Inicio > Fútbol, Uncategorized > La maldición de Egipto

La maldición de Egipto

La última semana confirmó los 32 países que disputarán a partir del próximo mes de junio el Mundial en Brasil. Entre ellos no estará Egipcio, a la que en los últimos años le persigue una especie de maldición cuando trata de clasificarse para el mejor torneo de selecciones.

La última clasificación para la Copa del Mundo ha sido un ejemplo de ello. Durante la fase de grupos, el conjunto egipcio firmó los mejores números de toda África. Fue el único equipo africano que contó todos sus partidos por victorias y lo hizo sumando 16 goles, lo que suponía una media de más de dos tantos por partido.

Estos buenos números le dieron el pase para la última eliminatoria clasificatoria, en el que en el sorteo ya se le empezó a complicar el pase para Brasil, ya que le tocó en suerte Ghana, uno de los equipos más potentes de África. En el partido de ida, los egipcios tiraron todo el trabajo previo por la borda al caer por un sonrojante 5-1 y que hizo insuficiente la victoria de Egipto por 2-1 en la vuelta.

Más amarga resultó su eliminación en la clasificación para el Mundial de Sudáfrica de 2010. Entonces las eliminatorias eran distintas en África, ya que para obtener el billete para la Copa del Mundo había que imponerse en dos fases de grupos. Egipto superó el primero con mucha claridad tras ganar cinco de los seis partidos en juego y dejar así fuera a Malaui, Congo y Yibuti.

Sin embargo, al igual que sucedió en la clasificación para Brasil 2014, las cosas se complicaron en la segunda y decisiva fase. Tras haber empatado a uno contra Zambia y perder por 3-1 contra Argelia en la primera vuelta, los egipcios tenían que ganar sí o sí a los argelinos para meterse en el Mundial. Sin embargo, no les valía una victoria cualquiera. Si ganaban por tres o más goles se metían en Sudáfrica 2010 y si lo hacían por 2 forzarían un partido de desempate. El 2-0 final, logrado con un gol in extremis en el minuto 90, forzó a los Egipcios a volver a jugársela a una carta con Argelia. Sin embargo, ahí nuevamente fallaron y una derrota por 1-0 acabó con su sueño.

En tanto, sus clasificaciones para los Mundiales de 2002 y 2006 quedaron marcadas por quedar enmarcada en grupos eliminatorios con varios de los rivales más potentes del continente africano en esos momentos. Si bien para el de 2006 la Camerún de Samuel Eto’o y la Costa de Marfil de Didier Drogba les separaron de su objetivo, en 2002 fueron Marruecos y la Senegal cuartofinalista de Corea y Japón las que hicieron lo propio.

Esto contrasta con la fortaleza que mostraban los egipcios al mismo tiempo en la Copa de África, de la que se convirtieron el gran rival a batir por sus triunfos en las ediciones de 1998, 2006, 2008 y 2010. Es por ello que ya se empezado a hablar de que Egipto sufre de la maldición italiana, ya que a lo largo de su historia sólo se han clasificado para dos Mundiales y ambos, casualmente, se disputaron en territorio transalpino.

El Mundial de 2018 se celebrará en Rusia y el 2022 en Qatar, por lo que la suerte ahí tampoco está con ellos…

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: