Inicio > Fútbol, Uncategorized > Atlanta 96, el gran fracaso olímpico de Brasil

Atlanta 96, el gran fracaso olímpico de Brasil

La derrota de Brasil en la final de los Juegos Olímpicos contra México fue sorprendente. Pese a la calidad del conjunto azteca, nadie pensaba que los Neymar y compañía fueran dejar escapar lo que ya se ha convertido en una obsesión para los norteamericanos: lograr la medalla de oro en unos Juegos. Sin embargo, ésta no fue su derrota más dolorosa. Hizo más daño la de Atlanta 96.
 
A la cita norteamericana Brasil acudía después de que en 1994 hubiera ganado, precisamente también en los Estados Unidos, el Mundial 24 años después de su última conquista. Además, el conjunto sudamericano tenía entre ceja y ceja lograr la medalla de oro tras haber sido plata en 1984 y 1988, en esta última ocasión con un joven Romario sobre el terreno de juego incluido.
 

Para ello Brasil decidió no escatimar y convocó un auténtico equipazo que contaba con nombres como Juninho, Giovani, Dida,Ronaldo, Roberto Carlos, Rivaldo, Aldair o Bebeto. Salvo por la incursión obligatoria de algunos jugadores jóvenes se trataba prácticamente de en un 80% del equipo que hubiera tenido que presentar Brasil si aquel verano hubiera tenido jugar el Mundial.

Sin embargo, se desde un inicio se vio que aquello, no se sabe muy bien por qué, no iba a funcionar bien. La ‘verdeamarela’ cayó en el primer partido de manera sorprendente contra Japón por 1-0.  Pese a ello, supo rehacerse y acabó líder del grupo tras derrotar a Hungría y Nigeria en los dos partidos posteriores.

Parecía que el momento crítico del torneo ya había sido superado. Sobre todo después de derrotar 4-2 a Ghana en el partido de cuartos de final. En semifinales tocaba Nigeria. Derrotar al equipo africano parecía sencillo, sobre todo después de que ya le hubieran ganado en la primera fase.
 
El partido comenzó sobre ruedas. A falta de 12 minutos para el final Brasil ganaba 3-1 y parecía que iba a tener una nueva cita con la que desafiar a la maldición que históricamente siempre le había impedido ganar la medalla de oro. Sin embargo, cuando nadie los esperaba, Nigeria logró a empatar a tres. La cosa no quedó ahí, pues en la prórroga el conjunto africano logró la machada al hacer el 4-3.
 
En la final de consolación Brasil derrotó por 5-0 a la Portugal de Nuno Gomes. Sin embargo, el fracaso estaba ya hecho y pocos celebraron aquella amarga medalla. Jugadores como Rivaldo salieron muy marcados por aquel torneo y le costó regresar al equipo. No fue el único que se llevó un batacazo en el torneo. La España de Raúl y De la Peña cayó en cuartos de final tras ser arrollada 4-0 por Argentina
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: