Inicio > Fútbol, Uncategorized > Ruth Malosso, el hombre que llevó a Eusebio al Benfica

Ruth Malosso, el hombre que llevó a Eusebio al Benfica

Durante la última semana el mundo del fútbol ha llorado la muerte de Eusebio, uno de los mejores jugadores del siglo XX. Por ello, se han recordado las gestas que logró tanto con la selección portuguesa como con el Benfica. Todas estas historias fueron gracias a Ruth Malosso, un nombre que no sonará a muchos pero que fue clave tanto en la historia de Eusebio como del fútbol luso. 

A finales de los 50, Eusebio jugaba en su Mozambique natal y sus cualidades futbolísticas llamaron la atención de los dos grandes equipos portugueses del momento: Sporting y Benfica. En cuanto le vieron jugar unos minutos, ambos equipos estaban de acuerdo en que aquel jugador se tenía que enrolar en su equipo y empezaron una batalla por ver cuál de los dos se hacía con sus servicios. 

El Benfica llegó a un acuerdo con los padres del jugador y llevó al jugador a Lisboa para que Bela Guttman, técnico de los encarnados, diera su visto bueno al fichaje tras verle actuar en un par de entrenamientos. Guttman quedó encandilado con Eusebio y dio el ok a su contratación, pero esta no se pudo llevar a cabo porque el Lourenço Marques, equipo al que pertenecía el mozambiqueño, se negó a llegar a un acuerdo con el Benfica.

Ahí vio el Sporting su oportunidad y volvió a pujar con fuerza por Eusebio. Tanto que llegó a un acuerdo, a instancias del propio Eusebio, con el Lourenço Marques. La Federación de Portugal dio su visto bueno al fichaje, pero el Benfica recurrió al justificar que el acuerdo con el jugador lo tenían ellos. 

En un principio, la Federación dio la razón al Sporting, pero debido a la insistencia del Benfica decidió volver a estudiar el caso. Para ello se dio unos días. Sin embargo, entonces Eusebio desapareció. Nadie sabía dónde estaba. La prensa lusa llegó a afirmar que la presión le había superado y que había vuelto a Mozambique. 

Semanas más tarde, la Federación, según denuncia el Sporting tras muchas presiones, dio validez al fichaje de Eusebio por el Benfica. Entonces salió a la luz que había estado escondido como sí fuera un turista en un hotel del Algarve bajo el nombre de Ruth Malosso, para pasar así desapercibido. En su estancia en el Algarve estuvo acompañado todo el tiempo por Domingos Claudino, un dirigente del Benfica del que cuentan las malas lenguas que para asegurarse de que Eusebio no se le escapara se ató con un acuerda al futbolista para que no se le escapara. 

El tiempo demostró que aquella peculiar táctica llevada a cabo con Ruth Malosso valió la pena porque con Eusebio en el campo el Benfica logró los mejores éxitos de toda su historia.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: