Archive

Posts Tagged ‘Atlético de Madrid’

La última lección del Vicente Calderón

El post de esta semana va a ser diferente a los que suelo publicar en el blog, ya que va a ser mucho más personal de los que suelo escribir por aquí habitualmente. Fui uno de los 50.000 afortunados que el pasado miércoles pudo disfrutar de la última noche europea y, posiblemente, también última gran velada del Vicente Calderón. En una fecha tan única creo que todos los que estuvimos allí tenemos una historia que contar y, por ello, si gustas, voy a proceder a contar la mía.

Que todo el estadio una vez acabado el partido, y con el Atlético eliminado, merece la pena resaltar esto último, se quedará cantando el himno rojiblanco no fue casualidad, fue la última gran lección que dio el estadio a su parroquia para que no se le olvide en el Nuevo Metropolitano, me niego a llamarle Wanda y menos si no hay trinque de por medio.

Los duelos que llevan enfrentando en los últimos años al Real Madrid y el Atleti en Champions me han hecho recordar la película ‘La máquina del tiempo’. En ella, el científico e inventor Alexander Hartdegen anda obsesionado con los viajes en el tiempo. Una circunstancia que se agudiza cuando ve morir a su novia en sus brazos.

Es entonces cuando decide dedicar el 100% de su tiempo e ingenio en crear una máquina con la que regresar al pasado y salvar a su amada de su trágico destino. Su tenacidad da sus frutos y logra montar la máquina con la que poder viajar al pasado. Sin embargo, no consigue el objetivo de cambiar todo y que su novia escape de la muerte.

Viaja más de 1000 veces y en todas ellas cuando le salva de un peligro de repente aparece otro que acaba con la muerte de la chica. Y así en bucle: una y otra vez. Para mí el Atlético es como Hartdengen, un equipo apasionado y trabajador pero que vive, o al menos hasta este miércoles vivía, con una obsesión que no le deja vivir: derrotar a su máximo enemigo en la Champions.

Al igual que cuando Alexander viaja al pasado a tratar de evitar el fatal desenlace de su amor, siempre que el Atleti intenta cambiar su destino contra los blancos le pasa algo que le hace acabar como las anteriores ocasiones: el gol de Ramos en Lisboa, el tanto de Chicharito con el tiempo cumplido, el penalti de Juanfran en Milán…

El partido del pasado miércoles parecía el definitivo para acabar con eso. Con 2-0 en el marcador y el descanso al caer, todo hacía indicar que los colchoneros estaban ante su gran oportunidad de poder escapar del destino final de ser eliminado, otra vez, por su eterno rival. Sin embargo, una genialidad de Benzema esfumó las ilusiones rojiblancas y nuevamente no se podía escapar de la tragedia.

En la película, al final, y lo siento por el spoiler, Alexander se da cuenta que no merece la pena vivir obsesionado con el pasado y que vale la pena de disfrutar y luchar por el presente y futuro. Algo parecido ocurrió en el desenlace de la noche del pasado miércoles.

Antes de que concluyera el choque, todos los presentes en el estadio pudimos ver como una ráfaga de agua se avecinaba sobre nosotros y, de repente, el agua se desplomó.

Puede que fuera Neptuno o el embrujo de la noche, no sé, pero ese agua tuvo algo de magia, algo de especial. A los pocos segundos de comenzar a diluviar el árbitro pitó el final del partido y la grada colchonera, en lugar de llorar el cruel camino que de nuevo les había deparado la Champions, comenzó a saltar y cantar como si nada hubiese pasado…..o sí.

Probablemente, como el científico de la película, aprendieron cuál es su auténtico objetivo. La Champions si tiene que llegar, que llegará en algún momento, lo hará, pero mientras vale más la pena de disfrutar de lo logrado que perder el tiempo en llorar por lo no conseguido; porque ese recuerdo te va a quedar para siempre y no se le puede reprochar nada al que todo lo da.

Que nadie se confunda, eso no quiere decir que el Atleti sea conformista o carezca de ambición. La última lección que dejó el Calderón a los suyos fue todo lo contrario. Lucha por todo, cree en lo imposible, pero nunca renuncies a ser tú mismo porque en ese momento habrás perdido seguramente algo más importante que un título o un partido: tu identidad. Y si tiene que llover, ¡qué diantres! ¡qué llueva!

El primer partido europeo del Vicente Calderón

Este miércoles el Vicente Calderón pondrá punto y final a sus noches europeas con la disputa de la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones contra el Real Madrid. Por ello, en este post vamos a recordar cuál fue el primer encuentro de competición europea que disputó el Atlético de Madrid en la ribera del Manzanares.

Fue el 12 de octubre de 1966. Al Calderón le tocó acoger el partido de vuelta de la primera ronda de la Copa de Europa que enfrentó al Atlético con el Malmoe. El partido resultó ser un tanto descafeinado, ya que los colchoneros se habían impuesto por 0-2 en la ida dejando casi sentenciada la eliminatoria.

El Atleti, entrenado entonces por Otto Gloria, dispuso el siguiente once aquella tarde: Rodri, Colo, Martínez Jayo, Rivilla, Glaría, Ruiz Sosa, Ufarte, Luis Aragonés, Mendonça, Urtiaga y Collar. El primer gol de partido, y por ende el primer tanto europeo que celebró el Calderón, lo anotó Luis Aragonés.

El Sabio de Hortaleza, experto en firmar muchos de los momentos más importantes en la historia de los colchoneros y que ya había marcado en la ida, abrió el marcador a los 18 minutos de juego. El sueco Svahn hizo el empate cinco minutos más tarde.

Mendonça hizo el 2-1 en el minuto 57 y Urtiaga sentenció el encuentro en el minuto 65 con un nuevo gol. Sin embargo, el 0-2 de la hizo que el ritmo del partido no fuera muy alto. Algo que destacó el ABC en su crónica del día siguiente: “La ventaja inicial rojiblanca por su anterior victoria en Suecia quitó clima y tensión a este segundo partido, que quedó en trámite soso”.

El Atlético buscará el miércoles despedir de Europa al Vicente Calderón con un partido mucho más histórico y recordado que el que se disputó aquel 12 de octubre. Aunque muchos desearán que contra el Real Madrid vuelva a aparecer el espíritu de los Luis Aragonés y compañía.

Atlético, experto en finales de Liga

marzo 20, 2017 Deja un comentario

La victoria lograda el pasado domingo por el Atlético de Madrid contra el Sevilla (3-1) ha venido a confirmar que los rojiblancos están en plena forma en 2017, ya que hasta la fecha han sumado en Liga ocho victorias, tres empates y una derrota. El campeonato de la regularidad torna ahora a su tramo final con 10 jornadas infartantes en las que los hombres del Cholo Simeone ya han demostrado en las últimas temporadas que se mueven como nadie.

Y es que contabilizando los resultados de los rojiblancos en las 10 últimas jornadas durante las tres últimas temporadas, en las que como ahora compatibilizaron sus ambiciones ligueras con su presencia en las rondas finales de la Champions, obtuvieron el 73% de los puntos.

Un ritmo así de resultados durante toda la Liga provocaría que el equipo que los firmase acabaría el torneo con unos 83 puntos, aproximadamente, una cifra que en los últimos años ha dado billete de manera directa para la Champions para todos aquellos que lo han logrado.

El mejor tramo final del Atlético de Madrid fue la pasada temporada, en el que los actuales subcampeones de Europa firmaron un sobresaliente final de campaña logrando 24 de los 30 puntos que había en juego, ya que sumaron ocho victorias y dos derrotas.

En la 2014-2015, por otro lado, los jugadores dirigidos por Simeone lograron su objetivo de amarrar la tercera plaza tras llevarse al bolsillo 19 de los últimos 30 puntos que hubo en juego tras seis victorias, tres empates y una victoria.

En la temporada anterior sumaron unas cifras todavía mejores, ya que lograron 23 de los últimos 30 en juego y que, además, le valieron para hacerse con un histórico título de Liga que logró acabar con diez años de tiranía de Barcelona y Real Madrid.

Unas cifras que invitan al Atleti a ser optimista de cara a su objetivo de arrebatar la tercera plaza al Sevilla y así no disputar la próxima temporada la previa de la Champions o, incluso peor, jugar la Europa League.

Cuando el Atlético de Madrid estuvo cerca de compartir el Santiago Bernabéu con el Real Madrid

santiago bernabéuEl Atlético de Madrid dirá el próximo verano adiós al Vicente Calderón tras 50 años jugando en la ribera del Manzanares. Un estadio que despierta muchas emociones entre la familia rojiblanca pero que estuvo cerca de no ser así, ya que antes de mudarse al Calderón…¡sopesaron la posibilidad de jugar para siempre como locales en el Santiago Bernabéu!

Para conocer esta historia hay que trasladarse hasta la década de los 50. El Atleti jugaba entonces en el estadio Metropolitano, que se le empezaba a quedar pequeño. Por ello, los rojiblancos estudiaron ampliar su estadio hasta los 110.000 espectadores.

Sin embargo, la dificultad que entrañaban las obras hicieron que los colchoneros tuvieran que buscar un plan B y este no fue que la construcción de un nuevo estadio. El club compró unos terrenos que estaban en el Manzanares y, tras llegar a un acuerdo con el Gobierno, anunció en 1959 que en esos terrenos iba a levantar su nueva casa con presupuesto, aproximado, de 200 millones de pesetas (1,2 millones de euros).

Las obras fueron a buen ritmo hasta comienzos de 1961. A partir de entonces empezó a haber problemas de financiación y a los dirigentes del Atlético no les quedó más remedio que vender el estadio Metropolitano para conseguir dinero para seguir levantando su nuevo campo.

Los problemas no acabaron ahí. Las obras no fueron al ritmo más deseado y en 1965 la inmobiliaria que poseía los derechos del Metropolitano lanzó un aviso de desahucio para lo colchoneros, que era por otra parte el segundo que les hacían llegar.

El Atleti para el inicio de la temporada 65/66 no iba a tener terminado su nuevo campo, por lo que comenzó a ver alternativas. Una que cogió mucha fuerza resultó tan llamativa como sorprendente. El ayuntamiento de Madrid compraría el Santiago Bernabéu para que allí jugaran los dos equipos más importantes de la capital: Atlético y Real.

Se buscaba imitar el sistema que se usa en Milán, en el que Inter y Milan comparten mismo estadio al jugar ambos en San Siro. Sin embargo, esta opción no salió adelante porque a ninguna de las partes le gustó demasiado. De hecho, el Real Madrid desde un primer momento dejó claro que se negaba a vender su estadio al Ayuntamiento y compartir así campo con unos de sus máximos rivales.

El Atleti modificó finalmente su plan de obras para poder empezar a jugar en el que posteriormente se denominaría como Vicente Calderón a partir de la temporada 1965/1966 pese a que el estadio todavía para entonces no estaría totalmente terminado. ¿Se imaginan que los rojiblancos no hubieran podido hacerlo y hoy jugaran en el Bernabéu? De locos.

Cuando Cocu rechazó fichar por el Atlético de Madrid

noviembre 21, 2016 Deja un comentario

cocuEl Atlético de Madrid se va a ver las caras este miércoles con el PSV Eindhoven en un partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga de Campeones. Una de las estrellas del conjunto holandés es su técnico, Philip Cocu, que volverá al que su día puso ser su estadio: el Vicente Calderón.

Cocu fue uno de los centrocampistas holandeses más destacados del finales del siglo XX y de principios del XXI. Una de las virtudes por las que destacó el ya ex jugador tulipán fue por tener bastante llegada desde segunda línea. De hecho, en la temporada 97/98 llegó a firmar hasta 17 goles en el total de todas las competiciones con el PSV Eindhoven.

Esos buenos números y que al final de esa campaña terminara su contrato con el conjunto de la Phillips provocó que media Europa se pegara por él en el 98. El Atlético de Madrid fue uno de los equipos que llamó a la puerta de Cocu ofreciéndole una oferta para incorporarse al conjunto rojiblanco.

El Atleti le ofreció un proyecto en el que, con Arrigo Sacchi a la cabeza, buscaba volver a mandar en España como lo había hecho en la temporada 96/97 después de firmar un año un tanto irregular, aunque, lamentablemente para los colchoneros, lo peor estaba aún por llegar en los años venideros.

La propuesta rojiblanca no sedujo al hoy entrenador del PSV, que prefirió fichar por el Barcelona. La principal razón de que firmara por los azulgranas fue que el holandés sentía desde pequeño una gran devoción por el conjunto catalán y a ello se unía que en aquella época los culés tenían una importante colonia holandesa en su equipo liderada por Louis Van Gaal, su técnico.

El Real Madrid, la Juventus, la Lazio y el Inter fueron los otros equipos que trataron de fichar a Cocu y que recibieron un no por respuesta del ex internacional holandés. Los neroazzurri intentaron persuadirle mediante Aron Winter, con el que había coincidido en la selección holandesa, y Ronaldo, con el que compartió vestuario en el PSV, pero no pudieron quitarle de la cabeza la idea de recalar en el Camp Nou.

La prensa española señala que tanto en el año 2003 como en el 2004 el Atlético volvió a tantear al jugador, que aquellos momentos finalizaba contrato con el Barça. Sin embargo, en 2003 el holandés decidió renovar a la baja con los azulgranas y en 2004 prefirió regresar al PSV quedándose así sin poder jugar como local en el Vicente Calderón.

Cuando Stoichkov pudo fichar por el Atlético de Madrid

Stoichkov ParmaLa figura de Hristo Stoichkov en España siempre va a estar ligada al Fútbol Club Barcelona debido a que fue uno de los puntales del ‘Dream Team’ de Johan Cruyff. Sin embargo, lo que pocos recuerdan es que el Atlético de Madrid también estuvo muy interesado en su fichaje.

Todo sucedió en 1996. Por aquel entonces el delantero búlgaro jugaba en el Parma tras haber abandonado el Barça después de cinco temporadas en el Camp Nou. Sin embargo, el paso de Stoichkov por Italia no estaba siendo tan exitoso como el que probablemente él hubiera imaginado:  no jugaba mucho y la relación tanto con sus compañeros como con su técnico, Nevio Scala, no era la mejor.

En esas apareció el Atlético. Los rojiblancos, que aquel año estaban peleando por el título de Liga tras haber pasado unos años anteriores un tanto angustiosos luchando por evitar la promoción por no descender, se enteraron de la situación de Stoichkov en el Parma y comenzaron a mover la maquinaria para traerle al Vicente Calderón ya fuera en el mercado de invierno o en verano.

Uno de los que ayudó al Atleti en las negociaciones fue Lubo Penev, que era compañero de Stoichkov en la selección búlgara y que aquella temporada jugaba en el equipo rojiblanco. “Sería muy bueno que Hristo jugara aquí. A mí me encantaría. Estaríamos otra vez juntos. ¡Ojalá salga!”, declaró Lubo cuando fue preguntado por la prensa por el tema.

Miguel Ángel Gil Marín, director general de los colchoneros, jugó al sí pero no, no pero sí cuando fue inquirido sobre el tema: “Tenemos noticias de que Hristo tiene problemas en Parma. No juega, vive en el banquillo. Pero que entre amigos se pregunte cómo se encuentra uno, no tiene nada que ver con los negocios. Ahora, es un futbolista de altísimo nivel”.

Jesús Gil Stoichkov MarcaLa prensa de la época señaló que, además de Lubo Penev, otro de los que hizo fuerza para que este fichaje de cristalizara fue Jesús Gil, el entonces presidente del Atlético. De hecho, Gil Marín reconoció que a Stoichkov también le hacía ilusión la idea de juntarse con el mayor de los Gil: “Un día me dijo una frase que no se me olvida: ‘Yo estoy loco, tú padre está loco, y dos locos juntos se llevarían bien’”.

Sin embargo, Stoichkov nunca fichó por el Atlético de Madrid, aunque sí que regresó a España en la temporada 96/97, en su caso para volver al Barça.

Cuando el Leicester se vio las caras con el Atlético de Madrid

marzo 21, 2016 Deja un comentario

El Leicester es esta temporada el equipo de moda debido a que cada jornada está más cerca de lograr romper todos los pronósticos y alzarse con la Premier League. Lo que si que parece seguro es que el año que viene, sean campeones o no, jugarán la Liga de Campeones. Allí podrían verse las caras con el Atlético de Madrid, equipo al que ya se enfrentaron en la Copa de la UEFA de la temporada 97/98 y cuya eliminatoria vamos a repasar en este post.

El Leicester ganó en la campaña 96/97 la Copa de Liga, lo que les permitió jugar por primera vez en toda su historia la Copa de la UEFA, aunque no era la primera vez que les tocó jugar una competición continental, ya que en la temporada 60/61 disputaron la ya extinta Recopa. Curiosamente, en aquel torneo fueron eliminados por el Atleti en la primera ronda, aunque la eliminatoria que vamos a recordar en este post es la de la UEFA.

Tras el sorteo que emparejó a ambos conjuntos, todo el mundo dio como favorito para la eliminatoria al Atlético, especialmente porque se sabía muy poco del Leicester. “Sé que están en la Copa de la UEFA porque ganaron la Copa de la Liga, pero nunca me dio de un rival inglés”, explicó Clemente Villaverde, representante del Atleti en Ginebra, tras conocer el emparejamiento.

La ida se jugó en el Vicente Calderón el 16 de septiembre de 1997.  Se esperaba que el Atleti, pese a las bajas que contaba en defensa (Santi, Aguilera y López), sentenciara en el Vicente Calderón. Sin embargo, los rojiblancos sufrieron muchísimo más de lo esperado. Marshall hizo saltar todas las alarmas adelantando a los ‘zorros’ a los once minutos.

Al Atlético le costó desplegar su juego y tuvo que esperar a los últimos minutos del choque para remontar. Juninho hizo el empate a los 69 tras aprovechar una buena asistencia dentro del área de Christian Vieri y el italiano logró el definitivo 2-1 de penalti dos minutos después. “Después de ir a remolque cualquier triunfo viene bien, pero, tal y como se desarrolló el partido, pudimos ganar por más goles”, declaró Radomir Antic, técnico de los colchoneros.

En la vuelta, el Leicester estaba convencido de que podía remontar y en la previa apeló al ambiente que se iba a vivir en su campo para tratar de asustar al Atlético. “Sólo Juninho ha vivido el tipo de atmósfera que les espera a los jugadores del Atlético cuando salten al campo”, dijo Lennon. “Estamos convencidos de que ganaremos y de que será la noche más alucinante que han vivido nuestros seguidores”, añadió Fenton.

Sin embargo, el zorro finalmente no fue tan fueron como lo pintaban y el Atlético tiró de experiencia para llevarse un encuentro en el que el Leicester le puso más ganas que juego. A los 50 minutos de juego la expulsión de López pareció dar alas a los ‘zorros’, pero Marshall también se fue a los vestuarios antes de tiempo ocho minutos después por doble amarilla y todo se calmó.

La entrada de José Mari dinamitó el partido. Dos cabalgadas del sevillano acabaron en los goles de Juninho y Kiko con los que el Atlético sentenció la eliminatoria. El 0-2 puso fina los sueños europeos del Leicester. ¿Volverán a verse las caras la próxima temporada?