Inicio > Fútbol, Uncategorized > El Barça y la conquista del mundo: Yokohama 2006

El Barça y la conquista del mundo: Yokohama 2006

Continuamos repasando las ocasiones en las que el Barça ha optado a proclamarse como Campeón del Mundo. Tras recordar ayer la experiencia de Tokyo 1992 ahora toca hablar de Yokohama 2006, que al igual que su predecesora resultó ser también de infausto recuerdo para los azulgranas.

En esta ocasión el Barcelona tenía que jugar el Mundialito de clubes, competición que desde el año 2005 había sustituido a la Copa intercontinental. La principal diferencia entre ambas era que los equipos europeos y sudamericanos no estaban clasificados directamente para la final, sino que antes tenían que disputar una semifinal. El Barça logró el pase para el torneo después de haber ganado al Arsenal por 2-1 la final de La Liga de Campeones en París y acabar, un poco, con las urgencias históricas que acompañaban a los azulgranas en esta competición.

Sin embargo, el equipo que se plantó en Japón en diciembre de 2006 había perdido parte de la flor que le había llevado a proclamarse como rey del Viejo Continente  en Sant Denis. Una prueba de ello había sido la final de la Supercopa de Europa, en la que los catalanes cayeron sin paliativos contra un brillante Sevilla por tres a cero. Además, en la Liga de Campeones no pudieron certificar su pase a los octavos de final hasta la última jornada tras derrotar al Werder Bremen. Pese a ello, el equipo era líder en la Liga con cuatro puntos de ventaja y aún conservaba parte de su crédito. El testimonio de gente importante del entorno barcelonista como Josep Guardiola, actual técnico del Barça y perdedor de la final del 92, así lo atestiguaban: “Confío en el equipo porque si algo tiene es una enorme fiabilidad en los compromisos más importantes. Hasta el momento no nos han fallado casi nunca”.

Edición del viernes 15 de diciembre de 2006 - Página 1

El primer rival para levantar el centro intercontinental fue el América de México. Un equipo que en pretemporada ya había robado un empate a los azulgranas en su gira por Norteamérica. Además, el América contaba en sus filas con el Piojo López, un futbolista que durante su estancia en el  Valencia había marcado 12 goles en los 15 partidos que disputó contra el Barcelona. Sin embargo, el delantero argentino no pudo seguir con su racha en Japón, ya que el equipo de Frank Rijkaard arrolló a su rival con un contundente cuatro a cero.

Este resultado hizo que estallara la euforia en el conjunto del Camp Nou, ya que, además de la exhibición dada en las semifinales, ésta se había producido sin la presencia de Samuel Eto’o y Lionel Messi, jugadores que no podían jugar el torneo por lesión y que, junto a Ronaldinho, eran la referencia del ataque culé. Para la final el rival del Barcelona iba a ser el que se esperaba desde un principio: el Inter de Porto Alegre, que había derrotado  por dos a uno al Al Ahly saudita  con más apuros de los esperados.

Llegó el día del partido y se dio una especial circunstancia: Ronaldinho, Belletti y Edmilson aspiraban a proclamarse campeones del mundo de clubes en el mismo estadio en el que en 2002 habían ganado el Mundial con Brasil. Sin embargo, esta especial efeméride no se llegó a dar porque el Inter se hizo con el triunfo gracias a un gol de Adriano en el minuto 81. El Barcelona dominó el juego, pero durante todo el partido dio la sensación como que jugaba a medio gas, como pensando que tarde o temprano fuera a llegar el gol que les diera el triunfo y eso les acabó por condenar.

El Inter de Porto Alegre era perfecto conocedor de ello y había contratado para el torneo al prestigioso psicólogo brasileño Evandro Motta, que motivó al equipo brasileño bajo esa premisa: todos daban de antemano ganador al Barcelona sin pensar en sus posibilidades. Se dio también la curiosidad de que por primera vez no fue un futbolista del equipo campeón el que se llevó el premio al mejor jugador, que recayó en Deco. Muchos vieron esto como injusto, ya que un joven de 17 años llamado Alexandre Pato había cuajado un torneo sensacional que llevó al Inter de Porto Alegre a alejar, una vez más, al Barcelona del gran centro intercontinental. Por suerte para los azulgranas a la tercera iba a ser la vencida y su gran momento tampoco iba a tardar mucho en llegar.

  1. Jimena San Martín
    diciembre 14, 2011 a las 17:32

    Hola :

    Me llamo Jimena San Martín soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

    Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a jimena.sanmartin@hotmail.com
    Jimena San Martín

  1. diciembre 14, 2011 a las 0:09

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: