Inicio > Fútbol, Uncategorized > Los croatas y el Real Madrid

Los croatas y el Real Madrid

El fichaje de Luka Modric por el Real Madrid convierte al centrocampista en el cuarto jugador croata del que va a poder disfrutar el Santiago Bernabéu. Antes lo hicieron Robert Prosinecki, Davor Suker y Robert Jarni. En La Medialuna repasamos su paso por el club blanco.

El primero en recalar en Chamartín fue Prosinecki. Lo hizo en el verano del 91, tras encadilar a todo el Viejo Continente liderando a un sorprendente Estrella Roja que logró ganar la Copa de Europa.Ramón Mendoza, entonces presidente del Real Madrid, quedó prendado con su juego y no dudó en pagar 1.000 millones de pesetas (6 millones de €) por hacerse con sus servicios adelantándose así a clubes como el Milan.

Sin embargo, en aquella época los jugadores menores de 25 años no podían abandonar Yugoslavia, que aún no se había desintegrado, y para desbloquear su situación Mendoza tuvo que pagar 300 millones de pesetas a la Federación Yugoslava, por lo que el montante final de la operación fue de unos 7,8 millones de euros, una cantidad bastante importante para la época.

Pese a ello, los esfuerzos hechos por el club blanco no se vieron correspondidos, ya que Prosinecki no respondió a las expectativas levantadas. Sobre todo porque se pasó el mayor tiempo lesionado y fue más conocido por su vida nocturna que por sus actuaciones en el terreno de juego.

El siguiente croata en llegar al Bernabéu fue Suker. El delantero llegó al Real en el verano del 96, después de que los blancos pagaran 600 milones de pesetas (algo más de 3 millones de €) al Sevilla, equipo en el que se había convertido en uno de los mejores delanteros de la Liga.

Durante su primer año como blanco su rendimiento fue espectacular, ya que logró entre Liga y Copa hacer 29 goles. Se metió así a la afición en el bolsillo. No así a los entrenadores de la entidad. Por ello, después de que el Madrid fichara a Anelka, dejó el club rumbo al Arsenal en 1999 tras haber marcado 78 goles como madrdista.

En el verano del 98 llegó al club capitalino el último fichaje croata hasta la llegada de Modric: Jarni. Después de varias temporadas despuntando en el Betis y tras realizar un gran Mundial en el 98, el Real Madrid puso sus ojos sobre el zurdo.

Sin embargo, se encontró con un problema: el Betis no quería vender al futbolista a un equipo de la Liga. Por ello prefirió vender al croata al Coventry inglés por 2,6 millones de euros.

La jugada no le salió bien al Betis, que quedó atónito al ver como días después los británicos traspasaban a Jarni al Madrid por 3,4 millones de euros. Es decir, ganaron 800.000 euros por un futbolista que nunca vistió su camiseta.

Jarni pasó sin pena ni gloria por el Bernabéu. En la temporada 99/00 no fue inscrito por los blancos en el campeonato liguero, que se replantearon su decisión en invierno. Sin embargo, entonces el jugador se negó a volver a jugar con los blancos y prefirió fichar por Las Palmas, que entonces militaba en Segunda División, poniendo así punto y seguido a la relación entre los jugadores croatas y el Real Madrid.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: