Inicio > Fútbol > FC Start: El orgullo del norte de Europa

FC Start: El orgullo del norte de Europa

Probablemente, cuando hoy en día nos hablan de gestas futbolísticas muchos recuerdan las increíbles remontadas del equipo de sus amores. Sin embargo, pocos conocen la historia del FC Start: el equipo que renunció a la vida por salvar su orgullo.

fc_start_el_orgullo_del_norte_de_europa_noticia_ancha

Nos situamos en Kiev (Ucrania), el 19 de septiembre de 1941. El ejército de Hitler ha tomado la ciudad y miles de prisioneros de guerra, a los que no se les permite ni trabajar ni vivir en sus casas, mendigan por las calles de la ciudad.

Josef Kordik, un panadero de la zona, un día divisó desde un restaurante a Nikolai Trusevich, portero del Dynamo de Kiev que asombró junto al resto de sus compañeros antes de iniciarse el conflicto bélico.

Kordik se lanzó a la calle y le ofreció a su ídolo, pese a que fuese ilegal, un empleo. El panadero se las ingenió para burlar los controles de trabajo de las autoridades nazis y le dio comida y la posibilidad de dormir bajo un techo. Aunque, también, le encomendó una misión: encontrar a sus compañeros del Dynamo que estaban vagando por las calles.

Tras un par de semanas, Kordich logró reunir a siete futbolistas del Dynamo (Mikhail Putistin, Ivan Kuzmenko, Makar Goncharenko, Mikhail Sviridovskiy, Nikolai Korotkykh, Aleksey Klimenko y Fedor Tyutchev) y a tres del Lokomotiv (Vladimir Balakin, Vasiliy Sukharev y Mikhail Melnik).starteam

“No tenemos armas, pero venceremos en la cancha a los fascistas bajo los colores de nuestra bandera”, declaró el portero a sus compañeros una vez que todos volvieron a estar juntos. Así surgió el FC Start, una escuadra que no sabía que ese mismo día había dado lugar al origen de lo que, más tarde, sería una leyenda.

En 1942 decidieron apuntarse a una extraña Liga que se fundó en el país debido a que las competiciones, tal y como las conocemos ahora, estaban suspendidas por la “Gran Guerra”. En ella participaron seis equipos: cuatro representaban a ejércitos nazis, otro estaba conformado por colaboracionistas locales y el último fue el FC Start.

Su primer encuentro fue ante el Rukh al que, pese a estar cansados y hambrientos, endosaron un contundente 7-2. El 6 de agosto finalizaron el torneo como campeones invictos tras humillar por 5-1 al Flakelf, formado por miembros de la Luftwaffe y al que las autoridades nazis tenían como principal orgullo de representación de la fortaleza de la raza aria, motivo por el que eran considerados como invencibles.

Venganza Alemana
Sin embargo, este último resultado descolocó a los alemanes, que usaron el fútbol como instrumento de propaganda y no podían permitirse el lujo de caer derrotados, ya que ello suponía que la raza aria no era la más fuerte. Además, el FC Start ya se había ganado con su juego y resultados el cariño de un público entregado cuando les veía saltar al césped.

La primera decisión de los germanos fue matarles, pero acabaron descartándola porque no querían convertirles en mártires y tampoco aceptaban que el último recuerdo que quedara de ellos fuera una goleada contra miembros de la Luftwaffe. Por ello, decidieron proponerles una revancha.

Después de recibir un sin fin de amenazas, el 9 de agosto se disputó el encuentro en el estadio Zenit. Una vez en los vestuarios, se les acercó un colegiado del choque y les dijo: “Soy el árbitro, respeten las reglas y saluden con el brazo en alto”, exigiéndoles que hicieran el saludo nazi. Sin embargo, en el terreno de juego no dijeron el típico “!Heil Hitler¡” y en su lugar gritaron “Fizculthura”, un canto comunista.starbrazo

Durante el choque, los nazis se emplearon con una dureza extrema que el árbitro no quiso ver. Pese a ello, el Start se fue al descanso con un 3-1 a su favor. Los espectadores estaban enfervorizados y aprovecharon la ocasión para insultar al comandante de ocupación Eberhardt.

“Deben comprender las consecuencias de sus actos”, les declaró un oficial de la SS en los vestuarios a los componentes del Start. Éstos hicieron caso omiso de las amenazas y continuaron a lo suyo: jugar al fútbol. Con 5-3 en el luminoso para el Start, el árbitro suspendió el partido cuando Klimenko regateó a todo rival que salió a su paso, llegó hasta la línea de gol y en vez de marcar volvió caminando con el balón al círculo central.

El público se volvió loco, nunca nadie había hecho una muestra de desprecio tan grande contra los nazis. Sin embargo, acababan de firmar su sentencia de muerte. Días después, la GESTAPO llegó a la panadería de Kordick y nueve futbolistas fueron detenidos acusados de sedición. Muchos fueron ejecutados en el acto y otros acabaron falleciendo campo de concentración de Siretz. Sólo Goncharenlo, Tyutchev y Sviridovsky sobrevivieron.

Leyendas Vivas
Ha pasado mucho tiempo desde todo esto, pero en Ucrania aún se acuerdan de ello. En el estadio Zenit una placa reza junto a una escultura en honor al Start: “A los jugadores que murieron con la frente en alto ante el invasor nazi”. Y quienes conservan una entrada del partido tieLos supervivientes del Starnen asegurado de por vida el pase gratis para alentar al Dínamo de Kiev.

La historia ha sido llevada a la gran pantalla en filmes como “Evasión o victoria” y la húngara “Ket felido a pokolban”. Andy Dougan también relató los hechos en su libro “Dinamo: Defendiendo el honor de Kiev”, al igual que el alemán Claus Bredenbrock en “Los once de la muerte”.

Y es que perdieron la vida, pero su espíritu y orgullo permanecerá vivo para siempre.

Categorías:Fútbol
  1. xopiman
    agosto 4, 2009 a las 5:08

    Órale increible aheralta muy bien.

  2. agosto 6, 2009 a las 1:40

    Grandioso post, me ha impresionado muhco esta historia que desconocía.

    ¿Te gustaría realizar un intercambio de links entre los dos blogs?

    Saludos!

    • aheralta
      agosto 7, 2009 a las 20:58

      Hola Bictor, me gustaría hacer un intercambio de links entre los dos blogs. pero una preguta que puede parecer aglo inculta: eso cómo se hace? es que no ando muy puesto en este mundillo de los blogs y sé lo justo. Saludos!!

  3. agosto 6, 2009 a las 3:39

    El otro día me dio por mirar en Wikipedia la historia del Dinamo de Kyev y me encontré con esta historia. Muy interesante no cabe duda

  4. agosto 6, 2009 a las 3:53

    Hola!
    Historia con sabor agridulce. Defendieron sus ideales pese a costarles la vida. Hoy en día sería difícil ver tal gesto.
    Buen post. Nos leemos.
    Gracias por pasarte por el blog. Puedes repetir cuando quieras🙂
    Saludos.
    Sílvia

  5. Xtian
    agosto 6, 2009 a las 4:41

    emocionante y fantastico relato! desconocia de esta historia! diez puntos por la narracion!

    Salu2

  6. agosto 7, 2009 a las 15:42

    A mi tambien me ha gustado mucho la historia, algo habia oido pero no conocia la historia entera.
    Buen Post, sin duda.
    Un saludo desde Punto de Penalti.

  7. agosto 13, 2009 a las 23:35

    Es una pena que en la actualidad muchos aprovechen el futbol para beneficiarse con este deporte , cuando se ha demostrado que el fútbol puede unir a la gente o servir para rebelarse contra aquello que resulte injusto . Ojalá todos aquellos que estén metidos en el mundo del fútbol conozcan esta historia , seguro que verían el fútbol de otra manera no sólo como un negocio sin sentimiento .

    Un saludo

  8. noviembre 15, 2012 a las 12:24

    I read this post completely about the resemblance of most up-to-date and preceding technologies, it’s remarkable article.

  9. noviembre 18, 2012 a las 12:27

    Everyone loves it whenever people get together and
    share ideas. Great site, keep it up!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: