Buscar resultados

Keyword: ‘Premier League’

Charlie Austin, de albañil a goleador de la Premier League

diciembre 1, 2014 Deja un comentario

Charlie AustinCharlie Austin es una de las grandes revelaciones de esta temporada en la Premier League, ya que con sus goles en el QPR está llamando la atención de muchos equipos. Sin embargo, seguro que si hace cinco años le hubieran dicho al delantero que estaría jugando en la máxima categoría del fútbol inglés le habría tildado de loco. La razón era simple: se ganaba la vida como albañil y el fútbol no era más que hobby, ya que jugaba en las catacumbas del fútbol británico.

Austin jugó de pequeño con Theo Walcott, pero las carreras de ambos tomaron caminos totalmente opuestos. Mientras que Walcott firmó un millonario contrato con el Arsenal cuando sólo era un adolescente, a Charlie parecía que se le cerraban las puertas del fútbol profesional cuando a los 15 años el Reading le descartó. La razón que le dieron es que pensaban que era algo “bajito”, algo curioso porque el chaval no tardó en pegar el estirón y actualmente mide 188 centímetros.

Comenzó entonces a buscarse la vida de otra manera y su padre decidió emplearle en su fábrica de ladrillos como albañil, donde le tocaba comenzar la jornada a las 5:30. Sin embargo, pese a estar molido por el trabajo, el gusanillo del fútbol le siguió picando y por ello continuó jugando en lo que se podría denominar casi como las ‘cloacas’ del fútbol inglés, con campos enfangados y rivales que le cosían a patadas.

De ahí fue a parar al Poole Town, de la Novena División. Allí se hinchó a marcar goles, hizo 34 en otros tantos partidos, y llamó la atención del Swindon Town de la Ligue One, equivalente a la Segunda B española. Tras impresionar en una prueba, el Swindon le fichó y allí siguió compaginando su trabajo de albañil con marcar goles. De hecho, hizo 31 en 54 partidos, lo que le valió para que el Burnley, que estaba en Segunda, le contratara.

Pese a que los inicios con los ‘clarets’ no fueron sencillos, al final acabó haciendo 45 goles en los 90 partidos que jugó en este equipo, algo que le valió para que el Hull City, de la Premier League, intentara su contratación. Sin embargo, la vida le dio un nuevo palo y los ‘tigers’ le acabaron descartando por temer que fuera a sufrir una lesión grave en las rodillas. Ésto provocó que fichara por el QPR, al que con sus tantos logró ascender a la Premier League, categoría en la que hoy brilla.

Sin embargo, el éxito actual de Austin no va a hacer que éste se olvide de que no hace mucho era albañil. “Recuerdo un día, cuando tenía 17 años, que estaba trabajando en un sitio que se llama Overton. A las dos de la tarde estábamos empapados y me sentía como si tuviera la espalda de cristal. No me podía ni doblar y estaba cubierto de barro. Si alguna vez me canso del fútbol, me acordaré de ese día”, declaró recientemente a ‘The Independent’.

Anuncios

Nayim, el pionero español en la Premier League

julio 15, 2013 Deja un comentario

En la actualidad existe un auténtico ‘boom’ español en la Premier League. Y es que, hasta este mismo lunes, 33 jugadores nacidos en España jugarán en la máxima categoría del fútbol inglés durante la próxima temporada. Algo que ahora parece normal pero que hasta hace no mucho era muy extraño ver a un futbolista español traspasar las fronteras para jugar en otro país. El primer español que jugó en la Primera División en Inglaterra fue Nayim.

El ceutí aterrizó en las islas en 1988 después de que el Tottenham pagara algo más de 450.000 euros al Barcelona por hacerse con sus servicios. El club azulgrana dejó escapar al centrocampista después de que éste estuviera involucrado en el que se llamó como ‘motín del Hesperia’. El Barça hizo limpia en su plantilla después de que sus jugadores plantearan al presidente del club, Josep Lluís Núñez, cobrar íntegramente su contrato de imagen y que fuese el Barcelona el que pagase a Hacienda la parte que ésta retiene y no ellos. El presidente no aceptó y los jugadores pidieron su dimisión.

Terry Venables, que hizo debutar a Nayim en el Barça y que entonces entrenaba al Tottenham, fue el principal valedor para que el ceutí llegara a Inglaterra. Sin embargo, el primer año del medio español en Londres fue un tanto gris, ya que sólo jugó once partidos, en los que hizo dos tantos. En la 89/90, su rol en el equipo aumentó, aunque fue en la campaña 90/91 cuando mostró su mejor versión.

Nayim jugó 33 partidos ligueros y fue también una pieza clave para que el Tottenham conquistara en Wembley la FA Cup tras ganar al Nottingham Forest por 2-1, hecho que a su vez también le convirtió en el primer español en levantar un título en Inglaterra. La figura del centrocampista se hizo tan importante, especialmente por sus espectaculares disparos desde el centro del campo, que la afición de los Spurs le dedicó una canción en la que versionoba  ‘Go West’ de los Pet Shop Boys de la siguiente manera: , “Nayim, from the halfway line”.

Sin embargo, la estrella del español se fue apagando poco a poco y dos temporadas después decidió dejar el Tottenham. Que Terry Venables, su principal valedor, ya no estuviera en el club resultó clave para que aceptara la oferta del Zaragoza, en una oferta que le permitía regresar a España.

Curiosamente, con el conjunto aragonés siguió haciendo vibrar a la afición del Tottenham, ya que una espectacular volea suya desde el centro del campo dio el triunfo al Zaragoza en la final de la ya desaparecida Recopa en 1995 contra el Arsenal, el eterno rival de los Spurs.

No hubo un nuevo español en la Premier hasta 1998, cuando Albert Ferrer llegó al Chelsea, pero fue Nayim el que abrió la puerta en 1988.

Woodhouse, el jugador de la Premier que se convirtió en campeón de boxeo

noviembre 7, 2016 Deja un comentario

Woodhouse Premier LeagueLa historia de Curtis Woodhouse es de todo menos normal, ya que él es el único futbolista profesional que ha jugado en la Premier League que decidió dejar de lado el balón para convertirse en campeón de boxeo. Sí, has leído bien, boxeo.

Woodhouse de joven resultó ser un futbolista muy prometedor. Destacó en el Sheffield United, que jugaba en la First Division, equivalente a la Segunda División en España, y por ello llegó a jugar en la selección sub-21 de Inglaterra.

El Birmingham City, que también jugaba en la categoría de plata, le echó el ojo y no dudó en pagar un millón de libras al Sheffield por hacerse con los servicios del joven Woodhouse. El Birmingham ascendió a la Premier en la temporada 2001-2002 y Woodhouse vio cumplido su sueño de debutar en la máxima categoría del fútbol inglés en la campaña 2002-2003.

Sin embargo, su carácter y el que estuviera envuelto en numerosas peleas fuera del terreno de juego, provocó que el futbolista fuera perdiendo protagonismo, únicamente jugó tres partidos en la Premier, y que fuera desterrado a equipos de categorías inferiores.

“No fue como esperaba. Pensaba que iba a jugar toda mi carrera en la Premier, pero cuando debuté ahí mi carrera había comenzado una espiral hacia abajo”, reconocía recientemente Curtis en una entrevista concedida al espacio Premier League World.

El propio exjugador reconoce que él podía haber puesto mucho más de su parte para que su trayectoria en la máxima categoría del fútbol inglés hubiera sido más prolongada: “Ojalá hubiera aprovechado la oportunidad que tuve un poco más, pero ya se sabe: la juventud únicamente la desperdician los jóvenes”.

Por ello, cansado de jugar en categorías inferiores y admitir que nunca iba a llegar a ser el prometedor futbolista que apuntaba a ser, decidió retirarse: “El fútbol se convirtió en un trabajo y yo estuve muy pronto muy desilusionado con mi vida. Yo quería jugar para Inglaterra y ser John Barnes. Nunca soñé jugar para el Peterborough United delante de 1.500 personas en una fría y húmeda noche de martes”.

Por ello, decidió colgar las botas y convertirse en boxeador. Sin embargo, esto último no fue nada fácil. Para empezar, muchos se mofaron de él por su decisión y en los gimnasios no le tomaban en serio por ser un exfutbolista. A todo ello, hay que añadir que en 2006 su licencia de boxeador fue suspendida por agredir a un Policía mientras iba con unas copas de más.

curtis-woodhouseVolvió al fútbol, no al más alto nivel, pero no renunció a su sueño de triunfar como boxeador. Es por ello que, una vez que la suspensión por su licencia pasó, volvió a intentarlo guiado por una promesa que hizo en 2007 a su padre cuando falleció. “Cuando mi padre falleció, le dije que me convertiría en un campeón del boxeo en Inglaterra. Si no le hubiera hecho esa promesa a mi padre probablemente me hubiera retirado mucho antes de lo que lo hice (en 2014)”, tal y como señaló a The Telegraph.

Su esfuerzo fue recompensado el 22 de febrero de 2014. Aquel día se enfrentó contra Darren Hamilton en un combate por el título británico de peso superligero. Hamilton partía como gran favorito, pero Woodhouse cumplió la promesa que hizo a su padre y se proclamó campeón. “Aquella noche podía haber ganado a cualquiera”, decía en el reportaje de Premier League World con una amplia sonrisa. Aquella del que sabe que solo el esfuerzo siempre suele tener su buena recompensa.

Hermann Hreidarsson, míster descenso

A estas alturas del año muchos equipos son los que en estos momentos andan enjugando las lágrimas debido a que han descendido. Otros tantos, como algunos de la Segunda División en España, tratan de escapar de este fatídico destino con un único objetivo: que ninguno de sus jugadores se convierta en el nuevo Hermann Hreidarsson.

Para el gran público el nombre islandés es prácticamente un desconocido. Sin embargo, ha pasado a la historia de la Premier League por ser el jugador que más descensos ha sufrido en la máxima categoría del fútbol inglés: cinco.

Hreidarsson, pese a todo, ha sido uno de los futbolistas más exitosos que ha dado Islandia, ya que cuando en su país el deporte era casi amateur el logró competir como profesional en la Premier League, una de las ligas más importantes del mundo, y, probablemente, fuera uno de los que puso la semilla para los recientes éxitos del país islandés en la última Eurocopa.

Sin embargo, el recuerdo que va a perseguir siempre a este centrocampista es que no supo escapar del gafe en su carrera al sumar cinco descensos en la Premier League y uno en la Championship, segunda categoría del fútbol inglés.

La mala suerte de Hreidarsson comenzó en la temporada 97/98, cuando bajó de categoría con el Crystal Palace. En la campaña 98/99, como se hubiera decidido autocastigarse, fichó por el Brentford de la League One, el equivalente a la Segunda División B. Eso sí, lo hizo con un salario récord para el club.

En el Brentford recuperó su suerte y logró el ascenso en la temporada 98/99 de modo que, como si ya sintiera que había pagado su condena en las catacumbas del fútbol inglés, decidió fichar por el Wimbledon de la Premier League. Sin embargo, su mala suerte en la máxima categoría no había terminado y el conjunto londinense descendió en la temporada 99/00.

Al contrario de lo que había sucedido tras su primer descenso, Hreidarsson no se marchó a otro club de inferior categoría o se quedó en el Wimbledon a disfrutar de la categoría de la plata. Fichó por el Ipswich Town, de la Premier League. El gafe del islandés parecía cosa del pasado cuando el Ipswich Town logró la permanencia en la campaña 00/01. Nada más lejos de la realidad, pues el Ipswich descendió en 2002.

Con tres descensos a sus espaldas, Hreidarsson volvió a darse una nueva oportunidad en la Premier League fichando por el Charlton Athletic en 2003 tras pasar un año en la segunda división inglesa con el Ipswich. En el Charlton recuperó la confianza, jugaba con asiduidad y logró escapar del fantasma logrando la permanencia durante tres años seguidos: 2004, 2005 y 2006.

Al menos eso es lo que creía él, ya que el Charlton descendió en 2007. En ese momento decidió cambiar de aires y fichó por el Portsmouth. La decisión no pudo ser más acertada, ya que el equipo no solo consiguió la permanencia sino que hizo historia logrando la FA Cup en una campaña en la que Hreidarsson disputó 39 encuentros.

Sin embargo, el cuento de hadas del islandés terminó en 2010, cuando el Portsmouth descendió a Segunda. Hreidarsson jugó con el Portsmouth en la Championship en la temporada 2010/2011. La siguiente campaña la inició en la categoría de plata en el Portsmouth, pero la terminó en el Coventry City, de la misma categoría. Al final de la temporada los dos equipos equipos descendieron. Hay destinos de los que no se puede escapar.

Las otras ligas ganadas en el último minuto

mayo 21, 2012 2 comentarios

El final de la última Premier League va a quedar en el recuerdo de todos los aficionados como el de una de los más emocionantes de la historia. El Manchester City tiro de épica para remontar un partido, y un campeonato, que en el minuto 90 tenía perdido. Sin embargo, el actual no ha sido el único campeonato que se ha decidido en el último segundo. En la memoria de muchos aficionados ingleses aún perduran los títulos ganados de manera agónica por el Arsenal en 1989 o el Blackburn Rovers en 1995. 
 
Los primeros conquistaron el título tras jugarse el campeonato a una carta contra el Liverpool en Anfield Road,  tras haber dilapidado en las últimas jornadas de la temporada una renta al frente de la tabla que parecía que les iba a dar el título sin necesidad de sufrir. La situación cambió y para el partido decisivo eran los ‘reds’ los que lideraban la tabla y sacaban tres puntos a los ‘cañoneros’, a los que sólo les valía un triunfo por 0-2 para ganar el título. 

El partido transcurría 0-1 y parecía que el Arsenal iba a morir ahogado en la orilla. Sin embargo, en el minuto 91, Michael Thomas hizo el definitivo 0-2 que dio el campeonato al Arsenal. Un resultado que enmudeció un Anfield que a penas 30 segundos antes ya cantaba y celebraba la que iba a ser una de las derrotas más dulces de su historia.
 
En 1995, el Blackburn Rovers llegó a la última jornada dependiendo de sí mismo para ganar la Premier League. Después de que el año anterior hubiera tirado por la borda todo el trabajo de la temporada en las últimas jornadas, en las que perdieron todas sus opciones porque se vieron superados por la presión de luchar por algo tan importante como el título, estaban convencidos de que habían aprendido la lección y que aquello no se iba a volver a repetir.
 
Para empezar, al contrario que el anterior curso, llegaron a la última jornada dependiendo de sí mismos para ganar el campeonato. Sacaban dos puntos al Manchester United y un triunfo, precisamente también Anfield Road, les aseguraba la gloria. Las cosas comenzaron bien, pues lograron adelantarse en el marcador gracias a un gol de Alan Shearer.
 
Sin embargo, lo vieron todo hecho y ‘se durmieron en los laureles’. Esto lo aprovechó  el Liverpool, que logró darle la vuelta al marcador. Para darle más emoción al tema, el 2-1 lo hizo en el tiempo añadido, cuando ya no le quedaba tiempo para reaccionar. El Manchester United al conocer el resultado apretó de lo lindo, pero no pudo pasar del empate contra el West Ham y el Rovers se enteró por la radio de que había ganado la Premier.
 

Queens Park Rangers, el ‘pupas’ de Londres

Londres es una ciudad que respira fútbol. Y es que la capital de Inglaterra tiene hasta cinco equipos jugando en la Premier League: Arsenal, Chelsea, Tottenham, West Ham y Fulham. Pues bien, a todos ellos, salvo que el West Ham descienda, se les va a añadir un club más la próxima temporada: el Queens Park Rangers (QPR), un club que estuvo a un paso de desaparecer hace unos años.

El QPR fue fundado en 1886 como fusión de los conjuntos de dos escuelas religiosas: St. Jude’s y Christchurch Rangers. El equipo se llamó Queens Park Rangers porque la mayoría de los jugadores provenía de Queens Park, un barrio al noroeste de Londres. Desde sus inicios, el club siempre ha sido considerado como uno de los ‘pupas’ de Inglaterra. La primera desgracia que ayudó a agigantar esta leyenda les sucedió en 1908. En aquellos tiempos para jugar la liga nacional debías de ganar una de las subdivisiones en las que se dividían los conjuntos de todo el país. Los londinenses en aquel año solicitaron su ingreso en la máxima categoría tras quedar primeros en la liga del sur. Sin embargo, el Tottenham les aguó su sueño. Los Spurs maniobraron en los despachos y consiguieron para sí el ascenso a la competición de toda Inglaterra, a pesar de haber quedado quintos y a mucha distancia de los QPR en la liga del sur.

Pocas veces han podido escapar del gafe que les persigue, pero cuando lo han hecho ha sido a lo grande. Un ejemplo de ello fue en 1967, cuando lograron la machada de ganar la Copa de la Liga jugando en tercera división. Una gesta que aún nadie ha logrado igualar. Sin embargo, como decía anteriormente, a lo largo de su historia ha habido más lágrimas que sonrisas. Uno de los días más amargos de su historia fue en 1976. En la última jornada del campeonato, el QPR dependía de sí mismo para ganar la liga, pero la fatalidad se volvió a cruzar en su camino. El Rangers no ganó su encuentro y el Liverpool, su más inmediato perseguidor, fue el que finalmente levantó el título tras ganar de manera heroica por 3-4 al Wolverhampton un partido que en el minuto 77 iban perdiendo 3-1.

El Queens Park Rangers fue uno de los clubes fundadores de la Premier League en la década de los 90. Sin embargo, tras unos buenos años en los que estuvieron más cerca de luchar por entrar en Europa que por no descender, comenzaron su caída a los infiernos en la temporada 95/96. En el verano de aquel año la entidad había vendido al goleador del equipo, Les Ferdinand, al Newcastle por seis millones de libras. Ése dinero no fue invertido bien y el QPR perdió la categoría tras acabar en el 19º puesto.

Sin embargo, lo peor aún estaba por llegar. Las siguientes temporadas el club se dedicó a tomar una decisión errónea tras otra, tanto en lo deportivo como en lo económico, y el QPR acabó en 2001 descendiendo a la Second Divison, el equivalente a la Segunda División B española, categoría que no disputaba desde hacía 30 años. El Queens Park Rangers regresó a la división de plata en 2004. Aun así la mala gestión del equipo realizada en el pasado estuvo a punto de hacer que el club despareciera en el verano de 2007 porque no era capaz de continuar compitiendo con tantas deudas.

Tal fue la cosa que faltaba sólo una hora para que la Federación inglesa ejecutase oficialmente la desaparición del club por quiebra económica cuando surgió el milagro en forma de inyección multimillonaria. Los magnates de la Fórmula 1 Flavio Briatore y Bernie Ecclestone decidieron destinar parte de su fortuna a intentar resucitar al QPR y se plantaron un objetivo: ascender a la Premier en un plazo de cuatro años. Dicho y hecho, pues el pasado 30 de abril lograron el ansiado retorno a la máxima categoría tras muchos años vagando por el desierto.

Sin embargo, la fiesta podría tornarse en drama. La federación inglesa estudia interponer una sanción de 15 puntos por irregularidades en la contratación del centrocampista Alejandro Faurlin, que llegó en 2009 al Queens Park Rangers procedente del Instituto de Córdoba, que relegaría a los londinenses a la tercera plaza y les obligaría a jugar un play off para lograr el ascenso. Y es que, fieles a su historia, hasta en los momentos dulces viven en continuo suspense.

John Thomson, El Príncipe

enero 12, 2010 2 comentarios

En una época en la que la Scotish Premier League cada vez está más devaluada, pocos son los alicientes que tiene para poder plantar cara a las grandes ligas de Europa. El Old Firm, el partido que enfrenta al Celtic contra el Rangers, o lo que es lo mismo católicos contra protestantes, es de los pocos encuentros con los que los escoceses pueden sacar pecho. Uno de los jugadores que ayudó a incrementar la leyenda de este tipo de partidos fue John Thomson, el príncipe de los porteros.

John nació el 28 de enero de 1909 en Kirkcaldy, en la localidad de Cardenden, muy cerca de Glasgow, en el seno de una familia protestante que sufría para subsistir. Por ello, Thomson con quince años tenía que bajar todos los días a los pozos de Fife para llevar un salario a casa. Sin embargo, su sueño, como el de tantos otros, era el de ganarse la vida con su pasión.

Así comenzó su carrera en el Bing Boys, un equipo amateur en el que comenzó a ganarse fama de buen portero, lo que le valió para fichar por el Wellesley Juniors. Durante su estancia en este club, el azar quiso que los ojeadores del Celtic, ávidos por fichar a un portero, se quedaran prendados con sus paradas cuando estaban ojeando a un portero del equipo que jugaba contra el Juniors.

Sin embargo, su sueño de fichar por un equipo grande estuvo muy cerca de venirse al traste porque el Celtic, equipo que enarbola en Glasgow la bandera del catolicismo, dudaba sobre la contratación de Thomson por su condición de protestante. Finalmente, después de que el portero jugara a modo de prueba varios partidos amistosos con los verdiblancos, los ojeadores despejaron sus dudas: había que ficharlo sí o sí.

Thomson devolvió la confianza depositada en él convirtiéndose en uno de los mejores porteros del Viejo Continente. De hecho, los aficionados del Celtic le bautizaron con el nombre de “El Príncipe de la Portería” y encabezaba siempre la lista de jugadores preferidos por la hinchada.

John, además de con sus grandes actuaciones, se ganó este cariño demostrando siempre una gran fidelidad al club. “En la vida hay cosas más importantes que el dinero. ¿Qué hay más importante que el dinero? Pues…por ejemplo, está el Celtic de Glasgow”, señaló el meta en 1931, después de haber rechazado una astronómica oferta del Arsenal inglés.

Sin embargo, el cinco de septiembre de ese mismo año llegó su día más trágico. En esa fecha se disputaba el Old Firm en el Ibrox Park. Miles de aficionados poblaban las gradas y toda Escocia se encontraba paralizada para observar el acontecimiento. Con cero a cero en el marcador, en el minuto 50 Sam English se plantó solo ante el portero.

Aunque, cuando éste se disponía a armar un disparo, Thomson salió de su portería como una gacela dispuesto a atajar el esférico. Cosa que consiguió pero a un precio demasiado caro: la rodilla de English impactó de manera brutal contra la cabeza del portero y este último quedó tendido de manera inconsciente sobre el terreno de juego mientras sangraba de manera abundante.

Inmediatamente, Davie Meiklehojn, capitán del Rangers que había estudiado medicina, solicitó la entrada en el terreno de juego de las asistencias, que sacaron John del terreno de juego. Su puesto lo ocupó el centrocampista Chic Geatons, que, de manera increíble, logró mantener la portería de Thomson a cero.

Sin embargo, el público y los propios jugadores estuvieron en esos momentos más pendientes de otro partido, el que se estaba disputando en el Victoria Hospital, en el que John se jugaba la vida.

Pero no hubo suerte y los médicos certificaron la muerte de Thomson a las 9:25 de la noche. La noticia provocó una gran conmoción en todo el país y cerca de 30000 personas acudieron al funeral de El Príncipe. En el epitafio de su tumba se podía leer lo siguiente: “They never die who live in the hearts they leave behind” (Jamás mueren aquéllos que perviven en los corazones de quienes dejan atrás).

Y esta leyenda se cumplió, pues a día de hoy en Celtic Park cuando a los locales les cuesta sacar adelante un partido cantan lo siguiente: “Así que vamos, Celtic de Glasgow levántate y juega el partido que un fantasma permanece entre tus postes y John Thomson es su nombre”. No vivió todo lo que hubiera querido, pero la leyenda de Thomson permanecerá viva para siempre.

¿Por qué algunos equipos pueden jugar en una liga diferente a la de su país?

septiembre 11, 2017 Deja un comentario

Conforme se va acercando el uno de octubre, una de las dudas deportivas que sugiere la posible independencia de Cataluña de España es saber dónde jugarán los equipos catalanes si se llega a consumar esta última. Por ello, en este post se va a explicar cómo está la situación actualmente y las razones por las que algunos equipos europeos juegan en campeonatos distintos al suyo.

Para empezar, hay que explicar que en España, con la Ley del Deporte tal y como está actualmente, si se diera la independencia de Cataluña sus equipos tendrían que dejar de competir en España. Es más, la Federación Española de Fútbol (FEF) establece que únicamente podrán competir en territorio español los equipos que estén inscritos en una federación autonómica que pertenezca a la FEF y la catalana en el momento en el que la propia Cataluña se independizara dejaría de hacerlo.

EL CASO DEL FC ANDORRA

Uno de los casos a los que se agarran aquellos que quieren la independencia de Cataluña y al mismo tiempo que sus equipos sigan compitiendo en España es el del FC Andorra, que es el del país que su propio nombre indica. El conjunto del país de los Pirineos compite en España porque cuando se fundó, en 1942, no existía una federación de fútbol en Andorra y, por tanto, tampoco tenían liga propia.

En 1994 se fundó esta última, que fue reconocida oficialmente tanto por FIFA como por UEFA en 1996. En ese momento Andorra creó su propio campeonato y logró tener selección propia. Al FC Andorra, que en la década de los noventa vivió una de sus mejores épocas jugando en Segunda B, no le interesaba jugar en la recién creada liga de su país que tenía un nivel muy amateur.

Por ello, debido a que llevaba más de 50 años jugando en España y su voluntad era la de seguir compitiendo ahí, se hizo una excepción en la Ley del Deporte con los equipos andorranos que viene recogido en la disposición adicional decimoséptima. De ahí la razón de que el FC Andorra a día de hoy siga compitiendo en España y que el Morabanc Andorra de baloncesto, por poner otro ejemplo, no compitan en su país natal. Hay que remarcar que esta excepción de la Ley del Deporte señala que es únicamente válida para los equipos de Andorra y no señala nada de otros países, por lo que no valdría para conjuntos catalanes.

EL CASO DE AS MÓNACO

El caso del AS Mónaco siempre es muy comentado cuando se habla sobre el futuro de los Barça, Espanyol y compañía en una Cataluña independiente. Los monegascos juegan en la liga francesa desde la fundación de esta última debido a que los galos acogieron al conjunto del Principado porque allí no tenían liga propia.

Pese a que muchas veces se comente lo contrario, Mónaco sí que dispone de federación y selección propia de fútbol. Sin embargo, pese a sus múltiples intentos, la FIFA y la UEFA no les han reconocido oficialmente y sin este reconocimiento es como si no existieran. Por ello, al no tener una federación profesional, liga propia y selección, que al no ser reconocida es amateur, la Federación Francesa puede acogerles. Eso  sí, desde Francia cada vez están más estrictos con el Mónaco para que al ser un Principado no tengan ventajas fiscales respecto al resto de equipos que tributan con las leyes francesas.

EL CASO DE LOS EQUIPOS GALESES EN INGLATERRA

En Inglaterra hay hasta cinco equipos galeses jugando las competiciones inglesas, siendo el caso del Swansea, que milita en la Premier League, y el Cardiff, que compite en la Championship, los casos más importantes. Estos equipos juegan en Inglaterra debido a que Gales no tuvo liga propia hasta 1992.

En dicho año a los equipos galeses les ofrecieron dos posibilidades: podrían unirse a la recién creada liga galesa o seguir en Inglaterra. Todos escogieron esta última opción debido a que temían que el nivel de su liga natal iba a ser muy flojo y consideraban que para ellos era mejor seguir compitiendo en Inglaterra. En este blog ya hemos hablado de alguno de los equipos de la liga galesa como el The New Saints.

Respecto a Inglaterra también cabe destacar el caso del Celtic y el Glasgow Rangers. Ambos, debido a que la liga escocesa no es todo lo competitiva que ellos quisieran, en muchas ocasiones han tratado de unirse a la Premier League, pero siempre han obtenido la negativa por respuesta.

EL CASO DE LOS EQUIPOS DE LIECHTENSTEIN

Posiblemente, este sea el caso más curioso de todos los relatados. Liechtenstein es el único país con licencia FIFA y UEFA que no cuenta liga propia. Por ello, es bastante habitual ver a equipos de este país jugando en Suiza. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ya que Suiza ha impuesto unas normas curiosas para los equipos foráneos.

Un equipo de Liechtenstein nunca podrá ganar la liga. En el caso de que eso pasara, el campeón pasaría a ser el equipo suizo que acabara en segundo lugar. Lo mismo sucede si un equipo de Liechtenstein se clasifica para competición europea, nunca disputará un torneo continental representando a Suiza.

Categorías:Fútbol, Uncategorized

The New Saints, un equipo para la historia

enero 16, 2017 Deja un comentario

the-new-saintsA lo hora de hablar de equipos que han hecho historia en el mundo del fútbol a casi todos nos vienen a la cabeza casi los mismos equipos: el Barcelona de Guardiola, el Ajax de Cruyff, el Milan de Sacchi o el Real Madrid de Di Stéfano, por poner algunos ejemplos. Sin embargo, pocos se atreverían a nombrar al modesto The New Saints (TNS) galés, una escuadra que acaba de entrar en el Guinness de los récords.

El TNS empató el pasado fin de semana en su liga contra el Newtown (3-3), le marcaron el gol de la igualada en el tiempo añadido, para terminar así con una racha de 27 triunfos consecutivos, todo un hito en la historia del fútbol.

‘Los Santos’ con esta cifra de triunfos seguidos han logrado superar la plusmarca del Ajax de Cruyff, que hasta la fecha tenía el récord de partidos ganados de manera seguida con la marca de 27 victorias que logró en la temporada 1971/1972.

El The New Saints comenzó a edificar su gesta el pasado 19 de julio, fecha en la que perdió su último partido oficial. Cayó por 3-0 contra el Apoel Nicosia en la vuelta de la segunda ronda de la Liga de Campeones, a partir de entonces todo lo que jugó, hasta el ya mencionado empate del pasado sábado, lo ganó: 21 partidos de la Premier League de Gales, 3 de la Copa de la Liga, 2 de la Challenge Cup de Escocia y 1 de Copa.

El equipo dirigido por Craig Harrison lidera con holgura la liga local después de haber sumado 64 puntos en 22 partidos en los que ha hecho 77 goles, lo que supone una media de firmar más de tres goles en cada partido que disputa. Con estas cifras a nadie le extraña que en pleno mes de enero aventaje en 21 puntos al segundo clasificado.

Fundado en 1959 con el nombre de Llansantffraid, el The New Saints comenzó a vivir su mejor momento a partir de 2006. A partir de dicho año fue renombrado con su denominación actual tras haber recibido el nombre de Total Networks Solutions de 1996 a 2006 y ha logrado sumar 18 de los 23 títulos que tiene en sus vitrinas.

Es probable que el TNS no aparezca en muchos periódicos fuera de su Gales natal o que no sea conocido por muchos aficionados al futbol, pero nadie le va a negar que esta temporada se ha ganado por derecho propio una plaza en la historia.

Éder, el patito feo que se convirtió en héroe

julio 11, 2016 Deja un comentario

ederLa final de la Eurocopa disputada el pasado domingo nos ha dejado un héroe inesperado: Éder. El jugador del Lille dio a Portugal la Eurocopa gracias al gol que marcó a Francia en la prórroga (1-0) y que posibilitó que los lusos se proclamen por primera vez campeones de Europa. Un tanto que, probablemente, sorprendió hasta a la hinchada portuguesa, que antes de comenzar la Euro llegó a pedir que no se convocara al ariete para el torneo disputado en tierras galas.

La temporada 2015/2016 no ha sido nada sencilla para Éder. El delantero comenzó la campaña fichando por el Swansea, que depositó muchas esperanzas en él tras pagar cinco millones de libras por hacerse con sus servicios. Sin embargo, el jugador luso no se adaptó bien a la Premier League y no logró ver puerta en sus primeros meses en Gales.

Unos hechos que provocaron que fuera perdiendo protagonismo de manera paulatina con el equipo de los cisnes hasta llegar al punto de que tanto el futbolista como la entidad estuvieron de acuerdo en que lo mejor para ambos era que dejara el Swansea en el mercado de invierno. El Wolves se interesó por él, pero a Éder no le gustó la idea de irse a jugar la Championship, segunda división inglesa.

El Olympique de Marsella también preguntó por Éder, pero no llegó a hacer una oferta por él. El que sí que mostró mucho interés por ficharle fue el Genoa. Sin embargo, cuando todo parecía encaminado a que se fuera a Italia, irrumpió el Lille, que se hizo con el luso en calidad de cedido.

Éder dejó el Swansea con el objetivo de jugar minutos y así poder ir a la Eurocopa. Se marchó de la Premier League bajo las mofas de la prensa británica, que le calificó como unos de los ‘flops’ (fiascos) de la temporada e hizo cuentas diciendo que al Swansea le habían costado el jugador 18.500 libras por minuto.

Pese a que en Lille sí que tuvo minutos desde el principio y se reconcilió con el gol, la hinchada lusa no estaba para convencida de que Éder debía tener un hueco en la lista de convocados para Francia. De hecho, en un partido amistoso disputado en Leiria contra Bélgica, la afición lusa silbó a Éder cuando saltó al campo.

De hecho, Joao Pinto, director de la Federación Portuguesa, llegó a reclamar más respeto para Éder: “(…) Quería hablar de otro tema que me incomodó más que fue la reacción con Éder. Sinceramente, como ex jugador de fútbol, creo que debería los de respetar más independiente mente de que luego pueda gustarnos más o menos un jugador u otro por sus cualidades. Éder ha venido a representar a su país y eso merece más respeto. Si está en la selección es porque el seleccionador cree que puede ser importante”.

La cosa no quedó ahí, ya que según una encuesta online que hizo el diario Record a sus lectores, que contó con más de 50.000 votos, la mayoría coincidieron en que Éder, junto con Eduardo y Eliseu, no debían de haber sido convocados para la Euro.

El resto de la historia ya es por todos conocida, finalmente Éder no fue descartado y el delantero se convirtió en el héroe más inesperado de la recién terminada Eurocopa.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: , ,