Inicio > Fútbol, Uncategorized > El final de los pequeños que soñaron con ser grandes

El final de los pequeños que soñaron con ser grandes

El curso 2010/2011, al menos a nivel de clubes, ya ha terminado. Es por tanto el momento de hacer balances y conclusiones. Una de las que más llama la atención es que esta temporada ha acabado por enterrar de manera definitiva las ilusiones de equipos que años atrás hicieron realidad su sueño de hacer frente a los grandes. Deportivo de la Coruña, Mónaco y Sampdoria han sufrido un descenso a los infiernos que les hace mirar con nostalgia atrás pensando que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Deportivo y Mónaco forman parte del club que se ha bautizado como el de “los malditos de 2004”. Y es que en aquel año, junto al Oporto, fueron los equipos de moda de Europa por sus gestas enla Liga de Campeones. El Deportivo cayó en semifinales de la competición tras protagonizar grandes proezas en el torneo como el remontar un 4-1 al Milan o eliminar a la  Juventus. Sin embargo, los gallegos desde aquel año no han vuelto a levantar cabeza. En siguiente temporada cayeron en la primera fase dela Champions y en la Liga iniciaron un claro declive que les llevó de pelear la liga, incluso ganársela, a Real Madrid y Barça a pelear en tierra de nadie. Sin embargo, lo peor para los coruñeses aún estaba por llegar. Sin el dinero de antaño, el club intentó refundarse apostando por la cantera y fichajes de bajo coste. Algo que no hizo más que traer conformismo al equipo hasta tal punto que este año se han visto sorprendidos por un descenso que para nada se imaginaban.

El caso del Mónaco es bastante parecido al de los gallegos. En 2004 maravillaron a propios y extraños al ser subcampeones de la Champions tras haber eliminado a equipos como el Real Madrid o el Chelsea. Dirigidos por Didier Deschamps, los monegascos tenían un equipo muy potente conformado por jugadores como Giuly, Morientes, Rothen o Adebayor. Sin embargo, aquel verano los grandes de Europa “saquearon” la plantilla y el club no supo encontrar los sustitutos adecuados. El equipo se resintió y no volvió a saborear las mieles europeas. Tanto que el último partido de competición europeo que disputaron correspondió a los octavos de final de la Champions de 2005. En Francia los monegascos pasaron de disputar el título de la Ligue1 a ver como temporada tras temporada su posición en la tabla bajaba. Así hasta que este año se confirmó su descenso en la última jornada tras perder contra el Lyon de Claude Puel, precisamente el último técnico que hizo al Mónaco campeón de liga en el año 2000. El Principado ha asegurado el futuro del club pese al descenso, aunque tendrán que reducir drásticamente su presupuesto, que ronda los 45 millones de euros. En tanto, los aficionados esperan que su paso por la división de plata sea tan efímero como la última vez que estuvieron en ella, la temporada 1976/1977, en la que lograron el ascenso a la primera.

El caso de la Sampdoria es distinto al de Deportivo y Mónaco, ya que los genoveses no han sufrido un declive progresivo. Más bien todo lo contrario. La pasada campaña la Samp, liderada por Cassano y Pazzini, logró clasificarse para la previa de la Champions al finalizar la temporada en la cuarta plaza. Los tifossi soñaban con un proyecto a largo plazo en el que con varios refuerzos pudieran volver a recordar los tiempos en los que el club estaba presidido por el multimillonario Paolo Mantovani y en los que futbolistas de la talla de Vierchowod, Toninho Cerezo, Mikhailichenko, Katanec, Vialli, Mancini o Pagliuca vistieron la camiseta del club y llegaron a ser subcampeones de Europa en el 92. Sin embargo, el sueño se empezó a torcer desde el principio, cuando el club cayó eliminado de la Champions en agosto. Tras haber perdido 3-1 contra el Werder Bremen en Alemania, en la vuelta los italianos ganaban 3-0 de manera cómoda. Así fue hasta que los alemanes forzaron la prórroga con un gol en el descuento y obtuvieron el pase en el tiempo extra (3-2). Eso no fue más que un aviso del desastre que se les venía encima. En noviembre el presidente del club se enfadó con Cassano y decidió apartarlo del equipo. Circunstancia que aprovechó el Milan para contratar al talentoso trecuartista en el mercado de invierno. No fue la única baja que sufrió el equipo en navidades, puesto que Pazzini puso rumbo también a la ciudad lombarda al ser contratado por el Inter. Los sustitutos que llegaron, Maccarone, Biabiany y Mancheda, no estuvieron a la altura y ello unido a una desastrosa segunda vuelta mandó a la Samp a la Serie B. El día que se confirmó el descenso Pallombo, capitán del equipo, en un mar de lágrimas, pidió disculpas a la afición. No es fácil comenzar el año soñando con jugar con los grandes de la élite europea y despertarse de golpe en una pesadilla llamada Serie B de la que al menos tardarán un año en salir.

  1. junio 7, 2011 a las 1:38

    Hombre, creo que el descenso del Depor no era nada ilógico viendo que en anteriores temporadas llevaba rozando el “pozo” del descenso. Su inconsistente plantilla dejaba muchas dudas a principio de temporada. Si a ello le sumamos una baja tan importante como la de Guardado por lesión, y la salida de Filipe Luis, resultaba ser un serio candidato a perder la categoría. Me dio mucha pena la verdad, espero que vuelva pronto a la división que pertenece, la Liga BBVA.

    ¡Un saludo desde http://futblogeador.blogspot.com/ !

    PD: Si están interesado en un intercambio de enlaces, déjame un comentario y estaré encantado en llevarlo a cabo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: