Inicio > Fútbol, Uncategorized > Cuando Mendoza estuvo a punto de fichar Futre para el Real Madrid

Cuando Mendoza estuvo a punto de fichar Futre para el Real Madrid

Paulo Futre es uno de los grandes ídolos históricos de la hinchada del Atlético de Madrid, ya que el portugués dio grandes tardes de gloria a los rojiblancos en el Vicente Calderón. Sin embargo, los que pocos ya recuerdan es que el luso estuvo cerca de pasar de héroe a villano para los ‘colchoneros’ porque estuvo muy cerca de fichar por el eterno rival: el Real Madrid. Una historia que, en plena semana de derbi madrileño, no está mal repasar.

Los hechos sucedieron en 1993. El Real Madrid estaba como coloco por destronar al Barça de su posición de campeón, los azulgranas habían logrado en aquellas fechas tres ligas de manera consecutiva. Sin embargo, el comienzo liguero de los blancos fue un auténtico desastre: sumaron dos derrotas en las tres primeras jornadas de campeonato.

La última de ellas, además, fue humillante, ya que el Deportivo goleó por 4-0 al Real en Riazor. Ramón Mendoza, presidente madridista en aquellos tiempos, pensó que el equipo necesitaba un revulsivo y, además de sopesar despedir a Benito Floro, entonces entrenador madridista, creía que el fichaje de un ‘crack’ ayudaría a relanzar al equipo tanto moral como deportivamente.

Es ahí donde entra en escena el nombre Futre. La llegada del luso suponía un auténtico golpe sobre la mesa: se fichaba a una estrella y se vestía de blanco a un símbolo histórico del Atlético. Mendoza estuvo rápido en las negociaciones y logró un principio de acuerdo para que Futre jugara en el Santiago Bernabéu: pagar 600 millones de pesetas -algo más de tres millones de euros-, 400 que irían para el Olympique de Marsella -equipo en el que jugaba el luso- y 200 que serían para la ficha del futbolista; tal y como informó la prensa de la época.

Sin embargo, lo que desconocía Mendoza es que cuando Jesús Gil, presidente del Atlético, había vendido a Futre se había guardado bien las espaldas por si se daba una situación de ese tipo. Gil obligó a firmar a Futre que si fichaba posteriormente por un equipo italiano el Atleti recibiría 300 millones de pesetas y si lo hacía por uno español la cantidad subía a 500. Entre estos últimos no entraba el Real Madrid, ya que Gil añadió otra cláusula que indicaba que si el luso iba al Santiago Bernabéu el Atlético recibiría 1.000 millones de pesetas -seis millones de euros-.

Pese a que ahora estas cantidades puedan parecer ridículas, en aquellos tiempos resultaban un dineral. Por ello, Mendoza estudió la posibilidad de traerse cedido a Futre para así no tener que pagar nada al Atleti. Sin embargo, los asesores del presidente madridista le desaconsejaron hacerlo porque en el contrato que firmó Gil no dejaba nada claro que ésto únicamente se ciñera ala modalidad de traspaso y que, por tanto, si llegaba en calidad de cedido el Atlético pudiera reclamar sus 1.000 millones de pesetas.

Por ello, Mendoza les hizo caso y finalmente el fichaje de Futre por el Real Madrid no llegó nunca a producirse.

  1. Karlos
    febrero 28, 2015 a las 12:26

    El corazon rojiblanco de Futre nunca estuvo en venta.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: