Archivo

Archive for 24 julio 2017

Villar, Kennedy, Laporta y Pedraz

julio 24, 2017 Deja un comentario

El futbol español está en estado de shock desde que el pasado martes 18 julio Ángel María Villar fuera detenido y pusiera así fin, casi de manera definitiva a 29 de años, al frente del fútbol español. Un tiempo que ha estado marcado por la tiranía con la que el dirigente vasco ha llevado la Federación.

Sin embargo, pocos recuerdan que Villar, nada más ser elegido como presidente de la federación española, ya dejó claras sus intenciones: la Federación debía de estar a su servicio y no al revés.

Fue el 29 de julio de 1989. Villar se convirtió en el presidente más joven en la historia de la Federación Española, tenía 38 años, tras una dura campaña de dos meses en las que tuvo como rivales a Eduardo Herrera y a Manuel Meler. Este último se retiró el mismo día de los comicios y el duelo en las urnas lo dirimió con Herrera, al que se impuso por 216 votos frente a 182.

Nada más ser elegido en su puesto, Villar parafraseó a John Fitzgerald Kennedy diciendo las siguientes palabras: “No penséis lo que os va a dar el Gobierno, sino lo que vosotros le podéis dar al Gobierno”.

Visto con la perspectiva del tiempo, nadie puede negar que el vasco no fuera con la verdad por delante aquella noche: a lo largo de su mandato como presidente se preocupó más de lo que le podían dar los demás a la Federación que al revés.

De hecho, en todos estos años de tiranía del ‘Villarato’ solo estuvo una vez en la cuerda floja con opciones reales de perder su asiento privilegiado. En 2004 Gerardo González, ex secretario general de la Federación con el propio Villar, le disputó muy seriamente las elecciones a la presidencia.

La gran baza de González era que contaba con el apoyo de los clubes tanto de Primera como de Segunda División, la Liga de Fútbol Profesional al completo. Sin embargo, este apoyo a última hora se resquebrajó e hizo perder mucha fuerza a su candidatura. Uno de los que bajó del barco de González casi con la papeleta en la mano fue Joan Laporta, entonces presidente del Barça.

Laporta negó su apoyo a González porque consideraba a Villar un candidato “equidistante” y a González le veía muy en sintonía con el Real Madrid.Villar no se puede decir que sea del Madrid ni que sea del Barça, mientras que el otro candidato se había manifestado muy próximo a uno de nuestros rivales directos en la Liga (Real Madrid)”, señaló.

Villar ganó finalmente aquellas elecciones tras obtener 98 votos, por los 78 que obtuvo su adversario. Parecía que si entonces no había caído no lo iba a hacer nunca. Así fue hasta esta pasada semana, en la que se puso fin a 29 años en los que se pasó de parafrasear a Kennedy, ser salvado por Laporta a ser detenido por orden del juez Santiago Pedraz.

*Jorge Pérez no fue candidato a la presidencia de la Federación Española en 2017 debido a que no presentó los avales.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas:

Belfast Celtic, el equipo al que dejaron morir por ser católico

julio 17, 2017 Deja un comentario

El pasado viernes el Celtic de Glasgow empezó con buen pie su andadura por la actual Liga de Campeones tras imponerse por 0-2 al Linfield norilardés. Un triunfo que sirvió a los escoceses para poner pie y medio en la siguiente ronda y para honrar a un equipo del que ya no muchos se acuerdan: el Belfast Celtic.

Irlanda del Norte vive desde hace unos años un periodo de paz en el que la tiranía del IRA que gobernaba las calles con mano de hierro parece, al menos sobre el papel, haber quedado en el pasado. Un pasado que también arrastra un cadáver deportivo: el Belfast Celtic.

El club norilandés fue fundado en 1891 y lucía una camiseta verde con rayas horizontales, al igual que sus homónimos del Celtic de Glasgow. Una de las señas de identidad de este equipo es que representaba a los católicos nacionalista, algo que en un país de mayoría protestante unionista no sentó nada bien.

De hecho, en gran parte de la sociedad norilandesa no sentó nada bien que el Belfast Celtic se convirtiera pronto en un símbolo del país. Es más, fue el primer equipo de Irlanda del Norte en jugar un partido internacional fuera de su propio país al hacer a principios del siglo XX una gira por la ya extinta Checoslovaquia.

La popularidad del Belfast Celtic llegó a ser tal que en muchos partidos llegó a congregar hasta a 40.000 personas, una cifra inalcanzable hoy en día en cualquier partido de la liga local. Sin embargo, tal y como comentaba antes, en una sociedad formada en su mayoría por protestantes y unionistas no sentaban nada bien sus triunfos.

Es por ello, que los duelos con el Linfield, su eterno rival, se convertían en una batalla en todos los sentidos. Era una especie de Old Firm escocés pero aún más salvaje. Buena muestra de ello fue el histórico partido que protagonizaron ambos equipos en el Boxing Day de 1948 en Windsor Park.

El Belfast Celtic iba ganando el partido hasta que en el último minuto el Linfield logró llevar las tablas al marcador. La locura se desató entre la hinchada del equipo que acaba de lograr la igualada que saltó al terreno de juego a celebrar el empate y a pegar a los jugadores del Celtic.

Sí, has leído bien, a pegar. El defensa Robin Lawler y el portero Kevin McAlinden recibieron heridas graves, pero la peor parte se la llevó el delantero Jimmy Jones, al que pegaron hasta dejaron inconsciente y al que rompieron una pierna. Fuera del estadio también hubo una auténtica cacería contra los hinchas del Celtic y lo peor de todo es que los hechos sucedieron ante la permisiva mirada de la policía local.

Después del partido, todavía con el miedo en el cuerpo, el Belfast Celtic decidió irse a Estados Unidos a realizar una gira. Su etapa por Norteamérica fue la última en la que compitieron como equipo, ya que a su vuelta a Irlanda del Norte la directiva optó porque el equipo dejara de jugar los torneos locales por miedo a que tanto algún jugador como aficionado volviera a sufrir acciones como en las del Boxing Day de 1948.

Con su desaparición dijo adiós un club que ganó 14 ligas y 8 copas. Por ello, el triunfo del Celtic de Glasgow del pasado viernes contra el Linfield no fue una victoria más, fue un homenaje al Belfast Celtic al que aquella sociedad norilandesa no respetó y dejó morir.

Categorías:Fútbol, Uncategorized

La grave crisis del fútbol escocés

julio 10, 2017 Deja un comentario

Las competiciones internacionales europeas a nivel de clubes ya han comenzado en Europa pese a que el mes de julio no haya hecho más que comenzar. La primera ronda de la Europa League, además, ha dejado constancia de algo que con el paso de los años empieza a dejar de sorprender: la debacle del fútbol escocés, que marcha cuesta abajo y sin frenos.

Y es que a estas alturas de la temporada los británicos ya suman dos equipos eliminados en competición continental: Glasgow Rangers y St Johnstone. Especialmente llamativa ha sido la del Rangers. Había muchas ilusiones puestas en volver a ver al conjunto protestante en Europa después de resurgir como un Ave Fénix y pasar en unos años de competir en las catacumbas del fútbol escocés a finalizar en tercera posición el campeonato local la pasada campaña.

El Rangers, subcampeón de la UEFA en 2008, se las prometía muy felices después de que en el sorteo le tocara el Progrès Niederkorn. Y es que el conjunto de Luxemburgo en el momento del sorteo no había ganado ningún partido de competición europea en toda su historia. El 1-0 de la ida, pese a no ser tan abultado como se hubiera esperado, hacía presagiar que los protestantes pasarían a la segunda ronda.

Nada más lejos de la realidad, ya que en el partido de vuelta el Progrès Niederkorn no solo hizo historia por lograr su primer triunfo continental, también lo hizo por eliminar al Rangers tras derrotarle por 2-0. Esta eliminación dejó en shock a toda Escocia, que asustada empieza a ver como este tipo de catástrofes empieza a ser habitual en su fútbol.

De hecho, el St Johnstone también dijo adiós en la última semana a la Europa League. El conjunto dirigido por Tomy Wright no fue capaz de eliminar al Alashkert armenio, que echó a los escoceses de la segunda competición continental tras caer 2-1 en la ida y ganar por 1-0 en la vuelta.

En las últimas cinco temporadas el único equipo escocés que ha llegado a la fase de grupos de una competición europea, ya sea Liga de Campeones o Europa League, ha sido el Celtic. Una muestra más de que caer contra equipos de Luxemburgo o Armenia ya no es una casualidad, más bien una dramática realidad.

Es más, el Celtic, gran bastión del fútbol escocés en las últimas campañas, tampoco se ha evitado sonrojos las últimas temporadas. El más llamativo fue la derrota que sufrió a manos del Lincoln Red Imps de Gibraltar (1-0) en la ida de la primera ronda de clasificación de la Champions. Una competición en la que los católicos la temporada pasada volvieron a competir en la fase de grupos después de no hacerlo desde el año 2013. La derrota contra los llanitos fue calificada por la BBC como la “más humillante” de toda su historia

El propio Celtic inicia su andadura en la máxima competición continental esta semana jugando contra el Linfield norirlandés. En tanto, el Aberdeen debutará en la segunda ronda de la Europa League contra el Široki Brijeg bosnio. ¿Serán capaces ambos de llegar a la fase de grupos o seguirá la caída en picado del fútbol escocés?

 

*A la selección escocesa casi mejor que ni mencionarla, pues no disputa la fase final de un torneo importante desde que jugara el Mundial de Francia 98.