Inicio > Fútbol, Uncategorized > Hanot, el creador de sueños

Hanot, el creador de sueños

A la hora de hablar de gente que ha marcado la historia del fútbol es inevitable que muchos digan los nombres de Pelé, Maradona o Di Stéfano, por poner unos ejemplos. Sin embargo, pocas veces sale a relucir Gabriel Hanot, al que debemos el Balón de Oro y la Copa de Europa.

En su juventud, Hanot, fue futbolista que jugó en equipos ahora poco conocidos como el Tourcoing, el Preussen Munster o el AS Francillienne. Así fue hasta que un accidente le apartó de los terrenos de juego provocando que cambiara el balón por la pluma y un papel, ya que se convirtió en periodista.

Aunque durante un tiempo estuvo compaginando su labor como plumilla con la de seleccionador de Francia. Situación harto complicada, puesto que era el mismo el que tenía que analizar, y en ocasiones criticar, en los medios su propia gestión del equipo galo. Conjugó la situación hasta que le fue imposible hacerlo. Esto sucedió después de un partido que Francia perdió en España dejando una malísima impresión.

Hanot, tras el encuentro, escribió en L’Equipe, periódico en el que trabajaba, un editorial, que no firmó, en el que criticó con dureza la actuación de sus jugadores. La cosa no quedó ahí, ya que, al día siguiente, Gabriel escribió un nuevo editorial, que tampoco firmó, en el que pedía la dimisión del seleccionador. 24 horas después Hannot se hizo caso a sí mismo y presentó su renuncia a seguir al frente de les blues.

Hanot aprendió la lección y a partir de entonces sólo se dedicó a una cosa: el periodismo. Pero no lo hizo de cualquier manera, ya que desde su posición buscó mejorar e innovar el fútbol moderno. De esta manera, gracias a su ímpetu y el de su compañero de L’Equipe Jacques Ferran, apoyados por el éxito que había tenido al otro lado del charco el Campeonato Sudamericano de Campeones,  precursor de la Copa Libertadores, propusieron la creación de una competición que enfrentara a todos los campeones de liga del viejo continente: la Copa de Europa, que con los años ha evolucionado hasta la actual Liga de Campeones.

Años más tarde pensó que también sería bueno que los periodistas recompensaran la labor del futbolista que mejor había rendido en los doce meses del año, que no al de la temporada, con un premio. Así se creó el Balón de Oro, que en su primera edición, en 1956, tuvo como ganador al veterano Sir Stanley Matthews, de 41 años de edad y que jugaba en el Blackpool inglés.

Hoy en día pocos saben que la magia y sueños que desprenden cada temporada la Champions y el Balón de Oro vienen de la cabeza de un francés que sólo tuvo un amor en su vida: el fútbol.

  1. enero 15, 2011 a las 2:22

    Hola!!! He descubierto tu blog a través de los premios “De Parandinha” Me ha gustado mucho tu blog. Te gustaria intercambiar links? Si es asi dejame un comentario en la entrada mas reciente de mi blog. Saludos!

    PD. Tambien te puedes echar una porra.

  2. enero 19, 2011 a las 17:34

    Espectacular artículo acerca de la historia de los derbis de Liverpool. A día de hoy, los dos están bastante igualados en clasificación y equipo.

    Saludos!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: