Archive

Posts Tagged ‘Sevilla’

El Sevilla, equipo maldito para Claudio Ranieri

febrero 20, 2017 Deja un comentario

RanieriEsta semana se completan los duelos de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Uno de los partidos que más incógnitas levanta es el Sevilla – Leicester, ya que los ingleses arrastran una nefasta racha en Inglaterra y está por ver si esta último se traslada a Europa o, por si el contrario, la Champions le sirve de desconexión. Eso sí, Claudio Ranieri nunca ha ganado al conjunto al hispalense y las temporadas en las que se enfrentó a ellos acabó siendo despedido.

El técnico italiano estuvo entrenado en España en dos etapas: de 1997 a 2000 (Valencia y Atlético) y de 2004 a 2005 (de nuevo Valencia). Pese a todos los años que estuvo en La Liga, únicamente se enfrentó al Sevilla en dos ocasiones. Esto fue debido a que los andaluces estuvieron en Segunda de 1997 a 1999 y, cuando ascendieron a Primera, siempre que se enfrentaron al transalpino este último fue despedido de su puesto de trabajo en la segunda vuelta.

Así sucedió en la temporada 99/00 y en la 04/05. En la primera de ellas, el actual técnico del Leicester dirigía al Atlético de Madrid. El italiano visitó con los rojiblancos el Sánchez Pizjuán en la jornada 18 y, pese a que los sevillanos no pasaban por su mejor época, se marchó de vacío de la capital andaluza. El Atleti cayó derrotado por 2-1.

Aquella temporada fue una de las más convulsas en toda la historia del conjunto colchonero, marcada por temas extradeportivos que provocaron que los rojiblancos bajaran a Segunda y que Ranieri dejara su puesto en el banquillo al inicio de la segunda vuelta. Es por ello que únicamente pudiera enfrentarse una vez a los sevillistas.

Le sucedió algo muy parecido al técnico italiano en la temporada 03/04. Entonces el transalpino había iniciado su segunda etapa en el Valencia y se vio las caras con el Sevilla en Mestalla en la séptima jornada. Los valencianistas se adelantaron en el marcador gracias a un tanto de Aitor Ocio en propia puerta. Sin embargo, los sevillanos le dieron la vuelta al partido con los goles Baptista y Aranda (1-2). Tal y como le pasó en el Atleti, no pudo estar en el partido de la segunda vuelta, ya que cuando se celebró ya había sido despedido.

Estos precedentes no son los mejores para que el técnico del Leicester afronte el partido del Sánchez Pizjuán de Champions, pero también puede agarrarse a otros datos más positivos. En 1999 obtuvo el que ha sido su único título en España, la Copa del Rey, en Sevilla. El Valencia se impuso por 3-0 al Atlético en el estadio de La Cartuja. Además, tiene otro dato al que agarrarse y no ver todo negro: el Sevilla nunca ha ganado el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, ronda que nunca superó.

Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: ,

La única remontada de Guardiola

abril 20, 2015 Deja un comentario

imageEl 3-1 que endosó el Oporto al Bayern de Múnich el pasado miércoles fue la gran sorpresa de la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. El resultado deja en una posición complicada al conjunto alemán, ya que se verá obligado a remontar en casa y ganar a los lusos, como mínimo, por dos goles de diferencia si quiere estar en semifinales. Sin embargo, a Guardiola no se le dan bien lo de las remontadas.

De hecho, desde que el de Santpedor es entrenador sólo ha remontado una eliminatoria de las cinco (Cuatro con el Barça -Sevilla (2), Inter y Chelsea- y una con el Bayern -Real Madrid-) en las que en el partido de ida logró un resultado adverso. Fue en la Supercopa de España de 2010, cuando el Barcelona de Pep logró dar la vuelta, precisamente, al resultado de 3-1 cosechado en el Sánchez Pizjuán.

