Inicio > Fútbol, Uncategorized > La llamada que cambió la vida de Tito Vilanova

La llamada que cambió la vida de Tito Vilanova

VilanovaEl mundo del fútbol se encuentra en estado de luto después de que el pasado viernes se hiciera oficial el fallecimiento de Tito Vilanova. Un hombre que se marchó de la misma manera con la que logró ganarse el respeto de todos: sin hacer mucho ruido.

Sin embargo, la gran mayoría de la gente no se habría enterado de la muerte del ex técnico del Barça de no ser por una llamada que recibió Tito en junio de 2007 y que cambió su vida y la del Barcelona. Por aquel entonces, el club azulgrana ofreció a Pep Guardiola que se hiciera cargo del Barça B.

El filial ‘culé’ pasaba por uno de los peores momentos de su historia tras haber descendido a Tercera División y ésto conllevaba una profunda remodelación en la cantera de la entidad catalana. Sin ir más lejos, el Barcelona C desapareció. Por ello, se ofreció la dirección del Barça B a Guardiola, que aceptó el puesto y la exigencia de ascender al equipo aquella temporada.

La prensa especuló con que Pep iba a llegar al filial azulgrana acompañado de su admirado Juanma Lillo. Se equivocaron. Lo que hizo Guardiola fue acordarse de Vilanova, compañero suyo en La Masía y que conocía de primera mano el fútbol base catalán -algo básico de cara a competir en Tercera, donde apenas había vídeos que analizaran a equipos rivales-, y decidió llamarle para ofrecerle ser su segundo.

Vilanova por aquel entonces era el director deportivo del Terrasa, que militaba en Segunda División B. Justo cuando le llamó Guardiola, el Terrasa le había ofrecido ser el entrenador del equipo para la temporada 2007/2008, algo que le seducía bastante.

Ir al Barça B implicaba ganar menos dinero, descender una categoría y ser segundo entrenador y no primero. Sin embargo, su amor al Barcelona era más grande y no dudó ni un minuto en aceptar la oferta de Guardiola pese a ser consciente de que el Barça en el pasado le había enseñado la puerta de salida hasta en dos ocasiones: primero como jugador y luego como entrenador de la cantera culé.

Para él el Barcelona estaba por encima de eso: era lo máximo. Una anécdota reflejada en el diario ‘El Mundo’ deja bien claro lo mucho que para Vilanova significaba el Barça. Siendo un preadolescente y jugando en el equipo de su pueblo, su entrenador ordenó a Tito que cubriera al mejor jugador del rival. Sorprendentemente, durante el partido Vilanova pasó de las instrucciones de su técnico y sólo se preocupó en tratar de marcar.

Tal fue la obsesión de Tito con anotar que el entrenador finalmente decidió cambiarle porque veía que sus ganas de marcar estaban perjudicando al equipo en labores defensivas. Con Vilanova ya en el banquillo, el entrenador atónito porque Tito hubiera pasado de sus indicaciones le preguntó el por qué de su actuación. La respuesta que recibió fue clara: “Mi madre me había dicho que si marcaba me compraría el chándal del Barça”.

Años más tarde no sólo conseguiría aquel chándal, ya que entró con 15 años en La Masía, sino que obtuvo algo más importante: el corazón y respeto de todo el barcelonismo.

DEP Tito Vilanova, te echaremos de menos

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: