Buscar resultados

Keyword: ‘atlético de Madrid’

Cuando el Atlético de Madrid estuvo cerca de compartir el Santiago Bernabéu con el Real Madrid

santiago bernabéuEl Atlético de Madrid dirá el próximo verano adiós al Vicente Calderón tras 50 años jugando en la ribera del Manzanares. Un estadio que despierta muchas emociones entre la familia rojiblanca pero que estuvo cerca de no ser así, ya que antes de mudarse al Calderón…¡sopesaron la posibilidad de jugar para siempre como locales en el Santiago Bernabéu!

Para conocer esta historia hay que trasladarse hasta la década de los 50. El Atleti jugaba entonces en el estadio Metropolitano, que se le empezaba a quedar pequeño. Por ello, los rojiblancos estudiaron ampliar su estadio hasta los 110.000 espectadores.

Sin embargo, la dificultad que entrañaban las obras hicieron que los colchoneros tuvieran que buscar un plan B y este no fue que la construcción de un nuevo estadio. El club compró unos terrenos que estaban en el Manzanares y, tras llegar a un acuerdo con el Gobierno, anunció en 1959 que en esos terrenos iba a levantar su nueva casa con presupuesto, aproximado, de 200 millones de pesetas (1,2 millones de euros).

Las obras fueron a buen ritmo hasta comienzos de 1961. A partir de entonces empezó a haber problemas de financiación y a los dirigentes del Atlético no les quedó más remedio que vender el estadio Metropolitano para conseguir dinero para seguir levantando su nuevo campo.

Los problemas no acabaron ahí. Las obras no fueron al ritmo más deseado y en 1965 la inmobiliaria que poseía los derechos del Metropolitano lanzó un aviso de desahucio para lo colchoneros, que era por otra parte el segundo que les hacían llegar.

El Atleti para el inicio de la temporada 65/66 no iba a tener terminado su nuevo campo, por lo que comenzó a ver alternativas. Una que cogió mucha fuerza resultó tan llamativa como sorprendente. El ayuntamiento de Madrid compraría el Santiago Bernabéu para que allí jugaran los dos equipos más importantes de la capital: Atlético y Real.

Se buscaba imitar el sistema que se usa en Milán, en el que Inter y Milan comparten mismo estadio al jugar ambos en San Siro. Sin embargo, esta opción no salió adelante porque a ninguna de las partes le gustó demasiado. De hecho, el Real Madrid desde un primer momento dejó claro que se negaba a vender su estadio al Ayuntamiento y compartir así campo con unos de sus máximos rivales.

El Atleti modificó finalmente su plan de obras para poder empezar a jugar en el que posteriormente se denominaría como Vicente Calderón a partir de la temporada 1965/1966 pese a que el estadio todavía para entonces no estaría totalmente terminado. ¿Se imaginan que los rojiblancos no hubieran podido hacerlo y hoy jugaran en el Bernabéu? De locos.

Anuncios

Cuando Cocu rechazó fichar por el Atlético de Madrid

noviembre 21, 2016 Deja un comentario

cocuEl Atlético de Madrid se va a ver las caras este miércoles con el PSV Eindhoven en un partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga de Campeones. Una de las estrellas del conjunto holandés es su técnico, Philip Cocu, que volverá al que su día puso ser su estadio: el Vicente Calderón.

Cocu fue uno de los centrocampistas holandeses más destacados del finales del siglo XX y de principios del XXI. Una de las virtudes por las que destacó el ya ex jugador tulipán fue por tener bastante llegada desde segunda línea. De hecho, en la temporada 97/98 llegó a firmar hasta 17 goles en el total de todas las competiciones con el PSV Eindhoven.

Esos buenos números y que al final de esa campaña terminara su contrato con el conjunto de la Phillips provocó que media Europa se pegara por él en el 98. El Atlético de Madrid fue uno de los equipos que llamó a la puerta de Cocu ofreciéndole una oferta para incorporarse al conjunto rojiblanco.

El Atleti le ofreció un proyecto en el que, con Arrigo Sacchi a la cabeza, buscaba volver a mandar en España como lo había hecho en la temporada 96/97 después de firmar un año un tanto irregular, aunque, lamentablemente para los colchoneros, lo peor estaba aún por llegar en los años venideros.

La propuesta rojiblanca no sedujo al hoy entrenador del PSV, que prefirió fichar por el Barcelona. La principal razón de que firmara por los azulgranas fue que el holandés sentía desde pequeño una gran devoción por el conjunto catalán y a ello se unía que en aquella época los culés tenían una importante colonia holandesa en su equipo liderada por Louis Van Gaal, su técnico.

El Real Madrid, la Juventus, la Lazio y el Inter fueron los otros equipos que trataron de fichar a Cocu y que recibieron un no por respuesta del ex internacional holandés. Los neroazzurri intentaron persuadirle mediante Aron Winter, con el que había coincidido en la selección holandesa, y Ronaldo, con el que compartió vestuario en el PSV, pero no pudieron quitarle de la cabeza la idea de recalar en el Camp Nou.

La prensa española señala que tanto en el año 2003 como en el 2004 el Atlético volvió a tantear al jugador, que aquellos momentos finalizaba contrato con el Barça. Sin embargo, en 2003 el holandés decidió renovar a la baja con los azulgranas y en 2004 prefirió regresar al PSV quedándose así sin poder jugar como local en el Vicente Calderón.

Cuando el Real Madrid descartó a Cuéllar

octubre 10, 2016 Deja un comentario

Iván CuéllarEsta semana el nombre de Pichu Cuéllar ha estado en boca de todos después de las duras declaraciones que hizo el guardameta contra un periodista de La Nueva España que publicó una información sobre él que no era cierta. Muchos recuerdan al portero del Sporting de Gijón por su paso por el Atlético de Madrid, pero pocos recordarán que también pasó por el eterno rival: el Real Madrid.

Cuéllar comenzó su carrera en la categorías inferiores del Mérida, en su Extremadura natal. Sus buenas actuaciones en el conjunto emeritense provocaron que ojeadores de los clubes más importantes de España le echaran el ojo y tuvieran su nombre bien subrayado en sus agendas.

Uno de los equipos que se interesó en sus servicios fue el Real Madrid, que estuvo más hábil que sus rivales para lograr llevarle a la capital de España y ficharle cuando únicamente contaba con doce años. Sin embargo, el prometedor Cuéllar no tuvo mucho suerte en la ‘Fábrica’ y allí no pudo lucir tanto como lo había hecho en el Mérida.

Es por ello que los blancos, dos años después de incorporarle a sus filas, optaron por descartarle y le recomendaron que se buscara un nuevo equipo a mediados de los 90. La decisión la tomó Vicente del Bosque, que entonces estaba siempre a pie de campo con los más jóvenes y era una de las personas que regía el destino de los miles de chavales que estaban en categorías inferiores y soñaban con llegar a debutar con el primer equipo.

Cuéllar volvió a Mérida, pero no fue nada fácil para él el regreso. “Yo era un niño que veía truncado su sueño. Pensaba que mi tren ya había pasado. Volver a Mérida y reencontrarme con mis antiguos compañeros fue un suplicio. Sentía que les había fallado, que había hecho algo malo. Y padecí las envidias; los niños son muy crueles y había quien hurgaba en la herida. Quise dejar el fútbol”, declaró en una entrevista concedida a GijónSport hace unos años.

Sin embargo, alentado por su padre, decidió no tirar la toalla y continuó luchando por su sueño de llegar a ser profesional. Volvió a destacar con el Mérida, una buena prueba de ello es que debutó en el primer equipo del Mérida en Segunda B siendo un juvenil, y de nuevo los grandes volvieron a llamar a su puerta.

En esta ocasión los que se interesaron por sus servicios fueron el Atlético y el Valencia. Estos últimos le ofrecían más dinero, pero Cuéllar decidió apostar por los rojiblancos, en los que Abel Resino y Toni Muñoz fueron sus principales valedores, por que le atrajo más su proyecto deportivo.

Pichu llegó al Atleti con ganas de demostrar que el Real Madrid se había equivocado y con la convicción de agarrarse bien fuerte a esta oportunidad para lograr su sueño. Tras formar parte del juvenil colchonero y el Atleti B, Cuéllar vio recompensado su esfuerzo debutando en la máxima categoría y pasando dos campañas en el primer equipo rojiblanco (2005/2006 y 2006/2007).

BONUS TRACK: DE PICHU A CUÉLLAR

pichu cuéllarUna de las cosas por las que destacó Cuéllar en sus primeros partidos en el Atlético fue que en su espalda lucía el nombre de Pichu, apodo con el que le conoce la mayoría de la gente. El último partido en el que jugó con la camiseta de Pichu fue en el fatídico Atlético 0 – Barcelona 6 de finales de la temporada 2006/2007.

Sería injusto acusar a Cuéllar de aquella de derrota, pero aquel partido le marcó y en verano el Atlético le mostró la puerta de salida. Desde entonces, como si se supusiera de la pérdida de la edad de la inocencia, luce en su espalda el nombre de Iván Cuéllar, con el que, al igual que le sucedió tras ser descartado del Real Madrid, supo rehacerse del golpe y ha conseguido su sueño: ser portero profesional en Primera División.

Cuando Stoichkov pudo fichar por el Atlético de Madrid

Stoichkov ParmaLa figura de Hristo Stoichkov en España siempre va a estar ligada al Fútbol Club Barcelona debido a que fue uno de los puntales del ‘Dream Team’ de Johan Cruyff. Sin embargo, lo que pocos recuerdan es que el Atlético de Madrid también estuvo muy interesado en su fichaje.

Todo sucedió en 1996. Por aquel entonces el delantero búlgaro jugaba en el Parma tras haber abandonado el Barça después de cinco temporadas en el Camp Nou. Sin embargo, el paso de Stoichkov por Italia no estaba siendo tan exitoso como el que probablemente él hubiera imaginado:  no jugaba mucho y la relación tanto con sus compañeros como con su técnico, Nevio Scala, no era la mejor.

En esas apareció el Atlético. Los rojiblancos, que aquel año estaban peleando por el título de Liga tras haber pasado unos años anteriores un tanto angustiosos luchando por evitar la promoción por no descender, se enteraron de la situación de Stoichkov en el Parma y comenzaron a mover la maquinaria para traerle al Vicente Calderón ya fuera en el mercado de invierno o en verano.

Uno de los que ayudó al Atleti en las negociaciones fue Lubo Penev, que era compañero de Stoichkov en la selección búlgara y que aquella temporada jugaba en el equipo rojiblanco. “Sería muy bueno que Hristo jugara aquí. A mí me encantaría. Estaríamos otra vez juntos. ¡Ojalá salga!”, declaró Lubo cuando fue preguntado por la prensa por el tema.

Miguel Ángel Gil Marín, director general de los colchoneros, jugó al sí pero no, no pero sí cuando fue inquirido sobre el tema: “Tenemos noticias de que Hristo tiene problemas en Parma. No juega, vive en el banquillo. Pero que entre amigos se pregunte cómo se encuentra uno, no tiene nada que ver con los negocios. Ahora, es un futbolista de altísimo nivel”.

Jesús Gil Stoichkov MarcaLa prensa de la época señaló que, además de Lubo Penev, otro de los que hizo fuerza para que este fichaje de cristalizara fue Jesús Gil, el entonces presidente del Atlético. De hecho, Gil Marín reconoció que a Stoichkov también le hacía ilusión la idea de juntarse con el mayor de los Gil: “Un día me dijo una frase que no se me olvida: ‘Yo estoy loco, tú padre está loco, y dos locos juntos se llevarían bien’”.

Sin embargo, Stoichkov nunca fichó por el Atlético de Madrid, aunque sí que regresó a España en la temporada 96/97, en su caso para volver al Barça.

Cuando el Leicester se vio las caras con el Atlético de Madrid

marzo 21, 2016 Deja un comentario

El Leicester es esta temporada el equipo de moda debido a que cada jornada está más cerca de lograr romper todos los pronósticos y alzarse con la Premier League. Lo que si que parece seguro es que el año que viene, sean campeones o no, jugarán la Liga de Campeones. Allí podrían verse las caras con el Atlético de Madrid, equipo al que ya se enfrentaron en la Copa de la UEFA de la temporada 97/98 y cuya eliminatoria vamos a repasar en este post.

El Leicester ganó en la campaña 96/97 la Copa de Liga, lo que les permitió jugar por primera vez en toda su historia la Copa de la UEFA, aunque no era la primera vez que les tocó jugar una competición continental, ya que en la temporada 60/61 disputaron la ya extinta Recopa. Curiosamente, en aquel torneo fueron eliminados por el Atleti en la primera ronda, aunque la eliminatoria que vamos a recordar en este post es la de la UEFA.

Tras el sorteo que emparejó a ambos conjuntos, todo el mundo dio como favorito para la eliminatoria al Atlético, especialmente porque se sabía muy poco del Leicester. “Sé que están en la Copa de la UEFA porque ganaron la Copa de la Liga, pero nunca me dio de un rival inglés”, explicó Clemente Villaverde, representante del Atleti en Ginebra, tras conocer el emparejamiento.

La ida se jugó en el Vicente Calderón el 16 de septiembre de 1997.  Se esperaba que el Atleti, pese a las bajas que contaba en defensa (Santi, Aguilera y López), sentenciara en el Vicente Calderón. Sin embargo, los rojiblancos sufrieron muchísimo más de lo esperado. Marshall hizo saltar todas las alarmas adelantando a los ‘zorros’ a los once minutos.

Al Atlético le costó desplegar su juego y tuvo que esperar a los últimos minutos del choque para remontar. Juninho hizo el empate a los 69 tras aprovechar una buena asistencia dentro del área de Christian Vieri y el italiano logró el definitivo 2-1 de penalti dos minutos después. “Después de ir a remolque cualquier triunfo viene bien, pero, tal y como se desarrolló el partido, pudimos ganar por más goles”, declaró Radomir Antic, técnico de los colchoneros.

En la vuelta, el Leicester estaba convencido de que podía remontar y en la previa apeló al ambiente que se iba a vivir en su campo para tratar de asustar al Atlético. “Sólo Juninho ha vivido el tipo de atmósfera que les espera a los jugadores del Atlético cuando salten al campo”, dijo Lennon. “Estamos convencidos de que ganaremos y de que será la noche más alucinante que han vivido nuestros seguidores”, añadió Fenton.

Sin embargo, el zorro finalmente no fue tan fueron como lo pintaban y el Atlético tiró de experiencia para llevarse un encuentro en el que el Leicester le puso más ganas que juego. A los 50 minutos de juego la expulsión de López pareció dar alas a los ‘zorros’, pero Marshall también se fue a los vestuarios antes de tiempo ocho minutos después por doble amarilla y todo se calmó.

La entrada de José Mari dinamitó el partido. Dos cabalgadas del sevillano acabaron en los goles de Juninho y Kiko con los que el Atlético sentenció la eliminatoria. El 0-2 puso fina los sueños europeos del Leicester. ¿Volverán a verse las caras la próxima temporada?

Cuando José Mourinho rechazó al Atlético de Madrid y a la Real Sociedad

octubre 26, 2015 Deja un comentario

MourinhoJosé Mourinho, pese a que ahora no pase por su mejor momento, es uno de los entrenador más reconocidos mundialmente. En España se asocia el nombre del luso al Real Madrid por los tres años en los que estuvo dirigiendo al conjunto blanco y con el Barça por los años en los que estuvo de técnico asistente en el Camp Nou. Sin embargo, lo que pocos saben es que el luso pudo haber entrenado al Atlético de Madrid o a la Real Sociedad en sus inicios como técnico.

Para conocer los detalles de esta historia tenemos que trasladarnos a 1999. Sir Bobby Robson decide dejar su puesto en los despachos en el Barça para volver a ejercer de entrenador en el Newcastle. Al hacerlo propone a Mourinho que vaya con él como técnico asistente, tal y como ya había hecho antes tanto en el Barça como en los años en los que el técnico británico entrenó en Portugal.

Sin embargo, el ahora técnico del Chelsea agradeció el gesto a Robson pero lo rechazó porque consideraba que ya había llegado el momento de dar el salto e iniciar su carrera como primer entrenador. El Benfica fue el club que dio a Mou la primera oportunidad de comenzar su carrera en los banquillos. Fue con lo temporada 2000/2001 ya comenzada, los lisboetas propusieron a Jose relevar a Jupp Hyenckes, que había sido despedido tras únicamente cuatro jornadas de liga disputadas.

Sin embargo, problemas de entendimiento con la directiva del Benfica provocaron que Mourinho presentara su dimisión del conjunto encarnado el cinco de diciembre de 2000. El técnico luso regresó a los banquillos en la siguiente campaña dirigiendo al modesto Uniao Leiria, aunque en una entrevista al diario Record reconoció que también había recibido propuestas para dirigir al Atlético de Madrid y a la Real Sociedad que había rechazado.

“Tuve dos ofertas reales de España, pero no las pude aceptar. (¿De Real Sociedad y Atlético de Madrid?, le preguntó el periodista). Sí, pero no las pude aceptar. Seguramente que de aquí a un año y medio ya estaré en condiciones de hacerlo. Es una experiencia que quiero volver a repetir (entrenar en España). En mi carrera de entrenador no persigo sueños, mi sueño es el tener siempre un equipo para entrenar y hacer aquello que es lo que más me gusta con más placer y motivación. Ir al extranjero es una cosa que me atrae mucho”, señalaba Mourinho.

En aquella época el Atlético de Madrid se encontraba en Segunda División y la Real Sociedad era un equipo que coqueteaba muy seriamente con el descenso. Por ello, Mourinho quizás declinó sus propuestas, por no ser en aquellos momentos clubes muy estables.

Desde la grada: Atlético 1 – Real Madrid 1 (04/10/15)

octubre 5, 2015 Deja un comentario

Esta semana estrenamos una novedad de post en La Medialuna. Se trata de la serie ‘Desde la grada’. Unas entradas que tratarán de mostrar el fútbol tal y como lo ve un aficionado desde su asiento en el estadio. Por ello, mediante fotos hechas con el móvil, pido de antemano disculpas por la mala calidad de algunas de ellas, reflejaremos una jornada futbolera.

Comenzamos esta serie con un partido con mayúsculas: el derbi que han disputado este domingo Atlético y Real Madrid. Comenzamos el viaje de lo que nos ha deparado el duelo cumbre entre los dos mejores equipos de Madrid:

19:30 – Los alrededores de Madrid destilan pasión y ganas de derbi.

alrededores Calderón

19:47- Salta Keylor Navas a calentar

Navas calienta

19:55- Sale Jan Oblak a calentar

Oblak calienta

19:58- El Atlético comienza a calentar

calentamiento_Atleti1

calentamiento_atleti2

20:01- Sale a calentar el Real Madrid

calentamiento_RM1

calentamiento_RM2

20:28- El Vicente Calderón recibe a lo grande a su equipo

calderon1

Calderon2

20:29- El Atleti se conjura para el partido

Conjura_Atlético

20:30- ¡Comienza el partido!

ATM-RM

ATM-RM2

Minuto 11: ¡Gol de Benzema! (0-1)

gol_Benzema

marcador

Minuto 22: Keylor Navas le detiene un penalty a Antoine Griezmann

navas_penalti

Minuto 41: Carvajal se lesiona y tiene que retirarse del partido

Carvajal_Lesionado1

Carvajal_Lesionado2

Carvajal_Lesionado2

Minuto 46: ¡Comienza la segunda parte!

atm-rm

Minuto 83: ¡Gol de Vietto! (1-1)

gol_vietto1

gol_vietto2

gol_vietto3

gol_vietto4

Minuto 84: El Calderón se vuelve loco con u equipo

fa

Minuto 93: ¡Final del partido! (1-1)

final_partido_1

final_partido_2

 

Cuando Mendoza estuvo a punto de fichar Futre para el Real Madrid

septiembre 23, 2013 1 comentario

Paulo Futre es uno de los grandes ídolos históricos de la hinchada del Atlético de Madrid, ya que el portugués dio grandes tardes de gloria a los rojiblancos en el Vicente Calderón. Sin embargo, los que pocos ya recuerdan es que el luso estuvo cerca de pasar de héroe a villano para los ‘colchoneros’ porque estuvo muy cerca de fichar por el eterno rival: el Real Madrid. Una historia que, en plena semana de derbi madrileño, no está mal repasar.

Los hechos sucedieron en 1993. El Real Madrid estaba como coloco por destronar al Barça de su posición de campeón, los azulgranas habían logrado en aquellas fechas tres ligas de manera consecutiva. Sin embargo, el comienzo liguero de los blancos fue un auténtico desastre: sumaron dos derrotas en las tres primeras jornadas de campeonato.

La última de ellas, además, fue humillante, ya que el Deportivo goleó por 4-0 al Real en Riazor. Ramón Mendoza, presidente madridista en aquellos tiempos, pensó que el equipo necesitaba un revulsivo y, además de sopesar despedir a Benito Floro, entonces entrenador madridista, creía que el fichaje de un ‘crack’ ayudaría a relanzar al equipo tanto moral como deportivamente.

Es ahí donde entra en escena el nombre Futre. La llegada del luso suponía un auténtico golpe sobre la mesa: se fichaba a una estrella y se vestía de blanco a un símbolo histórico del Atlético. Mendoza estuvo rápido en las negociaciones y logró un principio de acuerdo para que Futre jugara en el Santiago Bernabéu: pagar 600 millones de pesetas -algo más de tres millones de euros-, 400 que irían para el Olympique de Marsella -equipo en el que jugaba el luso- y 200 que serían para la ficha del futbolista; tal y como informó la prensa de la época.

Sin embargo, lo que desconocía Mendoza es que cuando Jesús Gil, presidente del Atlético, había vendido a Futre se había guardado bien las espaldas por si se daba una situación de ese tipo. Gil obligó a firmar a Futre que si fichaba posteriormente por un equipo italiano el Atleti recibiría 300 millones de pesetas y si lo hacía por uno español la cantidad subía a 500. Entre estos últimos no entraba el Real Madrid, ya que Gil añadió otra cláusula que indicaba que si el luso iba al Santiago Bernabéu el Atlético recibiría 1.000 millones de pesetas -seis millones de euros-.

Pese a que ahora estas cantidades puedan parecer ridículas, en aquellos tiempos resultaban un dineral. Por ello, Mendoza estudió la posibilidad de traerse cedido a Futre para así no tener que pagar nada al Atleti. Sin embargo, los asesores del presidente madridista le desaconsejaron hacerlo porque en el contrato que firmó Gil no dejaba nada claro que ésto únicamente se ciñera ala modalidad de traspaso y que, por tanto, si llegaba en calidad de cedido el Atlético pudiera reclamar sus 1.000 millones de pesetas.

Por ello, Mendoza les hizo caso y finalmente el fichaje de Futre por el Real Madrid no llegó nunca a producirse.

El día que Simeone deseó fichar por el Real Madrid

octubre 8, 2012 Deja un comentario

Hablar de Diego Pablo Simeone es hacerlo de alguien que es santo y seña del Atlético de Madrid. Uno de los pocos que pueden presumir de haber podido ganar títulos en la ribera del Manzanares tanto como jugador como entrenador. Por ello, en el Vicente Calderón le tienen en el mayor de los altares. Lo que pocos ‘colchoneros’ recuerdan es que hubo un tiempo en el que el único sueño del ‘Cholo’ era…¡jugar en el Real Madrid!
Corría la temporada 93/94 y por aquel entonces Simeone jugaba en el Sevilla. En aquella época el Real Madrid era un gigante con pies de barro que andaba desquiciado porque no sabía de qué manera derrocar al ‘Dream Team’ de Johan Cruyff de lo más alto. Por ello, no hacía más que fichar jugadores sin ton ni son para intentar lograr su objetivo.
Planificando la temporada 94/95 el conjunto blanco se fijó en Simeone para su centro del campo. La prensa de entonces contaba que los ‘merengues’ querían que el albiceleste se convirtiera en su nuevo Uli Stielike. Alguien que dejara huella y carácter en el medio. Cuando tantearon el fichaje tuvieron, como rezan los chistes más populares, dos noticias: una buena y otra mala.

Esta última era que el Sevilla pedía 600 millones de pesetas (algo más de tres millones de euros) más dos jugadores por su futbolista. La buena era que Simeone cuando se enteró del interés estaba como loco por recalar en el Santiago Bernabéu. “Si me fuera de Sevilla sólo me iría al Real Madrid”, indicó el ‘Cholo’ el 15 de abril de 1994.
Sin embargo, finalmente los deseos del argentino no se cumplieron. Desde Chamartín dejaron de estar interesados en el jugador en el momento en el que Jorge Valdano, entonces en el Tenerife pero que tenía un contrato para entrenar al Real Madrid la temporada 94/95, señaló que prefería fichar para su proyecto a Fernando Redondo, tal y como sucedió.
Finalmente Simeone en el verano de 1994 si que acabó en Madrid, pero no en el Bernabéu si no en el Vicente Calderón, donde comenzó con el ‘Atléti’ un largo idilio que perdura hasta hoy aunque pocos recuerden que antes el ‘Cholo’ se había dejado querer por el eterno rival.
Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: , ,

Un Real Madrid ¿De Segunda?

agosto 25, 2009 9 comentarios

En la actualidad, hablar del Real Madrid es sinónimo de hacerlo de Glamour, gloria o éxito. Sin embargo, hubo un momento de la historia en el que todo pudo cambiar. Fue en el año 48, cuando el Real Madrid estuvo a un paso del abismo y comenzó a abrir los ojos para iniciar una época dorada.

Don Santiago Bernabéu, posiblemente, pasó su peor año como presidente del Real Madrid en la campaña 47/48. El máximo mandatario blanco había aterrizado en la Casa Blanca en 1943 y acaba de cumplir uno de sus sueños: construir uno de los mejores estadios de Europa, el Santiago Bernabéu, entonces conocido como Estadio Nuevo Chamartín.

 Santiago_Bernabeu_pone_primera_piedra

En él, Bernabéu esperaba que el Real Madrid recuperara la gloria que se le acaba de resistir por aquellos años en España, puesto que por aquel entonces apenas sumaba dos Ligas debido a que sus mayores éxitos habían llegado en la Copa. Sin embargo, el sueño de Don Santiago estuvo muy cerca de convertirse en pesadilla. La afición comenzó la campaña muy ilusionada y los merengues llegaron a tener 40000 socios, una cifra espectacular en aquellos años.

 don-santiago-bernabeu

En cambio, el equipo no acababa de carburar y deambulaba, jornada y jornada también en posiciones de descenso. Por ello,  Jacinto Quincoces, entrenador de los blancos, tuvo que ser relevado de su puesto tras haber obtenido cinco victorias, cuatro empates y ocho derrotas en 17 partidos. Le sustituyó el inglés Michael Alexander Keeping que llegó procedente del Fulham y durante su paso en España causó furor con su táctica WM.

keepingSin embargo, los comienzos del británico no fueron fáciles, ya que en su primer partido perdió contra el Nastic de Tarragona el 4 de enero de 1948. Partido a partido se fue viendo que el ‘efecto Keeping’ no era el revulsivo que necesitaba el equipo y la situación alcanzó tintes dramáticos cuando en la jornada 20, tras perder contra el Sporting en el Bernabéu, el Madrid pasó a ocupar el penúltimo lugar de la clasificación.

Las mofas contra el conjunto blanco se acrecentaron y especialmente célebre fue una esquela que apareció en un diario de la Ciudad Condal en 1948: “Descanse en paz el Real Madrid, con campo de Primera y equipo de Segunda”. Además, los capitalinos eran recibidos en los campos de España con cánticos de “a segunda, a segunda, a segunda”.

Tal fue el caso, que llegó la última jornada y el Real Madrid no tenía, ni mucho menos, asegurada la permanencia y tampoco daba buenas vibraciones para lograrla. El Madrid tenía sólo 19 puntos, estaba empatados a puntos con el Sabadell, sacaba un punto al a la Real Sociedad de San Sebastián y dos al Sporting de Gijón. Por lo que estaban obligados a ganar al Oviedo SÍ O SÍ. Sin embargo, los carbayones no eran el mejor rival ante el que jugarse la vida, pues tenían una gran delantera –conocida como la “Eléctrica”- con jugadores como Emilín, Herrerita y Lángara y había humillado a los capitalinos por 7-1 en la primera vuelta.

Por esto, el 2-0 final a favor del Real Madrid, y que sentenció a Real Sociedad y Sporting, despertó algunas dudas y más de uno aseguró que el Oviedo no plantó cara a los blancos debido a un sospechoso sobre en blanco que, supuestamente, había entregado Don Santiago a los asturianos. Otro actor clave en la permanencia madridista fue el Atlético de Madrid. Y es que los rojiblancos ayudaron a su eterno rival a permanecer en primera tras golear por 2-7 al Sporting. Sea como fuere, Bernabéu aprendió la lección y profetizó que, partir de entonces el Real Madrid sería espectacular y ganaría títulos.

Así, años más tarde, llegaron los ansiados títulos de Liga y muchas conquistas de la Copa de Europa. Los éxitos en esta última provocaron que el diario “The Times” les bautizara con el apodo de los vikingos por considerar que “el Real Madrid se pasea(ba) por Europa como antaño se paseaban los vikingos: arrasándolo todo a su paso”. Así pues, el destino –o los sobornos, que dirían las malas lenguas- concedió una segunda oportunidad al equipo blanco. Y todo ello porque un 11 de abril de 1948, Pruden, un delantero que pocos aficionados blancos recordarán, marcó dos goles al Oviedo que supusieron la salvación. Sin ellos, hoy, quizás no veríamos por Chamartín ni a Cristiano Ronaldo ni a demás cracks. Además, para más INRI, Prudén era un ex del Atlético de Madrid.

kaka-ronnaldo