Archivo

Posts Tagged ‘Camp Nou’

La primera visita del Benidorm al Camp Nou

El fútbol moderno no tiene piedad ni memoria. El último claro de ejemplo de ello es el Benidorm CF, que la pasada semana puso con su desaparición punto y final a 53 años de historia después de llevar mucho tiempo medio moribundo. Por ello, en este post vamos a recordar uno de los momentos más importantes de su historia: cuando le tocó jugar por primera vez en el Camp Nou.

El club alicantino pasó sus mejores momentos en la década de los noventa, en la que estuvo bastante asentado en Segunda B, la tercera categoría del fútbol español, y en la que, precisamente, en la Copa del Rey tuvo la oportunidad de enfrentarse al Barcelona de Louis Van Gaal.

Fue en la temporada 98/99. El Benidorm había alcanzado los octavos de final de la Copa tras haber dejado en la cuneta en la anterior eliminatoria el Tenerife, que por entonces militaba en Primera División, y se enfrentó en dicha ronda al Barça. Los culés se impusieron por 0-1 en la ida, lo que provocó que el partido de vuelta despertara poco interés.

“No soñamos. Sería un inconsciente si vendiera que podemos eliminar al Barça, declaró Pere Valentí Mora, técnico del Benidorm, antes de jugar en el Camp Nou. El entrenador no engañaba a nadie, ya que el conjunto alicantino tenía por aquel entonces un conjunto semiprofesional.

Algunos de sus jugadores compaginaban el fútbol con otros trabajos: había agentes de seguros, un policía, estudiantes… De hecho, una buena prueba de este nivel semiprofesional fue que Mora espió al Barça en su partido previo de Liga con el abono que él tenía del conjunto azulgrana.

El Benidorm solicitó al Barcelona entrenar en el Camp Nou el día previo al partido de vuelta para así motivar y recompensar a su plantilla por la buena temporada hecha en la Copa del Rey. Sin embargo, los catalanes se negaron aludiendo que el césped se encontraba en un mal estado y si se utilizaba el día previo al partido iba a estar en malas condiciones para la disputa del encuentro.

El día del partido, los jugadores del Benidorm se pasaron la mañana visitando el museo azulgrana. El choque no tuvo mucha historia, ya que el Barcelona, plagado de suplentes aunque con algún ilustre como Luis Figo o Frank de Boer, ganó de manera sencilla: 3-0.

Pese a ello, Mora se mostró muy satisfecho del rendimiento de sus jugadores al final del partido: “Hicimos un papel muy digno. Mis jugadores estaban enfadados al descanso (iban perdiendo 2-0) y yo les dije que recordaran que estaban jugando contra el Barça. Para mí lo ideal hubiera sido una eliminatoria a partido único en Benidorm”.

El partido dejó dos curiosidades más. La primera fue que en la plantilla del Benidorm jugaba Luis García Plaza, exentrenador de Getafe y Levante, y tuvo que ser cambiado a los 14 minutos debido a que sufrió una leve conmoción tras un choque con Óscar García. “Me voy triste porque he jugado en el Camp Nou y no me acuerdo”, declaró a la prensa cuando enfilaba el autobús de vuelta a casa.

La otra anécdota que dejó el encuentro vino dada por la hora en la que empezó el mismo. El partido estaba programado para las diez de la noche, pero se cambió a las ocho debido a que Canal 9, una de las televisiones autonómicas que emitía el partido, se negó a echar el partido en prime time debido a que en ese horario emitía su programa estrella: ‘Tómbola’.

En la temporada 2008-2009 el Benidorm volvió a jugar contra el Barça en la Copa del Rey, pero siempre quedará para la historia que el primer día que compitió en el Camp Nou fue el cuatro de febrero de 1999, día en el que salió con este once: Sanromán, Mario, Torres, Toni, Arroyo, Expósito, Luis García, Edu Martínez, Israel, Juanjo y Montava.   

Anuncios

Xavi el escultor del fútbol

julio 14, 2010 1 comentario

El fútbol es un deporte que, normalmente, premia a aquellos que prefieren mimar al balón antes de dar un burdo pelotazo. Los estadios de fútbol, de hecho, los llenan aquellos que ven que mediante el juego de toque puede abrir hasta la más férrea defensa. Un ejemplo de ello es Xavi Hernández, el escultor de España, la Campeona del Mundo.

Xavi comenzó a dar cariño a la pelota, que no a darle patadas, en su Terrasa natal. Sin embargo, allí jugaba de delantero. Pero su carrera como ‘9’ finalizó muy pronto. A los once años concretamente. A esa edad ‘Pelopo’ se incorporó a las categorías inferiores del Barça. En La Masía los técnicos le retrasaron al medio porque le veían algo lento y pensaban que tenía un buen perfil como pasador. No se equivocaron, pues la velocidad que supuestamente no tenía como ariete la tenía para pensar y dibujar pases imposibles, como si tuviera en la cabeza una escuadra y un cartabón. 

Así a pocos extrañó que Xavi poco a poco fuera ascendiendo hasta llegar al primer equipo. Su debut como culé se produjo el 18 de agosto de 1998, en la Supercopa de España contra el Mallorca. El Barcelona perdió dicho encuentro por 2-1 y al día siguiente las crónicas de los periódicos subrayaron que lo poco que destacó aquel día en un gris Barça fue Xavi, que además se estrenó como goleador. Esto tuvo un gran mérito, puesto que el jugador fue llamado para disputar el encuentro con tan sólo un día de antelación, cuando aún estaba de vacaciones. Hay que recordar que aquel verano Xavi lo había iniciado tras lograr que el Barça B ascendiera a Segunda A tras un duro playoff contra el Real Madrid B. Por ello, el de Terrasa disfrutaba de unos más que merecidos días de descanso.

   Edición del miércoles 19 de agosto de 1998 - Página 2

La presencia de Xavi aquella temporada en el primer equipo no fue testimonial, ya que debido a que Guardiola estuvo durante mucho tiempo lesionado y a que Van Gaal había relegado al ostracismo a Celades, el egarense disputó un buen número de encuentros. En uno de ellos, de hecho, Xavi salvó la cabeza de Van Gaal al anotar el gol de la victoria contra el Valladolid en un partido en el que el entrenador holandés se jugaba el puesto. 

Edición del lunes 21 de diciembre de 1998 - Página 2

Xavi finalizó la temporada con un gran colofón: se proclamó campeón del Mundo-Sub20 con España junto a otros jóvenes como Casillas o Marchena. En aquel torneo, casualidades de la vida disputado también como el de 2010 en territorio africano, Xavi fue para todos el mejor del torneo. Sin embargo, la FIFA concedió el balón de oro al hoy culé Keita en una decisión que fue considerada más política que deportiva. 

A finales del 2000 Xavi se proclamó subcampeón olímpico en Sydney y enamoró a todos con su juego. De hecho, Arrigo Sachi elaboró un informe para el Milan en el que al lado del medio español escribió las siguientes palabras: “Hay que ficharlo cueste lo que cueste”. Con la salida de Guardiola del Camp Nou rumbo a Italia Xavi cogió un peso mucho más importante en el equipo. Así que hasta que, paradójicamente con el regreso de Guardiola al Barça, esta vez como técnico, llegó a su cenit como futbolista. 

Jugadores como Messi saben que sin él a su lado bajan notablemente su rendimiento. De hecho, tanto prensa como aficionados consideran a Xavi como el motor de España y del Barça, las, posiblemente, escuadras más potentes del mundo. Sin embargo, su currículum tiene un lunar: estos reconocimientos no se transforman en premios como el Balón de Oro. ¿Qué más tiene que hacer Xavi para recibir este reconocimiento después de recordarnos día sí y día también lo bello que puede ser el fútbol? 

Desde Lamedialuna sólo podemos decir: Gracias Xavi

Las noches mágicas de Guardiola

abril 26, 2010 1 comentario

La semana pasada el Inter de Milán derrotó al Barça en el Giusseppe Meazza y puso a Pep Guardiola en su mayor compromiso desde que dirige al Barcelona: remontar una eliminatoria. El técnico de Santpedor lo ha conseguido todo desde que es técnico del equipo azulgrana. Sin embargo, a Guardiola aún no ha le falta algo para poner el broche de oro a su trayectoria en el banquillo azulgrana: una noche mágica en el Camp Nou. Algo que Pep si logró como jugador. 

La primera vez fue en septiembre de 1993, en la eliminatoria previa a la liguilla final de la Liga de Campeones al Barça le tocó el Dynamo de Kiev, un rival que en un principio parecía asequible. Sin embargo, en la ida todo se puso cuesta arriba para los azulgranas: perdieron 3-1 y su futuro en Europa se tornó negro. Pese a ello, desde que el árbitro pitara el final los jugadores sólo tenían una cosa en la cabeza: la remontada en el Camp Nou. Aunque los precedentes no eran muy halagüeños, ya que el Barcelona nunca había remontado una eliminatoria en la que en la ida había caído por 3-1.

Llegó el partido de vuelta y el inicio del Barça fue demoledor: Romario estrelló un disparo en el poste en el primer minuto de juego, un presagio del aluvión de ocasiones que estaba por venirle al Dynamo. Así a nadie extrañó que los culés en 17minutos mágicos pusieran el 2-0 que en esos instantes les daba el pase. Aun así, Rebrov volvió a ponerle un poco de picante a la eliminatoria al establecer el 2-1 en el 27. Este tanto o hizo que los catalanes bajaran los brazos, sino más bien todo lo contrario, ya que en una segunda parte antológica los hombres de Cruyff marcaron dos goles más y dejaron a su rival en la cuneta en un partido en el que la afición siempre creyó en la remontada. 

La situación volvió a repetirse siete años más tarde, en el 2000, en los cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Chelsea. En Stamford Bridge, en una primera parte desastrosa, el Barça encajó tres goles que le complicaron mucho su futuro en Europa. Sin embargo, en la segunda mitad Luis Figo anotó el gol de la esperanza culé: 3-1. Para la vuelta, tanto Pep como sus compañeros volvieron a invocar al espíritu del Camp Nou para remontar la eliminatoria, como ya sucedió en el 93 contra el Dymano de Kiev. 

Sin embargo, el Barcelona de Van Gaal llegó al partido en la peor situación posible: sumaba cuatro derrotas consecutivas, la última un humillante 3-0 en el Carlos Tartiere contra el Oviedo. Pese a ello, fue comenzar el partido en el Camp Nou y el Barça, espoleado por cerca de 100.000 almas, en 45 minutos ya tenía todo el trabajo hecho con un 2-0. Aunque, en la segunda mitad, Flo se aprovechó de un mal pase de Hesp y trajo de nuevo los fantasmas de la eliminación al establecer el 2-1. Sin embargo, el Camp Nou estalló de júbilo cuando Dani, a siete minutos del final, empató la eliminatoria al establecer el 3-1. Con el partido agonizando, Rivaldo falló un penalti y llevó el partido a la prórroga. Ése fue el último fallo del Barcelona en la eliminatoria, pues en la prórroga los hombres dirigidos por Van Gaal no tuvieron compasión de su rival y acabaron accediendo a semifinales tras lograr un contundente 5-1. Por ello, Guardiola ya sabe para el martes que remontar al Inter en el Camp Nou es difícil, pero no un imposible.