Buscar resultados

Keyword: ‘BAYERN’

El día que el Bayern metió nueve goles al Real Madrid

abril 10, 2017 Deja un comentario

Esta semana vuelve la Liga de Campeones con la ida de los cuartos de final. Uno de los duelos estrella de esta ronda es sin duda el Bayern de Múnich – Real Madrid, por ello en este post vamos a recordar la derrota más sonrojante de los blancos contra los bávaros.

Fue el cinco de agosto de 1980. Aquel día ambos equipos se vieron las caras en un amistoso en Alemania y el Bayern le sacó los colores a su rival endosándole un humillante 9-1. Los germanos fueron una auténtica apisonadora durante todo el choque, especialmente durante la primera parte, ya que se fueron al descanso con un 7-0.

El Bayern dejó de pisar el acelerador en la segunda parte y los merengues maquillaron el marcador con un gol de Cunningham (7-1). Sin embargo, los bávaros no habían dicho su última palabra en el encuentro y le pusieron la guinda a una humillación histórica con dos goles más: uno de Rummenige y otro de Rautianen.

“El resultado es un desastre. No se puede encontrar una explicación. Ni yo mismo, ni ninguno de mis jugadores, pueden aún explicarse cómo nos pudieron meter siete goles en cuarenta y cinco minutos. Era como en una película: cada vez que atacaban nos metían un gol. Y eso que Mariano García Remón salvó dos o tres goles cantados. Lo único que puedo decir son dos cosas. Una, que salimos con cierta precaución a no jugar excesivamente al ataque, pero, por otro lado, los jugadores estaban en el campo demasiado cómodos, muy confiados, casi como si el rival no contase”, señaló Vujadin Boskov, técnico del Madrid en esos momentos.

El entrenador de los blancos también dejó una frase para el recuerdo: “Prefiero perder un partido por nueve goles a nueve por un gol”. En el partido se notó mucho que el Bayern llevaba desde primeros de julio de pretemporada mientras que el Real Madrid había iniciado su preparación a finales de mes.

De hecho, la pretemporada de los germanos fue espectacular, ya que jugaron doce partidos, que ganaron todos, firmando unos números de 91 goles a favor y 12 en contra, lo que supone una media, aproximada, de 7-0 por partido disputado.

El Bayern acabó la temporada ganando la Bundesliga. En tanto, el Real Madrid no ganó ningún título pero llegó, y perdió, la final de la Copa de Europa esa temporada (1-0 vs Liverpool). De todos modos, parece muy difícil que este miércoles se repita el 9-1 del amistoso de 1980.

Barcelona, ciudad maldita para el Bayern

abril 29, 2013 2 comentarios

El pasado martes el Bayern de Múnich dejó muy tocado al Barça. Y es que el 4-0 que endosaron los alemanes a los ‘culés’ dejó a los hombres de Jupp Heynckes más cerca de la ansiada final de la Liga de Campeones. Sin embargo, los azulgranas no deben de tirar la toalla aún.

Primero porque si hay un equipo capaz de lograr una gesta como la de dar la vuelta a una eliminatoria que se da casi imposible son ellos, y segundo porque el Bayern ha sufrido grandes reveses las tres últimas veces que han visitado la capital catalana.

La maldición del conjunto bávaro con Barcelona comenzó en 1999. En aquel año, el conjunto de Múnich alcanzó la final de la Liga de Campeones, que se celebró en el Camp Nou. El rival de los alemanes para levantar la ‘orejona’ fue el Manchester United.

Con el partido ya en el minuto 90, los hinchas del Bayern ya celebraban el triunfo de su equipo, que se imponía por 1-0 y hasta ya hacía los típicos cambios para perder tiempo. Sin embargo, en un tiempo añadido de locura el United logró darle la vuelta al marcador y dejar al Bayern sin ‘Champions’.

Las imágenes de Pierluigi Collina, árbitro del encuentro, tratando de levantar a los jugadores germanos es aún una de las mayores pesadillas que reviven los muniqueses cuando pisan el Camp Nou.

La siguiente vez que el Bayern visitó el coliseo azulgrana fue en 2006, lo hizo para enfrentarse al Barcelona con motivo del torneo Joan Gamper, en el que cada año el Barça se presenta ante su afición. En aquel año los hinchas azulgranas llegaron al delirio al ver como el equipo dirigido por Frank Rijkaard ganaba por 4-0 a los alemanes, resultado que, de repetirse este miércoles, llevaría la eliminatoria a la prórroga.

La última vez que el Bayern visitó el Camp Nou fue en 2009, para enfrentarse al Barça en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Los ‘culés’ nunca habían ganado a los germanos en la máxima competición continental y acabaron con esta racha a lo grande, puesto que derrotaron al Bayern por 4-0.

Además, Tito Vilanova haría bien en repasar aquel partido, ya que los cuatro tantos azulgranas llegaron en la primera mitad, por lo que la gesta no es ni mucho menos imposible.  Puede que haya quien piense que ésto no son más que puros datos y que es imposible que se de la vuelta a la eliminatoria, pero el Bayern no pernoctará en el Hotel Juan Carlos I, donde lo hizo las tres anteriores ocasiones, por miedo a que la maldición siga viva.

Curiosamente, el Real Madrid enseñó el año pasado el camino de la remontada a los ‘culés’, y es que en la vuelta de las semifinales de la ‘Champions’ de la temporada pasada los blancos marcaron dos goles en 16 minutos. Una media goleadora con la que soñar con la que remontada. Y es que remontar el 4-0 es difícil pero imposible.

“La única batalla que se pierde es la que se abandona”

AC Pisa, una defensa de primera y una delantera de tercera

marzo 27, 2017 Deja un comentario

Se suele decir que todos los grandes equipos se empiezan a construir desde atrás, ya que un equipo que se suele mostrar sólido en defensa no suele dejar escapar muchos puntos. La excepción que confirma la regla es el AC Pisa, uno de los equipos que menos goles encaja en toda Europa pero que menos rentabiliza su solidez defensiva.

Y es que contabilizando la primera y segunda categoría de las mejores competiciones europeas (España, Inglaterra, Alemania, Italia, Francia y Portugal), únicamente Juventus, Bayern de Múnich, Oporto y Benfica muestran unos números defensivos mejores a los que promedia el AC Pisa.

El conjunto transalpino ha encajado 22 goles en los 32 partidos que ha disputado hasta la fecha, por lo que promedia una media de 0,67 tantos en contra por partido. Sus números son especialmente espectaculares en casa, ya que en 15 encuentros únicamente ha tenido que sacar en seis ocasiones el balón del fondo de sus redes.

Sus números como visitante, en cambio, son más terrenales, pues ha recibido 16 goles en 17 choques. Con esos números cualquiera pensaría que el AC Pisa debería estar luchando en la zona noble de la tabla. Sin embargo, los Torri actualmente están en el penúltimo lugar de la clasificación debido a que todo lo que ganan con su sólida defensa lo pierden con un ataque al que le cuesta horrores hacer gol.

De hecho, el AC Pisa únicamente ha marcado 19 goles en toda la temporada, que se reparten en los ocho que ha hecho en casa y los once que ha materializado fuera. De esta manera, los Torri no han podido escalar muchas posiciones en la tabla debido a que han sumado hasta la fecha 17 empates, seis victorias y nueve derrotas.

El técnico del Pisa es Genaro Gattusso, que como jugador nunca destacó precisamente por ser un prodigio en ataque, más bien todo lo contrario. Pese a ello, los Torri tienen únicamente a tres puntos los puestos que otorgan la permanencia, gran objetivo del club para este curso. Tendrán que afinar puntería en ataque, ya que están perdiendo con un ataque de tercera todo lo que ganan con una defensa de primera.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: , ,

Los insultos y amenazas del último Real Madrid – Napoli

febrero 13, 2017 Deja un comentario

napoles_maradonaEsta semana regresa, al fin, la Liga de Campeones con los duelos de ida de octavos de final. Entre ellos destaca el que disputarán el próximo miércoles en el Santiago Bernabéu Real Madrid y Napoli. Un duelo que estuvo repleto de tensión, insultos y amenazas la última vez que se vieron las caras ambos equipos en la máxima competición continental.

Fue en la temporada 87/88. Por aquel entonces, la Copa de Europa, aún no había sido bautizada como Liga de Campeones, únicamente la disputaban los campeones de liga y el formato de competición era de eliminatoria directa con un sorteo sin condicionantes. Vamos, igualito que ahora.

Esto provocó que en la diosa fortuna deparara en la primera eliminatoria un Real Madrid – Napoli o lo que era lo mismo: el campeón de España contra el de Italia y el que perdiera decía adiós a Europa en septiembre. La ida se disputó en el Santiago Bernabéu el 16 de septiembre de 1987 en un partido que aún se recuerda entre los blancos debido a que se tuvo que disputar sin público, a puerta cerrada, debido a que la UEFA había sancionado al Madrid por los incidentes sucedidos en la temporada anterior contra el Bayern de Múnich con el ‘loco del Bernabéu’ como protagonista.

En la previa del partido, Diego Armando Maradona se mostró muy molesto cuando la prensa le preguntó si el Napoli tenía miedo a jugar en Chamartín, que iba a cumplir su partido número 100 en competición continental:  “Ni Maradona ni el Nápoles tienen miedo a nadie. Parece ser que alguien le está faltando el respeto al Nápoles, y nosotros no somos ni el Sporting ni el Zaragoza. El Nápoles es el actual campeón de la Liga y la Copa de Italia”.

El partido, tal y como relataron los periodistas que cubrieron el partido, resultó muy tenso y duro. De ahí que, debido a que no había ruido ambiental, se pudiera escuchar los comentarios que se hicieron los jugadores unos a otros en el terreno de juego. “A ése habría que partirle la cabeza” o “en Nápoles nos veremos”  fueron algunas de las perlas más suaves que se dijeron los futbolistas. Es más, las crónicas posteriores al partido desvelan que los futbolistas llegaron a cruzarse salivazos en pleno túnel de vestuarios.

De hecho, Salvatore Bagni, se quejó después del encuentro que Leo Beenhakker, técnico de los blancos, le insultó a él y al resto de jugadores del conjunto italiano: “Beenhakker me ha llamado mafioso, a mí y a todos mis compañeros”.

Todo esto provocó que para el partido de vuelta hasta Maradona tuviera que pedir calma a sus propios aficionados debido al ambiente de tensión que se había originado y que provocó que el Real Madrid tuviera en Italia casi la misma seguridad que un jefe de estado. Pero esa es otra historia que, quizás, sea mejor recordar más adelante y ahora nos toque disfrutar del partido de este miércoles.

Schweinsteiger, el esquiador que se dedicó al fútbol

agosto 29, 2016 Deja un comentario

SchweinsteigerEl verano de 2016 no ha sido el mejor para Bastian Schweinsteiger. Repudiado por Jose Mourinho en el Manchester United, también dejó la selección alemana, con la que no pudo ganar la Eurocopa de Francia. Es por ello que, quizás, en los últimos meses haya pensado que podía estar mejor de esquiador que de futbolista.

No hay que olvidar que, años atrás, la carrera de Bastian parecía más encaminada a ser esquiador que futbolista. De hecho, el futbolista germano nació en un ambiente propicio para ello.

Creció en Oberaudorf, un pueblo en las laderas de los Alpes en las que lo más redondo que había eran las bolas de nieve. Por ello, los esquíes se convirtieron pronto en su mejor amigo. De hecho, se hinchó a ganar carreras y campeonatos.

En algunas de ellas tuvo como rival a Felix Neureuther, un esquiador alemán que ha llegado a ser profesional y competir en los Juegos Olímpicos de invierno pero que nunca pudo derrotar a Schweinsteiger en una competición.

La vida de Bastian iba pues encaminada a ser esquiador hasta que unos millonarios se instalaron en Oberaudorf y decidieron crear un campo de fútbol en el pueblo. Ahí fue donde le inocularon el ‘veneno’ del balón.

Schweinsteiger comenzó a jugar, y destacar, en el Rosenheim. Algo que compaginó con los esquíes hasta que de preadolescente el Bayern se cruzó en su camino. El equipo muniqués le hizo una oferta para incorporarse a sus equipos inferiores, pero había una condición: tenía que dejar esquíes.

Tras mucho pensarlo, decidió apostar por el fútbol. No hay duda que no se equivocó, aunque también es verdad que tras un verano como el actual quizás en algún momento haya pensado que, quizás, habría llevado una vida más tranquila de esquiador.

El error que no quiere repetir Guardiola

guardiolaEsta semana se disputa la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones y, tras lo visto en la ida, el Bayern de Múnich -Atlético de Madrid se presenta apasionante. Especialmente porque Pep Guardiola está obsesionado con no repetir el partido que hizo contra el Real Madrid en 2014.

En aquella eliminatoria contra los blancos, el Bayern, al igual que sucedió el pasado miércoles en el Vicente Calderón, perdió por 1-0 en la ida de las semifinales. Los germanos, pese a la derrota, no realizaron un mal partido. Simplemente no estuvieron acertados en el remate, ya que llegaron a hacer hasta 18 tiros.

Sin embargo, la prensa alemana fue muy dura con el Bayern en general y con Guardiola en particular. Criticaron el estilo de juego de los muniqueses y pidieron que para la vuelta jugarán a un estilo más alemán, más a tumba abierta en busca del gol. Pese a ello, tal y como relata el libro ‘Herr Pep’, el técnico catalán tenía claro que iba a afrontar la vuelta jugando un 3-4-3 con el que reforzar el centro del campo y estar así más protegidos de los contragolpes del Real Madrid.

Pasaron los días y Guardiola cambió de idea. No había trabajado lo suficiente con el equipo el juego con tres defensas y prefirió no arriesgar en uno de los partidos más importantes del año. Entonces lo tuvo claro: para la vuelta iba a jugar el 4-2-3-1 con el que solían competir en la Bundesliga y que tan buenos resultados les había dado en el campeonato doméstico.

Sin embargo, el Bayern y su entorno se obsesionaron con la remontada, casi con marcar el segundo gol antes de hacer el primero. Guardiola se dejó contagiar por ese ambiente y el día del partido contra el Madrid en Múnich sorprendió con el planteamiento táctico que presentó: 4-2-4. Ofensivo a más no poder.

“Chicos, no se trata de salir y disfrutar. Esta vez hay que salir y morder. Hay que ir a por todas. Sois alemanes. Sed alemanes. Morid en el campo”, alentó Pep a sus jugadores antes de empezar el choque. Tanta ganas de épica y hombres de ataque provocaron que el equipo se descompusiera en el centro del campo y el Real Madrid logró el pase a la final de Lisboa tras imponerse por 0-4.  “Toda la temporada negándome a poner el 4-2-4. Todo el año resistiéndome. Y lo pongo el día más importante… Menuda cagada…”, reconoció Guardiola a sus más íntimos tras aquella eliminatoria.

Por ello, tras el 1-0 del Vicente Calderón, Pep está obsesionado en no repetir los errores de 2012. ¿Será capaz el próximo martes?

La revancha de Manuel Pellegrini

abril 25, 2016 Deja un comentario

Esta semana vuelve la Liga de Campeones. Uno de los duelos que más morbo crea es el Manchester City – Real Madrid, especialmente porque Manuel Pellegrini, técnico de los Citizens, tiene la oportunidad de dejar fuera al equipo que dirigió en la temporada 2009/2010 y en el que no fue muy bien tratado.

Si bien es cierto que la temporada de Pellegrini al frente del equipo blanco no fue la mejor, quizás recibió demasiadas críticas y no se le dejó trabajar lo suficiente, ni con sus ideas, como para poder sacar un rendimiento óptimo de la plantilla madridista. Para empezar, en plena pretemporada fue ninguneado por parte de Florentino Pérez cuando el máximo mandatario blanco decidió traspasar a Wesley Sneijder al Inter de Milán y a Arjen Robben al Bayern de Múnich en contra de la opinión del chileno. El tiempo le dio la razón a este último, pues los dos jugadores holandeses fueron de los más destacados en el curso 2009/2010.

También hay que señalar que el Madrid el verano de la llegada de Pellegrini hizo hasta ocho fichajes, todos de un altísimo nivel eso es cierto, y, por muy Real Madrid que seas, todos requerían de un periodo de adaptación. Además, hay que señalar que, al poco de comenzar la temporada, Cristiano Ronaldo se lesionó durante un mes y los blancos supieron sobrevivir bien sin el luso, algo que ahora se antoja complicado.

El Real Madrid finalizó segundo La Liga, solo superado por el brillante Barcelona de Pep Guardiola que se encontraba haciendo historia en esos momentos, tras firmar 96 puntos, el mejor registro hasta entonces en el club de Chamartín. En Champions el club madrileño cayó en octavos de final a manos del Olympique de Lyon. Si bien es cierto que todos esperaban más del Madrid en la competición, es cierto que el Real Madrid, contando la temporada del chileno, llevaba seis años seguidos cayendo en octavos de final de la máxima competición europea. La prueba de que no es tan sencillo llegar lejos en Europa en un gran club es que José Mourinho, por poner un ejemplo, también cayó en octavos de final de la Champions en su primera campaña en el Inter.

El mayor lunar de Pellegrini en el Real Madrid fue la derrota por 4-0 contra el Alcorcón, entonces en Segunda B, en la Copa del Rey que acabó dejando a los blancos fuera del torneo del KO a las primeras de cambio tras un ridículo histórico. Ridículo que hicieron otros también en sus primeras campañas, como el 5-0 que encajó un técnico luso contra su máximo rival, por poner otro ejemplo, pero que no recibieron tantas críticas como las que tuvo que encajar Pellegrini.

La prensa estuvo todo el año pidiendo su cabeza, haciendo un infierno de su paso por Chamartín, con titulares del tipo: “Líderes a pesar de Pellegrini”, “Estas despedido, Manolo” o “Los candidatos (a relevar a Pellegrini) tienen algo en común: son técnicos ganadores”. 

Aquí os dejo un resumen de la dureza con la que la prensa trató a Pellegrini en su año en el Santiago Bernabéu:

MARCA PELLEGRINI

MARCA PELLEGRINI2

MARCA PELLEGRINI3

MARCA PELLEGRINI4

MARCA PELLEGRINI5

MARCA PELLEGRINI6

MARCA PELLEGRINI7

MARCA PELLEGRINI 8

¿Se motivará Pellegrini con estas portadas para este martes? Desde luego que nadie podrá reprochárselo

El sueño del Norwich del 93

abril 18, 2016 Deja un comentario

Norwich-City_2193923aCada semana que pasa deja la sensación de que que el Leicester está más cerca de conseguir la machada de ganar la Premier League. Un logro que podría considerarse como histórico, ya que la Premier League ha sido dominada en los últimas décadas por los considerados como equipos top (United, Chelsea, City, Arsenal…) y parecía imposible para cualquiera entrar en esa amalgama de equipos. El caso más parecido que se recuerda en el torneo inglés al que están protagonizando los ‘zorros’ de Claudio Ranieri fue el del Norwich de 1993, que rozó el título.

Seguro que muchos de los que están leyendo estas líneas consideran que me estoy olvidando del Blackburn Rovers de 1995, que, si bien es verdad que el título que conquistó en 1995 fue tan histórico como sorprendente, fue un conjunto diseñado para ganar la Premier a base de muchos millones. Esto último es lo que les diferencia del Leicester actual o el Norwich del 93, equipos que, en un principio estaban hechos para pelear por evitar el descenso.

Al igual que pasó con el Leicester, el verano de aquel Norwich también fue bastante movidito. La afición de los ‘canarios’ estaba bastante molesta con el equipo después de que este último en la anterior campaña salvara la categoría por los pelos, acabó tres puntos por encima del descenso tras haber ganado únicamente ocho partidos.

Para colmo de ellos, en ese verano Robert Fleck, la estrella y máximo goleador del equipo, fue vendido al Chelsea y el club nombró como entrenador a Mike Walker, que casi no contaba con experiencia como entrenador y que venía de dirigir al filial del Norwich. Todo hacía presagiar que si ya habían sufrido el año anterior en la actual campaña, la 92/93, temporada en la que se disputó la primera edición de la Premier League, lo iban a pasar peor que nunca.

Sin embargo, el equipo desde el primer partido de liga dio un golpetazo sobre la mesa y disipó todas las dudas tras imponerse al Arsenal por 2-4 en Highbury tras levantar un 2-0 adverso al Arsenal. El equipo se lo creyó y llegó a liderar la tabla con ocho puntos de ventaja antes de las navidades. Sin embargo, el equipo comenzó a acusar la presión de estar en lo más alto de la tabla  y perdió el liderato en favor del Manchester United.

Norwich vs United 93Las pocas opciones de levantar la Premier pasaron entonces por volver a engancharse a la lucha por el título ganando a los ‘Diablos Rojos’ en casa. Sin embargo, el Norwich perdió 1-3 a manos del United de Eric Cantona y en abril de 1993 el sueño de levantar el título llegó a su fin. El equipo acusó el golpe, pues hizo un final de campaña un tanto irregular y finalmente acabó la temporada en tercera posición, que entonces pudo sonar un tanto decepcionante debido al gran número de jornadas en las que lideraron la tabla pero que es hasta la fecha la mejor clasificación que ha obtenido el Norwich en la Premier.

No todos los cuentos tienen final feliz, aunque aquel tercer puesto le valió al Norwich para jugar la Copa de la UEFA la temporada siguiente y protagonizar otra enormes machada, la de eliminar al todopoderoso Bayern de Múnich.

Cuando Red Bull trató de abrirse paso en el fútbol español

noviembre 9, 2015 Deja un comentario

Red Bull FútbolRed Bull es una de las marcas más importes del mundo y gran parte de su éxito viene de la importancia que ha adquirido gracias al patrocinio deportivo. Pese a que la mayor parte de su presupuesto la dedica a deportes minoritarios, en la última década ha apostado muy fuerte por modalidades que mueven un importante número importante como son la Fórmula 1 o el fútbol. Precisamente con este último trataron, sin éxito, desembarcar en España.

Fue en el año 2008. Red Bull ya contaba por entonces con un equipo en Europa, concretamente en Salzburgo, Austria. Sin embargo, desde la empresa de la bebida energética querían tener un equipo en una liga más potente que les permitiera a medio plazo convertirse en un equipo habitual de la Champions. Al fin y al cabo no hay mejor publicidad que la de estar un mínimo de seis partidos en la competición de clubes más importantes del mundo.

En esas se fijaron en el Mallorca. El conjunto bermellón pasaba por una crisis institucional y sus directivos buscaban vender el club. Red Bull se interesó por la situación del club balear y la prensa llegó a publicar que estaban dispuestos a pagar entre 50 y 80 millones de euros por hacer con el conjunto isleño.

De hecho, Franz Beckenbauer animó públicamente a la marca a llevar a cabo la operación: “Comprar el Mallorca supone una gran oportunidad para llamar la atención y posicionar la marca Red Bull en la mejor liga del mundo. La decisión la debe tomar Dietrich Mateschitz (propietario de Red Bull) y nadie más. Si él lo ve con buenos ojos, ¿por qué no hacerlo? Entiendo que Mateschitz quiera comprar el Mallorca porque de este modo será más fácil conseguir jugar la Liga de Campeones. Con el Salzburgo, en cambio, siempre lo tendrá muy difícil para pasar de la fase previa de clasificación”.

Sin embargo, finalmente la inversión no se llevó a cabo por dos factores. El primero fue que los propietarios del Mallorca nunca llegaron a creer que el interés del Red Bull fuera del todo en serio y, por ello, veían con mejores ojos la propuesta que les hizo el británico Paul Davidson, que al final resultó un fracaso.

El otro factor importante que echó al Mallorca un poco atrás para sentarse a negociar de manera más directa con Red Bull fue que muchos aficionados que, si bien se mostraban ilusionados porque el nuevo propietario estaba dispuesto a invertir mucho dinero a medio plazo en el club por meter a los bermellones en Champions, se mostraban contrariados a la idea de que el equipo pasase a llamarse como la bebida energética y cambiara sus colores tradicionales.

Red Bull finalmente apostó por emprender la aventura en Alemania y fundó en 2009 el RB Leipzing, que tras dar sus primeros pasos en las catacumbas del fútbol germano, actualmente juega en la Bundesliga 2 y pelea por ascender y a medio plazo competir por el título con el Bayern de Múnich tras un plan de inversión de 100 millones de euros en diez años.

La única remontada de Guardiola

abril 20, 2015 Deja un comentario

imageEl 3-1 que endosó el Oporto al Bayern de Múnich el pasado miércoles fue la gran sorpresa de la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. El resultado deja en una posición complicada al conjunto alemán, ya que se verá obligado a remontar en casa y ganar a los lusos, como mínimo, por dos goles de diferencia si quiere estar en semifinales. Sin embargo, a Guardiola no se le dan bien lo de las remontadas.

De hecho, desde que el de Santpedor es entrenador sólo ha remontado una eliminatoria de las cinco (Cuatro con el Barça -Sevilla (2), Inter y Chelsea- y una con el Bayern -Real Madrid-) en las que en el partido de ida logró un resultado adverso. Fue en la Supercopa de España de 2010, cuando el Barcelona de Pep logró dar la vuelta, precisamente, al resultado de 3-1 cosechado en el Sánchez Pizjuán.

El partido de ida se disputó el 14 de agosto de 2010. Un mes antes, España se había proclamado campeona del mundo en Sudáfrica y aquel equipo contaba con bastantes jugadores del Barça (Víctor Valdés, Gerard Piqué, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Sergio Busquets, Pedro y David Villa). Guardiola, consciente de aquel Mundial había sido el broche a una larga temporada, premió a sus futbolistas con un mes de vacaciones.

Eso conllevó que los internacionales españoles prácticamente acabaran de deshacer las maletas cuando llegó el partido de ida de la Supercopa. Como no tenían aún la forma física necesaria como para afrontar aún un partido oficial, Guardiola decidió dejarles fuera de la convocatoria y en el Sánchez Pizjuán jugó con un equipo de circunstancias. Que Rubén Miño fuera el portero titular o Zlatan Ibrahimovic el nueve del equipo, en un momento en que estaba más fuera que dentro del club, es claro reflejo de ello. Tuvo Guardiola tan pocos jugadores disponibles que hasta tuvo que colocar a Maxwell, lateral izquierdo y en partidos esporádicos interior zurdo, de extremo en la delantera.

Además, decidió dejar en el banquillo a Leo Messi, que también llevaba muy pocos entrenamientos. El Barcelona comenzó ganando el partido gracias a un tanto de Zlatan Ibrahimovic, el último que marcó con la camiseta azulgrana en partido oficial, pero en la última media hora de partido el Sevilla marcó tres goles y se llevó una ventaja muy golosa para el Camp Nou. Hay que señalar como otra anécdota curiosa de dicho encuentro, que Thiago, hoy futbolista del Bayern, fue uno de los jugadores que se aprovechó de las ausencias que tenían los culés para jugar aquel partido. El hispano-brasileño jugó la segunda parte.

Por aquel entonces, Guardiola no había remontado ninguna eliminatoria contra el Barça y el Sevilla ya sabía lo que era ganar una eliminatoria a los catalanes tras haberse impuesto en el partido de ida, como habían hecho en los octavos de final de la Copa de 2010 (2-3 y 0-1). Sin embargo, para ese partido los azulgranas ya sí que contaron con todas sus estrellas y acabaron conquistando la Supercopa al vencer 4-0. Los azulgranas llevaron el partido por la vía rápida y al descanso ya ganaban por 3-0 a un Sevilla que tiró la toalla muy pronto. ¿Será Guardiola capaz de repetir este martes esa noche?