Archive

Posts Tagged ‘Copa del Rey’

Desde la grada: Cádiz 0 – Celta 3 (07/01/16)

enero 11, 2016 Deja un comentario

Retomamos la serie ‘Desde la grada’ con reportaje fotográfico del partido que se disputó el pasado siete de enero de 2016 en el Ramón de Carranza que enfrentó al Cádiz contra Celta de Vigo en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey.

La calidad de las fotos no es la mejor, pido disculpas por ello, porque no están hechas con una cámara profesional, sino con un simple móvil como podría hacer cualquier hincha desde la grada. Comenzamos el viaje de lo que nos deparó esta jornada de fútbol:

19:58 – Pese a que en el Ramón de Carranza no están habituados a jugar, dicho con todos los respetos, una ronda tan avanzada de la Copa del Rey, el ambiente en los alrededores del estadio no es muy grande antes de comenzar el partido:

Ramón de Carranza 1

Ramón de Carranza 2

20:00 – Eso sí, queda clara la guasa típica gaditana con puestos ambulantes que venden bufandas con el lema ‘Cheryshev, te quiero’:

Bufandas Cheryshev, Te quiero

20:06 – Los jugadores más importantes del club gaditano están en las paredes del estadio:

Interior Carranza

20:10 – Celta y Cádiz calientan sobre el césped del Ramón de Carranza:

Calentamiento Cádiz - Celta 1

Calentamiento Cádiz - Celta 2

Calentamiento Cádiz - Celta 3

20:27 – Cádiz y Celta saltan al terreno de juego:

Cádiz -Celta inicio

20:29 – Se guarda un minuto de silencio antes de comenzar el partido:

Minuto Silencio Cádiz - Celta

20:30 – ¡Comienza el partido!

Cádiz - Celta 1

Minuto 25: ¡Gol de Guidetti!

Cádiz - Celta 2

Minuto 46: ¡Descanso! El Celta se impone 0-1 al Cádiz

Cádiz - Celta 3

21:17 – Pablo Hernández y Bongonda no estaban muy preocupados viendo el partido desde la grada, muy cerca de la posición de La Medialuna:

Pablo Hernandez y Bongonda

Minuto 46 – ¡Comienza la segunda parte!

Cádiz - Celta 6

Minuto 50 – Berizzo, tranquilo en la banda

Cádiz - Celta 7

Minuto 52 – Guiza calienta en la banda con los insultos de fondo de varios hinchas del Cádiz, especialmente por parte del sector de Brigadas Amarillas, ultras del conjunto gaditano.

Guiza Carranza

Minuto 58 – ¡Gol de Jonny! El Celta hace el 0-2

jonny

Minuto 75: Pol Ballesté es atendido por los fisios del Cádiz y puede seguir jugando

Ballesté Cádiz

Minuto 76: Entra Guiza al terreno de juego con más silbidos que aplausos

Guiza 2

Minuto 79: ¡Gol de Guidetti! El Celta sentencia el partido, y casi la eliminatoria, con el 0-3

Guidetti gol 2

Guidetti gol 3

Minuto 92: ¡Final del partido! El Celta se impone 0-3 en el Ramón de Carranza al Cádiz

Final del partido Cádiz Celta

 

 

 

 

 

 

 

 

La primera semifinal del Villarreal

febrero 9, 2015 Deja un comentario

VillarrealEste miércoles será un día histórico para el Villarreal, ya que disputará contra el Barcelona la primera semifinal de Copa del Rey de toda su historia. Sin embargo, ésta no va a ser la primera vez que el Submarino Amarillo dispute la eliminatoria previa a una gran final, ya que lo ha hecho en hasta seis ocasiones (tres en Intertoto, 2 en UEFA/Europa League y 1 en la Champions). La primera vez que alcanzó esta ronda fue en 2002.

Fue en la Copa Intertoto, una competición que se disputaba antiguamente, ya que actualmente no existe, en verano y en la que el premio para los campeones, ya que había tres, era una plaza en la Copa de la UEFA. El Villarreal disputó por primera vez el torneo en la temporada 02/03.

El conjunto de la Plana iba a iniciar su cuarta temporada en Primera División, la tercera consecutiva, pero con fichajes como el de Martín Palermo o Juliano Belletti había demostrado ambición por querer dejar de ser un equipo modesto y, por ello, luchó aquel verano de 2002 por meterse por primera vez en su historia en la Copa de la UEFA.

Tras eliminar al FH Hafnarfjörður y al Torino, el Villarreal se plantó en las semifinales de la Intertoto. Allí se iba a ver las caras con el Troyes, un equipo que, a priori, parecía asequible porque no contaba con ninguna estrella de relumbrón. Sin embargo, las cosas no fueron como se esperaba en la ida y los españoles empataron a cero en El Madrigal, teniéndosela que jugar en Francia.

El partido comenzó muy bien para los amarillos, que se adelantaron en el marcador a los 13 minutos gracias a un gol de Calleja. El Troyes empató antes del descanso. Sin embargo, el que el conjunto galo se quedara con uno menos al final de la primera parte y que el 1-1 diera de manera momentánea el pase a la final a los de Castellón, les hizo ser optimistas de cara a la segunda parte.

Craso error. El Troyes hizo el 2-1 casi al empezar el segundo acto y el Villarreal, pese a jugar con uno más, fue incapaz de empatar, por lo que quedó eliminado. Sin embargo, los españoles denunciaron a su rival a la UEFA por alineación indebida y el máximo organismo europeo les dio la razón, ya que el Troyes no había inscrito en la Intertoto a Vairelles, que saltó al terreno de juego en el minuto 83. Esto se tradujo en que la UEFA dio en los despachos la victoria al Villarreal por 0-3 y éste pasó a la final.

No les sirvió de mucho, ya que perdieron la final contra el Málaga.

Jugar con el Real Madrid en Copa es sinónimo de ascenso a Segunda

junio 25, 2012 Deja un comentario

Ponferradina

Para un equipo de Segunda División ‘B’ jugar contra el Real Madrid en la Copa del Rey es como si le tocara la lotería, ya que enfrentarse contra los blancos significa poder recaudar unos ingresos importantes en taquilla con el que poder aliviar un poco la precaria economía en la que se ven inmersos la mayoría de conjuntos de la división de bronce. Sin embargo, desde la temporada 2007/2008 verse las caras con los madridistas es sinónimo de ascenso a la Segunda División. El último ejemplo ha sido la Ponferradina.

La saga la inició el Alicante en la temporada 2007/2008, que se vio las caras con el Real Madrid de Bernd Schuster en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Tras empatar 1-1 en la ida, un agónico gol de Guti en el último minuto dio el pase para la siguiente ronda a los capitalinos en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, aquella temporada no es recordada en el Alicante por el susto que dieron en el Bernabéu, sino porque lograron el ascenso a Segunda División 52 años después.

En la siguiente temporada el turno fue para el Real Unión de Irún, que se enfrentó en la misma ronda del torneo a los madrileños y, además, se dio el gustazo de eliminarles en el mismísimo Santiago Bernabéu. El conjunto vasco redondeó su gran temporada con el ascenso tras derrotar en la eliminatoria final del ‘playoff’ al Alcorcón.

Precisamente, el conjunto madrileño firmó una de las páginas más negras de la historia del Real Madrid en la Copa en la temporada 2009/2010, cuando sacaron los colores al equipo entrenado entonces por Manuel Pelligrini, al que derrotaron en Santo Domingo por 4-0 y, posteriormente, eliminaron. La escuadra amarilla redondeó la temporada ascendiendo a Segunda tras derrotar al Ontinyent con un gol en el último suspiro.

En la campaña 2010/2011 la historia se repitió con el Real Murcia. Los ‘pimentoneros’ no pudieron darse el gusto de eliminar al Real Madrid, aunque si que lograron sacar un heroico 0-0 en la Nueva Condomina, pero acabaron la temporada celebrando su regreso a la categoría de plata tras haber derrotado en el ‘Playoff’ al Lugo.

El último equipo que ha entrado a formar parte de esta ilustre lista es la Ponferradina. El Madrid de Mourinho no tuvo piedad de ellos en la Copa del Rey, ya que de todos los señalados ha sido el único que perdió los dos partidos contra los blancos, pero pudieron compensar aquello sellando su ascenso a Segunda División tras derrotar al Tenerife en la última eliminatoria del ‘playoff’ de ascenso.

Milagros coperos: el Numancia del 96

febrero 6, 2012 1 comentario

Edición del viernes 02 de febrero de 1996 - Página 1

Estas últimas semanas, a raíz del éxito del Mirandés en la Copa, estamos repasando en La Medialuna grandes gestas de equipos modestos en el torneo del Ko. Hoy toca hablar de la del Numancia en la Copa del 96, cuando se convirtió en el primer equipo de Segunda B capaz de eliminar a tres equipos de Primera División. Un récord que puede ser superado por el Mirandés si es capaz de dejar en la cuneta al Athletic de Bilbao.

La trayectoria del Numancia en la Copa del Rey comenzó contra el San Sebastián de los Reyes, equipo también de Segunda B. El equipo de Miguel Ángel Lotina vio como su equipo desperdició una renta de 0-2 para finalmente arañar un empate a dos del Dehesa Boyal, lo que hacía que todo quedase pendiente para la vuelta. Pese a ello, el partido no levantó mucha expectación entre la afición soriana y apenas 43 espectadores se acercaron a el viejo Los Pajaritos a presenciar un encuentro que acabó con empate a dos.

Ya en la siguiente ronda al Numancia le tocó un rival de mayor envergadura: la Real Sociedad. Pese a que los donostiarras eran de Primera División se vieron sorprendidos en la ida por el empuje rojillo y perdieron 2-0 en Los Pajaritos. Aun así, en Anoeta los vascos se repusieron y en apenas 30 minutos lograron igualar la eliminatoria. Todo hacía indicar que en la segunda mitad la Real iba a lograr el tercer gol que le diera el pase, pero el Numancia se repuso al susto inicial y llegó vivo a la lotería de los penalties, donde logró la gesta de seguir adelante.

Edición del miércoles 14 de febrero de 1996 - Página 1

En los dieciseisavos de final el rival volvió a ser otro equipo de la máxima categoría: el Racing de Santander. El 0-0 cosechado en Los Pajaritos pareció condenar a sorianos, que se la tendrían que jugar en el Sardinero. Nada más lejos de la realidad, pues el Numancia volvió a obrar el milagro ganando 0-1. Ya en los octavos de final, el adversario fue el Sporting de Gijón, del que también dieron buena cuenta los rojillos. Tras ganar en la ida 2-1 y sufrir de lo lindo en El Molinón, donde el 0-0 no se movió del marcador, el Numancia se coló en los cuartos de final, entre los ocho mejores.

Allí el reto se complicó aún más todavía, pues no le esperaba un equipo cualquiera, sino el Barcelona de Johan Cruyff, que si bien ya no practicaba el delicioso fútbol que le llevó a jugar dos finales de la Copa de Europa en tres años tenía a varias estrellas bastante temibles. La expectación para el partido fue máxima. El club se vio desbordado ante la petición de entradas y tuvo que ampliar el estadio con varias gradas supletorias. Además en los medios de comunicación no se hablaba de otra cosa, todos querían ver el duelo de David contra Goliat. De hecho, había tanta expectación que hasta la familia real tuvo su representación en el partido con la presencia de la Infanta Elena.

Pese a la categoría de su rival, el Numancia no se amilanó y llevó el delirio a las gradas cuando en el primer minuto Kike Alonso adelantó a los rojillos. Un resultado que se mantuvo hasta la segunda mitad, cuando el Barça le dio la vuelta al resultado tras una más que previsible reprimenda de Cruyff en el descanso. Cuando el partido estaba agonizando y los jugadores del Numancia ya estaban casi todos exhaustos, Movilla, probablemente más impulsado por el aliento de la afición que por su propio físico, se pegó una carrera increíble que tuvo su premio: el 2-2 definitivo.

Edición del jueves 15 de febrero de 1996 - Página 1

El resultado escoció mucho al Barcelona, en especial a Johan Cruyff, que no dudó en criticar públicamente a sus jugadores:“Actuando así hay algunos que no tienen derecho a estar aquí”. El holandés también fue demoledor cuando fue preguntado sobre por qué no realizó ningún cambio durante el partido: “Si algunos estaban dispuestos a hacer el ridículo, lo mejor es que lo hicieran durante todo el partido”.

El Numancia había logrado lo que nadie hubiera imaginado: llegaba vivo al partido de vuelta en el Camp Nou. Una vez en la Ciudad Condal, los sorianos fueron recibidos como héroes y decidieron algo cuando menos curioso: hospedarse en el hotel Numancia de la calle ídem. A muchos le sorprendió que para la vuelta el Numancia ensayara los penalties por si se volvía a repetir el 2-2 de la ida, pero Lotina pese a que admitía la superioridad del Barça también estaba convencido de que si su equipo tenía una oportunidad la iba a aprovechar: “Venimos al Camp Nou a jugar a fútbol. Sería imperdonable gozar de una oportunidad como ésta y hacer el tonto. Hemos de tomar riesqos aunque sepamos lo complicado que es jugar en este campo. Es el partido de nuestra vida”.

Los jugadores del Numancia tomaron buena nota de las palabras de su entrenador, ya que lograron la hombrada de adelantarse en el Camp Nou. La ilusión rojilla por dar la campanada no fue un suspiro, pues durante 20 minutos, el tiempo que el Barcelona tardó en empatar, soñaron con las semifinales mientras que los culés temían hacer uno de los mayores ridículos de su historia. Finalmente la realidad se impuso a los sueños y fueron los azulgranas los que pasaron a la siguiente ronda tras ganar 3-1. Pese a ello, el Numancia se marchó ovacionado del Camp Nou, y es que aquel 14 de febrero de 1996, los rojillos se habían ganado el corazón de todos los aficionados al fútbol.

En aquel año 96, el Numancia no fue el único equipo que realizó gestas en el torneo del Ko en el Viejo Continente, pues en Holanda el modesto Cambuur Leeuwarden, de Segunda División, fue capaz de eliminar del torneo al Ajax, entonces Campeón de Europa.

El Clásico en la Copa: Octavos de final de la 96/97 (2)

enero 17, 2012 Deja un comentario

Edición del lunes 03 de febrero de 1997 - Página 1

Iniciamos aquí el segundo, y último, capitulo recordatorio sobre la última vez que Real Madrid y Barcelona se vieron las caras en una eliminatoria en la Copa del Rey. Fue en los octavos de final, y tras el 3-2 de la ida todo había quedado muy abierto para la vuelta.

Pese a la victoria azulgrana del primer partido, para la vuelta el Real Madrid era el gran favorito. Además de porque el choque se iba a disputar en el Santiago Bernabéu, y porque el precedente en Liga en Chamartín se había saldado a favor de los blancos (2-0), el fin de semana liguero había dejado un tanto tocado a los culés. Y es que el Barça empató a dos contra el Real Oviedo después de desperdiciar una ventaja de 2-0 y ello unido a un triunfo del Madrid contra el Deportivo por 3-2 hizo que los blancos aumentaran su ventaja al frente de la tabla en cinco puntos.

Edición del viernes 07 de febrero de 1997 - Página 1

Y es que tras el empate contra los asturianos desapareció de la Ciudad Condal el optimismo que había inundado a los azulgranas después de haber ganado al Real Madrid por 3-2 en Copa. Sir Bobby Robson volvió a estar muy cuestionado y, mientras en la prensa catalana volvían a buscarle posibles sustitutos, él denunciaba que hiciera lo que hiciera sentía como si le persiguieran para criticarle cada cosa que hacía.

Aunque en muchas ocasiones las críticas no llegaban sólo por parte de prensa y aficionados, ya que dentro del club había quien ya había criticado al inglés. Sin ir más lejos Nicolau Casaus, vicepresidente de la entidad,  que estalló tras el empate contra el Oviedo: “Lo ocurrido es una estafa para el buen aficionado al fútbol; no me lo explico”. En Madrid, en tanto, sabían que eliminar al eterno rival en la Copa serviría para dejarles muy tocados, y posiblemente también hundidos, y por ello ni se imaginaban caer eliminados del torneo del ko.

Edición del domingo 29 de junio de 1997 - Página 1

Christian Panucci señaló que aquel encuentro de vuelta de Copa le recordaba mucho a la final de la Liga de Campeones de 1994 que había disputado con el Milan en Atenas, en la que los rossoneri, precisamente con Fabio Capello en el banquillo, arrasaron por 4-0 al Barça de Cruyff en lo que fue el principio del fin de una de las etapas más brillantes de la historia del club catalán.  Fernando Redondo, habitualmente muy tranquilo y muy mesurado en sus declaraciones, sorprendió con sus palabras: “Será un partido de áreas y me apostaría cinco millones (de pesetas, unos 300.000 euros) a que pasamos”.

Pues más le valía al argentino que no hubiera sellado su apuesta, ya que a la hora de la verdad, cuando comenzó a rodar el balón, el Barcelona sorprendió  a su rival  con un partido muy táctico y logró sacar un empate a uno del Santiago Bernabéu que le dio el pase a la siguiente eliminatoria. Roberto Carlos, en propia puerta, adelantó al Barça en el minutos 69. Diez más tarde, Davor Suker transformó un penalti que puso las tablas en el marcador y recobró la ilusión en el pase por parte de los locales, pero el segundo gol blanco nunca acabó de llegar. Los azulgranas salieron muy reforzados del Bernabéu, aunque esa no fue la única alegría que se llevaron esa temporada en el coliseo madridista, pues se proclamaron campeones de Copa en Chamartín tras derrotar en una reñidísima final al Betis por 3-2.

El Clásico en la Copa: Octavos de final de la 96/97 (1)

enero 16, 2012 1 comentario

El 2012 ha traído, de momento, pocos cambios en el planeta fútbol. Y es que este recién estrenado año ya ha empezado a coger algunos “vicios” que tenía 2011. Uno de ellos es la pasión porque se vean cuantos más clásicos mejor entre Real Madrid y Fútbol Club Barcelona y, por ello, esta semana ambos se verán las caras en los cuartos de final de la Copa del Rey. Por este motivo, vamos a recordar en La Medialuna en dos capítulos la última vez que ambos equipos se vieron las caras en una eliminatoria en el torneo del ko.

Fue en el mes de enero, al igual que ahora, del año 1997. Sin embargo, la ronda en la que se enfrentaron no fue en los cuartos de final, como en la actualidad, sino en los octavos. Ambos equipos llegaron al partido en situaciones totalmente opuestas. El Real Madrid, dirigido entonces por Fabio Capello, lideraba con una auténtica mano de hierro el campeonato y sumaba nueve meses sin perder un partido oficial, entre ellos se incluía una victoria por 2-0 al Barça en Liga. Capello había hecho, con mucho éxito, una revolución en el vestuario blanco y en verano llegaron a Chamartín jugadores como Roberto Carlos, Pedja Mijatovic, Clarence Seedorf o Davor Suker.

Edición del jueves 30 de enero de 1997 - Página 9

El Barça, por su parte, había encargado a Sir Bobby Robson la difícil tarea de liderar la época post-Cruyff. Los azulgranas eran segundos en Liga (a tres puntos del Madrid), habían batido el récord de goles marcados por un equipo en la primera vuelta (60), habían ganado en verano la Supercopa al Atlético de Madrid y seguían vivos en la Recopa y en la Copa. Sin embargo, pese a esos buenos números, los culés no estaban muy contentos con Robson. No gustaba el juego que hacía el equipo y escocían mucho algunas derrotas como el 2-3 contra el Hércules, un recién ascendido. De hecho, la prensa de la época cuenta que Robson estuvo a un paso de marcharse al Newcastle y que el Barcelona tuvo contactos con Tomislav Ivic para que sustituyera al inglés hasta el mes de junio.

De hecho, el hoy entrenador del Real Madrid y entonces segundo de Robson en el Barcelona, José Mourinho, llegó a denunciar que recibían muchas críticas antes de ver los resultados de su trabajo: “Es un poco difícil de entender por qué siguen esas críticas. Si repasamos los últimos ocho años hay que dividirlos en tres etapas: la primera, dos años malos; una segunda, con los mejores cuatro años de la historia del club, y una tercera con dos años demasiado malos en los que no se ganó absolutamente nada. Por eso digo que resulta difícil que el primer año nos exijan mientras que a otros les dieron tiempo. Ahora, en tan sólo seis meses de competición, hemos ganado mucho más (Supercopa de España) que en esas dos últimas temporadas .Eso está ahí”.

Edición del viernes 31 de enero de 1997 - Página 1

Fuera de lo deportivo, la ida de los octavos de final también se calentó con unas polémicas declaraciones de Joan Gaspart, vicepresidente del Barça, en las que dijo que los catalanes les iban a meter doce goles a su eterno rival. Palabras que tuvieron su respuesta por parte desde la capital de España en boca de Ignacio Silva, vicepresidente económico del Real Madrid: “Vamos a ganar allí y aquí. Al Barcelona le auguro una depresión enorme a partir de esta eliminatoria (…) Yo le digo una cosa al señor Gaspart: Que todo lo que está diciendo es porque está nervioso por lo que ha pasado con los fichajes que teóricamente iban a ser del Barcelona y serán del Madrid. Karembeu, Zé Roberto y Henry van a jugar con el Madrid porque somos un club al que le gusta sumar y no restar como el Barcelona”.

En este clima se llegó al partido de ida, el jueves 30 de enero de 1997. El encuentro resultó trepidante y acabó con una victoria por la mínima del Barça por 3-2. El Barcelona fue el primero que golpeó en el marcador gracias a un gol de Ronaldo en el minuto 13. El tanto no amilanó a los hombres de Capello, que pusieron las tablas en el marcador en el 16 mediante el olfato cazador de Suker. En la segunda mitad, el Madrid se hizo con el mando del partido y Hierro puso por delante a los blancos merced a un espléndido lanzamiento de falta. Sin embargo, tres minutos después, el malagueño pasó de héroe a villano tras poner de nuevo el empate en el luminoso después de que le golpeara un disparo de Nadal. Giovanni puso el definitivo 3-2 en el marcador tras cabecear un saque de esquina en el minuto 78. Todo quedaba abierto para la vuelta.

El otro rally de clásicos

abril 18, 2011 Deja un comentario

Edición del lunes 27 de marzo de 1916 - Página 1

El planeta fútbol ahora no habla de otra cosa: el maratón de clásicos entre Barcelona y Real Madrid que se nos viene encima. Sin embargo, ésta no es la primera vez que los dos equipos más grandes de España, y posiblemente del mundo, se ven las caras de manera multitudinaria en un breve espacio de tiempo. Ya ocurrió en 1916, cuando se enfrentaron en hasta cuatro ocasiones en 19 días. 

La Ligano se creó hasta 1929, por lo que a principios del siglo XX ver un enfrentamiento entre Barça y Real Madrid era realmente complicado, sólo posible en el Campeonato de España, lo que hoy conocemos comola Copadel Rey. En 1916 hubo suerte, ya que madrileños y catalanes se vieron las caras en las semifinales dela Copa.Losculés se habían clasificado para esta fase de la competición tras ganar todos los partidos del Campeonato de Cataluña en un equipo en el que destacaba el delantero Paulino Alcántara (33 goles en 24 partidos).

En la ida, jugada el 26 de marzo, el Barça se impuso por 2-1. Una de las curiosidades que hubo en torno a este partido es que el encuentro se jugó en el campo de la calle Muntaner, que pertenecía al Espanyol. Curiosamente, la vuelta se disputó en O´Donell, territorio que era propiedad del Atlético de Madrid. Aquel segundo encuentro de la serie se lo llevó el Real Madrid, que venció de manera por 4-1 en un partido que los culés lo comenzaron con nueve jugadores porque el tren que traía a la capital a Santi Massana y Viñals se retrasó.

Edición del lunes 03 de abril de 1916 - Página 1

Como entonces no se tenían en cuenta los goles marcados en las eliminatorias sino las victorias se tuvo que disputar un partido de desempate. El encuentro fue espectacular, ya que después de jugarse los 90 minutos reglamentarios y una  prórroga acabó con empate a seis, y eso que los blancos fallaron dos penalties, en el que Santiago Bernabéu fue el gran protagonista al marcar cuatro goles. 

Como entonces tampoco existía la tanda de penalties como técnica de desempate, se tuvo que jugar el 13 de abril un nuevo encuentro para dirimir cuál de los dos equipos sería el que llegaría a la gran final. El choque, nuevamente, resultó trepidante. Al final de los 90 minutos se llegó con empate a dos y en la prórroga el Real Madrid se impuso por 4-2.

Los barcelonistas se quejaron encarecidamente del último gol marcado por Sotero Aranguren. Algunas crónicas de la época dicen que fue en fuera de juego y otras que fue un gol olímpico, algo que estaba totalmente prohibido. Tanto que el capitán barcelonista Massana dio la orden a sus compañeros de abandonar el terreno de juego cuando faltaban doce minutos. En Cataluña se acusó al árbitro de la contienda, Berraondo, que años atrás había jugado en ambos equipos y que fue durante un tiempo directivo del conjunto merengue, de favorecer demasiado a los blancos. De hecho, en los cuatro partidos señaló cinco penaltis a  favor de los madrileños, de los que tres se fallaron. 

En Madrid, en tanto, se dijo que la actitud del Barça había sido totalmente antideportiva. Finalmente el Real Madrid perdió, precisamente enla CiudadCondal, la final contra el Athletic (4-0) y comenzó a fraguar una rivalidad con el Barcelona que se extiende, y se extenderá, asta el fin de los tiempos.

*Las dos imágenes que ilustran el artículo son correspondientes a El Mundo Deportivo tras los dos primeros partidos de la serie. Resulta curioso observar de que hablan de un partido de “Cataluña contra Castilla”.