista en EFE: “Sé que se interesó por mí pero fue una lástima porque no quiso pagar la cláusula que tenía en el Ciudad de Murcia. Tampoco era mucho porque el Getafe la pagó. Yo soy un profesional y donde esté el pan que le dé de comer a mi mujer y mis hijos, pues ahí estaré. Además, si me hubieran fichado estaría todos los días con mi familia”.

Finalmente a la tercera ha sido la vencida y Güiza y el Cádiz han acabado uniendo sus destinos esta temporada. ¿Valdrá la pena haber esperado tanto?

Categorías:Fútbol, Uncategorized Tags: , ,

Cuando Pavel Nedved pudo fichar por el Atlético

julio 27, 2015 Deja un comentario

Pavel NedvedHablar de Pavel Nedved es hacerlo de uno de los mejores jugadores checos de todos los tiempos y de uno de los emblemas históricos de la Juventus de Turín. Sin embargo, la historia del centrocampista pudo haber sido bien diferente de la que conocemos de haber completado su fichaje por el Atlético de Madrid.

Nos trasladamos a enero de 1999. Nedved jugaba en la Lazio equipo que mantenía unas excelentes relaciones con el ‘Atleti’. Especialmente desde que a finales de agosto de ese mismo año los rojiblancos vendieran a Christian Vieri al conjunto italiano. Lo que pocos recuerdan es que en esa operación el Atlético se guardó un derecho preferencial de compra por Nedved.

En aquella época, el técnico del conjunto madrileño era el italiano Arrigo Sacchi, al que le encantaba Nedved. Por ello, cuando en invierno se volvió a abrir el mercado de fichajes, pidió al club que hiciera un esfuerzo por contratar al centrocampista checo.

Cuando empezaron a negociar ambos equipos, la Lazio lo tenía claro: quería la vuelta de Vladimir Jugovic, había jugado en el conjunto romano hasta la pasada temporada, y una importante suma de dinero. El Atlético se negó a meter al serbio en la operación, por ello decidió convencer a la Lazio con una importante suma de dinero: 3000 millones de pesetas (18 millones de euros).

Nedved AtléticoPara poner en relevancia esa cifra, hay que destacar que hasta ese momento sólo el Barcelona había superado en España esa cifra por fichar a un jugador con los 4.000 millones (24 millones de euros) que pagó al Deportivo de la Coruña por Rivaldo. Ni el Real Madrid, para el que ahora esa cifra casi sería considerada como calderilla, había pagado tanto dinero por un jugador.

La Lazio aceptó la oferta de los colchoneros. Sin embargo, cuando todo parecía preparado para que Nedved jugara en el Vicente Calderón, el checo se descolgó pidiendo un salario astronómico que el Atlético le negó. “Nedved dijo que no quería irse de Roma si no era a cambio de un contrato tan suculento que hubiera roto moldes en el Vicente Calderón. Lo que pedía Nedved hubiera roto el equilibrio que existe en el vestuario del Atlético”, declaró entonces Miguel Ángel Gil Marín, el directivo del Atlético que llevó personalmente las negociaciones.

“El pago de las comisiones del traspaso hacía inviable esta operación. Ahora Nedved continuará en un gran club como la Lazio y el Atlético seguirá siendo un gran equipo”, añadió. ¿Qué habría sido del Atlético y de la carrera del propio Nedved de haber jugado en el Vicente Calderón? Siempre nos quedará la duda.

Italia, el renglón torcido de Alcides Ghiggia

julio 20, 2015 Deja un comentario

Ghiggia ItaliaEl pasado jueves falleció el uruguayo Alcides Ghiggia, el único superviviente que quedaba del equipo charrúa que obró el ‘Maracanazo’ en 1950, en el que Uruguay logró la gesta de derrotar a Brasil en su propia casa con el propio Ghiggia como principal héroe. Sin embargo, el brillante futbolista no solo jugó con la selección uruguaya, también lo hizo con la italiana, con la que no tuvo tanta suerte.

Ghiggia obtuvo fama mundial tras el ‘Maracanazo’. Por ello, pese a que en aquella época no era muy habitual ver a jugadores uruguayos cruzar el charco, el fútbol europeo se enamoró de él y lo quiso reclutar para sus filas, aunque muchos equipos se interesaron más con la intención de exhibirlo como mero trofeo que porque estuvieran interesados en él por sus condiciones futbolísticas.

Finalmente el equipo que se hizo con los servicios del campeón del mundo fue la Roma y Ghiggia, que se enamoró tanto de la ciudad como del país, se nacionalizó italiano. La selección italiana no desaprovechó la ocasión y le convocó para que ayudara a su nuevo país a clasificarse para el Mundial de 1958 en el triangular que tenía que jugar contra Irlanda del Norte y Portugal.

El resultado que obtuvo Italia en el debut de Ghiggia demostró que la aventura del héroe uruguayo con los italianos no iba a ser tan exitosa como lo había sido con los charrúas, ya que perdió en Lisboa con Portugal de manera clara: 3-0.

En su segundo partido defendiendo a Italia, Ghiggia logró marcar, aunque no sirvió para que los transalpinos ganaran, ya que empataron a dos contra Irlanda del Norte. Aquel choque no tuvo validez oficial porque el árbitro húngaro István Zsolt no pudo llegar a tiempo para dirigir el partido debido a la inmensa niebla que se dio sobre el aeropuerto de Londres. El encuentro lo arbitró un colegiado local, por lo que fue considerado de carácter amistoso y se acordó que se volvería a jugar más adelante.

Para ver el primer triunfo de Ghiggia con Italia hubo que esperar 22 de diciembre de 1957, fecha en la que Italia le devolvió la moneda a Portugal con una victoria por 3-0 en Milán. El que los lusos empataran posteriormente con Irlanda del Norte, provocó que a Italia le valiera el empate en el partido que le restaba jugar con los norirlandeses para sellar su billete para el Mundial.

Sin embargo, Italia quedó por primera vez fuera de una Copa del Mundo tras caer 2-1. Se da la curiosa circunstancia de que podría decirse que ahí Ghiggia probó de su propia medicina, ya que en el famoso ‘Maracanazo’ a Brasil también le valía con un empate para salir campeona y el gol del uruguayo lo evitó.

Pese todo, Ghiggia jugó un partido más con Italia. Fue el 28 de febrero de 1958 en un amistoso en Roma contra España que se saldó con empate a uno. De este modo, el paso de Ghiggia por la selección italiana se saldó con dos derrotas, otros tantos empates y una victoria que dejaron a Italia por primera y única vez hasta la fecha fuera del Mundial. Mal sabor de boca para uno de los jugadores más importantes de los mundiales.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores