Inicio > Fútbol, Uncategorized > Foulke, el ‘gordito’

Foulke, el ‘gordito’

A la hora de pensar en un futbolista,  a todos se nos vienen a la cabeza personas de cuerpos atléticos que han pulido sus músculos para la más alta competición a base de entrenamientos y gimnasio. Pocos piensan que sin una gran forma física se pueda triunfar en el mundo del fútbol. William Henry Foulke, portero que en sus mejores tiempos llegó a pesar 168 kilos, rebatió esta teoría a finales del siglo XIX.

Foulke era un tipo bastante alto y, a pesar de su enorme corpulencia, disponía de gran agilidad, lo que le llevó a convertirse en portero profesional. No cabe duda de que Foulke, o ‘Fatty’ (gordito en inglés) como fue bautizado, no dejó indiferente a nadie a raíz de su sobrepeso. Además, se ganó una gran fama dentro del fútbol inglés por varias anécdotas que protagonizó y que aún se siguen recordando en las islas.

Foulke, tras varios años dudando entre dedicarse al cricket o al fútbol, finalmente se decantó por este último y comenzó a dar sus primeros pasos en el Blackwell, donde con sus paradas comenzó a forjar su leyenda. Tanto fue así que varios de los equipos más populares del país comenzaron a interesarse en su fichaje. Uno de ellos fue el Derby County, que quedó prendado de él tras jugar un amistoso contra el Blackwell.

Sin embargo, a John Goodall, el capitán del Derby, no le hizo mucha gracia esta contratación, ya que en ese duelo el guardameta le partió dos dientes tras un choque entre ambos, y  fue finalmente el Sheffield United el que aprovechó las dudas generadas por Goodall para firmar al jugador. Cuenta la leyenda que jugando con los “blades” en  1897 Foulke  obligó a la suspensión de un partido. La razón fue que el guardameta se aburría y decidió colgarse del larguero, que no soportó tanto peso y se vino abajo.

Además de por su peso, Foulke se hizo muy popular por su fuerte carácter. Tanto que le bautizaron como “Oso” por lo fuerte que golpeaba al balón y por el miedo que daba cuando se ponía a discutir.  De hecho, en 1902, durante la final de la Copa inglesa, cuando encajó un gol que consideraba ilegal se puso tan furioso que salió de su portería como un loco en busca del árbitro. El colegiado al ver a una mole como Foulke dirigirse a él tan enfadado corrió como alma que lleva el diablo hacia los vestuarios para esconderse allí del miedo que tenía.

En 1905, jugando ya en el Chelsea, cuentan las crónicas que el portero se entretenía durante los partidos levantando con una sola mano a los recogepelotas, visto que lo de colgarse del larguero no era el mejor de los entretenimientos. Precisamente, con los “blues” fue protagonista de otra curiosa anécdota. Jugando contra el Burton, paró a un jugador dos penalties en un mismo partido, algo que enfadó mucho al entrenador del equipo encargado de tirar las penas máximas. Sin embargo, el delantero que falló en hasta dos ocasiones desde los once metros, ni corto ni perezoso, le soltó lo siguiente a su técnico: “¡Pero dónde quieres que tire, si este hombre ocupa toda la portería!”

Y es que Fatty Foulke estaba tan gordo que apenas dejaba huecos libres al ponerse delante de una portería. De hecho, jugando ya en el Bradford City, donde pasó sus últimos días como jugador, cuentan que un día se le olvidó la camiseta y como no encontraron en el club ninguna de su talla se tuvo que poner una sábana para que hiciera las funciones de la misma.

Sin embargo, sus problemas de peso acabaron pasándole factura y murió el uno de mayo de 1916, cuando apenas contaba con 42 años. En Inglaterra se contó que la causa de la muerte del portero  fueron problemas cardiacos, aunque en su partida de defunción la razón que se señaló fue la cirrosis. Aún así, Inglaterra todavía se acuerda de un portero único, imposible de ver en nuestros días y que, además, llegó a ser internacional. Nunca un jugador tuvo tanto peso en un equipo como Foulke el ‘gordito’.

  1. junio 18, 2013 a las 9:43

    Dermtologists say that ladies being more concerned about their tresses, apply a lot of chemical products on their scalps which weaken hair.
    Experts in aromatherapy use essential oils prepared
    from cedar wood, bay, jojoba, lavender, grapefruit,
    lemon, thyme, rosemary, and chamomile. Slugs,
    snails, millipedes, woodlice and spiders
    maintain their daily routines while living in the hidden world on the ground.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: