Archive

Posts Tagged ‘Portugal’

Éder, el patito feo que se convirtió en héroe

julio 11, 2016 Deja un comentario

ederLa final de la Eurocopa disputada el pasado domingo nos ha dejado un héroe inesperado: Éder. El jugador del Lille dio a Portugal la Eurocopa gracias al gol que marcó a Francia en la prórroga (1-0) y que posibilitó que los lusos se proclamen por primera vez campeones de Europa. Un tanto que, probablemente, sorprendió hasta a la hinchada portuguesa, que antes de comenzar la Euro llegó a pedir que no se convocara al ariete para el torneo disputado en tierras galas.

La temporada 2015/2016 no ha sido nada sencilla para Éder. El delantero comenzó la campaña fichando por el Swansea, que depositó muchas esperanzas en él tras pagar cinco millones de libras por hacerse con sus servicios. Sin embargo, el jugador luso no se adaptó bien a la Premier League y no logró ver puerta en sus primeros meses en Gales.

Unos hechos que provocaron que fuera perdiendo protagonismo de manera paulatina con el equipo de los cisnes hasta llegar al punto de que tanto el futbolista como la entidad estuvieron de acuerdo en que lo mejor para ambos era que dejara el Swansea en el mercado de invierno. El Wolves se interesó por él, pero a Éder no le gustó la idea de irse a jugar la Championship, segunda división inglesa.

El Olympique de Marsella también preguntó por Éder, pero no llegó a hacer una oferta por él. El que sí que mostró mucho interés por ficharle fue el Genoa. Sin embargo, cuando todo parecía encaminado a que se fuera a Italia, irrumpió el Lille, que se hizo con el luso en calidad de cedido.

Éder dejó el Swansea con el objetivo de jugar minutos y así poder ir a la Eurocopa. Se marchó de la Premier League bajo las mofas de la prensa británica, que le calificó como unos de los ‘flops’ (fiascos) de la temporada e hizo cuentas diciendo que al Swansea le habían costado el jugador 18.500 libras por minuto.

Pese a que en Lille sí que tuvo minutos desde el principio y se reconcilió con el gol, la hinchada lusa no estaba para convencida de que Éder debía tener un hueco en la lista de convocados para Francia. De hecho, en un partido amistoso disputado en Leiria contra Bélgica, la afición lusa silbó a Éder cuando saltó al campo.

De hecho, Joao Pinto, director de la Federación Portuguesa, llegó a reclamar más respeto para Éder: “(…) Quería hablar de otro tema que me incomodó más que fue la reacción con Éder. Sinceramente, como ex jugador de fútbol, creo que debería los de respetar más independiente mente de que luego pueda gustarnos más o menos un jugador u otro por sus cualidades. Éder ha venido a representar a su país y eso merece más respeto. Si está en la selección es porque el seleccionador cree que puede ser importante”.

La cosa no quedó ahí, ya que según una encuesta online que hizo el diario Record a sus lectores, que contó con más de 50.000 votos, la mayoría coincidieron en que Éder, junto con Eduardo y Eliseu, no debían de haber sido convocados para la Euro.

El resto de la historia ya es por todos conocida, finalmente Éder no fue descartado y el delantero se convirtió en el héroe más inesperado de la recién terminada Eurocopa.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: , ,

Portugal, la cuna del fútbol chino

febrero 15, 2016 Deja un comentario

china portugalChina ha logrado convertirse en el centro de atención futbolístico en las últimas semanas después de contratar en el actual mercado de invierno a algunos cracks que militaban en Europa a golpe de talonario. El país asiático ya no es un cementerio de elefantes y muchos jugadores que aún se encuentran lejos de poner fin a sus carreras han sucumbido al dinero asiático. Sin embargo, más desapercibido ha pasado el acuerdo con el que Ledman, empresa china de lámparas LED, pretende convertir la segunda división portuguesa en una especie de cantera del fútbol chino en el Viejo Continente.

Ledman anunció hace algunas semanas que a partir del próxima temporada y durante las tres siguientes campañas patrocinará la categoría de plata lusa, que pasará a llamarse ‘Ledman LigaPro’. Sin embargo, la llegada del gigante chino a Portugal no se va a quedar ahí, ya que los dirigentes de la empresa china anunciaron que el acuerdo también incluía una ‘cuota china’ para los equipos que jueguen el campeonato.

¿En qué consiste? Ledman quiere que los jugadores más prometedores de China acaben su formación en la segunda división lusa para así coger experiencia y completar su formación de cara a dar luego el salto a equipos europeos de más nivel y que el futbolista chino se empiece a hacer un hueco entre los mejores del continente.

Para ello quiere que sea obligatorio que los diez mejores equipos del torneo tengan un futbolista chino entre sus filas, jugador que elegiría Ledman. “Escogeremos los mejores atletas chinos para participar en este intercambio y formaremos un equipo de profesionales para que se integren en Portugal”, declaró Martin Lee, presidente de la empresa asiática.

La cosa no queda ahí, ya que también pretenden que los tres mejores equipos incluyan en su equipo a un técnico asistente chino con la misma idea que los jugadores, cojan experiencia en Europa y completen su formación. Los equipos, por su parte, se embolsarán 300.000 euros por cabeza.

Sin embargo, como era de esperar, en Portugal no ha sentado nada bien la imposición de la cuota china y ya son varios los jugadores, directivos y clubes que han mostrado su disconformidad con este acuerdo. Por ello, la Liga Portuguesa de Fútbol Profesional, desacreditando a Lee, ya ha indicado que no quiere hacer oficiales los detalles del acuerdo pero han dejado claro que nunca tendría obligatoriedad tener un futbolista chino en sus filas.

Sea como fuere, el tiempo revelará quién es el que dice la verdad y si es obligatorio o no jugar con jugadores chinos en la segunda división lusa a partir de la próxima temporada. Lo que sí que es cierto es que China parece que ahora sí que va en serio en lo a fútbol se refiere.  De hecho, el gobierno chino impondrá el fútbol como asignatura obligatoria en todas las escuelas del país, de forma que 200 millones de niños de primaria y secundaria recibirán libros de texto en los que se les explicarán tácticas y estrategias de este deporte. Además, para 2017 está prevista la creación de cerca de 20.000 escuelas de fútbol que formen a más de 100.000 jugadores profesionales.

El día que Portugal hizo llorar a España

junio 29, 2010 2 comentarios

El próximo martes España y Portugal protagonizarán uno de los encuentros más atractivos de los octavos de final de Sudáfrica 2010. Sin embargo, ésta no será la primera vez que tanto españoles como lusos se jueguen entre ellos su futuro en una competición de equipos nacionales. Aunque, lamentablemente, el último precedente no sonría a España.

Corría el 20 de junio de 2004 y en la última jornada de la fase de grupos de la Euro 04 tanto la Roja como Portugal se jugaban su pase a los cuartos de final. Antes de comenzar la competición, los expertos pensaban que amabas escuadras llegarían a este encuentro con el primer y segundo puesto asegurados, por lo que únicamente quedaría por dirimir quién era el líder del grupo.

Sin embargo, no fue así. Los portugueses, anfitriones del torneo, fallaron en su debut contra Grecia y lograron en la segunda jornada un triunfo contra Rusia (2-0) que les permitió llegar vivos al último partido. España, por su parte, llegaba al choque tras ganar por la mínima a Rusia (1-0) en un partido que se hartó de desperdiciar ocasiones y de empatar a uno contra la sorprendente Grecia.

Hay que destacar que, por primera vez en muchos años, España llegaba a un torneo importante después de haber pasado por la repesca, donde dejó en la cuneta a Noruega. Sin embargo, en España se confiaba en seguir el ejemplo de Alemania en 2002, que alcanzó el Mundial de dicho año tras llegar al campeonato en las mismas condiciones que España a la Eurocopa.

Además, España creía tener también un importante talismán, ya que en el hotel en el que se hospedaba era en el que habían habitado todos los equipos que se habían proclamado campeones en una gran competición celebrada en Portugal. Los días previos al partido estuvieron cargados de gran tensión, puesto que Luiz Felipe Scolari, seleccionador de los lusos, se había encargado de calentar el partido en la previa.

“Esto es una guerra y en una guerra tengo que matar y no morir”, señaló el preparador brasileño a los medios españoles antes del fatídico partido. En España también circulaban ciertos chistes como medio para reírnos antes de una posible desgracia: “Zapatero ha dado la orden, quiere a España en casa antes del 30 de junio”.

Finalmente llegó el partido y todas las ilusiones españolas se vinieron al traste. A la Roja le valía el empate para acceder a cuartos y, por ello, especuló mucho con el juego durante de la primera parte, en la que los portugueses fueron muy superiores. Un jovencísimo Cristiano Ronaldo. 19 años, se comió una y otra vez a Raúl Bravo en la banda. Aunque el autor del gol del triunfo no fue CR7, sino Nuno Gomes. El delantero se sacó un derechazo desde fuera del área ante el que nada pudo hacer Iker Casillas.

La suerte de España pudo haber cambiado si sendos remates de Fernando Torres y Juanito no se las hubieran visto con el poste. El 1-0 dejó fuera a España aunque por muy poco. España finalizó tercera de grupo con cuatro puntos, los mismos que Grecia, segunda de grupo. Ambos, además, tenían la misma diferencia de goles: 0. Por ello, lo que finalmente dio el pase a los helenos fue que estos habían hecho tres goles en la primera fase y España sólo dos.

Para más INRI, la tradición de quien se hospedaba en el hotel en le que estuvo España finalmente era campeón se cumplió. Grecia se alojó en dicho en emplazamiento una vez que los españoles hicieron las maletas. Aunque no hay mal que por bien no venga. A los pocos días el entonces seleccionador Iñaki Sáez, dimitió de su puesto, tras calificar para sorpresa de todos con seis su labor durante la Eurocopa, y le relevó Luis Aragonés. El hombre que devolvió a España la gloria que tanto se le llevaba resistiendo.  

 

La maldición de Guttman

febrero 17, 2010 1 comentario

Corren buenos tiempos para el Benfica, el conjunto encarnado lidera la tabla en Portugal y los aficionados confían en volver a conquistar un título que no levantan desde 2005. Sin embargo, de momento, el club no puede decir lo mismo cuando se trata de sus andanzas por Europa. Desde que en la década de los 60 los lisboetas reinaran en el Viejo Continente no han vuelto a lamer las mieles del éxito fuera de sus fronteras. Y todo porque les persigue la maldición de Guttman.

Nos trasladamos a la década de los 50. El Benfica es uno de los clubs más importantes de Portugal, un símbolo para todos sus aficionados, al igual que lo es el águila de su escudo, que transmite libertad y majestuosidad. Pese a ello, el equipo que domina el país es el Sporting. Por ello, Joaquim Bogalho asume la presidencia de la entidad con un único objetivo: cambiar esta tendencia.

Tras construir un magnífico equipo Bogalho consigue su objetivo. Sin embargo, al máximo mandatario de la entidad le da vueltas por la cabeza un nuevo reto: hacer del Benfica el mejor equipo no ya de Portugal, sino de Europa. Para lograrlo contrata al técnico húngaro Bela Guttman, un auténtico trotamundos que anteriormente había pasado por éxito por otros países como Austria o Brasil.

Aconsejado por su amigo José Bauer, con el que coincidió en el Sao Paulo, decidió seguir a un joven mozambiqueño del que le habían hablado maravillas: Eusebio. La “pantera negra” sorprendió a Guttman, que no dudó en fichar al que a día de hoy está considerado como el mejor futbolista portugués de todos los tiempos. Con Eusebio sobre el campo y un esquema 4-2-4, Guttman convirtió al Benfica en un equipo temible. Tanto que los encarnados alcanzaron la final de la Copa de Europa del 61, que jugaron contra el Barcelona.

El Barça llegó a la cita de Berna como el gran favorito, no obstante los culés se habían cargado en el camino a la final al gran ogro del Viejo Continente: el Real Madrid. Sin embargo el Benfica dio la sorpresa y alzó su primera Copa de Europa tras derrotar por 3-2 a los azulgranas en un partido en el que estos últimos llegaron a estrellar cuatro disparos al poste.

Pese a ello, el Benfica demostró que su triunfo no fue casualidad, ya que al año siguiente se volvieron a plantar en la finalísima de la máxima competición continental. El partido no comenzó bien para los pupilos de Guttman, pues el Madrid logró poner un contundente 0-2 en el marcador. Pero aquel Benfica no bajó los brazos y logró dar la vuelta al electrónico al ganar el partido 5-3. 

En pleno éxtasis por las celebraciones de la segunda Copa de Europa consecutiva, a Guttman se le ocurrió pedir a Bogalho una cosa que el húngaro consideraba justa: un aumento de sueldo. Sin embargo, el presidente se lo denegó y la tirantez entre el técnico y el máximo mandatario llegó a tal punto que Bogalho decidió prescindir de Guttman. Consideraba que el equipo que tenía el Benfica tan bueno que cualquier técnico que estuviera en el banquillo de los lisboetas podría seguir sumando triunfos para el equipo.

Guttman, antes de marcharse, pronunció unas palabras que muchos se tomaron a risa: “En los próximos 100 años, el Benfica no volverá a ser campeón europeo”. Sin embargo, fueron pasando los años y lo que parecía una anécdota se convirtió en una maldición: cada vez que el Benfica llegaba a una final europea perdía. De hecho, el pánico en el club se convirtió en histeria y en 1990 una delegación portuguesa, encabezada por Eusebio, visitó la tumba de Guttman, en Viena, para hacerle una ofrenda floral y rezarle para que eliminara el maleficio de cara a la final de la Copa de Europa que les enfrentaban al Milan de Arrigo Sacchi en el Praterstadion de la capital austriaca.

Pero las súplicas no surtieron efecto y un gol de Rijkaard propició la derrota del Benfica. Este jueves el Benfica vuelve a jugar competición europea y tiene una nueva oportunidad para comenzar a terminar con la maldición de Guttman, si no a los aficionados encarnados les debe quedar el consuelo de que en 52 años se acabará el maleficio.