Inicio > Fútbol, Uncategorized > La magia de Wembley

La magia de Wembley

El próximo 28 de mayo el mundo futbolístico sólo tendrá ojos para un lugar: Wembley, ya que allí se disputará la final dela Liga de Campeones entre el Manchester United y el Fútbol Club Barcelona. Un homenaje perfecto a un campo con magia.

El mítico estadio inglés tiene su origen 1889, cuando Sir Edward Watkin, director del Ferrocarril Metropolitano de Londres, decidió construir una atracción en la zona de Wembley Park conectada al centro de la capital británica como una manera para fomentar el uso del tren. Se trataba de un proyecto con una torre de350 metrosque contaría con un campo alrededor que se llamaría Empire Stadium. Sin embargo, durante las obras, el proyecto se quedó sin fondos y la altura de la torre, a la que se bautizó como Torre Watkin, se quedó en61 metros.

El gobierno británico decidió retomar las obras al finalizar la primera Guerra Mundial y, después de 300 días, Inglaterra pudo presumir de haber levantado uno de los grandes templos del fútbol mundial: el Empire Stadium (Estadio del Imperio), primer nombre con el que se conoció a Wembley. Antes de su inauguración, el Gobierno decidió hacer el 23 de abril de 1923 una exposición sobre el imperio británico en la que en cada pabellón estaba representado un país que se encontraba bajo mando inglés.

El primer partido se jugó cinco días más tarde, fue la final dela FACup que enfrentó al Bolton Wanderers con el West Ham. Cuenta la leyenda que antes de que comenzara el encuentro el rey Jorge V bendijo el césped. El paso del tiempo ha demostrado que aquello es muy probable que fuera real, ya que pocos campos del mundo, por no decir ninguno, pueden presumir de haber acogido cinco finales dela Copade Europa –entre las que se incluyen en las que el Manchester United y el Barça levantaron su primer cetro como reyes del continente-, la final de un Mundial, distintas pruebas de unos Juegos Olímpicos e innumerables finales dela FACup. 

Algo que hizo que todos los capitanes soñaran con poder subir alguna vez en su vida los 39 escalones que eran necesarios para alcanzar el palco, también conocido como el Royal Box, para recoger el trofeo de campeón en el estadio al que un grande como Pelé bautizó como “catedral del fútbol”. El brasileño, de hecho, tuvo el honor de marcar el último gol en el campo antes de que fuera demolido en 2002. En 2007 se inauguró el “nuevo Wembley” sobre los cimientos del antiguo. La final dela Championsde 2011 es la primera gran prueba para demostrar que Wembley aún sigue teniendo magia.

  1. mayo 21, 2011 a las 19:51

    Hola,

    me encantaria cambiar enlaces con esto blog, lo aceptas?

    http://thebluefactoryofdreams.blogspot.com/

    Porfi, deja un mensage en mi blog.

    Muchas Gracias

    Abrazo desde Oporto

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: