Inicio > Fútbol, Uncategorized > Skoblar, el goleador ‘devorado’ por Messi

Skoblar, el goleador ‘devorado’ por Messi

La ‘guerra’ goleadora que están viviendo en la liga española Lionel Messi y Cristiano Ronaldo no tiene precedentes. Su ambición no tiene límites y ha provocado que cada partido que juega cada uno sea un auténtico espectáculo por ver quién acaba siendo el ‘pichichi’ y el ‘Bota de Oro’. Sin embargo, estas espectaculares actuaciones tienen daños colaterales: han borrado de las páginas de la historia a otros jugadores, cuyas legendarias gestas ya quedarán al fondo del baúl de los recuerdos. Josip Skoblar  es un ejemplo de ello.

Skoblar era un delantero que comenzó jugando en el Zadar, de ahí pasó al OFK de Belgrado, donde pese a no tener unas cifras goleadoras bastante elevadas, llamó la atención del Hannover 96, que decidió reclutarle a finales de la década de los 50 para la Bundesliga.

En Alemania, Skoblar se transformó. Se convirtió en uno de los mejores jugadores del campeonato alemán, ya que en la Bundesliga mejoró notablemente sus capacidades. Allí pasó a ser un delantero de los que no perdonan una ocasión, un ‘killer’ con todas las de ley. Así lo demostró también en la cesión que le llevó al Olympique de Marsella en la temporada 66/67. En Francia se ganó el corazón del club galo tras marcar 13 goles en los 15 partidos que disputó con ellos.

Tanto que cuando el Hannover tuvo que tomar la decisión de venderle, ya que no podían permitirse rechazar las elevadas ofertas de toda Europa que habían llegado a la entidad, el presidente del Marsella, Marcel Leclerc, hizo un viaje relámpago a Hannover para convencer a su homónimo alemán que la mejor salida era una venta a su club. Le convenció, sobre todo porque la otra opción era venderlo al Bayern de Múnich, algo a lo que se negaba, ya que no querían que su jugador estrella pasara a defender los colores de otro club del país.
 
La apuesta por Skoblar le salió a pedir de boca a Leclerc, ya que en el club galo continuó con las altas cifras goleadoras que le habían caracterizado en su primera etapa en la entidad. Tanto que logró marcar 100 goles en sus 100 primeros partidos con el Marsella. A ello contribuyó que fue el máximo goleador en Francia en 1971, 1972 y 1973. Precisamente, en 1971 no sólo consiguió ser ‘pichichi’ en el país galo, también logró con 44 tantos convertirse en el goleador más prolífico que había conocido Europa.
 
Su récord le valió para convertirse en el mejor Bota de Oro de todos los tiempos, hasta hoy, cuando las extraterrestres actuaciones de Messi y Ronaldo han provocado que su increíble cifra goleadora no sea más que una entra tantas y su historia caiga en el olvido.
  1. diciembre 19, 2012 a las 8:23

    Hello! I simply want to give you a huge thumbs up for your excellent
    info you have right here on this post. I will be coming back to your
    website for more soon.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: