Archivo

Posts Tagged ‘Arsenal’

Cuando Luis Enrique ganó al Arsenal en Londres

febrero 22, 2016 Deja un comentario

Luis Enrique vs ArsenalEl Arsenal – Barcelona que se va a disputar este martes es uno de los duelos más atractivos de los octavos de final de la Liga de Campeones por la atractiva propuesta futbolística que suelen ofrecer ambos equipos. Los ‘gunners’, además, traen buenos recuerdos para el Barcelona, ya que a ellos les ganaron la Champions de 2006 y les eliminaron de la máxima competición continental en 2010 y 2011. Sin embargo, los culés no pudieron ganar a los londinenses en Inglaterra en sus dos últimas visitas. De hecho, en el último triunfo del Barcelona sobre el Arsenal como visitante estuvo presente el actual entrenador de los azulgranas: Luis Enrique.

Fue el 19 de octubre de 1999, en la fase de grupos de la Liga de Campeones. El Barcelona aquel año quedó encuadrado en el llamado ‘grupo de la muerte’ en el que estaban el Arsenal de Arsene Wenger, la Fiorentina de Gabriel Batistuta y el AIK Solna de….¿Asper?. Y el AIK Solna, a secas. El Barça se había tomado muy en serio la Champions ese año debido a que en los dos anteriores había caído a las primeras de cambio en la competición y se negaba a repetir ese destino un año más.

luis Enrique vs Arsenal 2Los culés hicieron una buena primera vuelta en la que lograron siete puntos tras ganar a Fiore y AIK y empatar en casa con el Arsenal en el Camp Nou. En esas se plantó el Barça en Wembley, ya los gunners decidieron jugar ahí sus partidos de Liga de Campeones y no en Highbury porque tenía mucho más aforo, con la intención de sentenciar su pase a la segunda liguilla de la competición.

Pocos estadios tienen más mística que Wembley para los catalanes y aquella noche de octubre volvió a quedar evidenciado. Rivaldo adelantó al Barcelona a los 14 minutos tras transformar un penalti cometido sobre Philip Cocu, de los jugadores más destacados aquella noche. Casi acto seguido, Luis Enirque hizo en el 0-2. Tras una gran cabalgada por la banda derecha, el asturiano aprovechó que Tony Adams se escurrió para batir a David Seaman con disparo cruzado. Denis Bergkamp devolvió la emoción al encuentro recortando diferencias antes del descanso.

Pese a ello, el Barça no se amilanó y Luis Figo y Cocu sentenciaron el partido ya en la segunda parte. Marc Overmars maquilló el resultado para los ‘gunners’ en el minuto 84 tras finalizar una genial asistencia de tacón de Davor Suker. Con ese triunfo el Barcelona de los Luis Enrique, Rivaldo, Figo y Guardiola, entre otros, rompió una racha de 39 años de los culés sin ganar un partido oficial en Inglaterra.

luis Enrique vs Arsenal 3Además, aquella derrota dejó muy tocado al Arsenal, que pasó de disputar el liderato a los culés en aquel encuentro a finalmente quedar eliminado de la competición al verse superado por la Fiorentina en el segundo puesto. Una de las posibles razones de la eliminación del conjunto londinense pudo ser la poca autocrítica de Arsene Wenger hacia su equipo.

“Hemos jugado bien, pero todo ha ido en nuestra contra, sobre todo a partir del 0-2 cuando no habían pasado ni quince minutos. Dos goles en un minuto casi nos han sentenciado, pero aun así nunca nos hemos rendido y hemos buscado siempre el ataque”, dijo el técnico alsaciano tras jugar contra el Barça.

“No quiero decir que hayamos sido mejores, pero un 2-4 puede hacer creer que sólo existió un equipo y no ha sido así. Ha sido un gran espectáculo de fútbol, sobre todo si no eres del Arsenal, y  para ofrecer un buen partido se necesitan dos equipos”, añadió.

¿Pondrá Luis Enrique a sus jugadores el encuentro del 19 de octubre de 1999 para preparar el partido contra el Arsenal?.

Cuando el Udinese pudo fichar a Thierry Henry

Henry JuventusUna de las últimas noticias que ha dejado el recién acabado 2014 ha sido el anuncio de Thierry Henry de colgar las botas. El galo ha sido uno de los mejores delanteros de los últimos 15 años y, por ello, se ha escrito de todo sobre su carrera durante estos días. Sin embargo, lo que pocos han comentado es que el francés estuvo muy cerca de fichar por el Udinese en 1999.

Henry jugaba desde enero desde ese mismo año en la Juventus de Turín, club al que había llegado procedente del Mónaco. Sin embargo, la andadura del ariete en el fútbol italiano no fue tan exitosa como era de esperar de un jugador que era campeón del mundo y estaba considerado como uno de los futbolistas más prometedores del momento.

Por ello, toda vez que la temporada 98/99 fue un auténtico fracaso para la ‘Vecchia Signora’, ya que acabaron en la séptima posición, lo que provocó que si querían jugar la UEFA debían de jugar la Copa Intertoto, hizo que en verano los bianconeri decidieran hacer varios ajustes en su plantilla.

Una de las posiciones que buscó reforzar la Juve fue la delantera. Por eso se fijaron en Marcio Amoroso, un ‘killer’ brasileño que había sido Pichichi de la Serie A con el Udinese tras marcar 22 goles. Para abaratar la operación, los turineses plantearon ceder a los de Friulli a Henry. Con el préstamo del galo, además, el club juventino quería asegurarse que Thierry se adaptara mejor a la Serie A en un equipo de menor exigencia.

Sin embargo, tal y como señala el libro ‘Thierry Henry: Lonely at the top: A Biography’, al internacional francés la opción de recalar en el Udinese no le gustó nada. Especialmente cuando entró en escena el Arsenal, en el que estaba Arsene Wenger, al que conocía de su época en el Mónaco, con una oferta para llevarse al delantero a Londres. Finalmente la Juve accedió a los deseos de Henry e hizo oficial el tres de agosto de 1999 el traspaso del galo rumbo a Highbury a cambio de 15 millones de euros.

Henry JuventusAños más tarde, el propio Marcio Amoroso reconoció en una entrevista a ‘TuttoJuve.com’ la negociación entre Udinense y Juventus por el brasileño con Henry de por medio: “Sí, fue una posibilidad, pero cuando sucedió todo eso yo no sabía nada. Fue el mister Ancelotti (que en 1999 entrenaba a la Juventus) el que me lo dijo cuando estuvimos juntos en el Milan. Cuando me lo contó todo yo me caí literalmente de la nube porque ¡No tenía ni idea! Para mí habría sido un honor jugar también en la Juventus. Todos los jugadores sueñan con jugar en grandes equipos como Juve, Milan o Inter”.

¿Habría acabado triunfando Henry en la Serie A, primero, y en la Juve, después, de haber aceptado la cesión al Udinese? Eso es algo que, lamentablemente, nunca sabremos. Aunque desde luego que nadie puede negarle a Thierry que ir al Arsenal fue una gran decisión.

Cuando el Sevilla tuvo fichado a Van Persie

Van PersieEste jueves comienza, al fin, el Mundial de fútbol. Uno de los partidos más interesantes de la primera jornada será, sin duda, el que disputen España y Holanda el próximo viernes. Robin Van Persie es una de las estrellas del conjunto de Louis Van Gaal y estuvo muy cerca de jugar en el país que será su rival en la primera jornada del Mundial. Concretamente en el Sevilla.

Fue en el año 2004. Por aquel entonces Van Persie tenía 20 años y militaba en el Feyenoord. Su importante contribución a que el equipo holandés ganara en 2002 la Copa de la UEFA le convirtió en una de las promesas más firmes de Europa. Además, acababa contrato en el año 2005 y ya había dejado claro que no iba a renovar por el club de Roterdam, por lo que los rojiblancos estaban obligados a venderlo en 2004 si querían sacar algún beneficio por él.

Un hecho que provocó que muchos equipos le tuvieran en su agenda en un sitio privilegiado. Sin embargo, Monchi, director deportivo del Sevilla y rápido como pocos para detectar el talento emergente a buen precio, fue de los primeros que contactó con Van Persie y su agente para hacerle llegar que lo mejor para su futuro es que jugara en el Sánchez Pizjuán.

A favor de los hispalenses estaba que el propio jugador ya había declarado sus simpatías para jugar en la Liga. “Es la mejor para desarrollar mis cualidades”, confesó en una entrevista. Por ello, tras una reunión en Amsterdam logró cerrar un acuerdo verbal para que Van Persie fichara por el Sevilla. Monchi quedó entonces a expensas de que el agente del jugador le llamara para formalizar en un contrato todo lo hablado y firmar el acuerdo.

Van Persie ArsenalSin embargo, pasaron los días y la llamada de Van Persie y su agente no le llegó a Monchi. Consciente de que lo más probable es que ésto se debiera a que un club grande de Europa se había interpuesto en el camino con una oferta irrechazable, el Sevilla emitió un comunicado anunciando que rompía las negociaciones. Ya se sabe, es mejor decir que tú has rechazado a un jugador que viceversa.

“El Sevilla F.C. ha decidido romper las negociaciones llevadas a cabo con el Feyenoord holandés y con los representantes de Robin Van Persie, extremo zurdo cuya ficha pertenece al club de Rotterdam, en vista de que las gestiones llevadas a cabo por el club no han dado el fruto apetecido. El director deportivo del Sevilla, Ramón Rodríguez, Monchi, desplazado a Holanda para sumarse a los representantes del Sevilla que iniciaron los contactos, mantuvo conversaciones tanto con los agentes del jugador como con representantes del Feyenoord sin que haya sido posible alcanzar un acuerdo satisfactorio para los intereses sevillistas. Así las cosas, el Sevilla FC, que no desea ser usado como gancho en posteriores negociaciones del Feyenoord con otros clubes interesados en el jugador, ha decidido retirar su oferta por Van Persie”, rezaba el comunicado de los hispalenses.

El Sevilla no se equivocaba. Efectivamente, había otro club que se interpuso en las negociaciones: el Arsenal. Además de ofrecerle una mejor oferta económica, los gunners también le daban la posibilidad a Van Persie de jugar en un equipo que aquella temporada acabó la campaña invicto como campeón de la Premier League. Por si ésto no fuera poco, el Arsenal era uno de los equipos favoritos en la infancia de Van Persie, por lo que el holandés puso rumbo a Londres y no a Sevilla.

Curiosamente, allí podía haber coincidido con Sergio Ramos, que entonces militaba en el Sevilla y que, probablemente, será el futbolista que le marque en el España – Holanda con el que dará inicio el Mundial.

Cuando Guardiola pudo fichar por el Arsenal

febrero 17, 2014 Deja un comentario

Hace semanas recordamos en este blog que Pep Guardiola estuvo muy cerca de fichar por la Juventus en el verano de 2001. Otro de los equipos que estuvo muy interesado aquel año en contratar al catalán aquel año, según narra Guillem Balague en su libro “Pep Guardiola, otra forma de ganar”, fue el Arsenal. Por ello, con motivo del Arsenal – Bayern que se va a disputar esta semana vamos a recordar la historia de Pep con el club inglés. 

Meses antes de que finalizara la temporada 2000/2001, Guardiola lanzó la bomba de que no iba a renovar por el Barcelona. Fue entonces cuando el teléfono de Josep María Orobitg, representante de Pep, empezó a echar humo con las llamadas de los más importantes equipos de Europa interesándose por la situación del centrocampista. 

De todos los ofrecimientos que recibió, el que más le gustó a Guardiola fue el que le hizo la Juve, ya que deseaba jugar en el mismo club en el que había militado su ídolo de infancia: Michel Platini. Por ello, Orobitg acordó una reunión con el club italiano para negociar y llegó a un acuerdo con la ‘Vecchia Signora’ para que Pep vistiera la camiseta bianconera a partir de la temporada 2001/2002. 

Sin embargo, la Juve no logró ganar el Scudetto en 2001 y los dirigentes del club turinés decidieron despedir al entonces técnico del equipo: Carlo Ancelotti, que había sido a su vez el que había dado luz verde al fichaje de Guardiola. Es por ésto que Marcello Lippi se hizo cargo del equipo y una de sus primeras decisiones fue la de transmitir a la directiva que él no quería fichar a Guardiola.

Es en ese momento en el que Orobitg tuvo que empezar a moverse para buscar otras opciones. Fue ahí cuando apareció la posibilidad de jugar en el Arsenal de Arsene Wenger. El club inglés le comunicó al representante que estaban interesados en Pep si vendían a Patrick Vieira. 

El Real Madrid fue el club que más se interesó en fichar al galo, pero los blancos acabaron abandonando las negociaciones para contratar a Vieira debido a que consideraron muy elevadas las pretensiones que pedía el Arsenal y a que ese verano ya habían gastado 130000 millones en contratar a Zinedine Zidane, que se había convertido en el fichaje más caro de la historia en ese momento. 

Ésto cerró las puertas del Arsenal a Guardiola, que comunicó a Orobitg que sin la marcha de Vieira no veían necesario fichar a Pep. Es por ello que Guardiola finalmente fichó aquel verano por el Brescia, aunque el catalán se tomó la revancha con el club londinense, ya que ya como entrenador del Barça logró apear a los Gunners en hasta dos ocasiones de la Liga de Campeones ¿sumará esta temporada la tercera?

El Emirates Stadium, el punto débil de Arsene Wenger

febrero 25, 2013 2 comentarios

No corren buenos tiempos para Arsene Wenger en el Arsenal. Por primera vez en bastantes años, se duda mucho sobre la continuidad del alsaciano al frente de los ‘gunners’ toda vez que en menos de una semana el conjunto londinense ha dicho adiós a la FA Cup y prácticamente también se ha despedido de la ‘Champions’ tras caer en casa por 1-3 contra el Bayern en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. 

Los hinchas del equipo inglés ya no enarbolan por bandera su ya popular “In Arsene we trust” (“En Arsene nosotros creemos) debido al notable bajón que ha pegado un equipo que ya no es que no gane ningún título desde el año 2005, sino que hace ya algunas temporadas que ni tan siquiera pelea ellos. 

Por ello, la pregunta está en el aire ¿es el realmente Wenger el auténtico culpable de que las vitrinas del Arsenal lleven cerradas desde hace tiempo? Es obvio que el francés tiene su parte de culpa en todo, nadie lo va a negar, sin embargo el técnico es sólo una víctima más de los deseos de expandimiento de la entidad.

A principios de la década del 2.000, el Arsenal era uno de los equipos más potentes tanto de Inglaterra como de Europa. Por ello, sus dirigentes pensaron, con razón, que los 38.000 espectadores que cabían en el viejo Highbury se quedaban pequeños ante la gran expectación que levantaban los ‘gunners’. 

Por este motivo el club decidió construir en 2.005 el Emirates Stadium, uno de los más modernos del mundo y el tercero con más capacidad de toda Inglaterra, que inauguró orgulloso en 2.006. Curiosamente, los londinenses llevan desde 2.005 sin ganar un título ¿casualidad? No creo. 

El marcharse al nuevo estadio supuso al Arsenal una deuda de unos 530 millones de euros. La entidad londinense lo que decidió entonces fue, lógicamente, llevar un gran control del gasto que se hacía en el equipo para así en poder hacer frente a ese dinero en un relativamente breve espacio de tiempo.

De esta manera se quedó algo coja la filosofía de Wenger. El galo cosechó grandes éxitos a finales de los 90 y principios del nuevo siglo en el Arsenal conjuntando a grandes promesas con jugadores ya contrastados. Sin embargo, con la llegada al Emirates esto cambió y al haber menos dinero en caja únicamente se pudo seguir contratando a las promesas porque los contrastados resultaban inaccesibles. 

Así durante estos años el club ha vivido en un constante bucle: fichaba jugadores jóvenes, éstos tras un periodo de adaptación de un par de temporadas lograban convertirse en estrellas y cuando sucedía ésto, cansados de que el Arsenal no luchara por títulos, deciden abandonar el club. Van Persie, Cesc o Nasri son claros ejemplos de ésto. Por ello, cuando el Arsenal nunca ha logrado dar ese paso adelante, porque nunca ha llegado a tener ese bloque de futbolistas contrastados. Sólo lograba tener un par de ellos a lo sumo.

Cuando escribo de contrastados me refiero a jugadores con la experiencia necesaria al máximo nivel y en equipos del mayor nivel de exigencia. Además, al Arsenal tampoco le ha venido bien que en esta época de ‘vacas flacas’ hayan surgido ‘nuevos ricos’ como Manchester City o Chelsea que se han metido de lleno en la lucha por la ‘Premier’ y que, en parte, han desvirtuado el mercado de fichajes global, ya que en la época dorada de Wenger la lucha por el título prácticamente era un mano a mano contra el Manchester United, algo que ahora no sucede. 

Por ello, antes de atizar a Arsene Wenger, del que nadie niega que tiene parte de culpa en el fracaso actual del equipo, que nadie olvide éstos matices, ya que no es que su librillo haya quedado obsoleto, sino que ya no dispone de las mismas armas de antaño y sus rivales, además de multiplicarse, se han reforzado más y mejor. Lo peor de todo es que tiene pinta para los ‘Gunners’ de que ésto todavía para ellos durará algunos años más.

Las otras ligas ganadas en el último minuto

mayo 21, 2012 2 comentarios

El final de la última Premier League va a quedar en el recuerdo de todos los aficionados como el de una de los más emocionantes de la historia. El Manchester City tiro de épica para remontar un partido, y un campeonato, que en el minuto 90 tenía perdido. Sin embargo, el actual no ha sido el único campeonato que se ha decidido en el último segundo. En la memoria de muchos aficionados ingleses aún perduran los títulos ganados de manera agónica por el Arsenal en 1989 o el Blackburn Rovers en 1995. 
 
Los primeros conquistaron el título tras jugarse el campeonato a una carta contra el Liverpool en Anfield Road,  tras haber dilapidado en las últimas jornadas de la temporada una renta al frente de la tabla que parecía que les iba a dar el título sin necesidad de sufrir. La situación cambió y para el partido decisivo eran los ‘reds’ los que lideraban la tabla y sacaban tres puntos a los ‘cañoneros’, a los que sólo les valía un triunfo por 0-2 para ganar el título. 

El partido transcurría 0-1 y parecía que el Arsenal iba a morir ahogado en la orilla. Sin embargo, en el minuto 91, Michael Thomas hizo el definitivo 0-2 que dio el campeonato al Arsenal. Un resultado que enmudeció un Anfield que a penas 30 segundos antes ya cantaba y celebraba la que iba a ser una de las derrotas más dulces de su historia.
 
En 1995, el Blackburn Rovers llegó a la última jornada dependiendo de sí mismo para ganar la Premier League. Después de que el año anterior hubiera tirado por la borda todo el trabajo de la temporada en las últimas jornadas, en las que perdieron todas sus opciones porque se vieron superados por la presión de luchar por algo tan importante como el título, estaban convencidos de que habían aprendido la lección y que aquello no se iba a volver a repetir.
 
Para empezar, al contrario que el anterior curso, llegaron a la última jornada dependiendo de sí mismos para ganar el campeonato. Sacaban dos puntos al Manchester United y un triunfo, precisamente también Anfield Road, les aseguraba la gloria. Las cosas comenzaron bien, pues lograron adelantarse en el marcador gracias a un gol de Alan Shearer.
 
Sin embargo, lo vieron todo hecho y ‘se durmieron en los laureles’. Esto lo aprovechó  el Liverpool, que logró darle la vuelta al marcador. Para darle más emoción al tema, el 2-1 lo hizo en el tiempo añadido, cuando ya no le quedaba tiempo para reaccionar. El Manchester United al conocer el resultado apretó de lo lindo, pero no pudo pasar del empate contra el West Ham y el Rovers se enteró por la radio de que había ganado la Premier.
 

El Arsenal de Bin Laden

noviembre 14, 2011 Deja un comentario

El fútbol es una de esas cosas difíciles de comprender. Visto desde fuera parece un simple juego más, pero cuando te atrapa estás perdido porque ya no sabes qué hacer sin él cada domingo. De esta especie de maldición no escapa nadie,  desde el pobre obrero que trabaja de sol a sol hasta el mayor de los terroristas que parece que, en un principio, sólo tiene ojos para planificar sus cruentas masacres. Un ejemplo de esto último es Osama Bin Laden que en su corazón, si es que lo tenía, guardaba una parte importante para seguir a su Arsenal.

El flechazo entre el club inglés y Bin Laden se produjo en 1994. En aquella época Osama no era tan conocido mundialmente como, lamentablemente, lo fue a partir de 2001. Sin embargo, ya estaba en las listas de muchos centros de inteligencia de todo el mundo como sujeto a ser vigilado y, a ser posible, también capturado. En aquel año el ideólogo del 11S se encontraba viviendo en Londres, seguramente tramando algo nada bueno, y en sus ratos libres se dedicaba a ver los partidos de la Premier League por televisión. 

De todos los equipos que vio uno le llamó especialmente la atención: el Arsenal, del que se hizo hincha. Aquel conjunto no jugaba como el de Arsene Wenger, pero destacaba por la lucha y coraje que derrochaba en cada uno de los encuentros que disputaba. Tanto fue así, que Bin Landen estaba tan embelesado con los Gunners, apodo que recibe el equipo londinense por sus orígenes en una fábrica de armas, que decidió ir a ver varios partidos al hoy ya demolido Highbury, en el que presenció varios partido de la Recopa de esa temporada.

La cosa no quedo ahí, pues Osama transmitió a Abdullah, el mayor de sus 13 hijos, la pasión por el club rojiblanco y le llegó a comprar en la tienda oficial de la entidad una camiseta del Arsenal que llevaba en la espalda el nombre de Ian Wright y el número ocho. Tal llegó a ser el fanatismo de padre e hijo por la escuadra inglesa que Bin Laden se planteó comprar el club, ya que veía que podía ser una buena manera  para blanquear dinero, obtener beneficios y, cómo no, disfrutar en primera persona del equipo de sus amores.

Sin embargo, la intención de Osama se hizo trizas al poco tiempo. Y es que el gobierno saudí le confiscó su pasaporte y le señaló como subversivo. Esto obligó a Bin Laden a cambiar de país y huir rápidamente a Sudan. Poco después los hinchas del Arsenal se enteraron de que uno de los fugitivos más buscados era hincha de su club y le dedicaron la siguiente canción en la que tomaban la  entonación del “Volare” de Domenico Modugno:  “Osama,oh, oh/Osama,oh, oh, oh, oh/ He comes from Taliban/He is an Arsenal Fan” (“Osama,oh, oh/Osama,oh, oh, oh, oh/Él es un talibán/él es un fan del Arsenal”)

Cuando ocurrieron los terribles atentados del 11 de septiembre de 2001 y gracias a que gran parte del planeta ya sabía que Osama era hincha del Arsenal por la biografía que había escrito Adam Robinson titulada “Detrás de la máscara del terror”, el club Gunner salió rápidamente al paso al anunciar que el terrorista era persona non grata para el club y que nunca le volverían a permitir la entrada a su estadio. Aunque entre la hinchada de los londinenses se tomaron un poco a guasa el tema, pues siguieron cantando a Bin Laden, aunque cambiaron la letra de la canción: “Osama,oh, oh/Osama,oh, oh, oh, oh/ he supports the Arsenal/ he’s hiding near Kabul” (“Osama,oh, oh/Osama,oh, oh, oh, oh/Él  apoya al Arsenal/ se esconde cerca de Kabul).