Inicio > Fútbol, Uncategorized > Cuando Lippi rechazó a Guardiola

Cuando Lippi rechazó a Guardiola

Esta semana se va a disputar en Marruecos la fase final del Mundial de Clubes. La gran mayoría coincide en que el Bayern de Múnich es el favorito para alzar el trofeo el próximo domingo. Sin embargo, para llegar a la final el conjunto alemán deberá de ganar este martes al Guangzhou Evergrande.

El duelo tendrá su morbo, ya que medirá a Pep Guardiola frente a Marcello Lippi. Pese a que ambos se han dedicado piropos de manera mútua, nunca se han enfrentado en los banquillos. Pese a ello, Guardiola podría tomarse el encuentro como una revancha personal, ya que en 2001 Lippi rechazó el fichaje del catalán por la Juventus.

Aquel año fue muy importante para Pep, ya que decidió por voluntad propia abandonar el Barça, que había sido su casa durante toda su vida y donde era toda una leyenda. Acababa entonces contrato con el club azulgrana y decidió emprender una nueva aventura como jugador lejos del Camp Nou.

Tal y como relata Jaume Collell en una biografía del ahora técnico del Bayern, uno de los conjuntos que llamó a la puerta de Guardiola fue la Juventus. A Pep le hacía ilusión la idea de jugar en la Vecchia Signora, ya que allí también lo había hecho Michel Platini, uno de los ídolos de infancia del catalán.

Es por ello, que Guardiola dio luz verde a Josep María Orobitg, su representante, para que negociara con la Juve. Orobitg viajó a Italia y, en una reunión que se desarrolló en unos términos más parecidos a los de una película de gánsters que de negociación de un fichaje, tardó unos 45 minutos en alcanzar un acuerdo con Lucciano Moggi , director general de la Juventus en ese momento, para que Pep luciera la camiseta bianconera a partir de la temporada 2001/2002.

Sin embargo, el rumbo de los acontecimientos se torció. La Juventus decidió despedir a su entrenador de entonces, Carlo Ancellotti, que había dado luz verde al fichaje de Guardiola, tras sumar su segundo subcampeonato liguero consecutivo. El club turinés contrató entonces a Marcello Lippi para su banquillo.

A Lippi se le indicó que el club tenía cerrado el fichaje de Guardiola, pero el técnico después de que la Juventus hubiera traspasado aquel mismo verano a Zinedine Zidane al Real Madrid descartó la contratación del catalán porque buscaba jugadores de otro perfil y prefirió apostar por la contratación de Pavel Nedved para su centro del campo.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: