Archivo

Posts Tagged ‘China’

¿Por qué los equipos chinos no fichan porteros extranjeros?

junio 12, 2017 Deja un comentario

El fútbol chino cada vez es más potente. Los grandes salarios que se están pagando desde China han provocado que jugadores que están aún en los que son, a priori, los mejores años de su carrera deportiva emigren al gigante asiático. Sin embargo, entre todos estos grandes fichajes provenientes de Europa hay algo en común además del dinero: ninguno de ellos es portero.

Todo ello no es casualidad. Es fruto de una norma que estableció la Federación de Fútbol China hace más de diez años: los guardametas de cualquier conjunto chino siempre deben de ser de nacionalidad local, no hay lugar a otra opción.

¿Por qué esta norma? Esta regla no es un capricho de ningún dirigente del fútbol chino. Es más, está muy pensada y tiene claro cuál es su objetivo: potenciar a los porteros de este país asiático.

Uno de los objetivos que tiene China a medio-largo plazo no es otro que el de convertirse en una megapotencia futbolística. Para ello tienen claro que tienen que aprender de los mejores y no cabe duda de que los futbolistas de más calidad juegan en la actualidad en Europa.

Eso sí, les interesan los jugadores que aún están en sus mejores años, ya no quieren como antaño vacas sagradas que buscan un destino exótico para retirarse. Como saben que la liga china no es lo suficientemente atractiva como para fichar a este tipo de jugadores, por ello les ofrecen salarios tan elevados.

Aunque también hay que destacar que los equipos chinos no pueden fichar todos los extranjeros que quieran, únicamente pueden contratar a un máximo de 5 y solo puede haber tres de ellos jugando en el campo al mismo tiempo. El objetivo de esta medida es que el jugador chino se rodee y aprende de los mejores sin que estos últimos supongan un obstáculo a su progreso.

Es ahí donde entra en juego la prohibición de la portería. Los chinos quieren hacer una selección potente en todas sus líneas y temen que la llegada de porteros extranjeros impida que jueguen los porteros locales y, por tanto, impidan su progresión.

Pongamos, por ejemplo, que el próximo verano Casillas, Buffon, Cech y Neuer cayeran rendidos al dinero chino y jugaran la próxima temporada en Asia. No cabe duda de que los cuatro serían titulares indiscutibles en los hipotéticos equipos que los contrataran. Esto provocaría que, teniendo en cuenta que en la máxima categoría hay 16 equipos, una cuarta parte de los porteros titulares del torneo serían foráneos y ya habría cuatro porteros chinos que no podrían ser titulares y seguir con su progresión.

La Federación China se toma muy en serio la evolución de sus jugadores más jóvenes. De hecho, por norma todos los equipos chinos deben de tener en cada convocatoria a dos jugadores sub-23 siendo siempre al menos uno de ellos titular. Es más, ya han llegado a algún acuerdo con alguna liga europea para que sus jugadores también se formen en el viejo continente.

Todo focalizado en que para el año 2050, aproximadamente, China disponga de un equipo potente con el hablar de tú a tú a las grandes selecciones. ¿Lo conseguirán?

Anuncios
Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: ,

Portugal, la cuna del fútbol chino

febrero 15, 2016 Deja un comentario

china portugalChina ha logrado convertirse en el centro de atención futbolístico en las últimas semanas después de contratar en el actual mercado de invierno a algunos cracks que militaban en Europa a golpe de talonario. El país asiático ya no es un cementerio de elefantes y muchos jugadores que aún se encuentran lejos de poner fin a sus carreras han sucumbido al dinero asiático. Sin embargo, más desapercibido ha pasado el acuerdo con el que Ledman, empresa china de lámparas LED, pretende convertir la segunda división portuguesa en una especie de cantera del fútbol chino en el Viejo Continente.

Ledman anunció hace algunas semanas que a partir del próxima temporada y durante las tres siguientes campañas patrocinará la categoría de plata lusa, que pasará a llamarse ‘Ledman LigaPro’. Sin embargo, la llegada del gigante chino a Portugal no se va a quedar ahí, ya que los dirigentes de la empresa china anunciaron que el acuerdo también incluía una ‘cuota china’ para los equipos que jueguen el campeonato.

¿En qué consiste? Ledman quiere que los jugadores más prometedores de China acaben su formación en la segunda división lusa para así coger experiencia y completar su formación de cara a dar luego el salto a equipos europeos de más nivel y que el futbolista chino se empiece a hacer un hueco entre los mejores del continente.

Para ello quiere que sea obligatorio que los diez mejores equipos del torneo tengan un futbolista chino entre sus filas, jugador que elegiría Ledman. “Escogeremos los mejores atletas chinos para participar en este intercambio y formaremos un equipo de profesionales para que se integren en Portugal”, declaró Martin Lee, presidente de la empresa asiática.

La cosa no queda ahí, ya que también pretenden que los tres mejores equipos incluyan en su equipo a un técnico asistente chino con la misma idea que los jugadores, cojan experiencia en Europa y completen su formación. Los equipos, por su parte, se embolsarán 300.000 euros por cabeza.

Sin embargo, como era de esperar, en Portugal no ha sentado nada bien la imposición de la cuota china y ya son varios los jugadores, directivos y clubes que han mostrado su disconformidad con este acuerdo. Por ello, la Liga Portuguesa de Fútbol Profesional, desacreditando a Lee, ya ha indicado que no quiere hacer oficiales los detalles del acuerdo pero han dejado claro que nunca tendría obligatoriedad tener un futbolista chino en sus filas.

Sea como fuere, el tiempo revelará quién es el que dice la verdad y si es obligatorio o no jugar con jugadores chinos en la segunda división lusa a partir de la próxima temporada. Lo que sí que es cierto es que China parece que ahora sí que va en serio en lo a fútbol se refiere.  De hecho, el gobierno chino impondrá el fútbol como asignatura obligatoria en todas las escuelas del país, de forma que 200 millones de niños de primaria y secundaria recibirán libros de texto en los que se les explicarán tácticas y estrategias de este deporte. Además, para 2017 está prevista la creación de cerca de 20.000 escuelas de fútbol que formen a más de 100.000 jugadores profesionales.

Evergrande real estate group, la clave del milagro del Guangzhou

noviembre 11, 2013 Deja un comentario

El Guangzhou Evergrande ha sido uno de los grandes protagonistas del último fin de semana. El conjunto chino ha logrado, bajo el mando de Marcello Lippi en el banquillo, conquistar la Champions League de Asia redondeando así una especie de cuento de hadas, ya que en 2010 se encontraban en Segunda División.

Y es que no todo han sido días de vino y rosas en el club chino. La revolución en el Guangzhou comenzó el 21 de febrero de 2010, día en el que la Federación China descendió de manera administrativa a Segunda División al Evergrande, pese a que éstos habían finalizado en noveno lugar en la última Superliga.

La razón del descenso fue debido a que la Federación acusó al equipo de haber pagado 20.000 euros por asegurarse un triunfo como local en el año 2006. Hasta entonces el Guangzhou había pasado casi sin pena ni gloria por la primera división china, ya que sus mayores hazañas se remontaban a sendos subcampeonatos ligueros que cosechó en 1992 y 1994.

Con este panorama, el Evergrande real estate group decidió comprar el club por una cantidad cercana a los once millones de euros. Como presidente de la entidad se situó Xu Jiayin, considerado por FORBES como uno de los 200 hombres más ricos del planeta.

Lo primero que hizo Jiayin fue pagar 2,2 millones de euros para saldar las deudas que tenía el Guangzhou. Su segunda medida fue dejar claro a todos sus rivales que no iba a escatimar en dinero para que el equipo recuperara su lugar en la máxima categoría y a partir de ahí comenzar a abordar retos mayores.

Así ficharon al técnico coreano Lee Jang-Soo, al que firmaron por un salario anual de 530.000 euros, y al delantero internacional Gao Lin. Después decidieron ‘repatriar’ a varios futbolistas chinos con experiencia en Europa como Sun Xiang (PSV) y Zheng Zhi (Celtic). Aunque la guinda al pastel la pusieron con la contratación del brasileño Muriqui, por el que pagaron 2,7 millones de euros al Atlético Mineiro.

De esta manera no extrañó que lograran el ascenso en una temporada que fue un auténtico paseo, ya que únicamente cosecharon una derrota. Con el ascenso a la Superliga, el Evergrande real estate group fue aún más generoso de lo que había sido hasta entonces en materia de fichajes.

Y es que se gastaron 13,7 millones de euros en nuevos futbolistas, diez de ellos fueron a parar a las arcas del Fluminense a cambio del argentino Darío Conca, que se convirtió en el fichaje más caro del fútbol chino y en uno de los jugadores mejor pagados del planeta al tener un sueldo de 10,7 millones. Unas cifras que provocaron que en su regreso a la Superliga tuvieran un presupuesto de 53 millones de euros.

Aunque Jiayin y su equipo no sólo se gastaron el dinero en fichajes, también construyeron una nueva ciudad deportiva. Para celebrarlo invitaron a la inauguración de la misma al Real Madrid. Con estos argumentos a nadie la extrañará que el Guangzhou ganara la liga en el año de su regreso a la máxima categoría con relativa facilidad.

En el año 2012 el dispendio en fichajes continuó, aunque saltó la sorpresa: el club decidió despedir al técnico Jang-Soo, pese al equipo iba líder en solitario en el campeonato nacional. Buscaban a un entrenador más mediático, por ello contrataron al italiano Marcello Lippi, al que pagaron un sueldo de 10 millones.

Con Lippi el equipo volvió a ganar la Superliga, aunque esta vez tuvo que esperar al último partido del torneo para sentenciar el título. Su única espina fue la Champions League asiática, en la que cayeron en cuartos de final. Este año se han tomado la revancha de aquello al ganar al trofeo continental y revalidar la Superliga. Eso sí, lo han hecho con un presupuesto de 83 de millones de euros, ya que los milagros son más fáciles de hacer a golpe de talonario.