Inicio > Fútbol, Uncategorized > Una pesadilla llamada CSKA

Una pesadilla llamada CSKA

Edición del jueves 05 de noviembre de 1992 - Página 1

El Real Madrid se juega esta semana su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones en el Santiago Bernabéu contra el CSKA de Moscú. El empate a uno cosechado en la ida hace que el equipo de José Mourinho afronte con optimismo la vuelta. Sin embargo, no se debería de fiar y convendría que echara una mirada atrás para que no repitiera los errores que tuvieron tanto Barcelona como Sevilla en la máxima competición continental cuando, tras empatar en Moscú, cayeron eliminados cuando supuestamente lo tenían todo a favor en casa.

El caso más lejano, pero a la vez también el más llamativo, fue el del Barcelona de la temporada 92/93. Aquel equipo dirigido por Johan Cruyff la anterior campaña había logrado terminar con el gafe que perseguía al conjunto azulgrana en la Copa de Europa levantando al fin la ansiada ‘orejona’ tras ganar en Wembley a la Sampdoria con un increíble zapatazo de Ronald Koeman. Además, los culés practicaban un fútbol de tan alto nivel que ya habían sido bautizados como el “Dream Team”.

En la temporada que les tocaba defender el título en la primera ronda, ya que en el formato era distinto al actual: primero eliminatorias y luego liguilla, se tuvieron que ver las caras con el Viking noruego. Pese al poco nombre de los nórdicos la eliminatoria se resolvió con un escueto 1-0 para el Barça. En la siguiente eliminatoria el conjunto que le tocó en suerte a los catalanes fue el CSKA de Moscú, una escuadra que fue más temida por el gélido ambiente de su país que por sus condiciones futbolísticas.

Edición del jueves 05 de noviembre de 1992 - Página 2

Sin embargo, los moscovitas ya avisaron en Rusia de que no iban a ser una perita en dulce y al Barcelona le costó arañar un empate a uno, resultado que, por otra parte, fue considerado como muy positivo en Can Barça. Esto propició que el partido de vuelta se viviera con cierta relajación, quizás excesiva. Y es que Cruyff concentró al equipo en el Montanyá y el equipo se dedicó en las horas previas a jugar al golf. Además, Javier Clemente, entonces seleccionador de España, visitó a la expedición blaugrana para entrevistarse con algunos internacionales.

Llegó el partido y las cosas comenzaron mejor de lo pensado: a los 31minutos el equipo ya ganaba 2-0 gracias a los goles de Nadal y Beguiristáin. Se esperaba una noche plácida y una goleada de las que hacen época. Sin embargo, sucedió todo lo contrario. El CSKA comenzó a chafar la fiesta metiéndose de nuevo en la eliminatoria con un gol antes del descanso. Ya en la segunda mitad, los rusos lograron lo que en un principio parecía imposible: remontarle un 2-0 al  campeón de Europa en su estadio. Desde entonces el cuatro de noviembre de 1992 ya ha quedado grabado como una de las noches más negras en la historia del club.

Algo similar le ocurrió al Sevilla en la temporada 09/10. Los hispalenses tenían habían adquirido cierto renombre en Europa tras conseguir la hazaña de ganar la UEFA durante dos años seguidos (2007 y 2008). En 2009 sólo la mala fortuna en los penalties evitó que accedieran a los cuartos de final. Por ello, en la edición de 2010 tenían más ganas que nunca de dejar su impronta en la máxima competición continental.

Comenzaron con buen pie, pues en la liguilla previa a los octavos de final acabaron primeros de grupo, lo que les dio la ventaja del factor campo en las eliminatorias por el título. En éstas su rival fue el CSKA.  Una suerte bien recibida por los sevillanos que, como ya hiciera el Barcelona, sólo veía en los moscovitas la dificultad del tiempo de Rusia, ya que el parón invernal que se produce en la liga rusa, en un principio, les beneficiaba.

En la ida, las cosas no les salieron mal a los sevillistas, pues cosecharon un empate a uno a Moscú. Las cosas cambiaron en la vuelta, donde el Sánchez Pizjuán ya se veía llevando a su equipo a los cuartos de final. No fue así. El CSKA se adelantó en el marcador, pero el Sevilla logró devolver las tablas al luminoso. Parecía que una vez conseguido el empate el 2-1 no tardaría en llegar, pero, en una nefasta noche de Andrés Palop, el CSKA aprovechó un error del portero para hacer el 1-2 y dar una nueva golpe a un equipo español. El Madrid ya está avisado…

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: