Inicio > Fútbol, Uncategorized > Miki Roqué, el trotamundos que soñaba con jugar al fútbol

Miki Roqué, el trotamundos que soñaba con jugar al fútbol

La muerte de Miki Roqué deja huérfano al fútbol de un jugador que, pese a su juventud, 23 años, ya era todo un veterano en el fútbol, ya que no le importó hacer las maletas para poder disfrutar de su sueño: ser futbolista.

Nacido el ocho de julio de 1988 en Tremp, Lleida, comenzó a dar patadas a un balón por primera vez en el modesto Algar. Allí jugaba por pura diversión, únicamente por pasar un buen rato con los amigos. Sin embargo, sus cualidades como central no pasaron desapercibidas para el Lleida, que no dudó en reclutarlo para su cantera cuando apenas tenía 14 años.

En la entidad leridana comenzó a destacar como un defensa central contundente, con buena anticipación y un buen juego aéreo. Características que provocaron que en 2005 Paco Herrera convenciera a Rafa Benitez para reclutar a aquel chico escuálido pero con mucho futuro al Liverpool. Un fichaje que conllevó muchas críticas a los ‘Reds’, ya que utilizaron el cambio de residencia para así no abonar nada al Lleida, que montó en cólera al perder al jugador.
Con el equipo inglés, el 5 de diciembre del 2006 cumplió uno de sus sueños de infancia: jugar la Liga de Campeones. Lo hizo con 17 años contra el Galatasaray, tras sustituir a Xabi Alonso. Aquel día, además, hizo historia con el club de Anfield, pues se convirtió en el jugador más joven en disputar la máxima competición continental con el equipo inglés.

A partir de entonces inició en 2007 un carrusel de cesiones que le llevaron primero al Oldham Athletic, también en Inglaterra, donde apenas tuvo oportunidades. En el verano de aquel mismo año recaló en el Xerez en busca de que su país le diera las oportunidades que le negó el fútbol británico, pero allí nunca tuvo confianza y sólo disputó un encuentro con la camiseta azulona.

En 2008 recaló a préstamo en el Cartagena, donde se asentó como titular. Sus actuaciones con el ‘efesé’ sirvieron para que el Betis le fichara en 2009, pese a que el Barcelona y el Villarreal también habían mostrado interés para reclutarle en sus equipos filiales.

En el conjunto verdiblanco alternó algunas apariciones con el primer equipo con partidos con el ‘B’ hasta que Pepe Mel decidió subirlo de manera definitiva al primer equipo en 2010. No jugó mucho con los andaluces, pero con su carácter afable se ganó a todo el vestuario verdiblanco.

Tanto que cayó como un jarro de agua fría cuando anunció el 11 de marzo de 2011 su retirada del fútbol debido a un tumor maligno en la pelvis. El mundo del fútbol se volcó entonces con él, tanto que Carles Puyol lució una camiseta con la leyenda “Ànims Miki!” cuando el Barcelona ganó en Wembley su cuarta Copa de Europa.

Todos esperaban que Roque iba a salir victorioso de ese duro partido contra el cáncer, por ello todos lloran la pérdida del joven de 23 años del que ya nunca más se olvidará el fútbol español.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: