Inicio > Fútbol, Uncategorized > El Arsenal de Bin Laden

El Arsenal de Bin Laden

El fútbol es una de esas cosas difíciles de comprender. Visto desde fuera parece un simple juego más, pero cuando te atrapa estás perdido porque ya no sabes qué hacer sin él cada domingo. De esta especie de maldición no escapa nadie,  desde el pobre obrero que trabaja de sol a sol hasta el mayor de los terroristas que parece que, en un principio, sólo tiene ojos para planificar sus cruentas masacres. Un ejemplo de esto último es Osama Bin Laden que en su corazón, si es que lo tenía, guardaba una parte importante para seguir a su Arsenal.

El flechazo entre el club inglés y Bin Laden se produjo en 1994. En aquella época Osama no era tan conocido mundialmente como, lamentablemente, lo fue a partir de 2001. Sin embargo, ya estaba en las listas de muchos centros de inteligencia de todo el mundo como sujeto a ser vigilado y, a ser posible, también capturado. En aquel año el ideólogo del 11S se encontraba viviendo en Londres, seguramente tramando algo nada bueno, y en sus ratos libres se dedicaba a ver los partidos de la Premier League por televisión. 

De todos los equipos que vio uno le llamó especialmente la atención: el Arsenal, del que se hizo hincha. Aquel conjunto no jugaba como el de Arsene Wenger, pero destacaba por la lucha y coraje que derrochaba en cada uno de los encuentros que disputaba. Tanto fue así, que Bin Landen estaba tan embelesado con los Gunners, apodo que recibe el equipo londinense por sus orígenes en una fábrica de armas, que decidió ir a ver varios partidos al hoy ya demolido Highbury, en el que presenció varios partido de la Recopa de esa temporada.

La cosa no quedo ahí, pues Osama transmitió a Abdullah, el mayor de sus 13 hijos, la pasión por el club rojiblanco y le llegó a comprar en la tienda oficial de la entidad una camiseta del Arsenal que llevaba en la espalda el nombre de Ian Wright y el número ocho. Tal llegó a ser el fanatismo de padre e hijo por la escuadra inglesa que Bin Laden se planteó comprar el club, ya que veía que podía ser una buena manera  para blanquear dinero, obtener beneficios y, cómo no, disfrutar en primera persona del equipo de sus amores.

Sin embargo, la intención de Osama se hizo trizas al poco tiempo. Y es que el gobierno saudí le confiscó su pasaporte y le señaló como subversivo. Esto obligó a Bin Laden a cambiar de país y huir rápidamente a Sudan. Poco después los hinchas del Arsenal se enteraron de que uno de los fugitivos más buscados era hincha de su club y le dedicaron la siguiente canción en la que tomaban la  entonación del “Volare” de Domenico Modugno:  “Osama,oh, oh/Osama,oh, oh, oh, oh/ He comes from Taliban/He is an Arsenal Fan” (“Osama,oh, oh/Osama,oh, oh, oh, oh/Él es un talibán/él es un fan del Arsenal”)

Cuando ocurrieron los terribles atentados del 11 de septiembre de 2001 y gracias a que gran parte del planeta ya sabía que Osama era hincha del Arsenal por la biografía que había escrito Adam Robinson titulada “Detrás de la máscara del terror”, el club Gunner salió rápidamente al paso al anunciar que el terrorista era persona non grata para el club y que nunca le volverían a permitir la entrada a su estadio. Aunque entre la hinchada de los londinenses se tomaron un poco a guasa el tema, pues siguieron cantando a Bin Laden, aunque cambiaron la letra de la canción: “Osama,oh, oh/Osama,oh, oh, oh, oh/ he supports the Arsenal/ he’s hiding near Kabul” (“Osama,oh, oh/Osama,oh, oh, oh, oh/Él  apoya al Arsenal/ se esconde cerca de Kabul).

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: