Inicio > Fútbol, Uncategorized > #GraciasXavi

#GraciasXavi

Xavi MundialXavi ha anunciado este martes su retirada de la selección española. Con él se va, probablemente, un trocito importante, si no el que más, de la historia de un equipo de leyenda. Por ello, sólo queda darle las gracias y seguir disfrutando de las últimas gotas de fútbol que nos deje en el Barça.

Desde un principio, Xavi estaba encaminado a hacer historia con España. Ya en las categorías inferiores de la ‘Roja’ se erigió en un líder y comenzó a hacer lo que años más tarde haría en la absoluta: historia. Así logró en 1999 que España, primera vez, se proclamara campeona del mundo. Fue en categoría sub-20.

Poco después llegó la plata en los Juegos Olímpicos del año 2000. Aunque el hombre clave para que Xavi nos diera tantos buenos momentos con la Selección fue Luis Aragonés. El sabio de Hortaleza, haciendo más que nunca honor a su apodo, fue el primero que confió en él como hombre clave y protagonista con España.

Por ello, le dio la batuta del equipo nacional para el Mundial de 2006 pese a que Xavi se había perdido gran parte de la temporada por una grave lesión. España no ganó aquel torneo, pero por primera vez en mucho tiempo dio la sensación de tener un estilo propio al que únicamente la veteranía de Francia, y su propia inexperiencia, pudo parar.

A partir de entonces todos los grandes momentos de España están ligados, inevitablemente, al nombre de Xavi: la asistencia a Fernando Torres en Viena, el balón dirigido a la cabeza de Puyol en Durban o la exhibición en Kiev contra Italia. Xavi ha sido el encargado de llevar la batuta y engrasar esa máquina de hacer fútbol que era España.

Xavi no es tonto y sabía perfectamente que aquello no podía durar siempre, que una retirada a tiempo siempre es una victoria. Por ello, tras el baile a Italia en la Eurocopa de 2012 por primera vez pensó seriamente en dejar el equipo nacional. En aquel torneo Xavi comenzó a dar muestras de que los años no pasan en balde y únicamente jugó a su nivel en la final, lo que se tradujo en el 4-0 con el que acabó la contienda. Aquel fue, probablemente, su último gran partido con España.

Sin embargo ese poderío en el juego nos dejó a todos con ganas de más, quién es el valiente que es capaz de decir no cuando tiene un buen plato de jamón delante, y Vicente del Bosque no fue menos. El charro convenció a Xavi para que siguiera hasta el Mundial, qué mejor sitio para dar tu última clase magistral que en Brasil.

Xavi aceptó y fue convocado para el Mundial. Comenzó de titular contra Holanda y, pese a que fue de lo más destacado en los pocos minutos en los que España dio una imagen digna en el torneo, fue acusado por el bufandismo reinante en España como uno de los grandes culpables de la debacle contra los tulipanes.

Del Bosque accedió a las voces que pedían la cabeza de Xavi y se la concedió. Él, que había sido el que más hincapié había puesto en que jugara el torneo, fue el primero en darle la patada. Por ello, el de Holanda fue su último partido con España aunque el tiempo demostró que la debacle mundialista española no fue culpa de Xavi.

Consciente de que hay señales que son inequívocas, Xavi decide poner punto y final a su etapa con la Selección. Lo es también de su error de no haber hecho caso a su cabeza y haber hecho efectiva esa decisión en 2012 tras el triunfo en la Eurocopa.

Lo peor de esta retirada es que deja la sensación como si Xavi la hiciera teniendo que deber algo a alguien cuando no es así, somos los españoles los que le debemos a él todo lo que nos ha hecho disfrutar y soñar. Los bufandistas no nos podrán quitar eso. Es curioso que los mismos que critican que Xavi ya está acabado y que él no ha sido el motor de esta España de leyenda en cambio sí alaban a futbolistas como Andrea Pirlo. Un jugador con la misma clase que Xavi pero con menos palmarés que el catalán.

Un bufandismo cuyo odio ciega ojos y no para de echar bilis. En cualquier país ahora mismo se veneraría a Xavi como lo que es: un mito, una leyenda. En España no, somos así de ingratos. Un homenaje a Xavi el bufandismo no lo entendería como un homenaje a la mejor España, sino al Barça. Y eso en ciertos sectores no gusta nada.

Ya le echarán en falta cuando los éxitos, como antaño, vuelvan a ser brillantes excepciones más que la maravillosa realidad a la que España nos tenía acostumbrados. Y es que los jugadores de fútbol en ocasiones son como los muertos, sólo hay unanimidad para hablar bien de ellos cuando se les echa en falta.

Yo me niego a ello. Por ello, quiero aprovechar ahora para decir #GraciasXavi. Los verdaderos amantes del fútbol siempre estaremos en deuda contigo.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: