Inicio > Fútbol, Uncategorized > Borgonovo, la sonrisa del lado oscuro del Calcio

Borgonovo, la sonrisa del lado oscuro del Calcio

Nunca fue un crack pero siempre dejó huella allí por donde pasó. Ya no mete goles, pero se levanta todas las mañanas soñando que algún día podrá volver hacerlo. Lo tiene todo en su contra, pero se niega a tirar la toalla. Ya no tiene todos los focos a su alrededor, pero si unas ganas con las que enseñar y dar luz a muchas incógnitas. Él es Stefano Borgonovo, la sonrisa del lado oscuro del calcio.

 Borgonovo, como todo niño que se precie, soñaba de pequeño con jugar algún día en la Serie A. Cumplió su objetivo pocos días antes de cumplir los 17 años al saltar al terreno de juego en el encuentro que el Como, su club, disputaba contra el Ascoli. Sin embargo, pese a disputar hasta 24 partidos con los ‘azzurri’, fue cedido en el verano del 84 al Sambenedettese, de la Serie B.

 La experiencia le ayudó a progresar y crecer como futbolista, tanto que el Como no dudó en reclutarle nuevamente en la campaña 85/86. Aquel año sorprendió gratamente a los ojeadores del Milan, que no dudaron en ficharlo, aunque lo dejaron cedido una temporada más en el Como. Pese a ello, Borgonovo no mejoró sus números y su rendimiento decreció con respecto a como lo había hecho en la 85/86. Tras esto, las dudas sobre si era aconsejable que se incorporara  al Milan asolaron a los dirigentes de San Siro.

 Por ello, finalmente, jugó a préstamo en la Fiorentina en la campaña 88/89. La decisión no pudo ser mejor, ya que el futbolista en la Fiore firmó sus mejores registros goleadores (14 tantos) y formó junto a Roberto Baggio una de las parejas atacantes más peligrosas del Calcio: la ‘B2’, como les bautizó la prensa. Además, redondeó su año debutando con la selección absoluta de Italia en un encuentro contra Dinamarca el 22 de febrero del 89, una de las pocas que tuvo en su carrera.

 Visto su rendimiento, en el Milan no tenían dudas: debía regresar sí o sí. Sin embargo, el conjunto lombardo se encontró con un problema: el jugador se había enamorado de la Fiore y de Florencia y se resistía a dejar la ciudad. Así pues Adriano Galliani resultó decisivo para que vistiera de ‘rossonero’ e intentara ocupar el hueco de Pietro Paolo Virdis.

 Borgonovo_entrenamiento_Milan

Aun así, su etapa en el Milan no fue muy placentera. Se lesionó de manera contínua y Arrigo Sacchi tampoco contaba mucho con él. No obstante, hay que señalar que en el vestuario de aquel Milan militaban jugadores como Baresi, Maldini, Rijkaard o Van Basten. Pese a ello, logró tener su minuto de gloria en el cuando decidió cambiarse el traje de secundario por el de protagonista el 18 de abril de 1990. Aquel día, gracias a una sutil vaselina de Borgonovo a Aumann, el Milan eliminó al Bayern y se clasificó para la final de la Copa de Europa que posteriormente venció al Benfica.

 

Sin embargo, sus días de gloria en Milán y, quizás también en el fútbol, se acabaron con aquella vaselina. En el verano del 90 regresó a su  añorada Florencia, pero como bien dice el dicho “cualquier tiempo pasado fue mejor” y su estrella no brilló como lo había hecho antaño en la Fiore. En el 92 dejó a los ‘viola’ y en el 96 colgó las botas tras haber pasado en ese tiempo por el Pescara, Udinese y Brescia.

 StefanoBorgonovo460

En 2008, después de haber comenzado a probar suerte como técnico de las categorías inferiores del Como, Borgonovo anunció que tenía esclerosis lateral amiotrófica (ELA en castellano y SLA en italiano). La enfermedad, también conocida como mal de Gehrig por ser el nombre de un jugador del béisbol que la sufrió a finales de los años 30, es degenerativa y atrofia poco a poco todos los órganos de la persona que la padece mientras que las capacidades mentales permanecen intactas.

Su caso levantó ampollas en Italia, ya que en el país transalpino comenzó a considerarse el fútbol como una profesión de riesgo. Los datos así lo afirman: la ELA se da en el 0,01% de la población mundial, sin embargo entre los futbolistas que jugaron en Italia entre las décadas de los 70, 80 y 90 tiene una incidencia del 2,7%. Los tifosi lloran ya la muerte de 39 hombres que antes fueron sus ídolos. 

Armando Segato fue el primer futbolista a quien se diagnosticó ELA, en 1968. Murió en 1971, a los 44 años. Otros nombres de esta lista son: Ernsr Ocwirk (Sampdoria, fallecido a los 43 años), Giorgio Rognoni (Milan, a los 40), Fabrizio Falco (Salernitana, 35), Guido Vincenzi (Sampdoria, 65), Narciso Soldan (Milan, 59), Rino Gritti (Lazio, 51), Albano Canazza (Como, 38 años), Gianluca Signorini (Genoa, 42), Fabrizio Dipietropaolo (Roma, 39), Lauro Minghelli (Torino, 31) o Ubaldo Nanni (Pisa, 44). El caso más célebre fue el de Signorini, capitán, centrocampista e ídolo del Génova, que murió a los 42 años, el 6 de noviembre de 2002, tras recibir un memorable homenaje en el Luigi Ferraris. 

Nadie sabe el por qué de esta macabra estadística. Por eso, el Fiscal de Turín, Raffaele Guariniello investiga la muerte prematura de 400 futbolistas de las Series A y B entre 1960 y 1996. La sombra del doping vuelve a aparecer y aquí el testimonio de Gianluca De Ponti, ex-delantero del Cesena, Avellino y Bologna en los setenta, además de uno de los afectados por la enfermedad, es brutal: “Son demasiadas casualidades. Nos metíamos de todo, Micoren, Cortex, Voltaren, e inyecciones, anti-inflamatorios, quién sabe lo que había dentro”. A lo que añade el siguiente testimonio no menos escalofriante: “En casa tengo una decena de fotos de equipos llenos de muertos, como una del Cesena que tiene más cruces que un cementerio”.

Borgonovo_Mal_Gehrig

Pese a ello todo son dudas pero con pistas que cada vez parecen más claras.Hay seis equipos ‘malditos’: Fiorentina, Torino, Genoa, Sampdoria, Como y Pisa. Casi todos los afectados son deportistas que han jugado a partir de 1980, fechas que coinciden con la entrada del dopaje moderno en los vestuarios. Otro dato intrigante es que la mayoría son centrocampistas y, por ejemplo, no hay un solo portero.

Borgonovo, en tanto, no se rinde. Ha creado una fundación con su nombre que lucha para investigar más sobre esta enfermedad y puede comunicarse con los demás gracias a una sofisticada máquina que lee el movimiento de su retina. Además, se niega a admitir que el deporte que tanto le hizo disfrutar sea el culpable de su estado: “Me resisto a pensar que se deba al fútbol”.

 Él, pese a estar totalmente inmóvil, intenta seguir dando signos de vitalidad y escribe artículos para la “Gazzetta dello Sport” pese a que hace ya mucho tiempo que no sabe lo que es sentir el tacto de una hoja o un bolígrafo sobre sus dedos. Lo hace siempre apoyado por su esposa, Chantal, de la que se enamoró en la plaza de San Giacomo y por la que se resistió a cambiar Florencia por Milán.

 Ni Milan ni Fiore se olvidan de él, y ya han disputado varios amistosos para recaudar fondos para su causa. Él mientras sigue su lucha y se agarra a la vida, por eso hay ciertas actitudes que no comprende. “Estoy molesto con Pessotto –ex jugador de la Juventus que se intentó suicidar- porque ha escrito un libro en el que decía que quería morir y yo estoy aquí, que sólo quiero vivir”,  ha señalado Borgonovo en más de una ocasión. Todavía tiene la esperanza de algún día poder volver a saltar a un terreno de juego por su propio pie. Habrá que tenerle en cuenta, pues nunca fue un crack pero, al igual que sucedió en la Copa de Europa del 90, se resiste a dar el partido por concluido y confía en que su esfuerzo valga la pena. El mundo de la pelota con él no ganó un gran futbolista pero si una gran persona que dejará más huella que cualquier otro jugador

  1. septiembre 22, 2009 a las 20:38

    Madre mia, una historia bastante emotiva, pero muy triste. Espero que Milan y Fio sigan haciendo amistosos y recaudar mucho dinero para su fundación y ayudar mucho.

    Sigue así con el blog que lo estas haciendo genial.

    Un saludo.

  2. maxtone clive
    marzo 6, 2010 a las 9:48

    que buen comentario, es primera vez que me topo con este link, y a pesar de todo tuve que detenerme a leer todo el aticulo, porque me parecio interesante que un jugador, que tuvo momentos grandes de euforia en un campo de fut, haya querido quitarse la vida deliveradamente, creo que este “pesoto” a perdido el sentido de la vida, y esto puede deberse a que no recibe apoyo de su familia, pues para mi la familia lo es todo!!!!!!!!!!! saludos maxtone clive guatemala city (05-03-10) 10:32 pm

    • BENITO
      marzo 14, 2010 a las 2:14

      mucho animo ,lucha hasta el final,yo por desgracia perdi a mi mujer, teniaa 43 años y muchas ganas de vivir ,la ELA es lo peor.ANIMO

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: