Archivo

Posts Tagged ‘Copa de la UEFA’

La maldición del Celta en cuartos de final

abril 17, 2017 Deja un comentario

El próximo jueves el Celta de Vigo tendrá la oportunidad de meterse por primera vez en su historia en las semifinales de un gran torneo europeo, ya que en su día alcanzó esta fase en un torneo menor como la Intertoto, si hace valer el 3-2 que logró en la ida contra el Genk. Una ronda que, hasta la fecha, parece maldita para los gallegos.

Y es que el conjunto vigués ha jugado en hasta tres ocasiones los cuartos de final de la segunda competición continental y en todas ellas resultó eliminado. La primera de ellas fue en 1999. El Celta alcanzó los cuartos de final de la Copa de la UEFA tras una sobresaliente competición en la que había dejado en la cuneta a rivales de entidad como Aston Villa o Liverpool.

El rival al que se enfrentaron en su camino a las semifinales fue el Olympique de Marsella, que contaba en sus filas con varios campeones del mundo como Laurent Blanc y Robert Pires. El Celta cayó por la mínima en la ida. Sin embargo, el 2-1 cosechado en el Velodrome hizo ser optimista a los hombres entrenados en aquel momento por Víctor Fernández, que sabían que con una victoria en casa por 1-0 darían la puntilla a su rival.

Los celestes los intentaron por todos los caminos en Balaídos. Sin embargo, el Olympique se mostró intratable en defensa y resistió de manera estoica todos los ataques de su rival para acabar firmando un 0-0 que acabó con el sueño vigués de seguir haciendo historia en Europa.

Pese a ello, aquel Celta era un equipo que no se rendía fácilmente y lo volvió a intentar la campaña siguiente. Los gallegos, tras sendas exhibiciones contra Juventus y Benfica, se plantaron de nuevo en los cuartos de final de la Copa de la UEFA dejando claro que volvían a tener hambre de título.

Su rival en cuartos nuevamente volvió a ser francés, en esta ocasión se trató del Lens. La ida en Balaídos acabó 0-0 después de que el Celta se viera incapaz de superar el cerrojo que puso su adversario. En el partido de vuelta todo parecía de cara cuando Revivo adelantó a los celestes a los 55 minutos de juego con un gran lanzamiento de falta. Sin embargo, cuando lo tenían todo de cara, los gallegos, de manera inesperada, se hicieron un harakiri y se dejaron remontar en 10 minutos (2-1) para volver a dejar en la cuneta todas sus opciones europeas.

La última vez que el Celta jugó los cuartos de final de la Copa de la UEFA fue en la temporada 2000-2001. En esta ocasión su rival no fue francés, sino español, en concreto el Barcelona. En la ida el Barcelona llegó a ponerse 2-0, pero el 2-1 final provocó que el Celta afrontara la vuelta confiado en que podía dar la vuelta a la eliminatoria en Balaídos.

Sin embargo, tal y como pasó en 1999, los vigueses se vieron incapaces de acceder a semifinales tras jugar el partido de vuelta de cuartos de final en casa. Esto fue en gran parte al enorme partidazo que se marcó Rivaldo, que con dos auténticos golazos hizo estéril el 3-2 con el que acabaron imponiéndose los gallegos. ¿Seguirá el mal fario este jueves?

La maldición del Parque de los Príncipes

octubre 19, 2015 Deja un comentario

El Real Madrid se enfrenta al París Saint Germain (PSG) este miércoles en uno de los partido más destacados de la jornada de la Liga de Campeones. Sin embargo, si los blancos quieren traerse la victoria deberán acabar con la maldición que les persigue en el Parque de los Príncipes, donde nunca han ganado.

Los madridistas han visitado en dos ocasiones el campo del PSG sumando una derrota y un empate. Además, en sendas visitas los merengues se despidieron de la capital gala con el regusto amargo de una eliminación europea.

La primera vez que el Real Madrid jugó contra el PSG en el Parque de los Príncipes fue el 18 de marzo de 1993 en la vuelta de los cuartos de final de la Copa de la UEFA. Los blancos se las prometían muy felices tras haber ganado 3-1 en la ida, pero el partido de vuelta fue una autentica pesadilla para ellos.

El PSG logró darle la vuelta a la eliminatoria (3-0). Sin embargo, Iván Zamorano pareció poner el encuentro camino de la prórroga con un gol en el minuto 93. Sólo lo parecía, ya que Kombouaré hizó el definitivo 4-1 en el minuto 96 que dejó al Real Madrid eliminado.

La historia se volvió a repetir un año después. Ambos se volvieron a ver las caras, aunque esta vez en los cuartos de final de la Recopa. El PSG se hizo con la victoria en el Santiago Bernabéu (0-1) y necesitaba remontar en el Parque de los Príncipes. Emilio Butragueño llevó la esperanza a los madridistas al marcar en el primer tiempo (0-1). Sin embargo, Gomes llevó las tablas al marcador (1-1) en la segunda parte dejando a los blancos un año más eliminados en Europa.

“La ida fue determinante en el cómputo de la eliminatoria (…) pero esta vez mis jugadores se vaciaron sobre el césped. Aunque nos faltó profundidad”, destacó Vicente del Bosque, que en aquel momento ejercía de técnico provisional en el Real Madrid. ¿Será la del miércoles otra noche aciaga para el Real Madrid?

Los últimos cuartos de final del Athletic

marzo 19, 2012 1 comentario

El soberbio baile que le ha dado el Athletic de Bilbao en la Europa League a todo un grande del fútbol europeo como el Manchester United ha provocado que el Viejo Continente haya vuelto a conocer al Athletic. Y es que el club vizcaíno no pisaba los cuartos de final de una competición internacional desde la Copa de la UEFA de la temporada 76/77. En La Medialuna repasamos cómo fue aquella  ocasión.

Al igual que ahora, el club rojiblanco llegó a los cuartos de final de la UEFA a lo grande: tras haber dado buena cuenta de todo un Milan que ya contaba con dos Copas de Europa y otras tantas Recopas en su haber. Previamente se había deshecho del Basilea y del Ujpest Dozsa.

El rival en los cuartos de final iba a ser un equipo bien conocido: el Barcelona, que tenía el añadido de que la vuelta se iba a jugar en el Camp Nou. Los culés llegaron a la cita, disputada el dos de marzo de 1977, con la moral por los suelos después de que en el mes de febrero hubieran dilapidado toda la renta que tenían liderando la Liga. Aún así para el partido en San Mamés tenía la buena noticia de que recuperaban a su estrella: Johan Cruyff. Pese a ello, cuando Jabo Irureta  fue preguntado sobre el encuentro no tuvo ninguna duda: “Ganaremos; será difícil pero lo lograremos”.

No falló en su pronóstico Jabo, pues en un San Mamés lleno hasta la bandera, el Athletic recaudó 13 millones de pesetas en taquilla, una cifra nada despreciable en aquella época, los rojiblancos remontaron el tanto inicial de Asensi y se llevaron a Barcelona un ajustado triunfo por dos a uno gracias los goles de Churruca y Dani, éste último de penalti.  El resultado tan corto a favor de los intereses vascos hizo que el Barça se confiara, quizás en exceso, para la vuelta.

Ésta se disputó el 16 de marzo de 1977 y el Athletic tenía bastante claro cuál iba a ser su estrategia: marcar les daba la supervivencia en Europa, defender, muy probablemente, les condenaría. Así fue como sucedió en el terreno de juego, pues los bilbaínos dejaron muy claras sus intenciones cuando los 12 minutos Irureta cabeceó a la red un centro de Alesanco.  El Barça reaccionó bien al tanto, pues en el 22 Cruyff lograba poner las tablas en el marcador de nuevo.

Pese a ello, el Athletic, erre que erre, no se dejó amilanar por el ambiente y, seis minutos más tarde, de nuevo un cabezazo de Irureta logró deprimir a un Camp Nou que con el gol de Cruyff rebosaba euforia y seguridad en su equipo. El Barça acusó el golpe y no supo reponerse hasta mediada la segunda parte cuando Cruyff igualó el electrónico. Iniciaron entonces los azulgrana una ofensiva sin descanso en busca del gol que forzara el desempate pero ésta no acabó de concretarse y, por primera vez en su historia, el Athletic accedió a las semifinales de una competición europea.

Koldo Aguiire, técnico de los rojiblancos, quiso rebajar la euforia que rodeaba al equipo cuando concluyó la eliminatoria: “Somos un buen equipo pero modesto. Es mejor ir como las hormiguitas y sin que nadie cuente con nosotros para ponernos en el mejor puesto posible”. Y tanto que lo hicieron, como que se plantaron en la mismísima final contra la Juventus, pero ésa es otra historia que conviene recordar otro día.

Raúl contra la maldición de Gelsenkirchen

agosto 17, 2010 1 comentario

De la noche a la mañana el Schalke 04 se ha convertido en uno de los equipos más populares en España. Hasta hace poco este grande alemán, sólo conocido por los más futboleros, apenas era un desconocido para a una afición española para la que, salvo alguna que otra excepción, hablar de Alemania era sinónimo de hacerlo del Bayern de Munich. Sin embargo el fichaje de Raúl por el conjunto minero lo ha cambiado todo. Ahora las portadas son para un Schalke que espera el exmadridista le contagie algo de su gen triunfador para un equipo acostumbrado a perderlo todo cuando ya se pensaba que lo tenía ganado.

El conjunto alemán nació el 4 de mayo de 1904 bajo la ilusión de unos estudiantes que lo bautizaron con el nombre de Westfalia Schalke. No fue hasta 1928 cuando su adquirió su nombre actual: F.C. Gelsenkirchen – Schalke 04. Para entonces los germanos ya se habían ganado el apodo de “Die Knappen” es decir los mineros, ya que la mayoría de sus jugadores provenian de las minas de Gelsenkirchen. Por entonces también se ganaron el discutible honor de ser el equipo de Adolf Hitler. Curiosamente, fue durante la dictadura de Hitler cuando el Schalke vivió su época más gloriosa. De hecho, seis de los siete campeonatos que tienen los ganaron entre 1934 y 1942, cuando fueron un equipo temible. Permanecieron invictos como locales durante once años y de 1935 a 1939 no perdieron un solo encuentro. Sin embargo, una vez finalizada la gran contienda el Schalke, casualidad o no, perdió su estrella y sólo pareció renacer de sus cenizas en 1958, cuando ganó su último título campeonato nacional. No fue más que simple espejismo, ya que, como si de una maldición se tratara, los de Gelsenkirchen comenzaron a arrastrar un gafe que aún hoy no han perdido.

Cuando se encontraban cerca de ganar Bundesliga el fatalismo se torna sobre ellos, como si tuvieran que pagar por la superioridad que exhibieron a finales de la década de los 30. Especialmente cruel fue la Bundesliga del año 2001. Aquel año, el Schalke llegó a la última jornada como segundo clasificado. Tenía que ganar y esperar un tropiezo del Bayern de Múnich en Hamburgo. Los mineros cumplieron con su parte del trabajo y ganaron por 5-3 al Unterhaching. En tanto, en Hamburgo, Barbarez en el minuto 90 adelantó a los locales y los aficionados del Schalke comenzaron a descorchar el champán. Mal hecho, pues la risa se tornó en llanto en cuestión de pocos minutos. Con el tiempo ya cumplido, el Bayern se lanzó al ataque y logró empatar el encuentro con un gol del exblaugrana Patrick Anderson.

El Schalke finalizó segundo y recibió el título que ninguno quisiera recibir: el de campeón honorífico. Sin embargo, si que es cierto que en 1997 se alzaron con la Copa de la UEFA, la última que se disputó con final a doble partido. Aunque bien es cierto que allí se enfrentaron al Inter de Milán, un equipo que en 2010 al fin a logrado deshacerse de la etiqueta de pupas de las que no logra desengancharse el Schalke. Así las cosas una final entre dos gafes sólo se podía resolver de una manera: en los penaltis, donde la fortuna sonrió a los alemanes.

Raúl llega ahora con el objetivo de volver a convertir al Schalke en aquel equipo que asustaba a los rivales en los 30 con sólo saltar al campo. Aunque ya ha vivido en sus propias carnes lo que es su equipo. A una semana de la final de la Supercopa de Alemania los de Gelsenkirchen se impusieron al Bayern en un torneo amistoso por 3-1. Una semana más tarde, a la hora de la verdad el conjunto de Louis Van Gaal se impuso por 2-0 volviendo a poner de manifiesto la eterna mala suerte del Schalke. Por suerte para Raúl todavía hay tiempo para revertir la situación. ¿Será capaz?