Los tres partidos que hicieron grande al Parma

febrero 23, 2015 Deja un comentario

El Parma agoniza en estos momentos. El club italiano, en una grave crisis económica, esta semana se ha visto obligado a suspender el partido que tenía que disputar contra el Udinese debido a que no podía permitirse los gastos que le iba a acarrear celebrar en su estadio dicho partido: seguridad, luz, agua caliente….

Una situación que, pese a los intentos que se están intentando por reanimarle, le han dejado en una situación crítica. De hecho, el estado del Parma se podría asemejar al del enfermo que se encuentra en estado vegetativo esperando y que se agarra a la vida mediante un fino hilo que todos saben que más pronto que tarde acabará por romperse.

Por ello, en La Medialuna vamos a recordar tres partidos, de manera ÍNTEGRA, que hicieron grande a este club en su época dorada: la década de los 90. Antes de ello, vamos a poner un poco de contexto. Hasta 1990, año en el que logró ascender por primera vez a la Serie A, el Parma había sido un equipo que había pasado sin pena ni gloria por la categorías inferiores del fútbol italiano.

Sin embargo, con el apoyo de Parmalat no sólo consiguieron su ascenso a la máxima categoría, lograron codearse con los más grandes de Italia. La cosa no quedó ahí, ya que el milagro del Parma, el modesto que se había convertido en un grande casi de la noche a la mañana, traspasó fronteras y llegó a Europa, donde dejó su impronta a base de títulos.

Recopa 92/93:

Fue su primer título europeo. Lo logró tras derrotar 3-1 en Wembley al Royal Antwerp belga. Aquí el partido íntegro:

Parma: Ballotta; Benarrivo, Di Chiara, Minotti, Apolloni, Grün, Melli, Zoratto (Pin 26), Osio (Pizzi 75), Cuoghi y Brolin.

Royal Antwerp: Stojanovic; Kiekens, Broeckaert, Taeymans, Smidts, Jakovljevic (Van Veirdeghem 51), Van Rethy, Segers (Moukrim 85), Severeyns, Lehnhoff y Czerniatynski.

Goles: 1-0 Minotti (9′), 1-1 Severeyns (11′), 2-1 Melli (30′) y 3-1 Cuoghi (81′).

UEFA 94/95:

Éste fue el tercer título europeo del Parma, el segundo fue la Supercopa de Europa de 1994 que ganó al Milan. Se hizo con él tras ganar a doble partido a la Juventus de Turín. A continuación os reproducimos la ida de esa eliminatoria, que se saldó con 1-0 para los parmesanos. Este triunfo fue clave, ya que el 1-1 de la vuelta dio el título al Parma. Hay que destacar que esta Juventus se proclamó campeona de Europa un año después, algo que dice mucho de este triunfo.

PARMA: Bucci; Benarrivo (Mussi 8′), Couto, Di Chiara, Minotti; Apolloni, Pin, D. Baggio, Sensini; Zola (Fiore 89′) y Asprilla.

JUVENTUS: Rampulla; Fusi (Del Piero 72′), Di Livio, Tacchinardi, Jarni; Carrera (Marocchi 46′), Paulo Sousa, Deschamps, R. Baggio; Vialli y Ravanelli.

Gol: 1-0 D. Baggio (5′).

UEFA 98/99:

Último título europeo conquistado por el Parma y partido que está considerado como el punto final a la época dorada de los tranasalpinos. Los parmesanos contaban con un auténtico equipazo (Buffon, Cannavaro, Thuram, Verón y Crespo entre otros) y arrollaron por 3-0 al Olympique de Marsella en el estadio Luzhniki de Moscú en una final que, esta vez sí, se disputó a partido único.

Parma: Buffon; Sensini, Cannavaro, Thuram, Vanoli; Fuser, Dino Baggio, Verón (Fiore), Boghossian; Crespo (Asprilla) y Chiesa (Balbo)

Olympique: Porato; Issa, Miolo (Camara), Blondeau, Blanc; Domoraud, Brando, Gourvennec, Bravo, Pires y Maurice.

Goles: Crespo (26′), Vanoli (36′) y Chiesa (55′)

Jong Tae-Se, un norcoreano en Corea del Sur

febrero 16, 2015 Deja un comentario

imageCorea del Norte es un país hermético en todos los sentidos y el fútbol no es una excepción. Por ello, llama la atención que la figura de la selección norcoreana sea un delantero que juega en la vecina, y enemiga, Corea del Sur. Es Jong Tae-Se, un futbolista con una historia muy peculiar a sus espaldas.

Para empezar, hay que señalar que Tae-Se nunca ha vivido en Corea del Norte. Únicamente está de manera temporal en su amado país cuando tiene que jugar para el equipo nacional o cuando va de visita. Todo ello se debe a sus orígenes. Él nació en Japón y es hijo de inmigrantes surcoreanos que tenían más simpatía hacia Corea del Norte que hacia su propio país.

Jong se empezó a empapar y a sentir como propia la cultura norcoreana después que sus progenitores decidieran matricularle en una escuela de Tokio que basaba su educación y valores en el régimen norcoreano. Eso hizo que desde pequeño se convirtiera en un ferviente admirador del comunismo y de Kim Jong Il.

Por ello, cuando creció y se convirtió en futbolista profesional no tuvo ninguna duda: debía jugar con la selección de Corea del Norte. Debido a su calidad, tanto Japón como Corea del Sur le tentaron para sus equipos nacionales. Sin embargo, él siempre les dijo que no. Si tuvo alguna vez una duda, ésta se disipó cuando viendo como aficionado un Japón – Corea del Norte, que acabó con victoria nipona, en 2005 decidió que tenía que dar un paso adelante.

No valía sólo con defender las ideas del régimen norcoreano, tenía que defender los colores de su amado país sobre el terreno de juego. Como os podréis imaginar, obtener la nacionalidad norcoreana, algo básico para que la FIFA le dejara competir con el país comunista, no es nada sencillo. Ni para él ni para nadie.

Tras mucho papeleo, el Chongryon, que actúa como embajada no oficial de Corea del Norte en Japón, le emitió un pasaporte norcoreano que fue validado por la FIFA posteriormente para que pudiera jugar partidos internacionales. Una vez con todo el regla, la selección norcoreana le llamó para que disputara la Copa de Asia Oriental.

Así pues, el debut de Jong Tae-Se con el conjunto rojo y azul se produjo el 19 de junio de 2007 en un partido contra Mongolia. Su primera internacionalizad no pudo ser más exitosa, ya que Corea del Norte ganó 7-0 con cuatro goles de su nueva estrella. Un registro goleador que igualó dos días después en el triunfo norcoreano por 7-1 a Macao.

imageCon sus goles, Tae-Se ayudó a que Corea del Norte lograra algo histórico: la clasificación para el Mundial de 2010, algo que no lograba el país asiático desde 1966. La participación de Corea del Norte en Sudáfrica fue casi testimonial, perdió todos sus partidos, aunque hay que reconocer que estaba en un grupo tremendamente duro con Brasil, Portugal y Costa de Marfil; pero una de las imágenes del torneo fueron el lloro emocionado de Jong al escuchar el himno norcoreano antes del primer partido contra la selección sudamericana.

De hecho, sus buenas actuaciones con Corea del Norte le hicieron fichar por el Bochum y, posteriormente, por el Colonia, ambos de Alemania, un auténtico hito para un norcoreano y, cuanto menos, con mucho morbo conociendo la historia germana. Sin embargo, su paso por Europa fue con más pena que gloria y por eso decidió volver a Asia a principios de 2013.

La sorpresa llegó cuando el Suwon Samsung Bluewings, equipo de Corea del Sur, anunció su fichaje. Algo que provocó que, por primera vez, una contratación de un futbolista fuera noticia en el mundo entero. Aunque tampoco debe sorprender tanto, ya que la prensa asiática destaca que pese a su mentalidad comunista vive como un capitalista más: no repara en gastos y le gusta estar a la última en coches y tecnología.

A día de hoy Jong Tae-Se continúa jugando, con buenas cifras goleadoras, en Corea del Sur, país el cual le ha investigado por alabar al fallecido líder norcoreano Kim Jong-il. Algo que, de ser cierto, le habría llevado a vulnerar la Ley de Seguridad Nacional de país en el que juega actualmente. Sin embargo, no juega con Corea del Norte ningún partido desde el 15 de noviembre de 2011 ¿Será por haber jugado en Alemania y Corea del Sur?

La primera semifinal del Villarreal

febrero 9, 2015 Deja un comentario

VillarrealEste miércoles será un día histórico para el Villarreal, ya que disputará contra el Barcelona la primera semifinal de Copa del Rey de toda su historia. Sin embargo, ésta no va a ser la primera vez que el Submarino Amarillo dispute la eliminatoria previa a una gran final, ya que lo ha hecho en hasta seis ocasiones (tres en Intertoto, 2 en UEFA/Europa League y 1 en la Champions). La primera vez que alcanzó esta ronda fue en 2002.

Fue en la Copa Intertoto, una competición que se disputaba antiguamente, ya que actualmente no existe, en verano y en la que el premio para los campeones, ya que había tres, era una plaza en la Copa de la UEFA. El Villarreal disputó por primera vez el torneo en la temporada 02/03.

El conjunto de la Plana iba a iniciar su cuarta temporada en Primera División, la tercera consecutiva, pero con fichajes como el de Martín Palermo o Juliano Belletti había demostrado ambición por querer dejar de ser un equipo modesto y, por ello, luchó aquel verano de 2002 por meterse por primera vez en su historia en la Copa de la UEFA.

Tras eliminar al FH Hafnarfjörður y al Torino, el Villarreal se plantó en las semifinales de la Intertoto. Allí se iba a ver las caras con el Troyes, un equipo que, a priori, parecía asequible porque no contaba con ninguna estrella de relumbrón. Sin embargo, las cosas no fueron como se esperaba en la ida y los españoles empataron a cero en El Madrigal, teniéndosela que jugar en Francia.

El partido comenzó muy bien para los amarillos, que se adelantaron en el marcador a los 13 minutos gracias a un gol de Calleja. El Troyes empató antes del descanso. Sin embargo, el que el conjunto galo se quedara con uno menos al final de la primera parte y que el 1-1 diera de manera momentánea el pase a la final a los de Castellón, les hizo ser optimistas de cara a la segunda parte.

Craso error. El Troyes hizo el 2-1 casi al empezar el segundo acto y el Villarreal, pese a jugar con uno más, fue incapaz de empatar, por lo que quedó eliminado. Sin embargo, los españoles denunciaron a su rival a la UEFA por alineación indebida y el máximo organismo europeo les dio la razón, ya que el Troyes no había inscrito en la Intertoto a Vairelles, que saltó al terreno de juego en el minuto 83. Esto se tradujo en que la UEFA dio en los despachos la victoria al Villarreal por 0-3 y éste pasó a la final.

No les sirvió de mucho, ya que perdieron la final contra el Málaga.

¿Por qué Australia juega en Asia y no en Oceanía?

febrero 2, 2015 Deja un comentario

Australia campeona de AsiaSeguramente que más de uno, y de dos, se ha sorprendido mucho al leer que Australia se ha proclamado este fin de semana campeona de Asia. ¿Cómo es posible que sea el campeón asiático si es un país oceánico?, se habrán preguntado muchos. La respuesta a esta cuestión es que Australia solicitó en su día de poder cambiar de Confederación y, por ello, no juega con sus países vecinos.

Cuando jugaba en la Confederación de Oceanía, Australia estaba acostumbrada a ganar casi todos los partidos casi sin despeinarse, con una gran superioridad. De hecho, los ‘aussies’ tienen el récord de haber logrado la mayor goleada en un partido internacional tras el 31-0 que endosaron a la Samoa Americana el 11 de abril de 2001.

Esta goleada explica bien por qué Australia pidió cambiar de jugar en la Confederación de Oceanía a hacerlo en la de Asia. En las fases de clasificación para el Mundial, Australia solía ganar, en las mayorías de las ocasiones, con mucha facilidad y sin mucho esfuerzo. Sin embargo, al contrario de lo que sucede en otras confederaciones, en la de Oceanía nadie tiene un billete directo para la Copa del Mundo pese a haber sido el mejor en la calificación.

El mejor de Oceanía para meterse en un Mundial tenía que superar una última prueba: ganar en una eliminatoria a un equipo que podía ser sudamericano o asiático, ya que podía variar según fuera el año. Ésto se traducía en que a Australia le costaba muchísimo meterse en el Mundial porque o bien le tocaba un rival sudamericano de un nivel bastante más superior que ellos (como en 1993 con Argentina o en 2001 con Uruguay), o cuando le tocaba enfrentarse a un equipo asiático (como en 1997 contra Irán), que eran más parejos a su calidad, lo que sucedía es que acababan perdiendo porque acusaban el no tener una tensión competitiva en Oceanía.

Así fue hasta que Australia dijo basta y planteó en 2005 cambiarse a la Confederación Asiática. Sorprendentemente, éstos aceptaron de buen grado el ofrecimiento y el 23 de marzo de 2005 dieron el sí a Australia. “Creo que es beneficioso para todos la llegada de Australia, porque va a mejorar la imagen del fútbol asiático”, dijo Mohamed Bin Hamman, presidente de la Confederación de Asia en ese momento. “Desde hace tiempo teníamos como objetivo unirnos a la Confederación asiática de fútbol, ya que nuestra afiliación actual coloca a Australia en una situación anormal”, declaró por su parte Frank Lowy, su homónimo en la Federación de Australia.

Las buenas noticias siguieron llegando para los australianos cuando el 17 de abril de ese mismo año desde Oceanía también dieron el ok a este peculiar cambio. “El traspaso de Australia hacia Asia está en manos del comité ejecutivo y yo lo apoyo completamente ya que ayudará a desarrollar más el fútbol en Australia. Al mismo tiempo abrirá muchas oportunidades para otros miembros de la confederación de Oceanía”, dijo en un comunicado el presidente de la Confederación de Fútbol de Oceanía, Reynald Temarii.

Sin embargo, no a todos los países oceánicos les gustó esta decisión. Nueva Zelanda, mediante Graham Seatler, presidente de su Federación, hizo público su malestar: “Somos la más débil de las confederaciones de la FIFA y sin Australia todavía lo seremos más”. Sus quejas cayeron en saco roto, pues la FIFA también dio el ok al cambio de Australia el 30 de junio. De ese modo, a partir del uno de enero de 2006 ya estaban de manera oficial inscritos como miembro asiático y en febrero de dicho año jugaron su primer partido oficial en esta confederación en la clasificación para la Copa de Asia de 2007.

Se da la curiosa circunstancia de que una de las últimas cosas que logró Australia como miembro de la Confederación Oceánica fue el clasificarse para el Mundial de 2006, tras ganar en los penaltis su eliminatoria de clasificación contra Uruguay, algo que no lograba un conjunto de Oceanía desde 1974.

Y por eso este fin de semana un equipo oceánico ha ganado la Copa de Asia.

La primera aventura de Wang Jianlin en el mundo del fútbol

enero 26, 2015 Deja un comentario

Wang JianlinUna de las noticias de la última semana ha sido la del que Wang Jianlin ha decidido convertirse en inversor del Atlético de Madrid al adquirir un 20% del club colchonero. Sin embargo, ésta no ha sido la primera aventura del magnate chino en el mundo del fútbol, ya que estuvo muchos años al frente del Dalian Wanda FC.

Jianlin siempre ha sido un gran fan del fútbol. Por ello, el ocho de marzo de 1994 decidió invertir con su grupo empresarial, Wanda Group, en el Dalian FC, uno de los clubes chinos más antiguos y el primero del país en profesionalizarse, lo hizo en septiembre de 1992. Una de las primeras medidas que tomó el empresario chino en la entidad fue la de cambiarle el nombre, ya que a partir de entonces se pasó a llamar a Dalian Wanda FC.

Wang, además, ayudó a profesionalizar el fútbol en China, ya que la primera liga profesional en el país asiático se disputó en 1994. Ésta fue a parar a las filas del Dalian Wanda, que, tras 22 partidos, acabó sacando seis puntos al segundo clasificado: el Guangzhou Apollo, el hoy Guangzhou Evergrande de Marcello Lippi y Fabio Cannavaro.

Dalian WandaGran parte de este éxito fue gracias a que Jianlin había tirado de chequera para hacerse con los servicios de Zhang Honggen, técnico de la selección china antes de la llegada de Wang al Dalian Wanda FC. El Dalian se convirtió en esta época en uno de los referentes fútbol chino. De hecho, aún perdura en aquel país su récord de 55 partidos invicto que tuvo entre 1995 y 1998. La racha comenzó con una victoria por 1-0 contra el Guangzhou Apollo el tres de septiembre de 1995 y acabó el 21 de diciembre de 1998 con una derrota por 2-4 contra el Shanghai Shenhua.

Wang dejó el Dalian en 1999, cansado de su corrupción que se vivía en el fútbol chino, en el que las actuaciones de ciertos árbitros en aquella época fueron más que discutibles. Durante la época del empresario en el club, el equipo ganó cuatro ligas y una Supercopa. ¿Repetirá resultados en el Atlético?

El cuento de hadas de Bebe

enero 19, 2015 Deja un comentario

bebeEl mercado de fichajes de invierno no suele tener el glamour y el impacto mediático que tiene el de verano. Por ello, muchos de los equipos, casi con más imaginación que dinero cuando salen a reforzarse en esta época del año, suelen incorporar a jugadores casi desconocidos para sus hinchas. Un claro ejemplo de ello es Bebe, nuevo delantero del Córdoba con una historia detrás suya digna de un guión de una película.

Nacido en Portugal e hijo de inmigrantes de Cabo Verde, la vida fue muy dura desde la infancia para el nuevo delantero blanquiverde. Sus padres le abandonaron y tuvo que ser su abuela la que se hiciera cargo de su mantenimiento, que, teniendo en cuenta que vivía en la pobreza, tampoco pudo ofrecerle muchos lujos.

Por ello, un juez ordenó cuando sólo tenía doce años que debía ingresar en Casa do Gaiato, un orfanato en el que había cerca de 80 niños con edades que comprendían entre los cuatro y los doce años. “Él estaba en peligro. Los niños que viven en ese estado son buscados para hacer la vida de la calle. Bebe estaba a un paso de caer en esa vida. Él vino aquí y no estaba escolarizado, pero aquí le cuidamos, creció y ahora el fútbol le ha convertido en un hombre”, señaló Jose Joao, director de Casa do Gaito, al ‘Daily Mail’.

En el orfanato aprendió a leer, escribir…y jugar al fútbol. Lo hacía también con la pelota que fue invitado, junto a otros dos compañeros de Casa do Gaiato, a participar en el Mundial de los sin techo celebrado en Bosnia en 2008, cuando contaba con 18. Allí se salió jugando para el CAIS, uno de los equipos que había organizado el torneo, lo que provocó que el Estrela Amadora, de Segunda División, le ofreciera un contrato de 1300 euros al mes.

BebePese a que sus números goleadores no fueron especialmente espectaculares en este equipo, el Vitoria de Guimaraes, de la Primera División, aprovechando la mala situación económica por la que pasaba el Estrela, decidió fichar a Bebe por 50.000 euros en el verano de 2010. Sin embargo, la sorpresa saltó cuando, apenas unas semanas más tarde, el Manchester United le fichó tras pagar por él nueve millones de euros.

Sir Alex Ferguson, por aquel entonces entrenador de los Diablos Rojos, reconoció que él nunca había visto jugar a Bebe, ni en vídeos. Sin embargo, la insistencia de Carlos Queiroz y sus buenas palabras sobre el delantero fueron suficientes para que en Old Trafford aprobaran la operación. Las palabras de Ferguson no engañaban a nadie, ya que el cuento de hadas de Bebe tocó a su fin cuando llegó a Inglaterra. Casi no ha jugado en este tiempo con el Manchester y estos años ha pasado de cesión en cesión por múltiples equipos, la última de ellas al Córdoba, en la que confía iniciar de nuevo un despegue parecido al que comenzó en 2008.

El peloteo que llevó a Lucas Hernández al Atlético

enero 12, 2015 Deja un comentario

Lucas HernándezLucas Hernandez es la última joya que se ha sacado de la manga Diego Pablo Simeone. El galo ha irrumpido con fuerza en el Atlético de Madrid después de que haya respondido con un nivel notable a la confianza del Cholo en partidos importantes como en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey contra el Real Madrid, cumpliando así el sueño con el que llegó casi de rebote al club colchonero.

Lucas, hijo del exjugador rojiblanco Jean François Hernandez, mamó desde muy pequeño el fútbol. Nacido en Marsella, desde chiquito siempre jugó al balón con su hermano Theo, un año más pequeño que él. De hecho,viviendo ya en Madrid, el Atlético se interesó en Theo y le propuso hacerle una prueba para ver si le incorporaba a su cantera.

Para quitar los nervios a su hermano antes de la prueba, Lucas se puso a pelotear junto a él. Una acción tan simple como inocente, pero que sirvió para llamar la atención de técnicos del Atleti, que no dudaron un momento al verle en preguntarle que dónde jugaba porque querían verle en acción para ver si podían también incorporarle a los colchoneros.

“Mi hermano iba a hacer la prueba en Orcasitas para el Atlético Madrileño Alevín, me puse a jugar con el hermano de un amigo de mi hermano y uno de los técnicos del Atlético de Madrid me dijo que querían verme en un partido con mi equipo, el Rayo Majadahonda. Me vieron y me ficharon”, declaró el propio Lucas a la web del club.

Su progresión dentro del club ha sido impresionante. De hecho, en noviembre de 2013 ya fue convocado por el primer equipo para un partido contra el Villarreal. Mucho futuro por delante tiene Lucas…y Theo, que sigue en el Atlético, también viene apretando fuerte desde atrás.

Categorías:Fútbol, Uncategorized
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores