Inicio > Uncategorized > Reina, el portero que quería ser extremo

Reina, el portero que quería ser extremo

Reina jovenPepe Reina ha hecho historia este fin de semana al convertirse en el primer campeón del mundo que ha jugado en los cuatro campeonatos más potentes: Liga (Barcelona y Villarreal), Premier League (Liverpool), Serie A (Napoli) y Bundesliga (Bayern de Múnich). Lo curioso de esta historia es que Reina se hizo portero casi por obligación, ya que él quería ser extremo. Al ahora jugador del Bayern, le gustaba de pequeño más regatear que quedarse en la portería. Sin embargo, Miguel, su padre y que jugó de guardameta con bastante éxito en el Barcelona y el Atlético de Madrid, veía que su hijo tenía condiciones para jugar debajo de los tres palos y le trató convencer para que cambiara de idea.

El seis de abril de 1990 fue clave para que Reina decidiera hacer caso a su progenitor y apostara por ser portero. Aquel día el Barça jugó, y ganó, la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid. Pepe, que por entonces contaba con siete años, acudió al partido que se disputó en Mestalla y tuvo la suerte de poder bajar a los vestuarios.

Allí se encontró con Andoni Zubizarreta, uno de sus ídolos. El vasco le regaló los guantes que había utilizado durante la final debido a que al verle se acordó de que Miguel le había dicho que Pepe algún día iba a ser su “sucesor en el Barcelona”. Ese gesto ayudó a que Reina empezara a tener más claro que su lugar debía de estar en la portería.

Tiempo después, Miguel pidió a Charly Rexach, mano derecha de Johan Cruyff en aquel momento en el club catalán, que hicieran una prueba a su hijo. Éste accedió y quedó impresionado con el actual meta del Bayern. “No me dijiste que era tan bueno. Está fichado”, le dijo Rexach a Miguel, tal y como recogió entonces Mundo Deportivo.

En aquel momento Reina vivía en Madrid, por lo que, al principio, le costó aceptar de buen grado que tenía que dejar en la capital de España a sus padres y hermanos para irse a vivir a Barcelona. Una vez superado ésto, Pepe se adaptó de manera magnífica a La Masía.

Tanto que Louis Van Gaal decidió convocar al portero con el primer equipo en el último partido de Liga de la temporada 98/99 en La Romareda contra el Real Zaragoza, cuando estaba cerca de cumplir 17 años. Sin embargo, el debut con el primer equipo tuvo que esperar hasta el 2 de abril del año 2000, cuando entró en un Celta-Barcelona sustituyendo al lesionado Richard Dutruel y se convirtió en el segundo portero, tras Ricardo Zamora, en debutar más joven en el club culé, ya que entonces contaba con 18 años. Ahí empezó a escribir su gran historia.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: