Inicio > Fútbol, Uncategorized > El viaje en el que Berlusconi decidió comprar el Milan

El viaje en el que Berlusconi decidió comprar el Milan

berlusconiSilvio Berlusconi no hay ninguna duda que es una de las personalidades más importantes de la historia del Milan. Por ello, se va a hacer raro cuando el próximo 13 de diciembre dejé la presidencia de los rossoneri para siempre. Por eso en este post vamos a repasar los orígenes de ‘Il Cavalliere’ en el club lombardo.

Una de las razones por las que Berlusconi decidió comprar el equipo milanista, además de porque él era hincha suyo desde pequeño, fue como homenaje a su padre, que también tuvo el corazón marcado por los colores rojo y negro. “El verdadero significado del Milan para mí es que me recuerda a la infancia, me recuerda a mi padre. Hablábamos casi cada noche, cuando él volvía del trabajo. Cuando me preguntaba por la escuela y las tareas, yo intentaba reconducir la conversación sobre el Milan. En esa época no era un gran club, no ganaba nunca nada. Pero de alguna manera me proyectaba a ese equipo. Me identificaba con cada jugador. Fantaseaba. Cuando en 1986 me propusieron comprarlo, pensé enseguida en mi padre, y me decidí. Compré el Milan también por esto”, relata en su biografía titulada My way’ (‘Mi camino’).

Sin embargo, en el mismo libro Adriano Galliani, la eterna mano derecha de Berlusconi en el Milan, confiesa que él le desaconsejó que comprara el club y que fue en un vuelo en el que Silvio se decidió a dar el paso a comprar el club de sus amores: “Estábamos juntos en la casa de Berlusconi en St. Moritz (comenta Galliani). Era la casa que perteneció al Rey de Persia, fue ahí cuando Berlusconi tomó la decisión. Yo se lo desaconsejaba, porque sabía el dinero que hacía falta para tener la propiedad de un club. Le dije que era una grandísima idea, pero que haría falta una gran suma de dinero. Pero no me respondió. Tomamos un jet privado desde St. Moritz a Milán, solo tres: Confalonieri, él y yo, el resto en silencio todo el tiempo”.

“Luego, mientras estábamos por aterrizar en el aeropuerto de Linate, tras 40-45 minutos de vuelo durante el cual Berlusconi no abrió la boca, empezó a hablar. Durante todo el vuelo estuvo pensando sobre mi consejo de estar muy atento, o quizás al entusiasmo de su amigo de juventud Fedele Confalonieri, que en ese punto estaba a favor de la compra, fue ahí cuando Berlusconi anunció su decisión: ‘Vamos a comprar el Milan’”, añade.

Siendo un animal televisivo, a Berlusconi no se le ocurrió mejor idea que presentar su primer Milan, el de la temporada 86/87, con un auténtico show: “Yo era un hombre del espectáculo, de la televisión. Por tanto pensé que haría falta algo insólito, clamoroso, algo que hiciera noticia, algo distinto. Cuando decidí presentar al equipo en el Arena de Milán, me vino a la mente la escena de Apocalypse Now donde los helicópteros llegaban desde lo más alto. Así me vino a la idea hacer que salieran los jugadores, elegantes con su nuevo traje, de los helicópteros, saludando a las masas, mientras yo había escrito un discurso sobre el orgullo que encontré”.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: