Archivo

Posts Tagged ‘Adhemar Cavanessi; Uruguay; Argentina; Juegos Olímpicos; 1928; triunfo; gloria’

El gafe de Cavanessi

noviembre 15, 2010 4 comentarios

Jugar una final es el sueño de todo jugador. Sobre todo si ésta te permite alcanzar un título importante. Las puertas de la gloria no se abren todos los días y, por ello, todos quieren estar atentos para cuando se observe el primer resquicio de luz. Sin embargo, algunos tienen una manera peculiar de escribir las páginas de la historia. Es el caso del uruguayo Adhemar Canavessi, que cambió un puesto principal en el escenario en el que todos querían estar por uno secundario por miedo al hedor del fracaso.

Para contar esta historia tenemos que trasladarnos a la década de los años veinte. Entonces no había dinero en juego, pero si mucha hambre de gloria. En ese terreno se movía como pez en el agua Uruguay, que sumaba casi todos los partidos que jugaba por victorias. Uno de los jugadores que conformaban aquel equipo celeste era Adhemar Canavessi, el cual solía siempre jugar de titular.

Pese a ello, Canavessi tenía un lunar cuando disputaba un partido con los charrúas: siempre que había jugado de titular contra Argentina Uruguay mordía el polvo. El destino, caprichoso como nadie, quiso que la final de los Juegos Olímpicos de 1928 la disputaran ambos países. Por entonces éste era el torneo más importante que se jugaba, ya que los Mundiales aún no existían.

Por ello, a Cavanessi le entró el pánico al escuchar cuál era su rival para la final. Él era titular y pensaba que si volvía a jugar contra Argentina su país iba a perder el partido decisivo al que tanto les había costado llegar. Sobre todo, porque sobre la cabeza de Adhemar no hacía más que sobrevolar que, por si fuera poco, la última vez que jugó contra los albicelestes se metió un gol en propiamente. Así, ni corto ni perezoso, se bajó del autobús que llevaba a sus compañeros al campo y se quedó en hotel. Lo más curioso de todo fue que la táctica de Cavanessi dio resultado: Uruguay ganó el partido y él también pudo formar parte de la historia, aunque a su manera.

Anuncios