Archive

Posts Tagged ‘Real Madrid’

Grasshopper, el sueño del Napoli

Real Madrid 78-79Esta semana se disputarán los primeros partidos de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. Napoli y Real Madrid serán los encargados de ‘abrir el baile’ este martes en un encuentro en el que los españoles parten como grandes favoritos para cosechar el pase después de haber ganado 3-1 en el Santiago Bernabéu.

Sin embargo, hay un precedente al que se agarra el conjunto italiano para ilusionarse con la remontada. Se trata de la eliminación que sufrió el Madrid a manos del Grasshopper en la antigua Copa de Europa en la temporada 78/79, la única vez a la que a los blancos le han dado la vuelta a un 3-1 cosechado en casa en la máxima competición continental.

Como ahora, el resultado cosechado en el Bernabéu y que su rival no fuera uno de los equipos más potentes del Viejo Continente provocó que los madridistas tuvieran la vitola de súper favoritos para obtener el pase a los cuartos de final. Sin embargo, se confiaron y el Grasshopper convirtió en una pesadilla lo que en un principio no era más que un mero trámite.

Claudio Sulser adelantó a los locales a los ocho minutos de juego y espoleó al público. El Real Madrid, lejos de verle las orejas al lobo, siguió muy confiado en que tenía hecho el pase y eso se tradujo en multitud de ocasiones para el Grasshopper. De hecho, únicamente las buenas paradas de Miguel Ángel evitaron la goleada suiza.

Cuando parecía que el Madrid iba a salir indemne de tanto golpe, Sulser, de nuevo, dio la puntilla a los blancos anotando el definitivo 2-0 a los 88 minutos de juego y dejando a los españoles sin tiempo de reacción.

“El Grasshoppers se ha merecido el triunfo y pasar a los cuartos de final. Ha superado a un Madrid desdibujado y falto de ideas y juego. El campeón español no tuvo remate; fue indeciso y falló en las entregas. Sus rivales se anticipaban; el Madrid fue lento. No se deshizo nunca de un marcaje correoso. El Madrid se despidió de la Copa de Europa con un bagaje demasiado corto”, cerraba la crónica del partido del diario ‘El País’ al día siguiente.

El Real Madrid no se fue de vacío de Suiza, ya que el Grasshopper les regaló a cada uno de los jugadores merengues un radiocassette valorado en unos 180 euros. El Napoli se aferra a este precedente: a que lo único que se traigan los madridistas sea un souvenir y no el pase a curatos de final.

Los insultos y amenazas del último Real Madrid – Napoli

febrero 13, 2017 Deja un comentario

napoles_maradonaEsta semana regresa, al fin, la Liga de Campeones con los duelos de ida de octavos de final. Entre ellos destaca el que disputarán el próximo miércoles en el Santiago Bernabéu Real Madrid y Napoli. Un duelo que estuvo repleto de tensión, insultos y amenazas la última vez que se vieron las caras ambos equipos en la máxima competición continental.

Fue en la temporada 87/88. Por aquel entonces, la Copa de Europa, aún no había sido bautizada como Liga de Campeones, únicamente la disputaban los campeones de liga y el formato de competición era de eliminatoria directa con un sorteo sin condicionantes. Vamos, igualito que ahora.

Esto provocó que en la diosa fortuna deparara en la primera eliminatoria un Real Madrid – Napoli o lo que era lo mismo: el campeón de España contra el de Italia y el que perdiera decía adiós a Europa en septiembre. La ida se disputó en el Santiago Bernabéu el 16 de septiembre de 1987 en un partido que aún se recuerda entre los blancos debido a que se tuvo que disputar sin público, a puerta cerrada, debido a que la UEFA había sancionado al Madrid por los incidentes sucedidos en la temporada anterior contra el Bayern de Múnich con el ‘loco del Bernabéu’ como protagonista.

En la previa del partido, Diego Armando Maradona se mostró muy molesto cuando la prensa le preguntó si el Napoli tenía miedo a jugar en Chamartín, que iba a cumplir su partido número 100 en competición continental:  “Ni Maradona ni el Nápoles tienen miedo a nadie. Parece ser que alguien le está faltando el respeto al Nápoles, y nosotros no somos ni el Sporting ni el Zaragoza. El Nápoles es el actual campeón de la Liga y la Copa de Italia”.

El partido, tal y como relataron los periodistas que cubrieron el partido, resultó muy tenso y duro. De ahí que, debido a que no había ruido ambiental, se pudiera escuchar los comentarios que se hicieron los jugadores unos a otros en el terreno de juego. “A ése habría que partirle la cabeza” o “en Nápoles nos veremos”  fueron algunas de las perlas más suaves que se dijeron los futbolistas. Es más, las crónicas posteriores al partido desvelan que los futbolistas llegaron a cruzarse salivazos en pleno túnel de vestuarios.

De hecho, Salvatore Bagni, se quejó después del encuentro que Leo Beenhakker, técnico de los blancos, le insultó a él y al resto de jugadores del conjunto italiano: “Beenhakker me ha llamado mafioso, a mí y a todos mis compañeros”.

Todo esto provocó que para el partido de vuelta hasta Maradona tuviera que pedir calma a sus propios aficionados debido al ambiente de tensión que se había originado y que provocó que el Real Madrid tuviera en Italia casi la misma seguridad que un jefe de estado. Pero esa es otra historia que, quizás, sea mejor recordar más adelante y ahora nos toque disfrutar del partido de este miércoles.

Cuando el Real Madrid quiso fichar a Kubala

enero 23, 2017 Deja un comentario

KubalaLos que sois asiduos al blog ya sabéis que en ‘La Medialuna’ una de las cosas que más nos gusta hacer es recordar fichajes que pudieron ser pero que finalmente por unas circunstancias u otras no se hicieron. El que nos ocupa en este post es el que pudo llevar a Ladislao Kubala al Real Madrid.

La historia tiene su miga, ya que el húngaro es uno de los grandes mitos del Barça y uno de los futbolistas que empezó a hacer grande al club catalán. Sin embargo, el primer equipo que se fijó en Kubala para ficharle fue el Real Madrid. Para conocer todos los detalles de esta historia hay que trasladarse hasta el año 1950.

Por aquel entonces, Kubala jugaba en el Hungaria, una selección amateur de jugadores que habían huido de sus respectivos países por la situación política que se vivía en ellos. De hecho, el propio Kubala logró escapar de Hungría disfrazado de soldado ruso en un camión militar que le dejó en la montaña para que pudiera cruzar a pie la frontera con Austria.

El delantero jugaba en el Hungaria debido a que, tras fichar por el Pro Patria de Italia, el Vasas de Budapest denunció su fichaje a la FIFA para invalidar dicha contratación y el máximo organismo aceptó su petición. Como el partido comunista italiano prohibió al Hungaria jugar amistosos en Italia, se ofrecieron para jugar algún partido en España.

Uno de esos encuentros fue contra el Real Madrid y ahí la calidad Kubala encandiló a Santiago Bernabéu, que se decidió a hacerle una oferta para que vistiera de blanco. Sin embargo, la operación no fue tan sencilla como pudiera parecer en un principio. Una de las condiciones que puso el delantero para fichar por el club madrileño fue que estos últimos contrataran también a Fernando Daucik, su cuñado y entrenador del Hungaria.

Al Real Madrid no le gustó un pelo esta petición. A ello se añadió que Ricardo Cabot, secretario general de la Federación Española de Fútbol e hincha culé, advirtió al Real Madrid que la FIFA había prohibido el fichaje de jugadores húngaros que hubieran huido de su país. Bernabéu vio demasiadas complicaciones y, por ello, decidió desistir de su fichaje.

Tras jugar con el Real Madrid, el Hungaria viajó a Barcelona a disputar un amistoso con el Espanyol y fue ahí cuando el Barça entró en juego para ficharle. Se da la curiosa circunstancia de que entonces Cabot no lanzó ninguna advertencia a los azulgranas y que el régimen de Franco puso grano de arena para que esta operación se llevara a cabo debido a que para ellos era muy bueno tener a alguien que había escapado de un gobierno comunista.

Cuando el Chelsea quiso fichar a Juanfran

diciembre 19, 2016 Deja un comentario

JuanfranJuanfran Torres es actualmente uno de los emblemas del Atlético de Madrid. Sin embargo, no siempre fue así. De hecho, quizás esto último podría haber sido diferente de haberse fructificado un fichaje que sonó con mucha fuerza en su momento: la contratación del español por el Chelsea.

Para ello hay que trasladarse al año 2004. Por aquel entonces Juanfran jugaba en el Real Madrid B y estaba considerado como una de las joyas de la cantera blanca. De hecho, muchos en el equipo blanco le consideraban como el relevo natural de Luis Figo.

Otra prueba del potencial de Juanfran era que, junto a Andrés Iniesta, fue uno de los futbolistas más destacados del Mundial Sub-20 que se disputó a finales de 2003 y en el que España acabó como subcampeona tras caer en la final contra Brasil.

En esas apareció el Chelsea. El conjunto londinense acababa de ser comprado por el ruso Roman Abramovich y estaba ávido de firmar tanto a varios tracks contrastados como algunas de las mejores promesas del continente para hacer un proyecto que les llevara a meterse entre los mejores de Europa.

Desde Stamford Bridge tenían muy buenos informes del entonces joven extremo y, tras verle en el Mundial Sub-20, estaban dispuestos a hacer una importante oferta al Real Madrid. Según contó el Diario AS por aquel entonces, el Chelsea contactó con Paco de Gracia, uno de los hombres fuertes por aquel entonces en la cantera blanca, para hacerles llegar que estaban dispuestos a pagar 3 millones de euros por Juanfran.

Sin embargo, el Real Madrid siempre fue muy claro con los blues: la única opción para dejar salir al jugador era que pagaran su cláusula de rescisión, que por entonces estaba cifrada en 12 millones de euros. El Chelsea se negó a pagar tanto por el futbolista y ahí acabó la historia de los londinenses con Juanfran.

Como dato curioso, hay que reseñar que en el mencionado Mundial Sub-20 de 2003 fue la primera vez que Juanfran jugó en la posición que finalmente ha triunfado en su carrera: lateral derecho. Lo hizo por urgencia en la final del torneo contra Brasil.

Cuando el Real Madrid descartó a Cuéllar

octubre 10, 2016 Deja un comentario

Iván CuéllarEsta semana el nombre de Pichu Cuéllar ha estado en boca de todos después de las duras declaraciones que hizo el guardameta contra un periodista de La Nueva España que publicó una información sobre él que no era cierta. Muchos recuerdan al portero del Sporting de Gijón por su paso por el Atlético de Madrid, pero pocos recordarán que también pasó por el eterno rival: el Real Madrid.

Cuéllar comenzó su carrera en la categorías inferiores del Mérida, en su Extremadura natal. Sus buenas actuaciones en el conjunto emeritense provocaron que ojeadores de los clubes más importantes de España le echaran el ojo y tuvieran su nombre bien subrayado en sus agendas.

Uno de los equipos que se interesó en sus servicios fue el Real Madrid, que estuvo más hábil que sus rivales para lograr llevarle a la capital de España y ficharle cuando únicamente contaba con doce años. Sin embargo, el prometedor Cuéllar no tuvo mucho suerte en la ‘Fábrica’ y allí no pudo lucir tanto como lo había hecho en el Mérida.

Es por ello que los blancos, dos años después de incorporarle a sus filas, optaron por descartarle y le recomendaron que se buscara un nuevo equipo a mediados de los 90. La decisión la tomó Vicente del Bosque, que entonces estaba siempre a pie de campo con los más jóvenes y era una de las personas que regía el destino de los miles de chavales que estaban en categorías inferiores y soñaban con llegar a debutar con el primer equipo.

Cuéllar volvió a Mérida, pero no fue nada fácil para él el regreso. “Yo era un niño que veía truncado su sueño. Pensaba que mi tren ya había pasado. Volver a Mérida y reencontrarme con mis antiguos compañeros fue un suplicio. Sentía que les había fallado, que había hecho algo malo. Y padecí las envidias; los niños son muy crueles y había quien hurgaba en la herida. Quise dejar el fútbol”, declaró en una entrevista concedida a GijónSport hace unos años.

Sin embargo, alentado por su padre, decidió no tirar la toalla y continuó luchando por su sueño de llegar a ser profesional. Volvió a destacar con el Mérida, una buena prueba de ello es que debutó en el primer equipo del Mérida en Segunda B siendo un juvenil, y de nuevo los grandes volvieron a llamar a su puerta.

En esta ocasión los que se interesaron por sus servicios fueron el Atlético y el Valencia. Estos últimos le ofrecían más dinero, pero Cuéllar decidió apostar por los rojiblancos, en los que Abel Resino y Toni Muñoz fueron sus principales valedores, por que le atrajo más su proyecto deportivo.

Pichu llegó al Atleti con ganas de demostrar que el Real Madrid se había equivocado y con la convicción de agarrarse bien fuerte a esta oportunidad para lograr su sueño. Tras formar parte del juvenil colchonero y el Atleti B, Cuéllar vio recompensado su esfuerzo debutando en la máxima categoría y pasando dos campañas en el primer equipo rojiblanco (2005/2006 y 2006/2007).

BONUS TRACK: DE PICHU A CUÉLLAR

pichu cuéllarUna de las cosas por las que destacó Cuéllar en sus primeros partidos en el Atlético fue que en su espalda lucía el nombre de Pichu, apodo con el que le conoce la mayoría de la gente. El último partido en el que jugó con la camiseta de Pichu fue en el fatídico Atlético 0 – Barcelona 6 de finales de la temporada 2006/2007.

Sería injusto acusar a Cuéllar de aquella de derrota, pero aquel partido le marcó y en verano el Atlético le mostró la puerta de salida. Desde entonces, como si se supusiera de la pérdida de la edad de la inocencia, luce en su espalda el nombre de Iván Cuéllar, con el que, al igual que le sucedió tras ser descartado del Real Madrid, supo rehacerse del golpe y ha conseguido su sueño: ser portero profesional en Primera División.

Cuando el Villarreal pudo fichar a Figo

Luis Figo InterEn este blog somos muy aficionados de hablar de fichajes que pudieron ser pero que al final, por una causa u otra, no acabaron cerrándose. Uno de ellos y que poca gente recuerda fue el de Luis Figo por el Villarreal.

La llegada del luso al conjunto amarillo pudo darse en 2005. Por aquel entonces el equipo de El Madrigal había hecho historia al clasificarse por primera vez en toda su historia para la Liga de Campeones de la mano del chileno Manuel Pellegrini en el banquillo.

El Villarreal tenía por aquel entonces un equipo muy potente en el que destacaban futbolistas como Diego Forlán y Juan Román Riquelme. Por ello, Juan Roig, presidente de los de Castellón, quería premiar a su equipo por la clasificación para la Champions con una ‘bomba’.

En esas se puso a tiro la llegada de Figo. El portugués tenía libertad por parte del Real Madrid para negociar con el equipo que quisiera toda vez que había sido suplente en las últimas jornadas de Liga y el club blanco ya le había dejado claro que a sus 32 años no le iba a renovar el contrato que le unía al conjunto de Chamartín hasta 2006.

Sin embargo, finalmente el interés del Villarreal en hacerse con los servicios de Figo se quedó simplemente en lo que podría decirse como el sueño de una noche de verano. Los amarillos nunca llegaron a formalizar una oferta toda vez que el sueldo del jugador portugués, unos seis millones de euros aproximadamente, era inaudible para un club que ya había hecho un esfuerzo importante para mantener a Forlán y Riquelme.

Además, otros equipos como el Olympique de Marsella y el Inter de Milán también estaban muy interesados en su  fichaje. Finalmente fueron los italianos los que acabaron contratando al extremo luso y, casualidades de la vida, Inter y Villarreal se vieron las caras en los cuartos de final de la Champions con victoria para los españoles.

La primera “diversión” de Raúl

noviembre 16, 2015 Deja un comentario

valdano_raúlRaúl González Blanco ha puesto este fin de semana punto y final a 21 años de carrera como profesional. Por ello, con el último partido del exmadridista tan reciente, en La Medialuna queremos dedicar este post a recordar cómo se sentía el español antes de debutar con el Real Madrid.

Raúl fue convocado por primera vez con el conjunto blanco el 28 de octubre de 1994. El delantero, que que entonces contaba con 17 años y que sólo había disputado hasta la fecha con el Madrid un partido amistoso contra el Oviedo y otro contra el Karlsruhe, se mostró muy sorprendido al conocer que había sido convocado por primera vez para un partido de Liga.

“No me lo esperaba. No sé cuál habrá sido la causa, pero  lo que sé es que es lo que siempre había soñado”, declaró al periódico ‘El País’. “Lo único que tengo que hacer es divertirme. Si no salgo a divertirme se cabreará Valdano. Es por lo único que puede hacerlo”, añadía.

Raúl, que en aquella temporada había marcado 13 goles en siete jornadas en Segunda B, mostró posteriormente en rueda de prensa que no le asustaba el reto: “Da igual la categoría. Da igual que estés en Segunda B o Segunda A, es un campo de fútbol, un balón que hay que meterlo dentro y ya”. 

Jorge Valdano, técnico del Real Madrid en aquella época, señaló en rueda de prensa la razón por la que había incluido en su lista para el partido que les tenía que enfrentar al Real Zaragoza al ya internacional español, más allá de por sus buenas cifras goleadoras: “Es un chico que futbolísticamente me gusta. Y yo soy una persona que se entusiasma rápido”.

Además, desveló qué era lo que le había dicho al jugador antes de hacer pública su convocatoria: “Le he dicho que libere su instinto y juegue con normalidad. Que no haga un repaso de cada cosa que le suceda en el partido, que no se examine. Yo creo que sabe pasar con naturalidad este tipo de situaciones”, añadió.

Pese a que en el partido de La Romareda Raúl no estuvo muy fino, de hecho llegó a fallar un gol a puerta vacía, Valdano defendió la actuación realizada por el futuro capitán blanco: “Raúl fue el mejor jugador de mitad de campo hacia delante. Dio el pase del gol a Zamorano, se fabricó tres balones de gol en jugadas electrizantes y de sus botas salieron las principales ocasiones. Le falló la puntería, pero su comienzo es muy esperanzador. Nos hubiera gustado qué. se bautizara con un gol, pero ni él ni el equipo estaban con el punto de mira acertado”.

No fueron palabras gratuitas del argentino, que en el siguiente partido volvió a poner a Raúl de titular y este último le respondió comenzando a escribir su leyenda en el Real Madrid. “El que se quiera comer el mundo tiene permiso para comérselo”, dijo Valdano antes de hacer de debutar a Raúl. El ya exfutbolista  no hay ninguna duda de que le hizo caso, se ha dado un buen festín.