El partido de ida se disputó el 14 de agosto de 2010. Un mes antes, España se había proclamado campeona del mundo en Sudáfrica y aquel equipo contaba con bastantes jugadores del Barça (Víctor Valdés, Gerard Piqué, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Sergio Busquets, Pedro y David Villa). Guardiola, consciente de aquel Mundial había sido el broche a una larga temporada, premió a sus futbolistas con un mes de vacaciones.

Eso conllevó que los internacionales españoles prácticamente acabaran de deshacer las maletas cuando llegó el partido de ida de la Supercopa. Como no tenían aún la forma física necesaria como para afrontar aún un partido oficial, Guardiola decidió dejarles fuera de la convocatoria y en el Sánchez Pizjuán jugó con un equipo de circunstancias. Que Rubén Miño fuera el portero titular o Zlatan Ibrahimovic el nueve del equipo, en un momento en que estaba más fuera que dentro del club, es claro reflejo de ello. Tuvo Guardiola tan pocos jugadores disponibles que hasta tuvo que colocar a Maxwell, lateral izquierdo y en partidos esporádicos interior zurdo, de extremo en la delantera.

Además, decidió dejar en el banquillo a Leo Messi, que también llevaba muy pocos entrenamientos. El Barcelona comenzó ganando el partido gracias a un tanto de Zlatan Ibrahimovic, el último que marcó con la camiseta azulgrana en partido oficial, pero en la última media hora de partido el Sevilla marcó tres goles y se llevó una ventaja muy golosa para el Camp Nou. Hay que señalar como otra anécdota curiosa de dicho encuentro, que Thiago, hoy futbolista del Bayern, fue uno de los jugadores que se aprovechó de las ausencias que tenían los culés para jugar aquel partido. El hispano-brasileño jugó la segunda parte.

Por aquel entonces, Guardiola no había remontado ninguna eliminatoria contra el Barça y el Sevilla ya sabía lo que era ganar una eliminatoria a los catalanes tras haberse impuesto en el partido de ida, como habían hecho en los octavos de final de la Copa de 2010 (2-3 y 0-1). Sin embargo, para ese partido los azulgranas ya sí que contaron con todas sus estrellas y acabaron conquistando la Supercopa al vencer 4-0. Los azulgranas llevaron el partido por la vía rápida y al descanso ya ganaban por 3-0 a un Sevilla que tiró la toalla muy pronto. ¿Será Guardiola capaz de repetir este martes esa noche?

La victoria más triste de Ancelotti contra el Sevilla

agosto 11, 2014 Deja un comentario

SevillaReal Madrid y Sevilla disputarán este martes en Cardiff la primera final europea de la temporada en busca de la Supercopa. Un partido que trae viejos recuerdos a Carlo Ancelotti, técnico de los blancos, puesto que ya sabe lo que es ganar este título a los hispalenses.

Lo hizo en el año 2007, cuando dirigía al Milan. Sin embargo, el ahora entrenador madridista a buen seguro que recuerda aquel partido más por lo que le precedió que por la propia conquista del título. Y es que sólo tres días antes de que se disputara la final falleció Antonio Puerta, jugador del Sevilla, de un ataque al corazón que le dio mientras jugaba un partido de Liga contra el Getafe.

La muerte del lateral izquierdo, lógicamente, dejó consternado al Sevilla y a toda su plantilla, que no pudieron preparar ni deportiva ni psicológicamente la final de la Supercopa de Europa contra el Milan. La UEFA, con su falta de tacto habitual, se negó a aplazar el encuentro a otra fecha, por lo que los futbolistas del Sevilla prácticamente se tuvieron que vestir de corto tras enterrar a su compañero.

La falta de tacto de la UEFA contrastó con la del Milan y Ancelotti. Tanto el equipo lombardo como el entrenador se pusieron a disposición de los sevillistas para lo que quisieran y afirmaron públicamente que ellos no iban a poner ninguna traba si los españoles solicitaban aplazar el partido debido a su cercanía con la muerte de Puerta.

Seedorf PuertaEl partido se acabó disputando a la fecha y hora acordadas por UEFA, 31 de agosto de 2007 a las 20:45. Sin embargo, el ambiente que rodeó al partido fue muy diferente al que se puede ver en este tipo de encuentros, marcados por la euforia de ambas aficiones por el título europeo conquistado la temporada anterior. Tanto Milan como Sevilla saltaron al terreno de juego con el nombre de Puerta en sus camisetas y tras un emotivo minuto de silencio comenzó el partido.

El Sevilla se adelantó en el partido al poco de comenzar gracias a un gol de Renato, que, como no podía ser de otra manera, lo dedicó mirando al cielo en memoria de Puerta. El brasileño pudo sentenciar el partido antes del descanso, pero un remate suyo lo sacó bajo palos Alessandro Nesta cuando Dida ya estaba batido.

En este tipo de encuentros se suele decir que el perdona lo paga, el Sevilla acusó en la segunda parte que su cabeza no estaba en el partido y el Milan lo aprovechó para dar la vuelta al marcador. Pippo Inzaghi y Jankulovski, este último con una gran volea, adelantaron a los de Ancelotti. Kaká dio la puntilla al Sevilla al hacer el definitivo 3-1 en los últimos minutos tras aprovechar el rechace de un penalti que le había detenido Andrés Palop.

Milan Supercopa 2007El Milan se hizo con el título y puede que fuera la primera vez en la historia del fútbol en la que en las celebraciones del triunfo un equipo dedicara el triunfo a un jugador del conjunto rival: Puerta.

Carlo Ancelotti reconoció en rueda de prensa que la muerte del sevillista a ellos también les afectó: “Lo que ha sucedido en los últimos días con la muerte de Puerta ha creado un ambiente único para este partido. Evidentemente, el Sevilla estaba más afectado por ello que nosotros, pero han jugado bien, sobre todo en la primera mitad, en la que estábamos un poco cansados. Pero hemos podido recuperarnos y hacerlo mucho mejor en la segunda parte. Nos estamos preparando muy bien, el equipo se muestra compacto y hemos sabido mantener la calma cuando estábamos por detrás en el marcador”.

Cuando el Sevilla tuvo fichado a Van Persie

Van PersieEste jueves comienza, al fin, el Mundial de fútbol. Uno de los partidos más interesantes de la primera jornada será, sin duda, el que disputen España y Holanda el próximo viernes. Robin Van Persie es una de las estrellas del conjunto de Louis Van Gaal y estuvo muy cerca de jugar en el país que será su rival en la primera jornada del Mundial. Concretamente en el Sevilla.

Fue en el año 2004. Por aquel entonces Van Persie tenía 20 años y militaba en el Feyenoord. Su importante contribución a que el equipo holandés ganara en 2002 la Copa de la UEFA le convirtió en una de las promesas más firmes de Europa. Además, acababa contrato en el año 2005 y ya había dejado claro que no iba a renovar por el club de Roterdam, por lo que los rojiblancos estaban obligados a venderlo en 2004 si querían sacar algún beneficio por él.

Un hecho que provocó que muchos equipos le tuvieran en su agenda en un sitio privilegiado. Sin embargo, Monchi, director deportivo del Sevilla y rápido como pocos para detectar el talento emergente a buen precio, fue de los primeros que contactó con Van Persie y su agente para hacerle llegar que lo mejor para su futuro es que jugara en el Sánchez Pizjuán.

A favor de los hispalenses estaba que el propio jugador ya había declarado sus simpatías para jugar en la Liga. “Es la mejor para desarrollar mis cualidades”, confesó en una entrevista. Por ello, tras una reunión en Amsterdam logró cerrar un acuerdo verbal para que Van Persie fichara por el Sevilla. Monchi quedó entonces a expensas de que el agente del jugador le llamara para formalizar en un contrato todo lo hablado y firmar el acuerdo.

Van Persie ArsenalSin embargo, pasaron los días y la llamada de Van Persie y su agente no le llegó a Monchi. Consciente de que lo más probable es que ésto se debiera a que un club grande de Europa se había interpuesto en el camino con una oferta irrechazable, el Sevilla emitió un comunicado anunciando que rompía las negociaciones. Ya se sabe, es mejor decir que tú has rechazado a un jugador que viceversa.

“El Sevilla F.C. ha decidido romper las negociaciones llevadas a cabo con el Feyenoord holandés y con los representantes de Robin Van Persie, extremo zurdo cuya ficha pertenece al club de Rotterdam, en vista de que las gestiones llevadas a cabo por el club no han dado el fruto apetecido. El director deportivo del Sevilla, Ramón Rodríguez, Monchi, desplazado a Holanda para sumarse a los representantes del Sevilla que iniciaron los contactos, mantuvo conversaciones tanto con los agentes del jugador como con representantes del Feyenoord sin que haya sido posible alcanzar un acuerdo satisfactorio para los intereses sevillistas. Así las cosas, el Sevilla FC, que no desea ser usado como gancho en posteriores negociaciones del Feyenoord con otros clubes interesados en el jugador, ha decidido retirar su oferta por Van Persie”, rezaba el comunicado de los hispalenses.

El Sevilla no se equivocaba. Efectivamente, había otro club que se interpuso en las negociaciones: el Arsenal. Además de ofrecerle una mejor oferta económica, los gunners también le daban la posibilidad a Van Persie de jugar en un equipo que aquella temporada acabó la campaña invicto como campeón de la Premier League. Por si ésto no fuera poco, el Arsenal era uno de los equipos favoritos en la infancia de Van Persie, por lo que el holandés puso rumbo a Londres y no a Sevilla.

Curiosamente, allí podía haber coincidido con Sergio Ramos, que entonces militaba en el Sevilla y que, probablemente, será el futbolista que le marque en el España – Holanda con el que dará inicio el Mundial.

Análisis del sorteo de la Champions League y la Europa League

marzo 21, 2014 Deja un comentario

Barça – Atlético y Madrid - Dormund

Este viernes se ha celebrado el sorteo de los cuartos de final tanto de la Champions League como de la Europa League. Por ello, desde La Medialuna vamos a analizar las eliminatorias. Comenzamos con los emparejamientos de la Liga de Campeones:

-FC Barcelona -Atlético de Madrid:

Esta eliminatoria ha sido, posiblemente, el gran bombazo que ha dejado el sorteo. De entrada podría decirse que el primer ganador de este doble enfrentamiento es el Real Madrid, ya que verá como sus dos grandes adversarios por el título de Liga se desgastan mucho en esta eliminatoria y además el que pierda puede quedar muy tocado.

El Real Madrid – Barça de este domingo también puede ser clave en este enfrentamiento, ya que si los culés pierden prácticamente se jugarían toda la temporada a una carta: la Champions.

Si bien el Barcelona ganó la Supercopa al Atleti, esta temporada no han sido capaces de ganar a los rojiblancos ya que todos sus enfrentamientos acabaron en empate. La historia dice que desde 2007 todo aquel que eliminó al Barça de la Champions acabó llegando a la final y de ellos sólo el Liverpool fue el que acabó el torneo como subcampeón.

El Atlético de Madrid parte con la ventaja de que sabe que es ganar una competición europea dejando en el camino a un equipo patrio, puesto que en su conquista de la EuropaLeague tanto en 2010 como en 2012 dejó en ambas al Valencia en la cuneta en semis. Nunca ha habido un Atleti-Barça en Europa.

-Real Madrid – Borussia Dortmund:

El Real Madrid tendrá la ocasión de tomarse la revancha con el equipo que fue su gran bestia negra en la última Liga de Campeones: el Borussia Dortmund. Los madridistas sólo fueron capaces de ganar a los alemanes uno de los cuatro enfrentamientos que tuvieron contra ellos la pasada campaña y los hombres de Jurgen Klopp les apearon de la final de Wembley.

Sin embargo, este Dortmund dista mucho del que asombró a Europa la pasada campaña. Para empezar porque cuenta con muchas bajas. Para el partido de ida en el Bernabéu no contará con siete de los titulares con los que goleó la pasada campaña en la ida de las semifinales. Gundogan, Bender, Blaszcykowski,Subotic y Schmelzer está lesionados; Lewandowski está sancionado y Götze fue vendido al Bayern. Sí podrán contar con Sahin, que pese a estar cedido por el Madrid podrá disputar el encuentro.

La gran baza para el Dortmund es que la vuelta es en Alemania y el Real Madrid nunca ha ganado al Borussia en su casa. Eso sí, la última vez que ambos equipos se enfrentaron en una eliminatoria de Champions con la ida en España y la vuelta en Alemania fue en las semis de 1998, pasaron los blancos que posteriormente acabarían ganando la ansiada séptima Copa de Europa.

– PSG – Chelsea:

Junto al Barcelona – Atlético es la otra eliminatoria más igualada de los cuartos de final. A priori, el buen estado de forma de los Zlatan Ibrahimovic y compañía le da al PSG un ligero favoritismo. Un papel que seguro que le encatanrá a Jose Mourinho, que utilizará ésto para quitar presión a sus jugadores.

Además, el conjunto francés le trae buenos recuerdos al luso, ya que debutó con el Chelsea en la Champions League con un 0-3 al PSG en 2004 en la primera jornada de la fase de grupos. En Stamford Bridge el partido acabó 0-0.

El que la vuelta se juegue en Inglaterra hace que se igualen un poco más las fuerzas.

-Manchester United – Bayern de Múnich:

Por historia y nombre debería ser la eliminatoria más atractiva e igualada. Sin embargo, el momento en el que llegan ambos hace preveer todo lo contrario. El United pasó por los pelos contra el Olympiacos mientras que el Bayern arrasa allá por donde pasa, por lo que todo lo que no sea un triunfo alemán será una sorpresa con mayúsculas.

Además, la vuelta será en Alemania, lo que hace que los hombres de Pep sean aún más favoritos. En los dos últimos enfrentamientos entre ambos en los cuartos de final en la Champions, 2001 y 2010, se impuso el Bayern. Los germanos en sendas ocasiones, además, lograron llegar a la final del torneo tras eliminar al United.

Sin embargo, una de las mayores gestas del Manchester United en la Champions fue precisamente cuando ganaron al Bayern la final de la edición de 1999 cuando los germanos ya se veían levantando la copa.

SORTEO EUROPA LEAGUE

Los españoles decidirán en casa

-Oporto – Sevilla:

La eliminatoria se presenta, a priori, igualadísima. Por ello, el hecho de que la vuelta se dispute en el Sánchez Pizjuán le puede dar ligera ventaja al Sevilla. Una de las curiosidades de la eliminatoria es ver qué cara presenta el Oporto. Los lusos parecen en la Europa League una especie de doctor Jekyll y Mister Hyde. Si bien contra el Eintracht de Frankfurt sufrieron de lo lindo para asegurar su pase en octavos, contra el Napoli mostraron su mejor cara, especialmente en la ida.

Además, los lusos ya saben lo que es eliminar al Sevilla de la Europa League, lo hicieron en los 16avos de final en 2011. El Oporto ganó 1-2 en el Sánchez Pizjuán y el Sevilla 0-1 en Do Dragao. Aquel año los lusos ganaron el torneo. Además, para el Oporto Sevilla les trae grandes recuerdos, ya que ganaron allí la UEFA de 2003.

-Basilea – Valencia:

Eliminatoria más igualada de lo que se pueda esperar sobre el papel. El Valencia parte como favorito pero no se puede confiar de un equipo que el año pasado fue finalista de esta competición y que este año ha ganado los dos partidos en Champions al Chelsea.

Precisamente suizos y españoles se vieron las caras en la máxima competición continental en la fase de grupos de la temporada 02-03. El Valencia ganó 6-2 en Mestalla y empató a dos en Suiza. Además, los valencianistas ya eliminaron al Basilea de la Copa de Ferias de temporada 65-66.

– Olympique de Lyon – Juventus:

Todo lo que no sea un triunfo de la Juventus será un sorpresón.  El Lyon está de capa caída y a la Juve le motiva que la final sea en su estadio. Además, la vuelta se juega en Italia. Nunca se han visto las caras en Europa.

– AZ – Benfica:

Caso similar a la anterior eliminatoria. Todo lo que no sea un triunfo del Benfica será un sorpresón.Los lusos son el actual subcampeón de la competición y juegan la vuelta en Lisboa. Los holandeses ganaron por la mínima al Anzhi en octavos y los lusos dejaron fuera a un coco como el Tottenham. Nunca se han visto las caras en Europa.

El día que Simeone deseó fichar por el Real Madrid

octubre 8, 2012 Deja un comentario

Hablar de Diego Pablo Simeone es hacerlo de alguien que es santo y seña del Atlético de Madrid. Uno de los pocos que pueden presumir de haber podido ganar títulos en la ribera del Manzanares tanto como jugador como entrenador. Por ello, en el Vicente Calderón le tienen en el mayor de los altares. Lo que pocos ‘colchoneros’ recuerdan es que hubo un tiempo en el que el único sueño del ‘Cholo’ era…¡jugar en el Real Madrid!
Corría la temporada 93/94 y por aquel entonces Simeone jugaba en el Sevilla. En aquella época el Real Madrid era un gigante con pies de barro que andaba desquiciado porque no sabía de qué manera derrocar al ‘Dream Team’ de Johan Cruyff de lo más alto. Por ello, no hacía más que fichar jugadores sin ton ni son para intentar lograr su objetivo.
Planificando la temporada 94/95 el conjunto blanco se fijó en Simeone para su centro del campo. La prensa de entonces contaba que los ‘merengues’ querían que el albiceleste se convirtiera en su nuevo Uli Stielike. Alguien que dejara huella y carácter en el medio. Cuando tantearon el fichaje tuvieron, como rezan los chistes más populares, dos noticias: una buena y otra mala.

Esta última era que el Sevilla pedía 600 millones de pesetas (algo más de tres millones de euros) más dos jugadores por su futbolista. La buena era que Simeone cuando se enteró del interés estaba como loco por recalar en el Santiago Bernabéu. “Si me fuera de Sevilla sólo me iría al Real Madrid”, indicó el ‘Cholo’ el 15 de abril de 1994.
Sin embargo, finalmente los deseos del argentino no se cumplieron. Desde Chamartín dejaron de estar interesados en el jugador en el momento en el que Jorge Valdano, entonces en el Tenerife pero que tenía un contrato para entrenar al Real Madrid la temporada 94/95, señaló que prefería fichar para su proyecto a Fernando Redondo, tal y como sucedió.
Finalmente Simeone en el verano de 1994 si que acabó en Madrid, pero no en el Bernabéu si no en el Vicente Calderón, donde comenzó con el ‘Atléti’ un largo idilio que perdura hasta hoy aunque pocos recuerden que antes el ‘Cholo’ se había dejado querer por el eterno rival.
Categorías:Fútbol, Uncategorized Etiquetas: , ,

Una pesadilla llamada CSKA

marzo 12, 2012 Deja un comentario

Edición del jueves 05 de noviembre de 1992 - Página 1

El Real Madrid se juega esta semana su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones en el Santiago Bernabéu contra el CSKA de Moscú. El empate a uno cosechado en la ida hace que el equipo de José Mourinho afronte con optimismo la vuelta. Sin embargo, no se debería de fiar y convendría que echara una mirada atrás para que no repitiera los errores que tuvieron tanto Barcelona como Sevilla en la máxima competición continental cuando, tras empatar en Moscú, cayeron eliminados cuando supuestamente lo tenían todo a favor en casa.

El caso más lejano, pero a la vez también el más llamativo, fue el del Barcelona de la temporada 92/93. Aquel equipo dirigido por Johan Cruyff la anterior campaña había logrado terminar con el gafe que perseguía al conjunto azulgrana en la Copa de Europa levantando al fin la ansiada ‘orejona’ tras ganar en Wembley a la Sampdoria con un increíble zapatazo de Ronald Koeman. Además, los culés practicaban un fútbol de tan alto nivel que ya habían sido bautizados como el “Dream Team”.

En la temporada que les tocaba defender el título en la primera ronda, ya que en el formato era distinto al actual: primero eliminatorias y luego liguilla, se tuvieron que ver las caras con el Viking noruego. Pese al poco nombre de los nórdicos la eliminatoria se resolvió con un escueto 1-0 para el Barça. En la siguiente eliminatoria el conjunto que le tocó en suerte a los catalanes fue el CSKA de Moscú, una escuadra que fue más temida por el gélido ambiente de su país que por sus condiciones futbolísticas.

Edición del jueves 05 de noviembre de 1992 - Página 2

Sin embargo, los moscovitas ya avisaron en Rusia de que no iban a ser una perita en dulce y al Barcelona le costó arañar un empate a uno, resultado que, por otra parte, fue considerado como muy positivo en Can Barça. Esto propició que el partido de vuelta se viviera con cierta relajación, quizás excesiva. Y es que Cruyff concentró al equipo en el Montanyá y el equipo se dedicó en las horas previas a jugar al golf. Además, Javier Clemente, entonces seleccionador de España, visitó a la expedición blaugrana para entrevistarse con algunos internacionales.

Llegó el partido y las cosas comenzaron mejor de lo pensado: a los 31minutos el equipo ya ganaba 2-0 gracias a los goles de Nadal y Beguiristáin. Se esperaba una noche plácida y una goleada de las que hacen época. Sin embargo, sucedió todo lo contrario. El CSKA comenzó a chafar la fiesta metiéndose de nuevo en la eliminatoria con un gol antes del descanso. Ya en la segunda mitad, los rusos lograron lo que en un principio parecía imposible: remontarle un 2-0 al  campeón de Europa en su estadio. Desde entonces el cuatro de noviembre de 1992 ya ha quedado grabado como una de las noches más negras en la historia del club.

Algo similar le ocurrió al Sevilla en la temporada 09/10. Los hispalenses tenían habían adquirido cierto renombre en Europa tras conseguir la hazaña de ganar la UEFA durante dos años seguidos (2007 y 2008). En 2009 sólo la mala fortuna en los penalties evitó que accedieran a los cuartos de final. Por ello, en la edición de 2010 tenían más ganas que nunca de dejar su impronta en la máxima competición continental.

Comenzaron con buen pie, pues en la liguilla previa a los octavos de final acabaron primeros de grupo, lo que les dio la ventaja del factor campo en las eliminatorias por el título. En éstas su rival fue el CSKA.  Una suerte bien recibida por los sevillanos que, como ya hiciera el Barcelona, sólo veía en los moscovitas la dificultad del tiempo de Rusia, ya que el parón invernal que se produce en la liga rusa, en un principio, les beneficiaba.

En la ida, las cosas no les salieron mal a los sevillistas, pues cosecharon un empate a uno a Moscú. Las cosas cambiaron en la vuelta, donde el Sánchez Pizjuán ya se veía llevando a su equipo a los cuartos de final. No fue así. El CSKA se adelantó en el marcador, pero el Sevilla logró devolver las tablas al luminoso. Parecía que una vez conseguido el empate el 2-1 no tardaría en llegar, pero, en una nefasta noche de Andrés Palop, el CSKA aprovechó un error del portero para hacer el 1-2 y dar una nueva golpe a un equipo español. El Madrid ya está avisado…