Archivo

Posts Tagged ‘Bayern de Munich’

El error que no quiere repetir Guardiola

guardiolaEsta semana se disputa la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones y, tras lo visto en la ida, el Bayern de Múnich -Atlético de Madrid se presenta apasionante. Especialmente porque Pep Guardiola está obsesionado con no repetir el partido que hizo contra el Real Madrid en 2014.

En aquella eliminatoria contra los blancos, el Bayern, al igual que sucedió el pasado miércoles en el Vicente Calderón, perdió por 1-0 en la ida de las semifinales. Los germanos, pese a la derrota, no realizaron un mal partido. Simplemente no estuvieron acertados en el remate, ya que llegaron a hacer hasta 18 tiros.

Sin embargo, la prensa alemana fue muy dura con el Bayern en general y con Guardiola en particular. Criticaron el estilo de juego de los muniqueses y pidieron que para la vuelta jugarán a un estilo más alemán, más a tumba abierta en busca del gol. Pese a ello, tal y como relata el libro ‘Herr Pep’, el técnico catalán tenía claro que iba a afrontar la vuelta jugando un 3-4-3 con el que reforzar el centro del campo y estar así más protegidos de los contragolpes del Real Madrid.

Pasaron los días y Guardiola cambió de idea. No había trabajado lo suficiente con el equipo el juego con tres defensas y prefirió no arriesgar en uno de los partidos más importantes del año. Entonces lo tuvo claro: para la vuelta iba a jugar el 4-2-3-1 con el que solían competir en la Bundesliga y que tan buenos resultados les había dado en el campeonato doméstico.

Sin embargo, el Bayern y su entorno se obsesionaron con la remontada, casi con marcar el segundo gol antes de hacer el primero. Guardiola se dejó contagiar por ese ambiente y el día del partido contra el Madrid en Múnich sorprendió con el planteamiento táctico que presentó: 4-2-4. Ofensivo a más no poder.

“Chicos, no se trata de salir y disfrutar. Esta vez hay que salir y morder. Hay que ir a por todas. Sois alemanes. Sed alemanes. Morid en el campo”, alentó Pep a sus jugadores antes de empezar el choque. Tanta ganas de épica y hombres de ataque provocaron que el equipo se descompusiera en el centro del campo y el Real Madrid logró el pase a la final de Lisboa tras imponerse por 0-4.  “Toda la temporada negándome a poner el 4-2-4. Todo el año resistiéndome. Y lo pongo el día más importante… Menuda cagada…”, reconoció Guardiola a sus más íntimos tras aquella eliminatoria.

Por ello, tras el 1-0 del Vicente Calderón, Pep está obsesionado en no repetir los errores de 2012. ¿Será capaz el próximo martes?

La única remontada de Guardiola

abril 20, 2015 Deja un comentario

imageEl 3-1 que endosó el Oporto al Bayern de Múnich el pasado miércoles fue la gran sorpresa de la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. El resultado deja en una posición complicada al conjunto alemán, ya que se verá obligado a remontar en casa y ganar a los lusos, como mínimo, por dos goles de diferencia si quiere estar en semifinales. Sin embargo, a Guardiola no se le dan bien lo de las remontadas.

De hecho, desde que el de Santpedor es entrenador sólo ha remontado una eliminatoria de las cinco (Cuatro con el Barça -Sevilla (2), Inter y Chelsea- y una con el Bayern -Real Madrid-) en las que en el partido de ida logró un resultado adverso. Fue en la Supercopa de España de 2010, cuando el Barcelona de Pep logró dar la vuelta, precisamente, al resultado de 3-1 cosechado en el Sánchez Pizjuán.

El partido de ida se disputó el 14 de agosto de 2010. Un mes antes, España se había proclamado campeona del mundo en Sudáfrica y aquel equipo contaba con bastantes jugadores del Barça (Víctor Valdés, Gerard Piqué, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Sergio Busquets, Pedro y David Villa). Guardiola, consciente de aquel Mundial había sido el broche a una larga temporada, premió a sus futbolistas con un mes de vacaciones.

Eso conllevó que los internacionales españoles prácticamente acabaran de deshacer las maletas cuando llegó el partido de ida de la Supercopa. Como no tenían aún la forma física necesaria como para afrontar aún un partido oficial, Guardiola decidió dejarles fuera de la convocatoria y en el Sánchez Pizjuán jugó con un equipo de circunstancias. Que Rubén Miño fuera el portero titular o Zlatan Ibrahimovic el nueve del equipo, en un momento en que estaba más fuera que dentro del club, es claro reflejo de ello. Tuvo Guardiola tan pocos jugadores disponibles que hasta tuvo que colocar a Maxwell, lateral izquierdo y en partidos esporádicos interior zurdo, de extremo en la delantera.

Además, decidió dejar en el banquillo a Leo Messi, que también llevaba muy pocos entrenamientos. El Barcelona comenzó ganando el partido gracias a un tanto de Zlatan Ibrahimovic, el último que marcó con la camiseta azulgrana en partido oficial, pero en la última media hora de partido el Sevilla marcó tres goles y se llevó una ventaja muy golosa para el Camp Nou. Hay que señalar como otra anécdota curiosa de dicho encuentro, que Thiago, hoy futbolista del Bayern, fue uno de los jugadores que se aprovechó de las ausencias que tenían los culés para jugar aquel partido. El hispano-brasileño jugó la segunda parte.

Por aquel entonces, Guardiola no había remontado ninguna eliminatoria contra el Barça y el Sevilla ya sabía lo que era ganar una eliminatoria a los catalanes tras haberse impuesto en el partido de ida, como habían hecho en los octavos de final de la Copa de 2010 (2-3 y 0-1). Sin embargo, para ese partido los azulgranas ya sí que contaron con todas sus estrellas y acabaron conquistando la Supercopa al vencer 4-0. Los azulgranas llevaron el partido por la vía rápida y al descanso ya ganaban por 3-0 a un Sevilla que tiró la toalla muy pronto. ¿Será Guardiola capaz de repetir este martes esa noche?

Análisis del sorteo de la Champions League y la Europa League

marzo 21, 2014 Deja un comentario

Barça – Atlético y Madrid - Dormund

Este viernes se ha celebrado el sorteo de los cuartos de final tanto de la Champions League como de la Europa League. Por ello, desde La Medialuna vamos a analizar las eliminatorias. Comenzamos con los emparejamientos de la Liga de Campeones:

-FC Barcelona -Atlético de Madrid:

Esta eliminatoria ha sido, posiblemente, el gran bombazo que ha dejado el sorteo. De entrada podría decirse que el primer ganador de este doble enfrentamiento es el Real Madrid, ya que verá como sus dos grandes adversarios por el título de Liga se desgastan mucho en esta eliminatoria y además el que pierda puede quedar muy tocado.

El Real Madrid – Barça de este domingo también puede ser clave en este enfrentamiento, ya que si los culés pierden prácticamente se jugarían toda la temporada a una carta: la Champions.

Si bien el Barcelona ganó la Supercopa al Atleti, esta temporada no han sido capaces de ganar a los rojiblancos ya que todos sus enfrentamientos acabaron en empate. La historia dice que desde 2007 todo aquel que eliminó al Barça de la Champions acabó llegando a la final y de ellos sólo el Liverpool fue el que acabó el torneo como subcampeón.

El Atlético de Madrid parte con la ventaja de que sabe que es ganar una competición europea dejando en el camino a un equipo patrio, puesto que en su conquista de la EuropaLeague tanto en 2010 como en 2012 dejó en ambas al Valencia en la cuneta en semis. Nunca ha habido un Atleti-Barça en Europa.

-Real Madrid – Borussia Dortmund:

El Real Madrid tendrá la ocasión de tomarse la revancha con el equipo que fue su gran bestia negra en la última Liga de Campeones: el Borussia Dortmund. Los madridistas sólo fueron capaces de ganar a los alemanes uno de los cuatro enfrentamientos que tuvieron contra ellos la pasada campaña y los hombres de Jurgen Klopp les apearon de la final de Wembley.

Sin embargo, este Dortmund dista mucho del que asombró a Europa la pasada campaña. Para empezar porque cuenta con muchas bajas. Para el partido de ida en el Bernabéu no contará con siete de los titulares con los que goleó la pasada campaña en la ida de las semifinales. Gundogan, Bender, Blaszcykowski,Subotic y Schmelzer está lesionados; Lewandowski está sancionado y Götze fue vendido al Bayern. Sí podrán contar con Sahin, que pese a estar cedido por el Madrid podrá disputar el encuentro.

La gran baza para el Dortmund es que la vuelta es en Alemania y el Real Madrid nunca ha ganado al Borussia en su casa. Eso sí, la última vez que ambos equipos se enfrentaron en una eliminatoria de Champions con la ida en España y la vuelta en Alemania fue en las semis de 1998, pasaron los blancos que posteriormente acabarían ganando la ansiada séptima Copa de Europa.

– PSG – Chelsea:

Junto al Barcelona – Atlético es la otra eliminatoria más igualada de los cuartos de final. A priori, el buen estado de forma de los Zlatan Ibrahimovic y compañía le da al PSG un ligero favoritismo. Un papel que seguro que le encatanrá a Jose Mourinho, que utilizará ésto para quitar presión a sus jugadores.

Además, el conjunto francés le trae buenos recuerdos al luso, ya que debutó con el Chelsea en la Champions League con un 0-3 al PSG en 2004 en la primera jornada de la fase de grupos. En Stamford Bridge el partido acabó 0-0.

El que la vuelta se juegue en Inglaterra hace que se igualen un poco más las fuerzas.

-Manchester United – Bayern de Múnich:

Por historia y nombre debería ser la eliminatoria más atractiva e igualada. Sin embargo, el momento en el que llegan ambos hace preveer todo lo contrario. El United pasó por los pelos contra el Olympiacos mientras que el Bayern arrasa allá por donde pasa, por lo que todo lo que no sea un triunfo alemán será una sorpresa con mayúsculas.

Además, la vuelta será en Alemania, lo que hace que los hombres de Pep sean aún más favoritos. En los dos últimos enfrentamientos entre ambos en los cuartos de final en la Champions, 2001 y 2010, se impuso el Bayern. Los germanos en sendas ocasiones, además, lograron llegar a la final del torneo tras eliminar al United.

Sin embargo, una de las mayores gestas del Manchester United en la Champions fue precisamente cuando ganaron al Bayern la final de la edición de 1999 cuando los germanos ya se veían levantando la copa.

SORTEO EUROPA LEAGUE

Los españoles decidirán en casa

-Oporto – Sevilla:

La eliminatoria se presenta, a priori, igualadísima. Por ello, el hecho de que la vuelta se dispute en el Sánchez Pizjuán le puede dar ligera ventaja al Sevilla. Una de las curiosidades de la eliminatoria es ver qué cara presenta el Oporto. Los lusos parecen en la Europa League una especie de doctor Jekyll y Mister Hyde. Si bien contra el Eintracht de Frankfurt sufrieron de lo lindo para asegurar su pase en octavos, contra el Napoli mostraron su mejor cara, especialmente en la ida.

Además, los lusos ya saben lo que es eliminar al Sevilla de la Europa League, lo hicieron en los 16avos de final en 2011. El Oporto ganó 1-2 en el Sánchez Pizjuán y el Sevilla 0-1 en Do Dragao. Aquel año los lusos ganaron el torneo. Además, para el Oporto Sevilla les trae grandes recuerdos, ya que ganaron allí la UEFA de 2003.

-Basilea – Valencia:

Eliminatoria más igualada de lo que se pueda esperar sobre el papel. El Valencia parte como favorito pero no se puede confiar de un equipo que el año pasado fue finalista de esta competición y que este año ha ganado los dos partidos en Champions al Chelsea.

Precisamente suizos y españoles se vieron las caras en la máxima competición continental en la fase de grupos de la temporada 02-03. El Valencia ganó 6-2 en Mestalla y empató a dos en Suiza. Además, los valencianistas ya eliminaron al Basilea de la Copa de Ferias de temporada 65-66.

– Olympique de Lyon – Juventus:

Todo lo que no sea un triunfo de la Juventus será un sorpresón.  El Lyon está de capa caída y a la Juve le motiva que la final sea en su estadio. Además, la vuelta se juega en Italia. Nunca se han visto las caras en Europa.

– AZ – Benfica:

Caso similar a la anterior eliminatoria. Todo lo que no sea un triunfo del Benfica será un sorpresón.Los lusos son el actual subcampeón de la competición y juegan la vuelta en Lisboa. Los holandeses ganaron por la mínima al Anzhi en octavos y los lusos dejaron fuera a un coco como el Tottenham. Nunca se han visto las caras en Europa.

Breno, el central que espera su momento en la cárcel

agosto 5, 2013 Los comentarios están cerrados

Estamos en verano, una época que los clubes de todo el mundo dedican para reforzar sus plantillas ante la llegada inminente de la nueva temporada. Muchos buscan reforzarse con algún central. Sin embargo, el nombre del brasileño Breno no está en la agenda de ningún gran equipo, pese a que éste espera desde la cárcel que el fútbol, y la vida, le dé una nueva oportunidad.

No siempre fue así. En el año 2007, cuando Breno contaba 18 años y jugaba en el Sao Paulo, los mejores clubes de Europa se pegaban por hacerse con sus servicios al considerarle uno de los centrales más prometedores. De hecho, el Real Madrid estuvo muy cerca de cerrar su fichaje. Sin embargo, la contratación no se llegó a materializar porque el club madridista pidió al brasileño que se hiciera una prueba ósea para demostrar que no mentía con su edad.

Esto indignó a Breno, que decidió entonces desestimar la oferta merengue y aceptar una del Bayern de Múnich, que había mostrado muy interesado en él gracias a que Giovanni Elber se lo había recomendado a la secretaría técnica del club alemán. Debido a que llegó a la entidad germana en el mercado de invierno no jugó mucho en su primera campaña en Múnich. Pese a ello, la buena actuación que hizo Breno en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 hizo pensar a los dirigentes del Bayern que podía crecer muchísimo al lado de Lucio.

Sin embargo, Breno no logró hacerse un hueco en el once germano y fue muy señalado en los partidos que jugó. Especialmente por un partido de cuartos de final de la Champions en el Camp Nou en el que fue titular, en el año 2009, y en el que el Bayern encajó un sonrojante 4-0. La siguiente campaña, la 09/10, ya con el exigente Louis Van Gaal en el banquillo alemán siguió sin tener oportunidades. Tanto que hasta canteranos como Holger Badstuber le lograron adelantar como primera opción en el banquillo.

Ante ese panorama, Breno se marchó cedido al Nuremberg en diciembre de 2009. Allí pareció recuperar su mejor nivel. Sin embargo, cuando mejor estaba cayó lesionado y no pudo volver a jugar esa campaña en su nuevo equipo. En la siguiente temporada, ya de nuevo en el Bayern, volvió a contar con muy pocas oportunidades. Pese a ello, Van Gaal sorprendió y le puso de titular contra el Inter de Milán, el entonces campeón de Europa, en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Sin embargo, no supo aprovechar su oportunidad y un fallo suyo provocó que Samuel Eto’o marcara el 2-3 que dio el triunfo al Inter y dejó eliminado al Bayern. Este partido dejó nuevamente muy marcado a Breno, que fue señalado por la gran mayoría como el culpable de la eliminación germana de Europa. Aun así, lo peor para él estaba aún por llegar. Cayó nuevamente lesionado de la rodilla y estalló.

No había logrado para nada adaptarse a Alemania y, para colmo, al estar lesionado, únicamente cobraba un seguro de 5800 euros que no le llegaba para pagar el alquiler de su lujosa casa en uno de los barrios más exclusivos de Múnich. Al poco tiempo, su vivienda apareció incendiada. El jugador dijo no saber nada del incidente, pero el juez que llevaba el caso no lo vio tan claro. En ese momento el Bayern pagó medio millón de euros para que Breno evitara la cárcel y el central brasileño logró llegar a un acuerdo para jugar en la Lazio y poner así fin a la pesadilla que estaba viviendo en Alemania.

Sin embargo, el fiscal que estaba llevando el caso finalmente le declaró culpable del incendio, en el que la casa finalmente tuvo que ser derribada porque los daños materiales ascendieron a  1,5 millones de euros, y fue condenado a tres años y nueve meses de  cárcel. El Bayern para entonces había decidido no renovar su contrato y la Lazio retiró su oferta debido a que sólo le puso como condición que no fuera a la cárcel.

En diciembre de 2012 apareció el Sao Paulo para ofrecerle un contrato para regresar a Brasil. El club se mostró tan interesado en el futbolista que le hizo llegar a Breno que sería capaz de esperarle todo el tiempo que hiciera falta. Al fin parecían llegar las buenas noticias para el defensor, que, sin embargo, volvió a recibir un nuevo palo el pasado mes de enero. Su abogado presentó un recurso para que se revisara la sentencia de su caso. Éste fue rechazado y, al menos, Breno deberá cumplir la mitad de su condena en la cárcel de Múnich mientras espera ansioso la segunda oportunidad del Sao Paulo y de la vida.

Barcelona, ciudad maldita para el Bayern

abril 29, 2013 2 comentarios

El pasado martes el Bayern de Múnich dejó muy tocado al Barça. Y es que el 4-0 que endosaron los alemanes a los ‘culés’ dejó a los hombres de Jupp Heynckes más cerca de la ansiada final de la Liga de Campeones. Sin embargo, los azulgranas no deben de tirar la toalla aún.

Primero porque si hay un equipo capaz de lograr una gesta como la de dar la vuelta a una eliminatoria que se da casi imposible son ellos, y segundo porque el Bayern ha sufrido grandes reveses las tres últimas veces que han visitado la capital catalana.

La maldición del conjunto bávaro con Barcelona comenzó en 1999. En aquel año, el conjunto de Múnich alcanzó la final de la Liga de Campeones, que se celebró en el Camp Nou. El rival de los alemanes para levantar la ‘orejona’ fue el Manchester United.

Con el partido ya en el minuto 90, los hinchas del Bayern ya celebraban el triunfo de su equipo, que se imponía por 1-0 y hasta ya hacía los típicos cambios para perder tiempo. Sin embargo, en un tiempo añadido de locura el United logró darle la vuelta al marcador y dejar al Bayern sin ‘Champions’.

Las imágenes de Pierluigi Collina, árbitro del encuentro, tratando de levantar a los jugadores germanos es aún una de las mayores pesadillas que reviven los muniqueses cuando pisan el Camp Nou.

La siguiente vez que el Bayern visitó el coliseo azulgrana fue en 2006, lo hizo para enfrentarse al Barcelona con motivo del torneo Joan Gamper, en el que cada año el Barça se presenta ante su afición. En aquel año los hinchas azulgranas llegaron al delirio al ver como el equipo dirigido por Frank Rijkaard ganaba por 4-0 a los alemanes, resultado que, de repetirse este miércoles, llevaría la eliminatoria a la prórroga.

La última vez que el Bayern visitó el Camp Nou fue en 2009, para enfrentarse al Barça en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Los ‘culés’ nunca habían ganado a los germanos en la máxima competición continental y acabaron con esta racha a lo grande, puesto que derrotaron al Bayern por 4-0.

Además, Tito Vilanova haría bien en repasar aquel partido, ya que los cuatro tantos azulgranas llegaron en la primera mitad, por lo que la gesta no es ni mucho menos imposible.  Puede que haya quien piense que ésto no son más que puros datos y que es imposible que se de la vuelta a la eliminatoria, pero el Bayern no pernoctará en el Hotel Juan Carlos I, donde lo hizo las tres anteriores ocasiones, por miedo a que la maldición siga viva.

Curiosamente, el Real Madrid enseñó el año pasado el camino de la remontada a los ‘culés’, y es que en la vuelta de las semifinales de la ‘Champions’ de la temporada pasada los blancos marcaron dos goles en 16 minutos. Una media goleadora con la que soñar con la que remontada. Y es que remontar el 4-0 es difícil pero imposible.

“La única batalla que se pierde es la que se abandona”

La revancha de Heynckes

abril 16, 2012 Deja un comentario

La eliminatoria entre el Real Madrid y el Bayern de Munich es el plato fuerte de las semifinales dela Liga de Campeones. Lo es porque las plantillas de ambos son de las más potentes de Europa, los legendarios enfrentamientos que protagonizaron en el pasado y por el pasado madridista del actual técnico de los alemanes: Jupp Heynckes.

Heynckes dirigió al Real Madrid en la temporada 97/98. El teutón llegó al Santiago Bernabéu para suplir a Fabio Capello, que pegó la espantada rumbo a Milán en el verano del 97 tras haber estado sólo una temporada en España, pese a tener firmadas tres en su contrato. Al italiano se le contrató con el objetivo de que recuperara la hegemonía europea que tanto tiempo se le había resistido a los capitalinos.

Capello logró el primer paso hacia ese objetivo: ganarla Ligay clasificarse así parala Champions League, por lo que a Heynckes le tocaba proseguir el camino iniciado por el transalpino. El alemán, además, por si no fuera poco el reto que le habían encomendado, fue contratado con el objetivo de que el Real Madrid ganara con un juego alegre y divertido, algo que había brillado en su ausencia en la etapa de Capello.

Aun así, la ‘etapa Heynckes’ comenzó de manera brillante: ganandola Supercopa de España tras golear al Barcelona por 4-1 en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, esas buenas sensaciones no se pudieron prolongar enla Liga, donde los blancos protagonizaron un campeonato bastante irregular, tanto que finalizaron en la cuarta plaza, entonces sólo los dos primeros se clasificaban parala Liga de Campeones.

En la Copa del Rey las cosas tampoco fueron mucho mejor: cayeron eliminados a las primeras de cambio a manos del Alavés, que militaba enla Segunda División.La única razón por la que el alemán no fue cesado de su cargo fue que cuando el Real Madrid jugabala Champions era un equipo totalmente diferente: en Europa nadie era capaz de toserle y se mostraba muy autoritario en cada partido que disputaba.

El madridismo estaba obsesionado con volver a ganarla Copa de Europa, cosa que no sucedía desde hacía 32 años y, por primera vez en mucho tiempo, veía a Heynckes capaz de lograrlo. Tanto que así fue, en mayo un gol de Mijatovic contrala Juventus dio a los blancos la ansiada ‘orejona’ y parecía que con ella iba ligada la continuidad de Heynckes en el banquillo para la temporada 98/99.

Sin embargo, en los medios se comentaba todo lo contrario: el entrenador tenía sus días contados. En la rueda de prensa posterior a la final, el técnico alemán mostró de manera irónica su sorpresa porque se dudara de su continuidad tras haber logrado la gesta de llevar la séptima al Santiago Bernabéu: “Debe ser la primera vez en la historia que le preguntan a un técnico si seguirá minutos después de ganarla Copa de Europa”.

Así el 28 de mayo de 1998 se confirmaron los peores presagios para Heynckes: Lorenzo Sanz, presidente del Real Madrid, anunció que el alemán no iba a seguir en el club: “No puedo permitir que un partido, que un gol, cambie el proyecto de futuro del Real Madrid”. Sanz justificó la decisión en la mala temporada liguera realizada por el equipo: “Si no hubiésemos ganado la Copa de Europa habríamos hecho una de las peores temporadas de la historia en la que ni siquiera nos hubiéramos clasificado parala Liga de Campeones”. “Se ha sentido presionado por el entorno, que le ha podido”, añadió.

Al día siguiente, Heynckes, el cual rechazó seguir en la entidad como director deportivo, se mostró muy contrariado al conocer su despido: perplejo. “Si le digo en la pretemporada al presidente que ganaremosla Copade Europa me renueva por cinco años”. Además, cargó contra la directiva: “No he estado respaldado por la junta directiva .En los últimos cuatro meses he trabajado en unas condiciones en las que ningún entrenado hubiera podido hacer nada. Sólo lo he superado gracias a mi experiencia”. Ahora el técnico alemán tiene la oportunidad de lograr su particular revancha.

Nigel Spink, el héroe inesperado

octubre 17, 2011 Deja un comentario

La vida tiene muchas cosas que se le pueden achacar, pero, para bien o mal, entre ellas no está el ser previsible. Tiene el don de que algo que parecía seguro cambie en cuestión de segundos. Un tiempo que puede tirar por la borda algo en lo que se llevaba trabajando mucho o, al contrario, darnos una grata sorpresa que no nos esperábamos. Entre estas últimas está la aparición de Nigel Spink, que en cuestión de segundos pasó de ser un auténtico desconocido a convertirse en el héroe que llevó al Aston Villa a proclamarse campeón de Europa en 1982.

Hasta ese momento, la vida de Spink apenas había tenido luces y sombras y todo hacía indicar que se iba a quedar, como tantas otras, en el anonimato. Sin embargo, el guardameta había tenido un conato de éxito años antes, cuando con 17 años jugando en el Chelmsford City, trabajo que combinaba con el de aprendiz de albañil, varios ojeadores del Aston Villa se fijaron en él y decidieron abonar unas 40.000 libras para que se incorporara a los “villanos”.

Aun así, la gloria de su fichaje se esfumó tan rápido como un bocadillo en el descanso de un partido. Y es que en Birmingham Spink siempre estuvo a la sombra de Jimmy Rimmer, que lo jugaba todo. Por ello, siempre estaba en segundo plano y así vivió la liga que ganó el Aston Villa al Ipswich Town de Sir Bobby Robson en 1981. Un título que permitió al conjunto inglés jugar la Copa de Europa al año siguiente.

Nigel Spink

En el torneo continental el Aston Villa avanzó con mucho trabajo, pero sin hacer mucho ruido, hasta la final, donde se iba a enfrentar al Bayern de Munich. Los alemanes eran los grandes favoritos para levantar la “orejona”, sobre todo gracias a su espectacular poder ofensivo. Un hecho que se constataba viendo que los tres máximos goleadores de la competición (Hoeness, Rummenigge y Breitner) jugaban en la escuadra alemana. Sin embargo, en la final, que se jugaba en Rotterdam, pronto comenzaron los problemas para el Aston Villa. Y es que a los diez minutos Rimmer se resintió de una lesión que había tenido en su cuello y tuvo que irse al banquillo.

Saltaron las alarmas entonces entres los británicos, pues su sustituto en el terreno de juego era Spink. Un hombre que en los casi cinco años que llevaba en el club apenas había jugado un partido oficial con los villanos y, para más inri, de eso hacía ya dos años y medio. Pues no defendía la portería del Aston Villa desde que lo hiciera en las navidades de 1979 en un partido que se saldó con derrota por 2-1 contra el Nottingham Forrest. ¿Sería capaz de aguantar la presión? ¿Podría estar alguien tan inexperto a la altura de un envite tan grande? Fueron algunas de las preguntas que pasaron por la cabeza de miles de personas en aquellos momentos.

Sin embargo, Spink con una parada tras otra disipó una a una todas las dudas que había puestas en él y logró dejar su portería a cero aquella noche gracias a una actuación antológica. Algo que unido al gol que marcó Peter Withe dio el título al Aston Villa por primera vez en su historia. Y es que si  bien es cierto que la gloria del triunfo siempre suele recaer en los goleadores, nadie en Birmingham dudó en que si aquella noche los villanos se proclamaron como el mejor equipo del Viejo Continente fue gracias a las paradas de un joven portero que hora y media antes llevaba años siendo un perfecto desconocido que esperaba pluma en mano esperando su oportunidad para poder escribir una de las páginas más brillantes de la historia del club.