Inicio > Fútbol, Uncategorized > La maldición del Hércules, acaba siempre en Segunda B tras pasar por Primera

La maldición del Hércules, acaba siempre en Segunda B tras pasar por Primera

Hércules CFEl Hércules CF confirmó este pasado fin de semana su descenso a Segunda División B, sólo tres años después de haber militado Primera. Un hecho que demuestra que el club alicantino parece arrastrar una maldición cada vez que desciende de la máxima categoría, ya que las tres últimas veces que lo ha hecho en un tope de 3 años ha acabado en Segunda División B.

La maldición de los blanquiazules comenzó en 1986. El Hércules bajó a Segunda tras militar dos temporadas en Primera. Sin embargo, las cosas en la categoría de plata no le fueron muy bien. En su primera campaña estuvo más cerca de bajar que de luchar por el ascenso, ya que acabó en el puesto 13. Las malas sensaciones que transmitía el equipo se agravaron la siguiente temporada: el Hércules fue decimoctavo y descendió a Segunda B. En dos años pasaron de jugar con los mejores en Primera a pegarse con los más modestos en la categoría de bronce.

La historia se volvió a repetir en la década de los 90. El Hércules logró recuperar en 1996 el puesto que había perdido en Primera en 1986. Sin embargo, nuevamente la alegría en muy poco tiempo se transformó en tristeza. Los blanquiazules sólo duraron una temporada en Primera (96/97) y ahí empezó otra caída a los infiernos. En un año muy irregular, los alicantinos acabaron undécimos la temporada 97/98. Parecía que lo peor que esa campaña no lo podía hacer un equipo diseñado para el ascenso. Se equivocaron. En el curso 98/99 todo lo que podía salir mal fue a peor y el Hércules descendió a Segunda B tras acabar penúltimo. Otra vez dos temporadas después de haber militado en Primera y haber ganado, entre otros, al Barcelona de Ronaldo en el Camp Nou.

El destino con los herculanos ha querido ser de nuevo caprichoso y cruel con ellos. En 2010 regresaron a Primera División y formó un equipo que, con estrellas como David Trezeguet y un presupuesto de 40 millones de euros, parecía que no iba a tener muchos apuros en salvar la categoría. Así lo pareció al menos en el primer tramo de Liga. Sin embargo, pasadas las navidades, con el Hércules en una cómoda décima posición, el club dejó de pagar a los jugadores y el ambiente dentro de la entidad se hizo irrespirable. Algo que provocó el descenso de los blanquiazules a Segunda tras acabar decimonovenos.

El inicio del Hércules en la categoría de plata fue esperanzador. Logró una espectacular racha de victorias en el comienzo del campeonato. Pese a ello, el torneo se le hizo largo y no logró el ascenso directo pero sí meterse en el playoff. Aquí las cosas no le salieron bien y cayó eliminado a manos del Alcorcón en la primera fase. Era el principio del fin. En la temporada 12/13 sólo un espectacular sprint final evitó el descenso a Segunda B, algo que no han podido esquivar esta campaña. Tres años después de jugar en Primera, y ganar al Barcelona de Guardiola en el Camp Nou, de nuevo se ven en la categoría de bronce.

Lo bueno para los aficionados del Hércules es que la historia ha demostrado que los alicantinos siempre vuelven. Está ahora en sus manos que cuando regresen a Primera, que lo harán, disfruten más entre las estrellas y no se entierren tan pronto en las catacumbas del fútbol español.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: