Inicio > Fútbol, Uncategorized > El traspaso que pudo haber cambiado el futuro de Diego Costa

El traspaso que pudo haber cambiado el futuro de Diego Costa

El gran estado de forma por el que pasa actualmente Diego Costa ha convertido al delantero del Atlético de Madrid en uno de los hombres de moda del fútbol mundial. Tanto que ha desatado una ‘mini guerra’ entre las federaciones brasileña y española, ya que tiene doble nacionalidad, porque ninguna de las dos le quiere renunciar de momento a él para contar con el delantero de cara al próximo Mundial: Scolari le llamó en marzo para que jugara dos amistosos con Brasil y sólo líos burocráticos han impedido que Del Bosque le llamara para los próximos partidos oficiales que tiene que disputar España.

Sin embargo, el desenlace de esta historia podría haber sido totalmente distinto de no haber sido por una lesión que frustró su marcha del Vicente Calderón rumbo al Besiktas en el verano de 2011. En el periodo de fichajes de aquel periodo estival, el conjunto turco tenía claro que quería contratar un delantero y, por ello, decidió llamar a la puerta del ‘Atleti’. En un primer momento, los otomanos por el que se interesaron fue por Diego Forlán. El Besiktas quería dar un ‘regalo’ a su afición con el fichaje del uruguayo, que había sido elegido mejor jugador del Mundial de 2010.

Sin embargo, el Besiktas acabó de desistir en su intención de fichar a Forlán porque consideraba excesivos los 12 millones que pedía el Atlético de Madrid y ellos como mucho estaban dispuestos a ofrecer ocho. Fue entonces cuando surgió el nombre de Diego Costa. Al Besiktas le gustaba el hispano-brasileño, que había protagonizado un gran final de temporada marcando tres goles y dando dos asistencias en los últimos cinco partidos de Liga.

El Atlético no veía con malos ojos la marcha de Costa, ya que en esos momentos el ariete aún no contaba con la nacionalidad española y le urgía deshacerse de algún jugador extracomunitario, puesto que tenía seis (Miranda, Elías, Salvio, Godín y Cabrera, además de Diego) y la Liga no le permitía más que inscribir a tres. Sin embargo, las negociaciones no comenzaron muy bien: el Atlético quería traspasar al futbolista y el Besiktas esperaba que llegara en calidad de cedido.

Finalmente, ambos clubes llegaron a un acuerdo que les satisfacía a ambos: Costa se iría cedido a Turquía, pero a final de temporada el club otomano tenía una opción de compra por el futbolista. Justo cuando estaba muy cerca de hacerse oficial el acuerdo, Diego sufrió una rotura del ligamento anterior cruzado y del menisco interno de la rodilla derecha, que le iba a mantener varios meses de baja.

Ante tal situación, el Besiktas decidió anular el acuerdo y Diego Costa se tuvo que quedar en Madrid. El resto de su historia ya es por todos sabida: una vez se recuperó de su lesión convenció a Simeone para que apostara por él tras mostrar un gran rendimiento en una cesión en el Rayo Vallecano, la apuesta le salió redonda al argentino, que ha conseguido que Costa sea ahora de los delanteros más temidos del planeta; pero ¿habría sido lo mismo de no haberse lesionado aquel verano de 2011 y haber fichado por el Besiktas?

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: