Cuando el Milan pudo fichar a un juvenil llamado Totti

marzo 30, 2015 Deja un comentario

TottiHablar de Francesco Totti es hacerlo de una leyenda de la Roma. Así lo atestiguan los 698 partidos en los que se ha enfundado la camiseta de los giallorossi y los 283 goles que ha marcado con el conjunto capitalino desde que debutara con éste un 28 de marzo de 1993 en un partido contra el Brescia cuando sustituyó a los 88 minutos a Ruggiero Rizzitelli. Sin embargo, su historia podía haber sido otra si a los 12 años hubiera aceptado la oferta que recibió por parte del Milan.

Y es que Totti ya empezaba a apuntar maneras desde que era muy pequeño y eso no pasó desapercibido para los rossoneri, que lo tenían en su radar y decidieron hacerle una gran oferta para incorporarle a sus filas. Sin embargo, el entorno de Totti tenía mucha confianza en él y decidió rechazar la oferta milanista.

“Cuando Francesco tenía 12 años, un representante del Milán llegó con una oferta de 150.000 liras. Su madre (Fiorella) me preguntó que debía hacer y le respondí que esa cantidad era demasiado poco para Francesco. A los 18 años, la Roma le hizo un contrato profesional de 50.000 liras al año y Nike le convirtió en uno de sus portavoces por 300.000 liras”, declaró Stefano Caira, que en aquella época era su representante, a Radio Incontro.

Una historia que confirmó el propio Milan en boca de Adriano Galliani al Corriere dello Sport: “Totti estuvo muy cerca de fichar por el Milan cuando era un juvenil, pero no tuvimos éxito. Yo felicito a Francesco por su extraordinaria carrera. Francesco fue un deseo para nosotros, pero algunos deseos nunca se cumplen”.

TottiOtro equipo que descubrió que romper el vínculo entre Totti y la Roma es algo casi imposible es el Real Madrid, que estuvo muy cerca de cerrar su contratación hace 11 años. “En 2004 estaba todo listo para irme al Madrid. Quería estar en un equipo que me permitiera ganar títulos, y en ese momento los rectores de la Roma no podían garantizarme eso. Pero al final, por suerte, mi corazón tomó la decisión correcta. Estoy contento de haberla tomado. Sólo me arrepiento de no haber ganado dos o tres títulos más. La fidelidad ya es una victoria para mí, no es fácil permanecer 20 años en el mismo equipo”, declaró el jugador en una entrevista a France Football.

Totti-Roma, un matrimonio que ni los más grande han logrado romper.

La debacle inglesa en Europa en la 92/93

marzo 23, 2015 Deja un comentario

imageLa pasada semana se consumó la debacle inglesa con la eliminación de todos los equipos que participaban en competición europea. Una situación que ha provocado que no haya equipos de la Premier en cuartos de final de los torneos continentales, algo que no se daba desde la temporada 92/93. Por ello, vamos a repasar qué sucedió aquella campaña en su viaje por Europa de los equipos ingleses.

Para empezar, hay que recordar que en aquel momento había tres competiciones europeas y no dos como ahora: Liga de Campeones, Recopa y Copa de la UEFA. El representante inglés en la Champions fue el Leeds United, que era el campeón inglés. En aquella época esta competición sólo la disputaban los campeones de cada país y su formato era de dos eliminatorias, tres en el caso de los países con menos pedigrí, para dar luego paso a una fase de grupos de la que salían los dos finalistas.

El Leeds inició la competición en dieciseisavos de final contra el Stuttgart. Los alemanes ganaron 3-0 en la ida. Sin embargo, el conjunto de Elland Road no bajó los brazos y en la vuelta estuvo a punto de lograr la gesta de dar la vuelta a eliminatoria tras ganar 4-1. Pese a ello, los ingleses no quedaron eliminados, ya que protestaron a la UEFA por alineación indebida del Stuttgart y el organismo europeo les dio la razón. La UEFA dio por ganado el partido al Leeds por 3-0, lo que provocó que hubiera que jugar un partido de desempate en campo neutral que ganaron los británicos por 1-2. No tuvo la misma suerte el Leeds en octavos de final, ya que cayeron eliminados a manos del Glasgow Rangers después de que los escoceses ganaran por 2-1 los dos partidos de la eliminatoria.

En la Recopa, la segunda competición en importancia de la época y que jugaban los campeones de Copa de cada país, el representante inglés fue el Liverpool. Los ‘Reds’ regresaban a las competiciones europeas tras la sanción de siete temporadas que les había puesto la UEFA tras la tragedia de Heysel. Los de Anfield Road derrotaron sin problemas al Apollon Limassol chipriota por un contundente global de 8-2 en la primera ronda. Sin embargo, su periplo europeo acabó en octavos de final a manos del Spartak de Moscú. El Liverpool perdió los dos partidos de la eliminatoria: 4-2 y 0-2.

imagePor último, los dos representantes ingleses en la Copa de la UEFA fueron el Sheffield Wednesday y el Manchester United. Los ‘Diablos rojos’ dijeron adiós a la competición a las primeras de cambio tras empatar a cero los dos partidos que jugaron contra el Torpedo Moscú. Los rusos ganaron la eliminatoria tras imponerse en una tanda de penaltis. El Wednesday, por su parte, aguantó más tiempo vivo en el torneo pero tampoco mucho más. Los de Sheffield se impusieron al débil Spora luxemburgués en la primera ronda por un contundente 10-2. Sin embargo, dijeron adiós a la UEFA en segunda ronda a manos del Kaiserlautern. Los alemanes se impusieron 3-1 en la ida y empataron a dos en la vuelta. De esa manera, como sucede esta temporada, no hubo equipos ingleses en los cuartos de final de las competiciones europeas.

Reina, el portero que quería ser extremo

marzo 16, 2015 Deja un comentario

Reina jovenPepe Reina ha hecho historia este fin de semana al convertirse en el primer campeón del mundo que ha jugado en los cuatro campeonatos más potentes: Liga (Barcelona y Villarreal), Premier League (Liverpool), Serie A (Napoli) y Bundesliga (Bayern de Múnich). Lo curioso de esta historia es que Reina se hizo portero casi por obligación, ya que él quería ser extremo. Al ahora jugador del Bayern, le gustaba de pequeño más regatear que quedarse en la portería. Sin embargo, Miguel, su padre y que jugó de guardameta con bastante éxito en el Barcelona y el Atlético de Madrid, veía que su hijo tenía condiciones para jugar debajo de los tres palos y le trató convencer para que cambiara de idea.

El seis de abril de 1990 fue clave para que Reina decidiera hacer caso a su progenitor y apostara por ser portero. Aquel día el Barça jugó, y ganó, la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid. Pepe, que por entonces contaba con siete años, acudió al partido que se disputó en Mestalla y tuvo la suerte de poder bajar a los vestuarios.

Allí se encontró con Andoni Zubizarreta, uno de sus ídolos. El vasco le regaló los guantes que había utilizado durante la final debido a que al verle se acordó de que Miguel le había dicho que Pepe algún día iba a ser su “sucesor en el Barcelona”. Ese gesto ayudó a que Reina empezara a tener más claro que su lugar debía de estar en la portería.

Tiempo después, Miguel pidió a Charly Rexach, mano derecha de Johan Cruyff en aquel momento en el club catalán, que hicieran una prueba a su hijo. Éste accedió y quedó impresionado con el actual meta del Bayern. “No me dijiste que era tan bueno. Está fichado”, le dijo Rexach a Miguel, tal y como recogió entonces Mundo Deportivo.

En aquel momento Reina vivía en Madrid, por lo que, al principio, le costó aceptar de buen grado que tenía que dejar en la capital de España a sus padres y hermanos para irse a vivir a Barcelona. Una vez superado ésto, Pepe se adaptó de manera magnífica a La Masía.

Tanto que Louis Van Gaal decidió convocar al portero con el primer equipo en el último partido de Liga de la temporada 98/99 en La Romareda contra el Real Zaragoza, cuando estaba cerca de cumplir 17 años. Sin embargo, el debut con el primer equipo tuvo que esperar hasta el 2 de abril del año 2000, cuando entró en un Celta-Barcelona sustituyendo al lesionado Richard Dutruel y se convirtió en el segundo portero, tras Ricardo Zamora, en debutar más joven en el club culé, ya que entonces contaba con 18 años. Ahí empezó a escribir su gran historia.

Cuando el Athletic descartó a Aduriz

Aduriz burgosAritz Aduriz es uno de los hombres de moda del fútbol español debido al gran momento de forma que pasa actualmente, con el gol que dio el triunfo al Athletic de Bilbao contra el Real Madrid como mejor ejemplo de ello. Sin embargo, los leones no siempre confiaron como ahora en el delantero vasco.

Aduriz llegó a la cantera del conjunto vasco en el año 2000, cuando contaba con 19 años. Sin embargo, no fue hasta septiembre de 2003 cuando Jupp Heynckes, en aquel momento técnico de los rojiblancos, le dio la oportunidad de debutar en el primer equipo y en Primera División. Pese a ello, sus apariciones aquella temporada con el Athletic fueron muy escasas. De hecho, sólo jugó cuatro partidos, tres de Liga y uno de Copa sin lograr ver puerta en ninguno de ellos.

Se da la curiosa circunstancia de que aquella campaña, Aduriz acababa en verano su relación contractual con el conjunto vasco. Pese a que en el filial del conjunto bilbaíno no destacó especialmente por su olfato goleador, marcó 18 goles en 82 partidos, Heynckes recomendó a la directiva de los leones que renovaran al jugador. El técnico alemán, pese a que consideraba que Aduriz no era un futbolista que pudiera dar un rendimiento inmediato al Athletic, estaba convencido que sería importante para la primera plantilla si adquiría experiencia yéndose cedido.

Sin embargo, Heynckes, que también acababa contrato al final de aquella temporada, rechazó renovar por el conjunto de San Mamés y con él se fue del club el gran valedor de Aduriz. Andoni Zubizarreta, en aquella época director deportivo del Athletic, no puso mucho interés en prolongar el contrato del ariete y Ernesto Valverde, casualmente el sustituto en el banquillo de Heynckes, tampoco se mostró muy preocupado por la situación de Aduriz. Esto se tradujo en que llegó el uno de julio de 2003 y el delantero se tuvo que buscar equipo.

El ariete recaló entonces en el Burgos, de Segunda División B, en el que realizó una gran temporada, ya que batió sus mejores registros goleadores haciendo 16 tantos. “Fue un club que nunca olvidaré porque me ayudó mucho en mi trayectoria”, declaró en 2010 Aduriz en una entrevista al Diario de Burgos.

Su buen año en el conjunto burgalés llamó la atención del Real Valladolid, que lo fichó para intentar regresar a Primera División. Con sus goles en el José Zorrilla llamó la atención del Athletic, que casi tres años después de haberlo dejado escapar a coste cero pagó casi tres millones de euros por hacerse con los servicios del delantero. El resto de la historia ya la conocemos todos: después pasó al Mallorca debido a que el club bilbaíno necesitaba dinero, de ahí pasó al Valencia con el que jugó la Champions y en 2013 el Athletic le volvió a repescar para que se convirtiera en la estrella que es hoy.

El gol de Piqué en El Madrigal

PiquéEl Barcelona va a jugar esta semana en El Madrigal la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey contra el Villarreal. El 3-1 obtenido por los catalanes en el Camp Nou provoca que si el Barça marca en Castellón toque la final casi con las manos. Gerard Piqué es uno de los jugadores culés que sabe lo que es marcar un gol especial en el feudo del ‘Submarino Amarillo’.

Fue el 24 de septiembre de 2006 en un partido de Liga entre Villarreal y Real Zaragoza. Por aquel entonces, el central militaba en el conjunto aragonés cedido por el Manchester United. El catalán, que en esa época no era más que un chaval de 19 años, buscaba tener en el conjunto aragonés los minutos que hasta ese momento se le habían negado en Old Trafford.

Piqué llegó al equipo maño avalado por el buen Europeo Sub-19 que había disputado con España ese verano, en el que los españoles se proclamaron campeones. El defensa fue una pieza importante en conseguir dicho éxito, ya que fue titular en todos los partidos del torneo y hasta marcó dos goles en la fase final.

Sin embargo, sus inicios en la capital aragonesa no resultaron sencillos. Gaby Milito y Sergio Fernández rindieron a un buen nivel en el inicio de la temporada y provocaron que Piqué viera los primeros partidos de Liga en el banquillo. El catalán tuvo que esperar a la cuarta jornada para debutar con el conjunto blanquillo después de que Sergio se lesionara y dejara un hueco libre en el once titular.

El Zaragoza, que sumaba seis puntos tras haber ganado dos partidos y perdido uno, se enfrentaba en aquella jornada al Villarreal, equipo que la temporada anterior había asombrado a todo el mundo al alcanzar las semifinales de la Liga de Campeones.

El partido seguro que ya ha caído en el olvido tanto de los hinchas del Zaragoza como de los del Villarreal. Pese a ello, aquel encuentro siempre quedará para la historia como el del debut de Piqué en Primera División. El catalán, además, marcó en dicho partido. En el minuto 90, el Zaragoza colgó una falta al segundo palo, donde apareció Gerard para enviar el balón a la red con un testarazo.

El tanto no sirvió mucho para los maños, ya que perdieron dicho partido 3-2, pero seguro que Piqué lo recuerda como uno de sus goles más especiales y firmaría una actuación así para este miércoles.

Los tres partidos que hicieron grande al Parma

febrero 23, 2015 Deja un comentario

El Parma agoniza en estos momentos. El club italiano, en una grave crisis económica, esta semana se ha visto obligado a suspender el partido que tenía que disputar contra el Udinese debido a que no podía permitirse los gastos que le iba a acarrear celebrar en su estadio dicho partido: seguridad, luz, agua caliente….

Una situación que, pese a los intentos que se están intentando por reanimarle, le han dejado en una situación crítica. De hecho, el estado del Parma se podría asemejar al del enfermo que se encuentra en estado vegetativo esperando y que se agarra a la vida mediante un fino hilo que todos saben que más pronto que tarde acabará por romperse.

Por ello, en La Medialuna vamos a recordar tres partidos, de manera ÍNTEGRA, que hicieron grande a este club en su época dorada: la década de los 90. Antes de ello, vamos a poner un poco de contexto. Hasta 1990, año en el que logró ascender por primera vez a la Serie A, el Parma había sido un equipo que había pasado sin pena ni gloria por la categorías inferiores del fútbol italiano.

Sin embargo, con el apoyo de Parmalat no sólo consiguieron su ascenso a la máxima categoría, lograron codearse con los más grandes de Italia. La cosa no quedó ahí, ya que el milagro del Parma, el modesto que se había convertido en un grande casi de la noche a la mañana, traspasó fronteras y llegó a Europa, donde dejó su impronta a base de títulos.

Recopa 92/93:

Fue su primer título europeo. Lo logró tras derrotar 3-1 en Wembley al Royal Antwerp belga. Aquí el partido íntegro:

Parma: Ballotta; Benarrivo, Di Chiara, Minotti, Apolloni, Grün, Melli, Zoratto (Pin 26), Osio (Pizzi 75), Cuoghi y Brolin.

Royal Antwerp: Stojanovic; Kiekens, Broeckaert, Taeymans, Smidts, Jakovljevic (Van Veirdeghem 51), Van Rethy, Segers (Moukrim 85), Severeyns, Lehnhoff y Czerniatynski.

Goles: 1-0 Minotti (9′), 1-1 Severeyns (11′), 2-1 Melli (30′) y 3-1 Cuoghi (81′).

UEFA 94/95:

Éste fue el tercer título europeo del Parma, el segundo fue la Supercopa de Europa de 1994 que ganó al Milan. Se hizo con él tras ganar a doble partido a la Juventus de Turín. A continuación os reproducimos la ida de esa eliminatoria, que se saldó con 1-0 para los parmesanos. Este triunfo fue clave, ya que el 1-1 de la vuelta dio el título al Parma. Hay que destacar que esta Juventus se proclamó campeona de Europa un año después, algo que dice mucho de este triunfo.

PARMA: Bucci; Benarrivo (Mussi 8′), Couto, Di Chiara, Minotti; Apolloni, Pin, D. Baggio, Sensini; Zola (Fiore 89′) y Asprilla.

JUVENTUS: Rampulla; Fusi (Del Piero 72′), Di Livio, Tacchinardi, Jarni; Carrera (Marocchi 46′), Paulo Sousa, Deschamps, R. Baggio; Vialli y Ravanelli.

Gol: 1-0 D. Baggio (5′).

UEFA 98/99:

Último título europeo conquistado por el Parma y partido que está considerado como el punto final a la época dorada de los tranasalpinos. Los parmesanos contaban con un auténtico equipazo (Buffon, Cannavaro, Thuram, Verón y Crespo entre otros) y arrollaron por 3-0 al Olympique de Marsella en el estadio Luzhniki de Moscú en una final que, esta vez sí, se disputó a partido único.

Parma: Buffon; Sensini, Cannavaro, Thuram, Vanoli; Fuser, Dino Baggio, Verón (Fiore), Boghossian; Crespo (Asprilla) y Chiesa (Balbo)

Olympique: Porato; Issa, Miolo (Camara), Blondeau, Blanc; Domoraud, Brando, Gourvennec, Bravo, Pires y Maurice.

Goles: Crespo (26′), Vanoli (36′) y Chiesa (55′)

Jong Tae-Se, un norcoreano en Corea del Sur

febrero 16, 2015 Deja un comentario

imageCorea del Norte es un país hermético en todos los sentidos y el fútbol no es una excepción. Por ello, llama la atención que la figura de la selección norcoreana sea un delantero que juega en la vecina, y enemiga, Corea del Sur. Es Jong Tae-Se, un futbolista con una historia muy peculiar a sus espaldas.

Para empezar, hay que señalar que Tae-Se nunca ha vivido en Corea del Norte. Únicamente está de manera temporal en su amado país cuando tiene que jugar para el equipo nacional o cuando va de visita. Todo ello se debe a sus orígenes. Él nació en Japón y es hijo de inmigrantes surcoreanos que tenían más simpatía hacia Corea del Norte que hacia su propio país.

Jong se empezó a empapar y a sentir como propia la cultura norcoreana después que sus progenitores decidieran matricularle en una escuela de Tokio que basaba su educación y valores en el régimen norcoreano. Eso hizo que desde pequeño se convirtiera en un ferviente admirador del comunismo y de Kim Jong Il.

Por ello, cuando creció y se convirtió en futbolista profesional no tuvo ninguna duda: debía jugar con la selección de Corea del Norte. Debido a su calidad, tanto Japón como Corea del Sur le tentaron para sus equipos nacionales. Sin embargo, él siempre les dijo que no. Si tuvo alguna vez una duda, ésta se disipó cuando viendo como aficionado un Japón – Corea del Norte, que acabó con victoria nipona, en 2005 decidió que tenía que dar un paso adelante.

No valía sólo con defender las ideas del régimen norcoreano, tenía que defender los colores de su amado país sobre el terreno de juego. Como os podréis imaginar, obtener la nacionalidad norcoreana, algo básico para que la FIFA le dejara competir con el país comunista, no es nada sencillo. Ni para él ni para nadie.

Tras mucho papeleo, el Chongryon, que actúa como embajada no oficial de Corea del Norte en Japón, le emitió un pasaporte norcoreano que fue validado por la FIFA posteriormente para que pudiera jugar partidos internacionales. Una vez con todo el regla, la selección norcoreana le llamó para que disputara la Copa de Asia Oriental.

Así pues, el debut de Jong Tae-Se con el conjunto rojo y azul se produjo el 19 de junio de 2007 en un partido contra Mongolia. Su primera internacionalizad no pudo ser más exitosa, ya que Corea del Norte ganó 7-0 con cuatro goles de su nueva estrella. Un registro goleador que igualó dos días después en el triunfo norcoreano por 7-1 a Macao.

imageCon sus goles, Tae-Se ayudó a que Corea del Norte lograra algo histórico: la clasificación para el Mundial de 2010, algo que no lograba el país asiático desde 1966. La participación de Corea del Norte en Sudáfrica fue casi testimonial, perdió todos sus partidos, aunque hay que reconocer que estaba en un grupo tremendamente duro con Brasil, Portugal y Costa de Marfil; pero una de las imágenes del torneo fueron el lloro emocionado de Jong al escuchar el himno norcoreano antes del primer partido contra la selección sudamericana.

De hecho, sus buenas actuaciones con Corea del Norte le hicieron fichar por el Bochum y, posteriormente, por el Colonia, ambos de Alemania, un auténtico hito para un norcoreano y, cuanto menos, con mucho morbo conociendo la historia germana. Sin embargo, su paso por Europa fue con más pena que gloria y por eso decidió volver a Asia a principios de 2013.

La sorpresa llegó cuando el Suwon Samsung Bluewings, equipo de Corea del Sur, anunció su fichaje. Algo que provocó que, por primera vez, una contratación de un futbolista fuera noticia en el mundo entero. Aunque tampoco debe sorprender tanto, ya que la prensa asiática destaca que pese a su mentalidad comunista vive como un capitalista más: no repara en gastos y le gusta estar a la última en coches y tecnología.

A día de hoy Jong Tae-Se continúa jugando, con buenas cifras goleadoras, en Corea del Sur, país el cual le ha investigado por alabar al fallecido líder norcoreano Kim Jong-il. Algo que, de ser cierto, le habría llevado a vulnerar la Ley de Seguridad Nacional de país en el que juega actualmente. Sin embargo, no juega con Corea del Norte ningún partido desde el 15 de noviembre de 2011 ¿Será por haber jugado en Alemania y Corea del Sur?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores