Inicio > Fútbol, Uncategorized > Iván Peñaranda, el español que pasó de puntillas por Barcelona y Milan

Iván Peñaranda, el español que pasó de puntillas por Barcelona y Milan

Esta semana comienzan los cuartos de final de la Liga de Campeones. Uno de los platos fuertes que nos depara la máxima competición continental es el Milan- Barça. Con motivo de este enfrentamiento, merece repasar la curiosa historia de Iván Peñaranda: el único español que ha pertenecido tanto al club rossonero como al azulgrana.

Peñaranda fue un delantero que se formó en las categorías inferiores del Barcelona, en las que permaneció siete años. Allí coincidió, entre otros, con jugadores como Xavi Hernández o Carles Puyol. Estaba considerado como uno de los jugadores jóvenes con más proyección dentro del club, por eso no sentó nada bien en ‘Can Barça’ que en el verano de 1998 utilizara la estrategia del cambio de residencia para fichar por el filial del Mallorca, donde coincidió con futbolistas de la talla de Diego Tristán o Albert Luque.  “No veas cómo se enfadó Serra Ferrer (entonces director del fútbol base). Durante cinco meses no pude jugar porque el Barça impugnó. Pero al final todo fue bien”, señaló el ariete en una entrevista concedida a Mundo Deportivo.

Y es que sus líos con el Barça no iban a acabar ahí. En 1999, tras una dura pugna con el Real Madrid, el Milan se hizo con sus servicios. Sin embargo, le costó jugar en Italia porque el Barça consideraba que el futbolista era suyo y, por ello, tardó en llegar a Italia su transfer. Cuando lo hizo la mala suerte se volvió a topar con él, ya que una lesión en los ligamentos le hizo volver a estar en el dique seco. Para cuando se recuperó en el Milan había muchas dudas con él y apenas jugó unos minutos en dos amistosos con el conjunto transalpina. Su debut fue contra el modesto Luino. Una experiencia que para él fue “breve pero intensa”.

Tras esto comenzó un interminable periplo de cesiones hasta que acabó su contrato con el Milan, en el año 2006. Su primer destino fue Gijón, en el invierno del 2000. El Sporting tenía la intención de que primero cogiera experiencia en Mareo con el filial y luego darle paso en el primer equipo, pero sus actuaciones no acabaron de convencer en Asturias y enfiló la puerta de salida. De allí pasó en verano de 2001 al Granada, que estaba por aquel entonces en una situación muy distinta a la actual.

Al aún pertenecer al Milan llegó a Andalucía con la vitola de estrella y las declaraciones del propio Peñaranda, en la que carecía de modestia alguna, ayudaban aún más a que el futbolista se lo creyera: “el Barça me ofreció 8 años de contrato, pero no firmé porque me parecieron muchos…” Sin embargo, apenas nueve días después de su llegada anunció que dejaba el club por la “falta de oportunidades”, tal cual. Durante este tiempo sólo le había dado tiempo a jugar un partido amistoso contra el Macarena en el que falló un penalti en el minuto 89 con 0-0 en el marcador.

De allí pasó al Sabadell, donde pese a no destacar llamó la atención de Dimitri Piterman, que decidió ficharlo para el Palamós pensando que tenía entre sus manos una joya por la que pronto podría sacar partido con un jugoso traspaso. Nada más lejos de la realidad, Peñaranda no fue más que otro juguete del ucraniano que tiró a la basura cuando se cansó de él. De esta manera, en la temporada 2002/2003, cuando aún pertenecía al Milan ,pese a que estos se quisieran deshacer a toda costa de él, llegó su primera oportunidad en el fútbol de élite. Fue en el  Santa Clara, de la máxima categoría del fútbol portugués.

La suerte allí, de nuevo, le fue esquiva y únicamente jugó un partido con los lusos. No fue la única experiencia que tuvo en el extranjero, pues en 2004 estuvo en el Pachuca mexicano y en el  Slavija Sarajevo bosnio, en 2005 en el Neftchi Baku de Azerbayán, paso en todos ellos que fue con más pena que gloria. Como en el del resto de clubes españoles por el que pasó hasta 2009, cuando se retiró: Toledo, Sporting Mahonés, Vall d’Uixó,  Burriana, Calasparra, Ciudad Lorca y Mataró.

  1. Chenoa
    abril 12, 2012 a las 0:53

    Lo siento yo no conocía entonces a Iván Cuando era un jugador de Elite!! Pero si he tenido el placer de conocerlo como entrenador!! Y es una espléndida persona, a veces solo vemos a un jugador y puede ser que su mala suerte o quien sabe…… O las malas lenguas de algunos envidiosos!! yo creo que mientras mas alto llegas menos valoran a la
    persona q lastima, de los ciegos!!!

    • aheralta
      abril 13, 2012 a las 12:20

      Aquí nadie ha dudado de que Iván sea un excelentísima persona

  2. Raul Soti
    septiembre 12, 2012 a las 22:18

    un grandísimo jugador con mala suerte!! Tenía mucha más calidad que la mitad de los fichajes que hicieron BARÇA o Madrid. Mala suerte inmerecida, era un crack como jugador y mejor persona

  3. junio 8, 2013 a las 11:05

    Right here is the right blog for anybody who hopes to understand this topic.
    You understand so much its almost tough to argue with
    you (not that I personally will need to…HaHa).
    You certainly put a brand new spin on a subject that’s been written about for decades. Excellent stuff, just great!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: