Inicio > Fútbol, Uncategorized > Figueres, el sueño del Mirandés

Figueres, el sueño del Mirandés

El Mirandés ha irrumpido con fuerza en la escena mediática. Su descaro y el hambre de hacer historia le han convertido, con permiso de Real Madrid y Barcelona, en el gran protagonista de la presente edición de la Copa del Rey, en la que Espanyol mediante, está muy cerca de lograr la gesta de alcanzar las semifinales. Algo que ya consiguió otro equipo de Segunda B en 2002: el Figueres, el espejo del Mirandés.

Aquella edición del torneo del Ko el conjunto catalán la inició contra el Teruel, al que goleó con un contundente global de 10-1 en la eliminatoria. En la siguiente ronda ya entraban en juego los equipos de Primera y al Figueres le tocó uno de los gordos: el Barcelona, un equipo perfecto para hacer buena caja y cuadrar así las modestas cuentas del club. Pese a que el Toledo en el 2000 ya había demostrado que no era imposible dar la sorpresa a uno de los grandes, eliminaron al Real Madrid, pocos creían en las posibilidades de los ampurdanenses.

El Barça llegó al encuentro tras haber perdido 2-0 en Liga el Clásico, pero motivados con poder ganar el torneo en casa de su eterno rival, ya que la final de esa edición se iba a jugar en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, a la hora de la verdad la ilusión y ganas del modesto pudo más que la desidia de un Barcelona que, pese a jugar con jugadores como Xavi, Reina, Puyol, Saviola u Overmars, creyó que jugando a medio gas iba sobrado. La eliminatoria se disputó a partido único y el Barça recibió el primer aviso cuando tras 90 minutos el 0-0 no se había movido del marcador. No aprendieron la lección los culés, pues un gol de Kali Garrido dio el triunfo al Figueres e hizo que estallase la sorpresa.

Edición del jueves 08 de noviembre de 2001 - Página 1

“Los jugadores no han dado la talla y no han estado a la altura de su profesionalidad (…) Le pido perdón a los socios en su nombre. Es una lección para todos”, dijo Ángel Fernández, vicepresidente del Barcelona, tras la debacle. “No hay excusas, hoy sólo se salvan dos y ya es mucho (…) Con los nombres que había jugando al revés teníamos que ganar”, indicó Carles Rexach, técnico de los blaugranas, eximiéndose a él mismo de toda culpa y acusando claramente a sus futbolistas. En la siguiente ronda, el Figueres esperaba otro caramelo: el Real Madrid. Sin embargo, el rival que les tocó fue el Osasuna, que si bien también era de Primera, tampoco tenía mucho tirón.

Pese a ello, el día del encuentro, también era una eliminatoria a partido único, el Municipal del Vilatenim registró una magnífica entrada y una nueva machada de los locales, que, pese a militar en Segunda B, se volvieron a cargar a un conjunto de Primera. Eso sí, dejar fuera a Osasuna les costó más que eliminar al Barça, pues los navarros cayeron en los penalties. De esta manera se plantaron en los octavos de final, donde las eliminatorias ya eran a doble partido. En esta fase de la Copa le sonrió la suerte al conjunto entrenado por Pere Gratacos, pues tanto en octavos como en cuartos se vieron las caras con conjuntos, a priori, asequibles: el Novelda, de Segunda B, primero y el Córdoba, de Segunda División, después.

Tras dejar en la cuneta a ambos, el equipo catalán hizo historia tras ser el primero de Segunda B en alcanzar las semifinales. Allí se verían las caras con el Deportivo de la Coruña y en Figueras se disparó la ilusión. Los jugadores se tiñeron todos de rubio y prometieron que se raparían si alcanzaban la final . El club, por otro lado, les prometió que les pagarían 12.000 euros por cabeza y un viaje a Cancún si daban la machada y dejaban fuera al Deportivo.

Pere Gratacos y Caballero, portero del Figueres, presentan la iniciativa del club de regalarles un viaje a Cancçun

Sin embargo, la cosa se comenzó a complicar en la ida, pues perdieron 0-1, pese a dar una magnífica imagen. Los catalanes reclamaron dos penalties. Aun así confiaban en poder dar la sorpresa en la vuelta en Riazor. Ilusiones que cayeron pronto, ya que el Deportivo abrió pronto el marcador y puso las cosas casi imposibles. Pese a ello, el Figueres mostró su casta logrando arañar un empate del feudo gallego y acabar así su andadura en el torneo con la cabeza bien alta, puesto que se quedaron a un gol de jugar la gran final.

Sin embargo, los focos y noches de gloria se acabaron con la finalización de aquella Copa de 2002. Y es que el club desapareció en el 2007. Sin embargo, con ayuda de los aficionados la entidad fue refundada y actualmente lucha en preferente, una de las categorías más bajas del fútbol español, con volver a recuperar la gloria que vivió aquellas mágicas noches de la temporada 2001-2002 de la Copa del Rey. Otra advertencia para el Mirandés: que no se emborrache de éxito.

  1. enero 25, 2012 a las 16:42

    Le escribo a esta gran pagina con un motivo, es que tengo un pequeño blog, que recien tiene 1 mes de vida, y esta en pleno desarrollo. Necesitaria un pequeño empujoncito. No se como manejan el tema, si tienen alguna seccion: webs amigas o algo por el estilo.Te dejo la direccion del blog, r-madridclubdefutbol.blogspot.com y ves lo que me podes brindar. Gracias. Abrazo. Pd: te dejo mi mail: rmadridclubdefutbol.gmail.com

  1. enero 30, 2012 a las 1:07

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: